Abstracto

Junio 14th, 2012
Ningún cuadro nunca esta terminado. En medio de la noche se levanta,no necesita encender ninguna luz, camina en el laberintos de formas y sombras que cubre un manto de oscuridad la madrugada. Enciende la luz del estudio, sus pupilas se dilatan, toma el cuadro en sus manos. Con sus dedos llenos de pintura seca, buscando ese detalle que no lo deja dormir. El contorno no es tan fuerte como quisiera ni la sombre derecha tiene la misma altura de la izquiera. Nunca va a terminar ningun cuadro, es un inconforme con aires de perfeccionista. Entonces como un salvaje lo tira al piso y lo rompe en pedazos. Lo odia demasiado, no puede terminarlo. En realidad no puede terminar ninguno, se esconde en decir que es un pintor. Cuando en realidad es un impostor, un mentiroso. Porque no puede pintar, es evidente este hecho solo para el. Para todos los demás es arte. Arte abstracto.
Era fácil pintar cuando estaba ella con el. Cuando la musa lo abrazaba por la espalda y le daba un beso sin avisar. Si tan solo hubiera sabido, que sus trazos eran tan cortos. Que su tiempo estaba tan contado. Que sus pestañas no eran pinceles curvos, si no pestañas hermosas. Que en lugar de tocarla con las manos sucias llenas de pintura, se merecía manos limpias y un amante capaz de dormir toda la noche sin levantarse. Mejor que se fue, lastima que aun con la inspiración en sus labios y el cielo en la parte baja de la espalda. -Ningún cuadro esta terminado, ninguno dice mientras limpia sus pinceles con aguarrás a las tres de la mañana.
    Archivos