Control

Marzo 4th, 2013
Yo quiero tener el control. Dice el ego.
Quiero ser la dueña absoluta de tus labios. A mi no me interesa que le hables a todas las mujeres del mundo, claro soy una persona bastante racional le puedes escribir lo que quieras. Pero tus labios los quiero para mi. No creo que sea mucho pedir, que tus labios solo jueguen con lo míos. Y que todos los besos que te doy, sean suficientes. Si quieres más, puedo duplicar la cantidad cuando gustes.
Puedes irte todo el tiempo que quieras, pero a mi me dejas tus labios para estar tranquila. Claro, podes salir sin boca, recorrer el mundo mudo y hablar con señas. Y por supuesto disfrutalo mucho amor mío,  no soy nada celosa . He pensado incluso que puedo compartir tus labios, -no es cierto no lo he pensado. Pero aún así, siendo para mi no negociable eso de compartir, tengo que aguantarme. Hacerme la desentendida y confiar en que te quedes con mis labios sinceros. No quiero andar por ahi, buscando otros labios para comparaciones ni para travesuras. 
Pero se que no tengo el control, es miedo puro. Cada ladrón juzga por su condición y tengo miedo de que si pruebas otros labios te gusten más, como si fuera un nuevo sabor de helado. Prefiero tener valentía y dejar que uses tus labios con quien quieras. El control no es más una sabotaje de los baratos. Por eso, le doy libertad absoluta a tus labios y valentía a mi corazón, freno a mi ego y una palmada en la espalda a mi madurez. Creo por primera vez, que confiar es el camino correcto.

Motivo

Enero 9th, 2013
Que no quede nada adentro de mi. Quiero diluirme con el mar, para  limpiarme con agua y sal; que se extinga para siempre cualquier chispa que no se haya resignado a ser ceniza. Si uno desea  estar lleno, pues yo deseo estar vacía. Para que no quede nada ni bueno ni malo. Cambiar desde la raíz y seguir siempre siendo esencialmente yo.
Tambien me gustaria que existiera la manera en la que no tuviera que soltarlo de las dos manos. Para siempre era mucho tiempo, pero tenia que tomar la desición y mantenerla, a como diera lugar. Me tentaba cambiar de opinión. pero si lo hacia tan solo un segundo se iban a formar pequeñas grietas en la pecera. Y antes de lo esperado, con el tiempo correcto y los segundos acumulados se iba a crear una duda tan grande. Que irremediablemente lo iba a extrañar, porque los sentimientos no se racionalizan. Por suerte el tiempo jugaba a mi favor y cada día borraba con sol las marcas de lasntintas de todo lo que alguna vez se escribimos, con tiza en la acera. Muy pronto la sustitución logica de presente por pasado se dio de forma natural. Antes de lo esperado el agua que entro como un rio al mar, salio por los conductos lagrimales, gota por gota. Se quedo sola, se quedo desnuda, se quedo sin agua de sal por dentro. Se quedo vacia, se quedo sin miedo, se quedo limpia: feliz de que valiera la pena soltar la orilla y nadar mar adentro. Aveces mira atrás sabiendo que siempre tendrán una sucesión de noches de verano en donde dormidos en su hamaca hicieron planes contando estrellas fugaces. Se perdona haber sido crédula y algunas veces mientras nada en la misma oscuridad, se perdona recordar el sentimiento porque le deja esa sonrisa en los labios. Tan bello que es el amor cuando esta nuevo y limpio, murmura debajo de alguna constelación la está esperando el motivo por el cual no se cumplieron nunca las promesas de la hamaca. El motivo que hace que todo valga la pena… al menos por el momento.

Media

Diciembre 26th, 2012

Yo era la media derecha y vos la media izquierda. Un hecho cierto, tanto como los hilos sueltos que se toman de las manos dando vueltas en la secadora. Partiendo del hecho que siempre seremos izquierda y derecha, no se cuanto tiempo más podre esperarte acá. Estoy en el mismo lugar en que me dejaste, en relaciones que no van a ningun lugar y sin mayor cambio notorio que el cambio de año en los calendario de la pared. Me he quedado esperando, como si tuvieramos algo a que volver. Si todo se ha mojado, como un castillo de papel, que quedo hecho pure despues de mil aguaceros. Y aun así, sabiendo que no hay manera de antemano, secretamente pienso alguna excusa a medias. Tan solo para derribarla con un soplido. Mi versión mental de deshojar margaritas.

