Mai Tai

Julio 3rd, 2013

Abril no ha sido más que una sucesión de días. Apiñados en orden cronológico, con el mismo desdén de ladrillos cuadrados. Mientras los retazos de tela se amontonan en el suelo, abril parece más una niña jugando con una tijera que un mes a punto  de morirse. No queda nada entero, como una galleta soda quebrada. Pero ya te dije la formula secreta; tu preocupate por el ron claro que no faltará el triple sec. Esta noche pondremos lagrimas de lima mezcada con sirope de orgeat para sonreir como brutos. Mientras la granadina nos da un beso certero, una cereza nos dirá lo que queremos oír. Nos sirven dos mai tai y un atardecer muere en el horizonte. Brindo por que algun día me tengo que perdonar haber sido tan cobarde, querer ser tan fría como un cubito y haberte dejado ir tan fácil. Amor perdamonos en el encanto del ron y de una conversación que solo los borrachos entienden. Brindemos porque no nos conocimos de verdad y aun asi nos quisimos.

Anda mi amor, que abril ha sido cualquier cosa. Fuimos felices e ingenuos, como tiene que ser. Perseguimos elefantes y mariposas morphos por igual. Que importa si vamos sin frenos o si la luna no es más que una bola de queso. Al menos yo me entregue y fui sincera. Anda mi amor no pienses de más . No soy un robot, me duele que te vayas. No soy un mueble, pues claro que te voy a extrañar. Nunca te pedi que te quedarás, porque se que no hay más que una tarde de mai tai para nosotros. Porque se apilan los días en un abril que se extiende varios meses. Todos los dias son iguales, voy al mismo lugar a ver morir atardeceres y con la cantidad correcta de ron blanco a escribirte todo lo que te quise decir y nunca te dije.

    Archivos