Del Mar

enero 12th, 2015

844742d573984143bd2f788fcde3f2deEntre las muchas tareas inconclusas, que se quedaron atrás, esta nuestra  casa. Falto pintar las palmeras con cal y hacer cercas de amapolas para que sonrían las lapas rojas. Me falto tu ayuda y sin quererlo encontramos muchas excusas para que la brocha no tocara la cal y la pala no sembrara ni una sola estaca.

Algunas veces cuando el calor era insoportable y la brisa bailaba con la hojas de los almendros viejos; acostados como chicos en tu hamaca. Decíamos en voz alta, lo que rondaba en nuestra cabeza. Era dicifil por no decir imposible, imaginarme lejos alguna vez de tus abrazos,  saliendo del tubo de tus manos, dejar  las olas de tu respiración.  Eso de estar cómodos, pero sin seguridad de estar enamorados.

Soñe palmeras blancas, arreglar la cerca de madera, cambiar las bisagras oxidadas y quedarnos juntos en la hamaca, al final es ese era el fin.  No me importaba en lo mas mínimo si era cal o si sobrante de pintura, era solo medir si esto era parte de la efervescencia de tus deseos o del clima tan cálido de marzo que nos tenía en una nube de corazones y fruta tierna. Yo solía hablarte mucho, porque no me gustaba el silencio que siempre tenias en los labios. Aveces parecía que hablaba mas el mar que vos. Al menos entre las muchas cosas inconclusas, que se quedaron atrás en la casa de la playa fue esa tristeza salada de hablar con el mar a escondidas, para no volverme loca.

Extraño algunas veces al mar más que a vos. Para serte sincera.  Al menos cuando esta llenando la brisa corre traviesa por la ventana. Bramando, gritando, interrumpiendo y levantando, como un animal grande que saluda.

Entonces me levanto de la hamaca, descalza, harta de extrañarte, harta de las tareas inconclusas, de este amor salado que se pudre de tristeza como una platanilla en febrero. De las miles de excusas para que las palmeras estén desnudas y la cerca de amapola seca. Yo soy de agua de sal y no puedo renunciar al mar. Algunos días de marzo, con suficiente calor y sol, lo siento mucho. Te estas perdiendo de este affair Fernando, la brisa de verano por el tráfico de lunes.


Comments are closed.

    Archivos