Yo quisiera poder despertarme un día sin que seas el punto de comparación. Porque es algo tonto, querer alejarme de ti pero esperar paciente a que un día cualquiera regreses. Camino lento por si me quieres alcanzar, y constantemente miro sobre el hombro por si andas cerca, esperarte.  Ya un “lo siento” no es suficiente, ya no puedo darme el lujo de desconectar mi cabeza para rodar por tu cama. Pasa el tiempo, y algunas veces se me olvida el orden. Quien era derecha y quien izquierda?.  Estuvimos alguna vez enamorados? o todo fue una sucesión de imagenes contrapuestas, música de elevador, conversaciones que hacian juego con atardeceres y caer en cuenta que por primera vez, me entregue con un lazo de regalo. Caminar lento es quizas lo mejor que puedo hacer, porque cada dia que pasa y se que no vienes por mi es un recordatorio de que hasta las medias calcetas se pueden perder por siempre
Mi media naranja
la hicieron jugo,
mis medias calcetas
se hicieron pelusa
y mi media luna
cuando paso el tiempo
se hizo completa 🙂

El ruido de las cosas al caer

Noviembre 28th, 2012
Carolina tenia ese brillo de 100 amaneceres impregnado en la piel. Para mi nunca se evidencio, pero el lo noto desde que la conocio. Yo tan solo lo presencie y aunque intente deterner el tren, hicieron click de inmediato. Carolina y Manuel tienen esas maneras de ser tan identicas que aburren. Y quizas por eso siempre me recordo Caro a Manuel y viceversa. Era extraño, pero los hilos del destino estaban muy enredados.  Yo era la novia de toda la vida de Manuel, nos transábamos, como si se tratara de una bolsa de valores. Era cordialidad en bolsita de té, mismo circulo de amigos y su habilidad de siempre hacerme reír. Aun sin estar enamorada perdidamente de él, me llegue a encariñar. Lo suficiente como para dar el siguiente paso lógico. – Me gustaría que conocieras a mi hermana.- Claro Carolina no se llevo nada, yo misma lo empaque en cajas y lo puse en la puerta. Tuve muchas señales, la conexión instantanea, la misma necedad por las leyes ambientales y toda esa basura politica de la cual Manuel adoraba hablar por horas. Carolina y Manuel tenian muchas cosas en común. Y yo nada más era un puente. Tuve tanta certeza, que ni siquiera fue opcional quedarme. Tanta evidencia solo me hizo hacer cumplir mi promesa, quiero que seas feliz con o sin mi.

Se gustaban como niños de kinder, apenas si podian disimularlo. Con los ojos arrugados de sonreír y la sonrisa apagada si no llegaba alguno de los dos. Eso es una sentencia de muerte, muy certera para mi lógica ciega de que se gustaban. No pude verlos más de un mes separados. Aunque claro, nadie me pasaria por encima. Yo misma tenia que irme y sin más aspavientos, dejar que el destino hiciera lo suyo. Yo le dije, lo unico que quiero es que seas feliz. Y si el conocio a una mujer de 100 amaneceres en la piel, como me podia oponer a eso. Aunque claro, todo tenia que hacerlo rápido. Como si se tratara de un corte a la yugular. Esa noche, justo antes de dormir le dije que me iba. Nos despedimos como siempre. Lo que Manuel no sabia entonces era que el viaje de emergencia se iba a a largar mucho más que un mes… me voy porque Manuel sin saberlo pertenece a Carolina.

