Niño Hombre

febrero 21st, 2012
El amor se esfumaba como el cigarro a punto de morir en el cenicero. Nunca fumo por gusto, siempre era por esa necesidad de morirse un poquito, siete minutos dicen las revistas, cada vez que fuma. Esta tan perdido, aunque parezca un hombre no es más que un niño. Si alguien le pregunta razones, y su estado de sobriedad le permite mostrarse coherente dirá que la extraña y que la ama. Aunque eso sea tan solo la punta de un iceberg muy grande. Ahora no siente, ni ama. Solo destruye, porque no sabe que hacer con tanta tristeza. Ese nudo en la garganta le provocan ganas necias de llorar. Pero como los hombres no lloran, solo tragan guaro entonces se aguanta. Dice que esta enamorado justo ahora que no hay vuelta atrás. Claro no es la primera vez que le parten el corazón, por lo cual la manera más aceptada y única de lidiar con esa tristeza revuelta con nauseas es salir todas las noches. Porque quiere cambiarlo todo con buenas intensiones, borrar lo que paso para seguir así con ella. Como no puede arreglarlo, tan  solo lo empeora.
Ella no lo puede esperar por siempre. También esta cansada de falsas promesas y una cadena seguidilla de errores . Antes de lo que se imagina se va. Deja sus cosas en una caja y se marcha lejos. Era tan toxico y dañino que ya no podían ni respirar el mismo aire . No  es un final feliz, al menos no por el momento. Esta tan jodido que no puede salir aunque quiera. Entre las cosas que dejo atrás, están esos discos de regalo la navidad. Enciende otro cigarro y abre otra cerveza. Los discos, dice murmurando mientras lo que parecen ser pesadas lagrimas de sal corren por sus mejillas. Va a sobrevivir, yo se que si. Pero quizás mientras su ego se recupera y su corazón se sana, es un niño con cara de hombre.
  • Hombres que no tienen (o no quieren dar) lo que se ocupa en una relacion y luego se lamentan cuando acaba…

    Archivos