Recortes

noviembre 14th, 2012
Yo me sali de las lineas. Se me borraron muy fácil, como la tinta se pega a los dedos. Entonces corte la tela, sin seguir lineas ni indicaciones. No podia equivocarme y lo hice. No habian segundas oportunidades en el kit de costura. Yo no pense en cuidarme los dedos, para que quiero un dedal. Pense entonces, sin saber que algún día tendría que empezar de nuevo. -Más vale malo conocido, que bueno por conocer.
No sabia coser hasta que me vi en la necesidad de hacerlo. No quedo como esperaba. Los hilos salidos, las costuras a la mitad y los botones sueltos. Yo me sali de los patrones porque crei que no los necesitaba, que cualquier cosa podriamos superar. Porque supuse que la distancia  se lavaba con agua de jabón y que el tiempo no era más que un ovillo de hilo que podia esperarnos. Entre recortes de tiempos mejores y varios años de ser amigos, yo me entregue a ti, como una costurera a las telas.
Te ame mucho, esperando que las distancias se cortaran con cartas cortas, las excusas eran muy frecuentes y los besos casi siempre eran de despedida. Porque a mi el tiempo siempre se me iba muy despacio y muy rapido, como cuando uno cose en maquina. Te ame porque siempre me dejaste crear sin pensar en la funcionalidad de las cosas, porque tus ojos siempre encontraron mis ojos y cuando necesite aprobación, sin más que decir, me la diste como un paquete de tela nueva. Te ame porque teniamos gustos muy iguales y corazones que se entendían como viejos amigos. Porque esos brazos tan largos, para los que  cosí tantos abrigos y ese cuello tan hermoso para el que teji tantas bufandas, eran de mi modelo favorito. Y aun hoy, hace falta cerrar un poco los ojos para verte ahí lleno de alfileres y con lineas de tiza esperando costuras.
Yo solo puedo darte recortes, ya no hay tela que cortar. Los alfileres, botones y tizas estan guardados en la gaveta. El modelo esta con otra costurera y yo que no pense nunca en dejarte atrás, lo hago mientras bordo un hasta luego en mi almohada. 

A(mar)

agosto 29th, 2012
Va cayendo todo,  como si se tratara de una gota de lluvia. Recorre su mejilla, resbala por su cuello, pasa corriendo por sus senos, descansa en su ombligo para bajar como un rio por sus piernas y llegar al mar que empieza en sus pies. Tantas gotas juntas forman un pequeño riachuelo que sale de sus ojos de agua. Se duerme, despierta y vuelve a sentir ese cuchillo en pecho. Tan adentro como una espina de limón tierna, porque al final del día le duele. Aunque sus lentes oscuros, sean muy oscuros y sus maquillaje a prueba de agua.  Me hace falta el muy hijueputa… dice en voz alta cuando esta sola.
Se guarda la nostalgia en el bolsillo mientras se despide sin decirlo. -Claro- se pensaban escribir a diario, sin embargo eso no sucede. El maratón de llamadas se vuelve absurdamente caro y en el skype casi nunca esta en verde. Nada más un día dejo de estar ahí y ella dejo de contarlo. No tuvo el valor de cortar con un cuchillo el hilo. Nada más soltaron los extremos y estaban muy lejos para notarlo. Entonces dejo de recordar su olor, sus abrazos, fue olvidando el tono de voz y hasta sus manos. Se fue borrando hasta hacerse algo genérico. El que se fue para Barcelona. Eso fue todo lo que quedo presente, el nombre de su rival.  Una ciudad pudo más que un par de tetas.
Asi como cuando deja de llover de a poquitos y se hace verano de golpe. Entonces aquellos ojos de agua, se secan. Vuelve a estar bien. No sabe en que momento sucede, nada más, un día dejo de doler. No hizo falta que un clavo sacara otro clavo, ni siquiera una despedida. Nada más, el que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta. Tanta lluvia existió para ahora contar por centenas los arcoiris. Tanta agua sirvió para lavar esa tristeza percudida que tenia en los antebrazos, para limpiar esa necesidad de estar con alguien. Ahora esta tan limpia, ya el exceso se había quitado y como suele pasar con las plantas después de recibir agua y sol suficiente, estaba creciendo. Nuevas ideas,  como flores en su cabeza. Talvez es porque ahora ella entiende eso de enamorarse de un lugar… desde hace meses esta pensando nada más en nadar en Bali para ser una sirena filipina…

