A(mar)

Agosto 29th, 2012
Va cayendo todo,  como si se tratara de una gota de lluvia. Recorre su mejilla, resbala por su cuello, pasa corriendo por sus senos, descansa en su ombligo para bajar como un rio por sus piernas y llegar al mar que empieza en sus pies. Tantas gotas juntas forman un pequeño riachuelo que sale de sus ojos de agua. Se duerme, despierta y vuelve a sentir ese cuchillo en pecho. Tan adentro como una espina de limón tierna, porque al final del día le duele. Aunque sus lentes oscuros, sean muy oscuros y sus maquillaje a prueba de agua.  Me hace falta el muy hijueputa… dice en voz alta cuando esta sola.
Se guarda la nostalgia en el bolsillo mientras se despide sin decirlo. -Claro- se pensaban escribir a diario, sin embargo eso no sucede. El maratón de llamadas se vuelve absurdamente caro y en el skype casi nunca esta en verde. Nada más un día dejo de estar ahí y ella dejo de contarlo. No tuvo el valor de cortar con un cuchillo el hilo. Nada más soltaron los extremos y estaban muy lejos para notarlo. Entonces dejo de recordar su olor, sus abrazos, fue olvidando el tono de voz y hasta sus manos. Se fue borrando hasta hacerse algo genérico. El que se fue para Barcelona. Eso fue todo lo que quedo presente, el nombre de su rival.  Una ciudad pudo más que un par de tetas.
Asi como cuando deja de llover de a poquitos y se hace verano de golpe. Entonces aquellos ojos de agua, se secan. Vuelve a estar bien. No sabe en que momento sucede, nada más, un día dejo de doler. No hizo falta que un clavo sacara otro clavo, ni siquiera una despedida. Nada más, el que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta. Tanta lluvia existió para ahora contar por centenas los arcoiris. Tanta agua sirvió para lavar esa tristeza percudida que tenia en los antebrazos, para limpiar esa necesidad de estar con alguien. Ahora esta tan limpia, ya el exceso se había quitado y como suele pasar con las plantas después de recibir agua y sol suficiente, estaba creciendo. Nuevas ideas,  como flores en su cabeza. Talvez es porque ahora ella entiende eso de enamorarse de un lugar… desde hace meses esta pensando nada más en nadar en Bali para ser una sirena filipina…

    Archivos