1+1=3

junio 4th, 2012
Cálmame los nervios, como si fueras te de manzanilla con menta. No necesito estos enredos mentales ni preguntas hipotéticas para entender que nos hemos metido en algo muy extraño. Porque sin pedir permiso ni opinión siquiera me siento absurda-mente atraída hacia ti. Yo que nunca creí en estas estupideces, que me he burlado miles de veces de las películas cursis y las flores cortadas en diademas envueltas en papel celofán. Yo la señorita grinch del romance, que tuvo una etiqueta para cualquier cosa, me he quedado sin post it. Nada más no se que paso, me enrede como suelen enredarse los ratones blancos de laboratorio con las boas hambrientas. Es un final tan vaticinado y tan predecible como un choque frontal de autos de carrera, mientras la energía viene y va, como olas de un mar salvaje.
Puedo decir miles de razones para ponerme las zapatillas y correr a toda velocidad de aquí. Y se que lo puedo hacer, aun perdidamente enamorada de vos, no tengo la cabeza solo para ponerme sombreros, aun pienso claramente. Pero prefiero quedarme otra noche, que igual cualquiera puede ser la ultima, claro hasta que llegue mediado de mes y tengas irremediablemente que irte. Todas las conversaciones,  las guardo sin querer en algún archivo que espero que se borre de tajo. Que no hay nada peor que intentar guardar memoria como si se tratara de un scrapbook. Es tan lindo, porque no va a durar más que un mes. Es tan intenso porque es improbable y es tan arriesgado porque estamos locos. No tenemos que explicarlo, aunque mis nervios parecen una montaña rusa y tu compañía una poderosa droga con fuertes contra indicaciones. Mientras nos besamos por horas -que tan ricos son tus besos- y solo pensamos con las hormonas; se me calman los nervios de inmediato. Por esta tarde no hay mañana, ni tiquete de avión, ni preguntas sin respuestas, ni relaciones pendientes. Esta tarde el único problema que tenemos es la pizza que vamos a ordenar o la película para alquilar. Todo es tan sencillo, como que uno y uno aveces son dos y otras son tres.
    Archivos