Febrero

Enero 31st, 2011


Yo estoy aqui  bajo el mismo poste de luz. En estas noches oscuras que el viento regresa cansado y apenas sopla para quiatar las hojas secas de la calle. Ya no estas tu, ni tus promesas; solamente el poste, la calle ancha y el portoncillo de la casa. Me bajo del carro y por dios que intento no mirar los rayos de luz que hacen tan magnificas sombras del portón. Las mismas figuras de cuando hablabamos horas en el carro, cuando era tan tarde que ya era temprano. Podiamos escuchar musica o los carros pasar, era tan igual si tu voz estaba conmigo. No fue evidente hasta que no estuvo más.
Vuelven todas las estrellas en un suspiro, hace falta solo un descuido para verte ahi esperando por mi. Es febrero, si ya se que esas cosas no pasan, no a nosotros. En cambio he aprendido a sustituir, como si al final de todo fuera una cadena de eventos sin sentidos que se van uniendo como un rompecabezas de los faciles.
En la entrada de mi casa, han pasado tantos pseudo-romances que se pierden en la enredadera de amapola de la cerca. Con el carro estacionado y las ganas prontas, siempre he encontrado el motor para que las cosas no me importen. Y lo digo como un hecho y nunca como un deseo. Algunas veces vuelves, casi siempre en febrero. Y aquien le importa, vuelves porque yo te dejo regresar. Mientras voy buscando las llaves para abrir el portón, se apaga la luz. El cielo abre la boca para enseñarme todas las estrellas en un solo momento, el viento levanta mi enagua y el espiritu del jardin me roba un beso. Que increible historia para contarte pienso, sin saber que tu la estas escribiendo en algun lugar para mi.

  • Es Febrero… donde la locura del amor se desata por doquier…

  • me encanto la historia Mary- tiene tu sello y tu sensibilidad. Tus romances de jardin y de faldas que el viento no respeta.

    Muy bueno

    un beso grande

    Archivos