Del Bosque

junio 29th, 2012
Ella siente que algo le hace falta. Quizas unas vacaciones lejos de la bestia de concretos que escupe sus huesos cada vez que puede. Reserva un fin de semana, va sola porque es la única manera de pensar claro. Apenas deja las maletas en el living, sale con sus zapatos deportivos con la convicción de correr, caminar y descubrir ese bosque tropical lluvioso.
Camina por un senderito lleno de hojas secas por encima y húmedas  abajo que de alguna forman hacen un alfombra de bosque que se abre como un tapete enrollado cuesta abajo. Las madera de las gradas ha ido sediendo como una amapola podrida. Por eso, las baja con cuidado, al igual que baja las escaleras en una fiesta elegante si va con tacones. La humedad se ha comido la madera sana y tan solo han quedado laberintos de gusanos hambrientos. Tanta lluvia pudre, tanta tristeza también. La vegetación sube por los troncos de los arboles en enredadera, abrazandolos para comerselos de apoco. Ella es una flor de esas extrañas que caminan descalzas por el naciente de agua. Desde hace poco que aconstumbra correr, en cualquier caso eso piensa ella que hace, aunque su paso se vuelva lento en algunos tramos empinados.  Antes le gustaba correr por el asfalto, donde solo se escucharan los pasos sordos de la goma chocando con la superficie, eso era antes y no ahora.
Encontro el senderito de pura casualidad y es una metafora perfecta que dice todo lo que esta pasando. La naturaleza verde que revive con fuerza despues de botar arboles como si se tratara de fichas de domino. Los senderos vivos que se reusan a dejar de crecer, por eso en cuanto pueden tiran ramas, lianas y hojas tropicales. Las mariposas se posan en las espinas, solo para abrir sus alas azules. Es aquella naturaleza verde, que le sube por los tobillos como hormigas negras con sombreros de hojas, mejor que cualquier calmante. Debajo de las sombra de los arboles que llegan a las nubes y de los pajaros que bajan a saludar por amabilidad, camina por el senderito. No era el camino que tenia pensado, como le suelen pasar a todas las flores danzarinas que conozco. 
El verde la impregno como veneno mortal. No puede volver al cemento, no puede caminar otro sendero. No le gusta las personas, solo los arboles. No disfruta de las pantallas táctiles, prefiera ver una naciente de agua. Era tan solo una caminata, pero ella se enamoro y solo quiso seguir caminando… ahora era del bosque.

La reina del No-Sentimiento

diciembre 22nd, 2011
Tengo que admitirlo. Debajo de toda la cordialidad que he podido articular en todo este tiempo, debajo de este disfraz de normalidad, se encuentra un sentimiento de indiferencia abismal. Bruta y llana indiferencia. Estoy viviendo en un mundo completamente ajeno a mi realidad. Es que aveces me siento un ser diferente, que se ve igual a todos, pero no logra establecer ninguna conexión. Mi única suerte es ser inmune a todas esos patrones de comportamientos, tan extraños para mi. Nunca me ha conmovido un cachorrito ni he llorado viendo una película.Y no hablo de sentimientos, eso dista mucho. Hablo de conexión, creer que alguien más pueda sentir aunque sea la mitad. Si uno de todos los millones de seres fuera como yo. Pero esta indiferencia, tan fría, tan calculada y tan engañosa tan solo me ha hecho más soluble. Me puedo disolver en un montón de gente, al igual que los frescos de paquete Si se les agrega demasiada agua, pierden el sabor artificial de manzana verde y se vuelven agua dulce y disipada. Así me volví yo, después de querer encajar en este mundo ajeno, he perdido la esencia. Claro que aun puedo fingir y así ha transcurrido mucho tiempo. Fingiendo desde orgasmos hasta felicitaciones. Como nunca me nace hacerlo, me guió por ese maravilloso invento de la televisión y de leer toda la estructura social que rige inclusive poner la mesa. Es por esto que mi disfraz resulta acartonado, básico y simplón. Por eso, es que la gente no me recuerda mucho (definitivamente carezco del encanto natural de los sentimientos) o me consideran una chica  normal. Me gusta pensar en una definición  de normalidad que me pudiera incluir, aunque sea categóricamente falso.
Por eso cada vez que tengo que dar mi más sentido pésame o decirle alguna cosa a mi amante de turno. Creo que el disfraz se me pega a la piel con goma, ya no puedo dejar de ser cordial. Aunque en el fondo no se realice nunca la conexión. Me gusta observarlos y analizarlos, porque aun sin lograr sentir, quisiera hacerlo. Y eso algunas veces es suficiente para intentarlo.

