Cuerda

enero 7th, 2015

Tienes que controlarlo. Sube por tus tobillos como una corriente de lluvia. Abraza tus rodillas como una enredadera167a6701753b2ff6869d6ee7647084f7 hasta que sin pensarlo duerme en tus caderas como un pez con la panza llena. Yo quisiera te digo, aún no quiera ni de broma, pero aún así es cortesía eso de decirte siempre lo mismo esperando resultados diferentes. Quisiera mi amor, pero entiendo que todo es un ensayo, un par de proyectiles sin pared de protección. Quisiera pero no es suficiente un deseo vacio para más que una tarde de lluvia. La humedad no es más que una nube que sube a tus ojos de vez en cuando, como un bosque que nace justo en tus hombros y debajo de tu barbilla.

Esta distancia, que al final no es distancia, esta cuerda que se salta para llegar a ningún lado en particular. Como peces locos que pierden la memoria antes de llegar a tocar la arena. Entonces, gloriosa, tranquila, apacible y romántica ella parece más un milagro que una promesa, más una sirena que una cualquiera. Parece cualquier cosa, claro porque lo es. No me interesa las etiquetas ni las promesas a medio concretar. En una corriente azul que se abre en medio del mar, un día a medio día decidiste partir. No puedo controlarlo, perdí el impulso, queme la arena, partí varias botellas y tire al suelo muchas promesas rotas. Te enredaste en la cuerda, te tragaste en anzuelo. Creíste que este rush iba a durar más que un verano, si apenas nos conocimos, como peces que pestañearon sin que signifique otra cosa que batir las pestañas. Tienes que controlarlo, repito sin querer, lo siento, solo los peces muertos nadan con la corriente.

Desleal

septiembre 10th, 2014

3609a89564918900b0b7f2b160623bea

No te quiero. No me gustas. No pienso en ti. Basta de mentiras, que bien sabes que te quiero como si fueras de chocolate, me gustas como un atardecer y pienso en ti más que en el mar. Me han tocado estas cartas bajas, este juego sin suerte, esta música sin ritmo. Me ha tocado enamorarme desde la barrera, aveces con rabia, otras veces con cinismo, la mayoría del tiempo sin esperanza. Me ha tocado bailar al ritmo de tus palmas, deseando tus besos con cada movimiento de mi enagua larga. Es que uno puede ser infiel, amor mío, pero nunca desleal.

Me ha tocado encantarme con tu dulzura desde la distancia, pensar en todo lo que te diría el día que me quieras, así como yo te quiero. Añorar tus abrazos y soñar con tus saludos fervientes. Y no es lo mismo, amarte sin respuesta sentada en el mismo lugar convenientemente  al final de la tarde, para verte pasar y si tengo suerte, quizás cambiar un par de miradas lejanas. Siempre tu por la derecha, con audífonos y lentes de sol. Más lejano que saturno y aún así yo espero una sonrisa siquiera. Que notes como cada día siempre estoy casualmente en la ventana justo a tu  hora de salida. Te puedo esperar para siempre, en esta lejanía de leerte sin entenderte siquiera, imaginando diálogos y miradas. Basta el verano para que me enferme de amor, como si fuera gripe de temporada. Con cinismo, sin vergüenza y con mucha pena, decide olvidarlo. No puede seguir gastando poesía en ese amor lejano, que con mucho costo devuelve la sonrisa, al menos por cortesía será. Porque desde el primer día noto a la chica de la ventana. Otra cosa y por mucho diferente es que la ignore a sabiendas que nada bueno sale de leer varias veces los mismos libros.

El titulo del libro no puede ser otro que problemas. Piensa cada vez que intenta leerla, con el marco de la ventana de portada y la foto de la misma pelirroja ordenando libros. Han llegado un par de veces al mismo lugar, pero el que ya sabe todos los enredos cósmicos la ignora con la misma dulzura de un limón acido. Se llenaría demasiado rápido, este barco tiene muchos huecos. Par de tontos, tanta distancia se acorta con una palabra bonita, esas que salen en los libros de amor que compran por docenas.

