Mañana

enero 18th, 2016

3c6037234439c86e6a6e3345746c4644Suena el teléfono para romper el silencio profundo del amanecer. A estas alturas tengo claro que antes de la 5, no hay ninguna llamada buena. Las malas noticias son pájaros de mal agüero que se paran en los almendros y se cagan en los parabrisas de los carros. Antes de encender la luz y buscar las pantuflas escucho como hablas bajo y tranquilo, como sueles hacer cuando estas de verdad alterado. Tienes esa virtud tan increíble de dirigir el barco, aún este con la proa llena. Es una llamada terriblemente corta, sin que haya preguntas de tu parte. Nada más lo entiendes, como se entiende las cosas si se esta más dormido que despierto. Te sientas en la cama, a sabiendas que estoy tan despierta como tú. Me frotas la parte baja de la espalda, y me das un beso en el pelo. He pensado en mil escenarios distintos  antes de abrir los ojos. – Ya? pregunto sabiendo que no podía ser otra cosa.

Te abrazo con fuerza, antes de levantarme de la cama, sin querer empiezo a llorar, porque apenas si puedo empezar a entender todo lo que ha cambiado nuestro mundo. No recuerdo como llegamos al hospital, pero justo antes de que el reloj llegará a las 5:39am no había nada que hacer… de verdad nada. Se había ido.

 


Comments are closed.

    Archivos