Pata de Rana

Junio 20th, 2012
Estoy tan cansada de tener el mundo en mis hombros. No soy fuerte, soy una pajilla que se dobla con verla. Pero tengo que olvidarlo y seguir. Voy taconeando por ahi, de una reunión a otra. Mientras intento mantener un poco más el equilibrio para que nada se caiga al suelo. Solo tengo que aguantar un poco, esperar a que llegue alguien a prestarme ayuda con el monton de cajas que se amontonan en mis manos, mientras con la punta del pie sostengo la puerta. Solo tengo que sonreir,  y hacerla creible porque ponerse a llorar es muy facil. Es algo de todos los dias, ponerme las pilas nuevas y luchar hasta caer agotada en la almohada. Y lo hago, aunque al final no signifique nada y sea solo otra hormiga cansada  del hormiguero. Lo hago, porque aunque te hayas llevado muchas cosas; la determinación no me la quitas ni con cloro ni con jabón azul. Yo voy a demostrarte que puedo hacerlo. Aunque me parta el lomo, y me toque tomar cada vez más responsabilidad paulatinamente. Es raro decirlo, pero lo más facil de luchar a brazo partido es demostrarte a vos, mi valor.  
No soy mujer para ti, pero siempre me conforme con poco. Bastaba que lo sintieras, para que yo lo dejara pasar. Ahora eso no me importa, tengo otras mariposas azules en la cabeza.  Pero por sobre todo, me esfuerzo y lo hago porque puedo y para muy pronto hacer lo que quiero.Ahorita nada más deseo sumergirme al fondo del mar y ver a los submarinos pasar. No tener zapatos ni tacones, unicamente patas de rana para nadar más rico. Nadar de arrecife a arrecife y llorar lagrimas dulces de felicidad. -Dios me esta probando-, digo cada vez que miro el salvapantallas con algun destino paradisiaco. Las palmeras me saludas, las olas hawaianas se abren y los delfines saltan formando un corazón. Sonrio, porque se que afuera de estas cuatro paredes grises, hay un mar inmenso casi o tanto como mi determinación de irme de San Jose  y vivir por siempre jamás en la orilla.

  • Volví por aquí y casi no puedo creerlo. Tuve que entrar “una maravillosa vez más” en tu blog B para cerciorarme de que, efectivamente, eres tú…pasó tanto tiempo…tanto como nos dos años. Todo ha cambiado tanto…pero mi blog, tu blog continúan y qué linda nostalgia al volver. No sé cómo seguirá todo, las letras siguen conmoviéndome aunque ya no sé a quién van dirigidas. Me encanta, cuídate mucho amiga. Un fuerte abrazo.

  • Siempre me encantan tus posts, pero hoy describiste justo cuál me siento… unas patas de rana quisiera yo.

    Archivos