Amor de lejos

agosto 29th, 2014

tumblr_naaur5LGhl1qz8rpeo1_1280

No quiero abrir los ojos, te digo susurrando. Tan bajito como un secreto. -Sabes que puedes quedarte, te lo he dicho un millón de veces. Encontraremos la manera… digo sin saber cómo, mientras mis dedos cerrados parecen más un candado que una puerta abierta. Pero aún no tengo la dirección, aunque me he partido el coco, no veo la lógica de poder detenerte a mi lado. Se que habrá alguna posibilidad  esperando la oportunidad, antes de que tu avión se marche sin boleto de regreso. Se cobijan en brazos, mientras se dimensiona la textura de su piel debajo de los edredones. Con sus dedos dibuja sus costillas y cuenta una vez más, las vértebras tímidas que se sabe de memoria. Camina por su estomago y aguarda en sus caderas. Besa su pelo desordenado, siempre con los ojos cerrados, para obviar la luz de la mañana que entra como una promesa entre las persianas.

Se saben muy bien la rutina, claro hasta pronto dicen. Un par de correos todos los días, que se van haciendo cortos y concisos. Antes de lo esperado, escriben porque tienen y no porque quieren. Ahorrar todo el verano para vivir tan solo un mes juntos. Añorando tus brazos, recibo amantes fugaces. Sin miramientos ni falsas expectativas, con tu retrato en la mesita de noche. Para que de entrada sepan que yo pertenezco solamente a ti. Para tener un punto de comparación que superes por varias millones de estrellas. Es una locura, esto de vivir añorando tu amor de verano. Pero para que darle tantas vueltas, ya casi es verano otra vez. Solo falta un par de meses… y esta vez será NYC.

Borrado permanente

agosto 4th, 2014

6e3264b7b60d0669b2cfad2f3c3919e8

Con todo el cinismo del mundo, te digo desde la puerta del baño muchas felicidades. Me aplaude de pie el sillón, el cenicero lleno y las pantuflas  rosadas. Tu fantasma esta sentado justo en el borde la cama, al igual que lo estabas tú entre tanta reincidencia. En medio octubre viajan mis felicitaciones, llegan justo en el momento mágico que dices acepto en el altar divino de la iglesia del muro de piedras, donde se caso tu mamá y tu abuela.

Entiendo, que lo nuestro siempre fue un romance sin sol, sin estrellas y con muchas, pero muchas despedidas. Nuestros dedos siempre sabían caminar discretamente hasta encontrarse justo en el medio de la nada. Poco importante eran las pobres excusas que nunca funcionaron. Pero bueno, estábamos lejos de casa. Entonces nos escapábamos, como gansos de mar, tanta torpeza es imposible de justificarla si no se usa la palabra locura. Idiotas que caminaban descalzos mientras recogían vidrios gastados por el mar, hablando en clave, contando las derechas y las izquierdas. El alcance de este fin de semana, se vuelve en grandes ondas expansivas de nostalgia y muchas burbujas de corazones rotos en el borde de mi café. Entonces, alguien habla del vestido blanco, de bouquet de rosas rojas. Siento el sabor de champagne caro en el aire, todas tus tías con perlas, la lista interminable de regalos. Alguien habla y deja de hacerlo, porque en mi no hay respuesta a ese tema.

Yo sonrío porque se que tu felicidad vale más que cualquier enredo de manos. Miró la playa desierta y entiendo que desde esta misma tarde, solo tengo que darte algo más. Un regalo de bodas, para los novios.Es el borrado permanente de mi mente. Dejo de recuerdar para quien van y vienen las felicitaciones. 

El secreto para ser feliz es tener mala memoria

Traición-anzuelo

julio 21st, 2014

Hay una pregunta que da tantas vueltas, que marea. Pasa, igual en los viajes de pesca que me solías llevar los domingos. La lancha se movía en la corriente, con los motores apagados vamos sin rumbo claro hasta que era hora de regresar. Yo siempre desee secretamente empujarte al mar, verte en el mismo fondo como una piedra.Tu egoísmo me ha roto, y ya no hay arreglo. Esa infidelidad solapada de tirarle a todos los peces del mar la misma carnada. Porque nunca me dejaste irme cuando tuve la oportunidad, porque los motores siempre estuvieron apagados y me falto valor para tirarme por la borda y ser libre como un pez vela.