Lineal

Octubre 15th, 2012
La energia de Olga era como una sol en miniatura. Su piel tenia esa carga electromagnetica que guardan las sonrisas y las buenas acciones, esa energía positiva que tenían las caritas felices. Por eso era extraño verla así, con las lagrimas asomandose por sus ventanas. Hace días que no topaba con la suerte de coincidir en la casa, parecian más compañeros de cuarto que esposos. Esos horarios nocturnos incompatibles con sus tiempo libre. Habia sido cualquier cosa, y ella aunque no lo admitiera sentia que habia sido su culpa. Lo habia dejado pasar. Como si ella lo hubiera empujado con las dos manos a las vias de aquel tren. Porque todo empezo a pequeña escala, con sorbitos tímidos de coquetería. Ella falto en sus noches y en sus días. Poco importa decir los motivos, ahora todo sonaba a excusa. Ella no estaba ahi para decirle buenos días. Ni para servir su cena y mirar juntos la televisión. Busca un responsable y sabe que es mil veces más sencillo pensar que fue su culpa. Olga no se imagina lejos de el. Aunque no se logre imaginar tampoco estar de nuevo muy cerca ni felices. Fue algo dramatico darse cuenta que Rodrigo tenia novia. Y no solo una novia, si no que estaba enamorado. Lo sabe por las arrugas de cerrar los ojos, si esta exageradamente feliz. Rodrigo no solo le habia fallado, si no que si estaba enamorado de ella, ya no lo estaba de Olga. Era claro, porque en algun momento del camino, estuvieron muy enamorados. La energia de Olga estaba por los suelos, Rodrigo no dejaba de llamarla y no tenia ningun lugar al cual llegar por la noche. Mientras espera el ultimo tren a Heredia, la traiciona la costumbre. -La falsa idea de que las cosas van a ser mejor, tan solo porque Rodrigo lo dice. Entonces recuerda su promesa – hasta que la muerte lo separe- en las buenas y en la malas- y el sol miniatura  de su piel morena parece una luna de hielo de tanta tristeza junta. -Rodrigo quiere solucionar las cosas, todo ha sido un evento lineal-  intenta repetirse para justificar la falta. -Que al fin de cuenta también es suya. La rendición es completa cuando por fin contesta el telefono y dice con voz comprensiva, como si no hubiera pasado nada: Los dos fallamos amor mío, hablemos, llego dentro de 20 minutos.

Plop!

Septiembre 12th, 2012

Lucia no era más que una flaca en un millón de flacas. Tenia algo atrayente, como la luz de los bombillos. Sin querer sus piernas larguiruchas eran consideradas sexys. Y muy pronto se aprovecho en batir sus pestañas con lujuria para conseguir las cosas. La flaca tenia el labial de engaño en los labios, pero a nadie le importaba. Se hacia evidente porque todo siempre iba a prisa, porque en algun momento sin precisar nada más se detenia la atracción como si fuera la rueda de chicago.– Que pase el siguiente-
La pasión que despertaba su cuerpo, no duraba más que un fin de semana.  Sus tacones se estaban desgastando de traiciones e intrigas. Se habia vuelto todo lo que criticaba, tanto maquillaje y no podia ocultarlo. La flaca se perdia en el millón flaca con piernas de pajilla y rubia cabellera mientras suspiraba en la ventana por algun idiota.
La soledad hacia juego con sus aretes perlados. La espanta tan solo un poco, mientras se enamora perdidamente en unos cuantos días. Piensa: –esta vez si es la definitiva.-  Y entonces conocio al hermano mayor de Vanesa. David. Justo el dia que dejo de usar los contactos. Se bajo de los zancos-tacones y no tenia maquillaje de fiesta. Solo una piyama de conejos y pantuflas abiertas. Se apeno por supuesto, pero al menos no tuvo que pretender nunca. David la conocio como es y eso es suficiente para sentirse más desnuda que cuando no tiene ropa. Todo va fluyendo porque David lo hace fácil. El tiene paciencia industrial, orejas perfectas que escuchan siempre con atención y un alma tan bella como un océano. Lucia recuerda siempre ese fin de semana. El bronceado de David, el paseo a Santa Teresa, la lluvia necia de octubre. La locura de ir a la playa en una onda tropical. Era primavera que crecia en en la comodidad de usar lentes normales y pasar el fin en piyama y calzones haciendo crucigramas. Cuando un par de meses después, la prueba dio positiva era evidente que la primavera hacer crecer todo con fuerza, hasta bebes.

Si te miras en mis ojos  y en tus ojos me miro, todo queda entre nosotros.
 Love or Leave

