Dorado

marzo 1st, 2010

Yo te conoci cuando la luna era redonda, el mar era calma y la noche era pura. Como si nuestro comienzo hubiera estado planeado por las estrellas fugaces que rayaban el cielo, como tiza a una pizarra negra. Y me senti comoda en tus brazos, con mas asiento que la arena y sin ningun testigo mas que las palmeras. Para mi desde ese dia y hasta el final de los tiempos seras mi pez dorado. El unico que nado conmigo contra la corriente, con el que sembre sueños en la orilla, el que me dio besos constantes y precisos como olas que chocan en las piedras.

Y yo supe que te irias algun dia. Como si el mar te llamara y tu irremediablemente regresaras con el. Yo disfrute de tus manos, tus besos y tus pestañas, te conoci como se conocen los peces transparentes. Mas el adios estaba en incluido en la despedida. Los besos tenian limite, los abrazos fecha de caducidad y el amor que iba a nacer como sandias rosadas, se quedo dormido.

Yo me voy a ir, te dije una noche. Y nunca le habia dicho adios a un pez dorado, ni siquiera sabia que tenia uno. Quisiera otra noche como la primera, quisiera repetir todo nuestro tiempo, que esta vez no tuvieramos ninguna reserva, que dejarmos de tomar previsiones para nuestros corazones previamente rotos. Mas no hay segundas oportunidades y aunque no sirva de nada escribirte en la arena lo hago, te quiero mi pez, aunque ya no sea importante; lo ha lavado el mar…


5 Responses to “Dorado”

  1. Amorexia. on marzo 1, 2010 11:05 PM

    cuanto olvido!!
    la melancolia me duele como un frio en el estomago… yo también he dejado huellas en la arena…

    Deshora.

  2. WOLVERINE on marzo 2, 2010 12:31 PM

    Amiga como siempre es un verdadero placer llegar a este blog y leer algo bueno, creo que todos vamos dejando nuestras huellas en la arena del tiempo…

    Salu2 de WOLVERINE.

  3. SAMADHI on marzo 2, 2010 6:27 PM

    las huellas se quedaron en el corazon, mas no en la arena. Bonito post, triste pero bonito.

  4. andrés on marzo 3, 2010 9:27 AM

    Justamente ayer tenia una conversacion parecida a esta, en el sentido de darle oportunidad al corazon previamente roto, xq es inevitable que no lo este, que no lo vuelva a estar sin embargo como buen coraon no puede darse por vencido, necesita sentir y arriesgar de nuevo si entonces para que latir.

    Lo mejor de todo, al final de la conversacion filosofica me regalaron una sandia!! 🙂

    Un beso Chayo

  5. KagosaVampire on marzo 3, 2010 9:40 PM

    En una canción jim morrison dice que cuando morimos lo único que hacemos es “re-vivir” los momentos felices, los momentos que nos llenaron y que eso es el paraíso. Creo además que por eso sufrimos acá, para que cuando nos llegue la hora podamos apreciar lo bueno y disfrutarlo en otro lado…

    Yo solo pediría poder oler su olor cuando yo quiera…

    En fin…

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply

Name

Email

Web

Speak your mind

    Archivos