Tu traición se pef08__2b__2f630b1ec_cd1d6668e-postsa en gramos y se parte en migajas.Yo que tanto te he querido no puedo dar marcha atrás, este carro no acepta reversa ni dirección. No hay nada que me detenga, ni siquiera el sentido común.Un día de estos, no va a ser suficiente y toda esta tristeza va a explotar como una sandía madura contra el suelo. Toda esta tristeza de tener que aguantar tu ausencia por otra de tus crisis existenciales. Esas crisis que están en primer año de la U y se llaman Lucia o Ana que tienen más extensiones que epa. Un día de estos, me va a importar poco la respuesta y esa pregunta que tengo entre pecho y espalda, será como el café más blanco que negro que tanto te gustaba. Antes de lo imaginado este pez vela se tirará del bote aunque sea para morir en la orilla, lejos de esa traición-anzuelo.

Zoey

junio 27th, 2014

Hubiera pensado que  no eras real. Hasta que un viernes te conocí con la sorpresa en las mejillas y el verano en la enagua.  Me enamore como un tonto cuando soltaste tu pelo y y cayeron ramitas de chocolate. Serpientes caoba dormidas en tu espalda. En un abrir y cerrar de ojos, yo que siempre fui bueno en matemáticas olvide las probabilidades y las derivadas, los riesgos y los decimales. Yo olvide todo cuando con sus labios cereza hablo y el mundo guardo silencio.

Era tan indiferente, como una marciana que salió de paseo y olvido la empatía en el otro par de pantalones. Ella no era de este mundo por eso siempre tuve sin pretextos ni excusas buscar su amor, día con día. Como cuando se cuida un jardín de amapolas nuevas hasta que llega el invierno. Tanta agua paso por sus raíces tiernas que se ablando, me dijo que . Que egoísta, porque aquel jardín de amapolas que siempre fueron estacas sin flor se hizo un barrial crudo y peligroso.

Ide

Tenía que ser así. Me arrancaste del suelo, como una amapola sin raíces que la llevan a morir en un florero. Me tomaste sin permiso, me arrebataste de todo lo que yo quería hacer, porque después de conocerte entendí que no quería seguir sin tu atención y cuidados. Quería volar contigo. No me interesaba seguir las señales de tránsito ni las aceras estrechas. No mi amor, yo temblé de miedo cuando el cascarón de mi casco marciano se fragmento con tu dulzura. Y creí todas esas cosas que decías. Quizás si valía la pena eso de intentarlo. Me asusta pensar que solo existió en mi cabeza. Entonces me entregue a ti, sin pensar en el golpe ni en las acuerdos prenupciales. Yo me entregue a ti como una tonta cegada por el exceso de tu amor, que como un aguacero de invierno destruyo cualquier barrera y pretexto.

Hicimos el amor mientras dibujábamos planos de la casa imaginaria en la que nunca viviríamos, comprábamos millas de avión al destino que nunca llegaríamos juntos. Estaba tan enamorada de ti que no vi el declive, el desenlace ni la caída. Estaba tan perdida en quedarme con tu atención y amistad que te dije que sí  porque creí que eso era el paso a seguir.

Yo lo acepte, porque también quería ver el jardín de amapolas por florecer que tanto me hablabas; pero creo que es evidente las estacas eran varillas de construcción enterradas en un charco. Nunca floreció mi amor, no teníamos con qué.

Servicio Militar

junio 20th, 2014

Era una obligación, hasta ese momento la única regla que conociamos era tener las faldas por dentro del uniforme. Apenas si podíamos hablar sin que tímidmente quitáramos la cara. Hola, decíamos sin pensar en la despedida. A mi me gustas descalzo, por eso no te imagine nunca con botas de soldado y cara de niño asustado. Considerado, amable, sonriente, completo; balas de amor eterno en un corazón sin blindaje.

