El 10

julio 16th, 2010


Lo bueno siempre dura un poco menos que la determinación de luchar. Es como si abandonara la carrera antes de llegar; la pared de logro apenas si exhibe unos recortes viejos y manchados del día con el que puede vivir el resto de sus días. Quizas nadie en el mundo lo recuerde, mas hace algunos años salio en el periodico. No en primera plana, si no en la parte de abajo. El titular de aquella noticia, sera su epitafio, su historia favorita y la unica prueba de que casi lo logra.


Tenia unas medallas de latón, que hacian juego con el destartalado panorama del barrio. Estoy segura, que en aquellos tiempos era toda una promesa, alguna vez se comento su talento y se dijo que su juego era excepcional. Mas nunca encontro la forma de abrirse paso. Nada mas en el momento que dejaron de fluir las cosas, se decepciono, guardo el uniforme y se abrio paso entre la gente. Salio para nunca mas jugar, para unicamente recordar cuando casi lo hizo y admirar papeles viejos, pegados en una pared vacia. Aveces el destino le hace malas pasadas.

Porque siente que vuelve aquellos tiempos. Tiene el uniforme limpio, las rodillas descascaradas como mani y la sonrisa que da el talento. Fue un sueño; definitivamente lo que recuerda y guarda es basicamente su imaginación. Mientras fuma un cigarro, siempre en el umbral de la puerta ve pasar a otro chico como él lo fué. Va por la cera del frente, con la bola debajo del brazo. La suerte la lleva de camisa, lo dice el 10 en la espalda. Se saludan de lejos, como desconocidos amables que sin saberlo comparten la misma pasión. El chico es pecoso, altirucho y con la nariz pronunciada. Asi como él. No ha perdido una sola mancha, dice la madre del chico.


La soledad es simplemente, ausencia de conexión….


4 Responses to “El 10”

  1. Julio Córdoba on julio 16, 2010 3:49 PM

    Muy interesante, cuando vivimos en una gloria que ya no es y peor aún una gloria que nunca fue…

  2. KagosaVampire on julio 16, 2010 8:09 PM

    la vida nos hace para dnde le da gana…

    el diez es mi numero favorito

  3. Amorexia. on julio 18, 2010 2:09 AM

    somos tan breves…

    deshora.

  4. andrés on julio 19, 2010 7:50 PM

    Puede que la suerte de muchos de nosotros se resuma a un intento, una casi llegada, un monton de papelitos viejos pegados en la pared, un recuerdo que ni los nietos van a compartir – la vida es breve,un aliento nada mas

    un abrazo Chayotica

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply

Name

Email

Web

Speak your mind

    Archivos