Motivo

enero 9th, 2013
Que no quede nada adentro de mi. Quiero diluirme con el mar, para  limpiarme con agua y sal; que se extinga para siempre cualquier chispa que no se haya resignado a ser ceniza. Si uno desea  estar lleno, pues yo deseo estar vacía. Para que no quede nada ni bueno ni malo. Cambiar desde la raíz y seguir siempre siendo esencialmente yo.
Tambien me gustaria que existiera la manera en la que no tuviera que soltarlo de las dos manos. Para siempre era mucho tiempo, pero tenia que tomar la desición y mantenerla, a como diera lugar. Me tentaba cambiar de opinión. pero si lo hacia tan solo un segundo se iban a formar pequeñas grietas en la pecera. Y antes de lo esperado, con el tiempo correcto y los segundos acumulados se iba a crear una duda tan grande. Que irremediablemente lo iba a extrañar, porque los sentimientos no se racionalizan. Por suerte el tiempo jugaba a mi favor y cada día borraba con sol las marcas de lasntintas de todo lo que alguna vez se escribimos, con tiza en la acera. Muy pronto la sustitución logica de presente por pasado se dio de forma natural. Antes de lo esperado el agua que entro como un rio al mar, salio por los conductos lagrimales, gota por gota. Se quedo sola, se quedo desnuda, se quedo sin agua de sal por dentro. Se quedo vacia, se quedo sin miedo, se quedo limpia: feliz de que valiera la pena soltar la orilla y nadar mar adentro. Aveces mira atrás sabiendo que siempre tendrán una sucesión de noches de verano en donde dormidos en su hamaca hicieron planes contando estrellas fugaces. Se perdona haber sido crédula y algunas veces mientras nada en la misma oscuridad, se perdona recordar el sentimiento porque le deja esa sonrisa en los labios. Tan bello que es el amor cuando esta nuevo y limpio, murmura debajo de alguna constelación la está esperando el motivo por el cual no se cumplieron nunca las promesas de la hamaca. El motivo que hace que todo valga la pena… al menos por el momento.

    Archivos