Derecha

septiembre 26th, 2012

La mira aproximarse y lo sabe. Es una derecha con solo verla, la rema, la toma y  sale a la orilla. Un circulo que se repíte un millón de veces, lo dice nada más por si alguien necesita saber el número aproximado. Es increíble todos los colores que puede sentir con solo verla saludando. Aunque sabe que su debilidad esta justo en eso, por ser tan transparente como el agua de sal a medio día. Ella le gusta mover sus pestañas de espuma, barrer caracoles y jugar con hojas secas con sus dedos de corriente. Coquetearle mientras la perfección le dure. Ella es derecha y se desliza en toboganes de arcoiris, guardando atardeceres en su falda y perdiendo sandalias por diversión.
Hay días malos y días buenos. Pero de vez en cuando, después de varios días malos seguidos sin verle la pista quiere correr hasta Groenlandia, volverse una botella de plástico vacía destinada a navegar por el pacifico en una corriente tramposa que da mil vueltas para llegar a la misma orilla. Aunque lo piensa no lo dice, y muy pronto olvida la idea. Esta enamorado y mucho. Algunas veces se sienta en la arena a contar los sets. Pero no esta su derecha. Por eso cuando la encuentra, nada más tiene que entrar al agua y nadar con fuerza, correrla con locura y dejarla ir para ir por la siguiente. Algunas veces alguien le dice en que piensa y el sin inmutarse ni caer en cuenta de cuanto le gusta tan solo atina a responder: en mi derecha.
    Archivos