1. Po-e-ma

Septiembre 10th, 2012
Soy una tonta. Pero es que me gustaban las palabras dulces, tanta azúcar daña los dientes, quien iba a decir que la fecha de caducidad era más pronto que la de un paquete de cereal abierto. Soy una tonta. Pero es que me emborrachaba de tus labios en cada beso y siempre queria el siguiente. Soy una tonta. Porque nunca me alcanzo el tiempo, y el reloj corría a ritmo de maratón -ya eran las 8 y como suele pasar, tenia que volver. Soy una tonta. Porque crei que tus manos eran llaves para todas mis puertas, que solo se ajustarian a mis senos y que en tu cama la unica mujer que dormía contigo era yo. Soy una tonta. Porque para mi el placer y el amor eran la misma cosa, como el amor y la amistad; -revuelva en partes iguales con agua y alcohol. Porque soy una tonta y tu eres otro tonto.
Te amo y todo pero no puedo seguir suspirando cada vez que leo alguna historia con tinte cursi. Te amo y todo pero ya no tenemos quince. Te amo y todo, pero no es suficiente llevar esta doble vida, donde a nadie engañan nuestras maltrechas excusas. Te amo y todo, pero no estas conmigo, no duermes en mi cama ni vives en mi casa. Te amo y todo pero odio no poder llegar nunca a ningun  lugar, siempre tengo que empujar con las dos manos para que las cosas sucedan. Te amo y todo, pero si dependiera de ti en alguna manera todo se arruinaría como un castillo de naipes en una tormenta tropical. Te amo y todo pero no solo de amor vive la gente. Te amo y todo, peor me da pena tener que justificar como si fueras un niño a medio criar. Te amo y todo, pero si de verdad me quieres te voy a pedir que cumplas es promesa desteñida que aun usas para lastimarme el ego. Vete por la puerta de emergencia, sin ningun drama y sin mirar atrás.

Entonces se caera mi dolor, como si fuera la piel de un tomate en agua hirviendo. Y yo morire de amor, te extrañare mucho pero lo superare. Alguien dice que tanta poesia cursi me esta volviendo tonta.
Puede ser…

Tres Meses

Agosto 22nd, 2012
A mi me gustaste por cabrón. Por hijueputa, esa es la verdad. Nunca espere nada de vos y me ha funcionado, Porque hasta el día de hoy, sos cualquier cosa. Te puedo resumir con cualquier comentario con que se use el grado adecuado de sarcasmo y un par de comillas. Era algo que no admitia errores ni perdidas. –Me atrae algo-, admitía cuando era evidente la reincidencia. Porque aunque la fidelidad no era nuestro fuerte, muy pronto me di cuenta que tenias algo, no puedo precisar que es. Nada más, miel y abejas. Todo el tiempo que fue verano.
Habia un candado abierto, hasta que jugando los cerramos y  perdimos la llave. Yo nunca entendi razones y al día de hoy ese episodio es algo borroso, como un dibujo que se salio de las lineas. Todo fue nada, al final tres meses no es mucho, apenas si es algo. Por eso, si alguien me pregunta si te conozco, esta bien decir.. “algo” porque nunca pase de la entrada. Porque todo fue algo cordial y consensual, como un choque de trenes planeado. Todo era algo del momento, un magnetismo de brutos. Fuimos miel y abejas, con más aguijones que azúcar. Por lo mismo que alzamos vuelo, caimos al suelo. Por cabrón y por hijueputa llego un día que siendo cualquier cosa y queriendo solo pasar el rato, las comillas no eran suficientes para hacerlo aceptable. Pasar el rato contigo, era perder el tiempo en valde porque al fin y al cabo eramos un caso perdido. Apenas nos vestíamos no teniamos nada que hablar, eramos un par de cabrones que entienden las indirectas de no responder mensajes y sutilmente deslizarse por la puerta. –Yo te llamo, dije sin tener tu número. Las comillas y el sarcasmo los metí en el saco porque no pensaba dejar nada, ni eso. Ya habia dejado “tres meses”.
– y tres meses son toda una vida 
(pero de abeja)

*Las obreras viven períodos mucho más breves, de menos de tres meses en promedio.