Quepos

agosto 29th, 2010

Primero vamos saliendo de San Jose. Atras queda la avenida primera y el mercado de la Coca Cola. Pero eso si vamos como si fuera una procesión de Semana Santa. Para llegar a la Sabana vamos como una tortuga en primera. Lento va el trafico. Y entonces pasamos a velocidad de babosa el puente de la platina. Después empieza la pista. No vamos tan rapido, pero antes ibamos muy lento. Las casas, el pasto crecido, los anuncios gigantes, el peaje de 100 colones y el aeropuerto. Continua la calle. Aveces es de 1 carril otras de 2 y parece que en algunos tramos se hace un medio. Hay una desviación en Manolos. La tomás hasta llegar a la represa del Río Grande. Entonces el bus da millones de vueltas, entre precipicios y matas de café. Las curvas del aguacate se hacen eternas. El camino tiene una neblina de bufanda y ojos de gato de perlas.

Se llega a Atenas para continuar bajando. Los arboles, los ríos, los pájaros, las estrellas y la doble linea amarilla. Entonces es Orotina, y a la par del camino hay frutas. Mango, sandias y agua de pipa. Pasamos saltando rayuela sobre la linea del tren.
Antes de llegar a Caldera, nos desviamos de nuevo. Ahora todo es seco. El guanacaste, el roble de sabana y el guapinol son parte del paisaje. Entonces llegamos muy cerca del mar. Grandes distancias se recorren en la cresta de una ola. Como peces que se lleva la corriente. El mar continua cerca, y si vas con la ventana abierta es muy probable que te moje el reventar de una ola. Por algo se llama la costanera. Jaco y Parrita pasan rápido, como un suspiro.
Entonces llegamos. Es como si nunca nos hubieramos ido. Aunque llueva y se empañen las ventanas. Aunque haga sol y parezca un horno. Nada ha cambiado, la playa, el sol, la arena, los charcos, las hojas, las almendras huecas y las olas celestes. A mi me gusta quedarme con los recuerdos de las vacaciones, como si se tratara de una concha. Con los atardeceres como joyas y con las estrellas como deseos. A mi me gusta caminar descalza y contar caracoles. La felicidad es tan simple como un viaje y tan cerca como Quepos.

Yo ♥ Playa, las nubes, el camino, la espuma, el sol, la arena, las olas, los charcos, la lluvia…. ♥ Quepos! y ya quiere regresar el Proximo finde!!! 🙂

Felices

agosto 20th, 2010

Tu me lo prometiste. Me lo promestiste mil veces siempre bajo la luna, con las estrellas de cobijas y la eternidad de fondo. Como lo hacen en las peliculas, tomados de las manos y mirandose fijamente a los ojos. Incluyendo todas las posibles dimensiones existentes del amor. Yo te las intente dar, cada vez que pude. Yo entiendo, que va quedando la idea fija de ni siquiera podriamos sostener una conversación al día de hoy, aunque ayer durabamos todo febrero en una llamada de cumpleaños.

Todas nuestras noches con estrellas, las conversaciones con tus lunares o las confesiones antes de dormir, me parecen sin lugar a dudas el punto más alto de nuestro pseudointento de relación. Yo tenia tu amor de pendiente y tu mi corazón de llavero. Y aunque eran tiliches de latón plateado, era significativo, eso tenia que ser, porque tu amor lo use mucho tiempo. Se oxido el metal, se cayo la pintura, quedo plastico transparente y aun asi fue mi pendiente. Tu perdiste el juego de llaves apenas pudiste, mi corazón se quedo en la banca de un parque, para nunca más aparecer.
Hoy alguien, esta repitiendo esas mismas promesas genericas. Alguien susurra antes de dormir un te amo y traza sueños imaginarios en las nubes. Alguien no puede encontrar una mejor almohada que la otra espalda y besos más dulces ni con miel. Alguien promete sin saber por entero lo que significará cumplirlo. Alguien ama bajo la luna, exactamente igual como yo te ame a ti. Alguien hace rosas de servilleta para su amor mientras las mariposas lo alzan varios centimetros del piso. Como otra generalidad más, alguien ama asi.
Tenemos tantos vacios en la historia que queda incompleta, aburrida y mal contada. Parece mas una tragicomedia que una de romances. Al final y para desgracia de las princesas de los cuentos, tuvimos un impecable final feliz. Como tu me lo prometiste una vez. Felices. Yo sin ti y tu sin mi

