Almohadon

Marzo 25th, 2013
Este no es el final. Es el comienzo. Yo prometo no soltarte de la mano, ni aunque nos encontremos mil postes de luz seguido. Se que no es la primera vez que te prometo algo, algunas veces no he cumplido y otras lo he olvidado por completo. Pero tu entiendes, que prometo con la intensión de cumplirlo a cabalidad. Porque quiero tantas cosas contigo, que mi lengua no hace caso a mis posibilidades. Porque cuando miro las estrellas, quiero oir tu voz hablando de constelaciones. Por eso, caigo en prometerte mil cosas, absurdas o posibles, cualquier cosa. Y tu que entiendes, tu que me miras con visión de rayos x. Que me desarmas como un rompecabezas de los fáciles y sabes que lo nuestro no es consumirnos como fuego, si no durar como cuando uno cocina frijoles sin tener prisa.

Yo se que te quiero, mucho. Pero no se para que. Para que te dibujo mil promesas, te miento si me conviene y te digo la verdad a medias si hace que te quedes. Tu cuerpo un mi almohadón. Tu piel es de agua y tengo tanta sed, que te tomaria de un solo sorbo. Quedate aunque no sea tan sincero mi amor, aunque tenga anclas por abrazos y sal en la punta de las venas. Quedate aunque tenga miedo de que me dejes de querer.  Dejame cerrarte los ojos a besos, jurarte amor debajo de las estrellas, morderte la boca como una fresa madura y dormir contigo hasta que nos despierte el sol. Ella sabe entender mis lagunas mentales, mis mentiras de niño y mi mala memoria. Nos entendemos tan bien, una pareja normal de almohadones…

No sere una mujer perfecta de las que volteas al ver pasar 
no sere alta y maravillosa pero se lo que puedo hacer 
no sabre andar como una princesa ni vivir como en alta sociedad 
y no se engañar a tu corazon pero se que te puedo hacer 
feliz… Julieta V.

    Archivos