Vuelta

Julio 26th, 2011

Vueltas damos como el mismo mundo. Movimiento de amor, tus caderas con mis caderas. Brazos enredados y piernas muy cruzadas. El circulo cereza de tu boca. Nos vamos al cielo y llegamos a las estrellas, salimos y entramos, para salir y entrar mil veces. Como amantes de maratón, locos enamorados de las espirales de la lluvia que se estrellan en los charcos. Contra-parte sin ser contrarios necesariamente. Complemento de semicírculos para formar cuadrados con las puntas muy gastadas. Tu arriba y yo abajo, para que rodemos más a gusto por toda la cama. El en la izquierda y yo en la derecha. Circulo en movimiento, una llanta de bicicleta que rueda montaña abajo con velocidad casi a punto de salirse de la calle. Bajamos la velocidad un poco pero rodamos con más fuerza. Vamos tan rápido como un segundero, recorrimos el reloj sin pensarlo. Se puede morir el tiempo que no nos daríamos cuenta. Ya llevo dos minutos hablando, y ahora 10 segundo más. La racionalidad se queda botada, para que rodemos como naranjas que caen de un arbol mientras besan el pasto.
No se si si somos tan completos como un circulo perfecto, no me interesa caer en la trampa de pensar. Lo importante es rodar, como monedas de 5 por la calle. Estoy dando vueltas contigo como una cometa, como un neumático, como el mismo mundo que no se detiene. Por eso, no me gustan los corazones, porque no ruedan tan bien como los círculos. Los corazones son para detenerse, dos círculos enamorados que quedan mal formados. Por eso no nos enamoremos, nada más rodemos como caracoles arrastrados por la espuma. Tu abajo y yo arriba, tu a la derecha y yo a la izquierda, como el circulo que nos hemos convertido. Rodamos a gusto, como hamsters en celo corriendo en la jaula. He dado tantas vueltas para decírtelo, que se ha salido del barril. Nos vamos deteniendo, después de rodar como una bolincha. El mundo continua rodando, mientras volvemos a ser cuerpos separados. Se termina la inercia*, vuelve el tiempo y ya casi, tenemos que regresar.- Gracias por darme tantas vueltas, mi adorado semi-circulo.
*la inercia es la propiedad que tienen los cuerpos de permanecer en su estado de movimiento, mientras no se aplique sobre ellos alguna fuerza.
  • a veces tambien me pongo a pensar que dejarse caer cuesta abajo puede ser menos doloroso y definitivamente mas facil que ponerse a pensar tanto – tanto que pensamos y arrastramos y ponemos y aca como para ponerle orden a algo a lo que sencillamente podriamos dejarnos llevar.

    Un besote Chayo, exc post

    Archivos