deriva continental

Marzo 13th, 2013

Nos estamos moviendo, como si fueramos los muebles de la sala. No se nota a simple vista, si apenas son un par de centrimetros en las noches. Tantas noches seguidas han logrado que dormir abrazados sea apenas un recuerdo. Claro las cosas cambian, todo se pasa de lugar. El amor a la rutina, la pasión a la seguridad y el corazón al cerebro.

Del amor que era tan intenso y nos hacia cerrar los ojos agotados despues de hacer el amor por horas, ahora si queda lo suficiente para que me hagas el favor de apagar la luz y de no comer galletas en la cama si no la vas a sacudir después. Entonces poco a poco, de milesima en milesima me doy cuenta que asi es la vida misma en la zona de confort. Todo me parece familiar, no es lo mejor del mundo, pero al menos es seguro. Ya deje de perseguir palomas y no recito poemas. No hace falta mucho esfuerzo, todo fluye en la dinamica de relación, se mantiene todo como si tuviera doble nudito. Nos estamos moviendo y al parecer vamos al mismo lugar. Esta noche me canse de su lejanía y despues de lavar los trastes le he pedido un abrazo de oso. Siempre será más fácil irse, que quedarse e intentar.

    Archivos