puente de papel maché

Julio 25th, 2012
Yo la duda la tengo en la parte baja de la espalda. Tan cocida a mi piel, como si se tratara de un lunar. Por eso dudo constantemente y cuestiono hasta las estrellas fugaces. En mis abismos existenciales, dudo de todo lo que esta ahi; y me siento vacía como una botella en el cesto de reciclaje. Claro cuando estamos mal, es cuando se evidencia lo sola que me haces sentir. Aunque pasemos la noche viendo tele, somos personas muy ausentes. Y yo te digo, estoy aqui. Esperando a que me hables. A que tengamos una conexión de alguna manera. Pero no sucede. Mañana no es mejor que hoy y asi se van consumiendo una cadena seguida de días. Yo dudo, mientras que a ti no te importa hablar. -Todo estará bien- dices de cualquier manera.
Se me bajan las pilas, y solo quiero salir a buscarte. Encontrar el camino que dejaste en la arena, para irme contigo.Algun dia nos vamos a querer de verdad y para siempre. Cuestiono que ese día llegue, lo dudo y mucho . No estas tu, hay alguien igual pero con el corazon vacio. Y esta casa no es la nuestra, aunque tenga nuestras cosas y este en el mismo lugar, estoy en un sueño con los ojos abiertos. No me digas que deje de dudar, porque entonces tendria que dejar de existir. Antes era facil, tener esa duda en la espalda. Porque no dejabas espacio para que creciera. Era algo pequeño, que podia dejar pasar por una peca. Entonces, te mentí. Dude de tu amor tan dulce y me aleje tanto, que encontré otros labios que en lugar de miel tenían veneno. Lo tome hasta la ultima gota, y la culpa me volvio tan distante como tu.  Mientras vemos el ultimo noticiero, justo antes de la novela, te paso el sobre de las pruebas. Lo abres y sonríes mientras me besas la mano. Nos abrazamos casi felices, me tocas la espalda justo donde nace la duda. Y yo mientras te abrazo de vuelta, con mi mejilla en tu pecho, escucho tu corazón feliz por el resultado, pienso en mi infinita deuda cósmica contigo, quizás un positivo sea el puente para dos personas tan lejanas… lo dudo, por supuesto.

Como recuperar el control remoto

Junio 25th, 2012

En el fondo yo que estar con ella es una perdida de tiempo. Algunas veces, entre reclamos y miradas de reproche, noto  lo terriblemente infeliz que es. Y abro la puerta, y tan solo atino a decirle que se marche. Porque se que soy cobarde, y se que no se va a ir todavía. Es simple, me he acostumbrado terriblemente a su presencia. Esa mujer con que no hago otra cosa mas que discutir se ha vuelto una rutina, comparable con el tabaco. Algunas veces quiero irme, sin despedirme de nadie. Nada mas perderme y volver a aquel tiempo que no era mas que una amiga de fines de semana. Pero no, a la puta, en que momento Alejandrina dejo el cepillo de dientes y uso mis camisas viejas de piyama. Un día nada mas saque una copia extra de las llaves, le cedí la mitad del closet y me acostumbre a ver abarrotado el baño con un ejercito de cremas y lociones de frambuesa. El tiempo fue pasando y un día era navidad, y nos dimos regalos caros. Empezamos a llenar álbumes de fotos. Entonces me gustaba su aroma, sus piernas larguiruchas y sus lunares traviesos. Me gustaba el empaque, Alejandrina siempre ha sido de buen ver, amable y bastante entretenida. Pero yo no la ame, es más nunca lo he hecho. Me gusta el empaque, pero nunca me he esforzado por leer el contenido. Alejandrina no es la mujer de mi vida. No es mas de una relación de fin de semana, que se alargo tiempo indefinido. Y ella lo sabe, que yo estoy vacio. Que no tengo nada más que darle que no sean dolores de cabezas y una copia de las llaves. Alejandrina no se va, porque cree que yo soy un proyecto de ciencia y que con mucho amor e interés algún día va a quitar mi apatía. Y ese es mi problema, que al final del día no me importa. No me confundo, se que Alejandrina, aun con sus piernas kilométricas y su olor delicioso de frambuesa no es lo mío. Un día de estos se va a cansar de mi actitud de mierda y se va a ir. Yo voy a ayudarle a salir por la puerta con las cosas, voy a pedirle la copia de las llaves y le voy a desear buena suerte. Me gustaría después de todo ser su amigo, antes de esto éramos algo parecido. No soy un hijueputa cualquiera, me gustaría verla feliz de la vida.  Caminando descalza por la arena, con ese bebe que tanto quiere y con esa boda digna de una princesa inglesa. 
El martes pasado en un frustado acto de valentía, le digo, justo antes de dormir, que me he enamorado de alguien más… Tan solo para terminar definitivamente. Me ha pedido un nombre y yo por decirle algo le dije que se llamaba Alejandra.  Se sorprendió, y solo repetí algunas frases oportunas. Me termino creyendo,  salió en un mar de lagrimas, jalando cajas de dvds y pidiendo las camisas de piyama. – Si te las podes llevar todas. Alejandrina me tiro la puerta y me mando a la misma mierda. Entonces me tiro al sillón y cuando me doy cuenta de que por fin recupere el juego de llaves y rompí  para siempre con Alejandrina, no me siento  nada mal. Me siento tranquilo, feliz de recuperar el control de la tv.
    Archivos