Agosto

agosto 2nd, 2010


Hay en mi un orden ciclico, que va siendo como la rueda de una bicicleta. Parece más una serie repetida de televisión, donde todo el mundo sabe lo que va a pasar. Unicamente yo me sorprendo, no puedo creer que con tantas variables las cosas se repitan como un cassett del lado A al lado B. Ultimamente he estado distante, mas distante que de costumbre. No me he ido lejos, solo que paso más en las nubes. No me interesa, lo que antes me interesaba. Todo va siendo terriblemente igual. Y es el estres que me sube como pequeños lagartos por las piernas o el cansancio que me derrota cada día antes de las 10. No se si es que estoy agotada o si asi es el mundo real. Los obstaculos tapan las puertas de emergencia. Tengo que pasarle por encima a todo. Como un peldaño más. Porque tendré que buscar la chispa en mi y dejar de conformarme. Olvidar todo y empezar de nuevo.

Angelica tendra que romper este ciclo. Es lo unico que quiero. Pero hasta que no empiece a hacer las cosas diferentes, todos los días sentire lo mismo, haré lo mismo y hasta extrañare lo mismo. Se que siempre digo que quiero un cambio, más a la hora de implementarlo, fallo. No se como, no sé por donde y no se cuando exactamente. Pero lo voy a lograr. No me voy a quejar más. Quiero reciclar todas mis teorias, hacer cometas que se pierden con mi tristeza, navegar barcos de papel con mis recuerdos y sembrar flores con el estres que guardo. Limpiar el closet y solo dejar a mis verdaderos amigos. Reforzar mi corazón con titanio y recuperar lo que deje ir, porque no era apropiado. Quiero volver a soñar, volver a creer, volver a empezar, volver a equivocarme. Volver a ser yo. Quiero todo nuevo, no todo de nuevo. Voy a corregir todo lo que no me gusta, porque quiero ser feliz la mayoria del tiempo.
Este cumpleaños, me voy a regalar una nueva temporada… con todo lo que incluye empezar de nuevo! 🙂

El 10

julio 16th, 2010


Lo bueno siempre dura un poco menos que la determinación de luchar. Es como si abandonara la carrera antes de llegar; la pared de logro apenas si exhibe unos recortes viejos y manchados del día con el que puede vivir el resto de sus días. Quizas nadie en el mundo lo recuerde, mas hace algunos años salio en el periodico. No en primera plana, si no en la parte de abajo. El titular de aquella noticia, sera su epitafio, su historia favorita y la unica prueba de que casi lo logra.


Tenia unas medallas de latón, que hacian juego con el destartalado panorama del barrio. Estoy segura, que en aquellos tiempos era toda una promesa, alguna vez se comento su talento y se dijo que su juego era excepcional. Mas nunca encontro la forma de abrirse paso. Nada mas en el momento que dejaron de fluir las cosas, se decepciono, guardo el uniforme y se abrio paso entre la gente. Salio para nunca mas jugar, para unicamente recordar cuando casi lo hizo y admirar papeles viejos, pegados en una pared vacia. Aveces el destino le hace malas pasadas.

Porque siente que vuelve aquellos tiempos. Tiene el uniforme limpio, las rodillas descascaradas como mani y la sonrisa que da el talento. Fue un sueño; definitivamente lo que recuerda y guarda es basicamente su imaginación. Mientras fuma un cigarro, siempre en el umbral de la puerta ve pasar a otro chico como él lo fué. Va por la cera del frente, con la bola debajo del brazo. La suerte la lleva de camisa, lo dice el 10 en la espalda. Se saludan de lejos, como desconocidos amables que sin saberlo comparten la misma pasión. El chico es pecoso, altirucho y con la nariz pronunciada. Asi como él. No ha perdido una sola mancha, dice la madre del chico.


