Ambición

julio 14th, 2014

Estoy en el fondo. Para que escribo que te amo en los vidrios empañados. Hace días que no te veo, ni siquiera de lejos. Las cosas siguen saliendo sin control. No temas, esto será un caos, no hay manera de evitarlo. Es un fracaso anunciado, un remolino que da miles de vueltas hasta consumirse por completo, como aquel perro que se murde la cola. Cuanto tiempo espere una chispa, una complicidad tuya, algo más que silencio que se pega como esta niebla al muelle. Herrumbre soy. Antes de ti, era de carne.

ccede1e095_d3982e489dd_5be0d-post

Botella

Esta ambición de hacerte tan feliz, es tan ambigua y desteñida como cualquier trapo usado. No puedo estar contigo viendo las olas pasar. Yo tengo que ahogarme en el egoísmo de tenerte conmigo y solo conmigo. Quizás no somos tan idénticos como creímos, somos dos extraños que no se conocen nada. Adiós, por cada perla perdida en las piedras. Te busco como un loco, pero ya no estas ni debajo de mis uñas, te amo en esta oscuridad que llega apenas se muere el sol. En medio del aguacero, a punto de morir de fiebre te prometo que si salgo de esta, voy a ir a buscarte. No me importa las consecuencias, voy a ir por ti. No me importa si han pasado dos días o mil años. Solo para que me desprecies una vez más, solo para que respondas con indiferencia. Solo para que esta ambición vuelta demonio, me de la estocada final en el borde de la cabeza. Fue un accidente, se ha resbalado borracho.

    Archivos