La soledad es simplemente, ausencia de conexión….

Premeditación

julio 7th, 2010

Te hace falta valor para decirlo. Aunque todo parezca terriblemente evidente. Se que ya no me quieres, se hace obvio con tu poca voluntad y por tu ausencia sostenida en el paisaje. Atrás quedaron las noches que me quedaba despierto solo para escuchar tu voz. Que importa si siempre has sido una egocéntrica, a mi me gustaba que fueras así. Porque me incluías como algún planeta cercano al sol. Uno permite tantas cosas tontas cuando se cree que se hacen por un bien mayor.
Venís a verme y ni siquiera alzas la mirada; apenas si lees el periódico, abres una coca cola de dieta y traes ensalada. Para que te demoras tanto en dejarme, aún no lo entiendo. Yo guardo silencio, como acostumbro hacer; porque se que todo esta arruinado. Ya ni siquieras sonríes, haces una mueca cordial de esas que pueden pasar por una sonrisa si se esta lo suficientemente desesperado. Hablas, como sueles hacerlo. Nuestra vida es una sucesión de pequeños eventos que si alguna vez se descuadran; lo ordenas de prisa. Lavas los platos sin pasión. Casi puedo apostar que dejas jabón en las copas.
Me vas a dejar, yo se que lo vas a hacer. No se cuantas cenas aburridas pedíamos soportar con solo buenas intensiones, promesas de eternidad y besos aburridos de despedida. Yo quiero decirte cuanto te quiero, mas para que decirlo si para esa no tienes respuesta. Eres tan cuadrada, tan errática, egocéntrica y absurdamente orgullosa. Mas yo no escogí quererte pero aquí estoy, sentado en la mesa solo para verte comer ensalada. Tan harto de ti y de tus promesas rotas. Todo esta saliendo bien, el cielo parece roto. La lluvia no me deja oírte y de seguro que nadie nos escucha . Suena el timbre. Hay alguien en la puerta, de nuevo toda mi premeditación se esfuma y yo como siempre, no quiero testigos.

Un final más

mayo 27th, 2010


El orden afecto el resultado de las cosas. Me enamore y como me gustaría que hubiera sido diferente. Lo dices con un suspiro de la misma manera que suspiran los panes dulces. En otro momento, hubiera ido contracorriente. Te pondría un millón de argumentos antes de que el café se enfriara y se que aun entonces continuarías pensando lo mismo. Hay personas que se conocen solo para continuar. No hay nada que quisiera más que quedarme contigo. Pero es imposible, pancito dulce. Te quiero y si las cosas no pueden ser como vos queres, no puedo pedirte que te quedes.

He pensando mucho en el día que te vayas, cuando no entres más por la puerta cuando el reloj marque las 7. Voy a tener que cocinar solo para mi, quedara la vajilla verde intacta. Y se que ya no te veré más; cuando abra los ojos, porque voy a extrañar verte en dormida en el sillón. Mas desde que te conocí, supe que me completabas. Como las nubes que calzas en un eterno abrazo.

He cambiado por ti en muchas cosas; así como el cielo cambia para ser acuarela naranja o quizás un óleo plateado dependiendo de la luz con que se mire. No te tenés que conformar con las cosas, por que esto fue apenas un boceto a lápiz. Hoy quiero mirar tus ojos aceituna cuando yo quiera, mas tu tienes la razón. Hay fuerzas mas grandes que el amor y uno cuando ama tiene que aceptarlo. Porque es lindo estar enamorado de ti. Lo único que no me gusta es nuestro final, porque a pesar de todo no lo comparto contigo. Mas esta vida da muchas vueltas y quizás si no te olvido, si te quedas un rato más conmigo, si miro detenidamente el cuadro de la sala, si guardo nuestras fotos y te escondo las pantuflas, se quede tu encanto dormido en el sillón. Te quiero

Estos días que corren mi amor
Es aquí que nos toco vivir
Enredados en los cables de Entel
De algún sueño vamos a salir
Como siempre vuelvo a ensayar
Y los pibes siempre están ahí
Hay un boomerang en la city mi amor
Todo vuelve como vos decís
Cada vez que pienso en vos
Fue amor, fue amor
FP

    Archivos