SelvaQuien lo diría Luis Diego, tu que no matas una mosca aprendiendo de fusiles. Que extraña época, cuando no podíamos parar de sonreír. Nos comimos el sol de un mordisco y se nos salía la luz por los ojos. Tantas hormonas se volvian chispas efervescentes en besos lentos y apasionados. Acaso podíamos concentrarnos en algo más que no fuera los diecisiete recién cumplidos. Las estrellas se reflejaban en el lago, que para esas tardes de octubre no eran más que un espejo. Dos chicos enamorados se asoman para sonreír a los peces. Dime que no va a cambiar nada, que aunque te manden al corazón de la selva y se arrolle una anaconda amarilla en tus tobillos, aunque no hayan lagos con estrellas y solo charcos con sapos. No te olvidarás de mi. Dime Luis Diego, que aunque pasen dos mil años en un día, siempre vamos a estar aquí, en medio del pasto. Muy asustados para pasar a la siguiente base. Tus manos pertenecen a mis caderas, no a esas granadas. Mis labios rezan por ti, para que ninguna bala te alcance, para que no te persiga ninguna araña detrás de la puerta. Voy a escribirte, con la misma necedad del sol que ama con constancia al mar. Dije sin saber que 365 son muchas cartas por hacer. Un año no es nada, dijiste sin saber que nunca nos volveríamos a ver igual. Mi niño dorado se fue a la selva, pero regreso un soldado con botas y charcos.

Bola de nieve

junio 16th, 2014

 

Te miento si te digo que me puedo contener. Esta noche no hay manera de bajar el volumen. Quiero gritar, pero me aguanto. Se que te gusta más que te ronronee como una gatita. Apenas si puedo llegar con el vestido completo, se pega el encaje al sudor de mi espalda. El vestido de tirantes, ahora es un puñado que se pierden en el piso de la sala.

Una persona no esta enamorada, hasta que la luz se desborda por sus ojos, sale por sus dientes, suda sus poros y besa sus labios. Entonces me estorba la brisa, los lunes y las promesas que no se pueden cumplir. Me estorba todo, que no este relacionado a tu cama, tu edredón gris y ese par de almohadas. Me aburre todo lo que no sea tu alfombra, peinar tu pelo con mis dedos y ver maratón en netflix. No puedo imaginarme un mejor lugar que no sea tu almohada ni otra vista del cielo que no sea tu ventana. Entonces una tarde después de estar llenos de migajas y palomitas, con las puntas de los dedos pegajosas de tanta azúcar, yo te voy a decir la verdad. Voy a mirar el fondo de esos ojos marrones y voy a complicar las cosas lindas. Voy a hablarte de exclusividad y como solo yo quiero comer helado contigo. Voy a intentar decirte con palabras todo lo que siento, esforzandome para no verme como una tonta cursi. Y nada más va a salir, lo que prometí hace meses atrás, paso. Lo que te dije justo que no estaba interesada y como las relaciones formales no funciona para nadie. No se que pasará a continuación. Quizás nunca debimos cruzar la puerta. -Cuidado con la bola de nieve…

Bang Bang

mayo 26th, 2014

e007ef9f121_832c5b5c9799_6f_-post-Bang

– BANG

Estaba equivocada. Me disparaste baby, Era todo cuestión dejar que se enfriará. Lo estábamos intentando y nunca funcionó de verdad mi amor.

Caemos en la espera, porque aunque hace rato que no te doy nada más que un par de bolsitas de azúcar ni mantengo la mínima ilusión. Se llevo el mar tus besos salados. Me traicionan los sueños inconclusos, esos cuadros a medio pintar que dejaste tirados en mi inconsciente. Me traiciona escuchar sin querer la música de tu mp3. Me traiciona tu silencio inmundo. Por eso valen todas las barricadas del mundo que me he empeñado en construir. Para no ver tu indiferencia de metralla. Te quise y me siento herida.  Me disparaste, lo sabes?. Te gastaste todo el cartucho.  Me mataste, cuando te vi con ella. Fue profundo el disparo. Y me morí en tus pies, tan lejos de la felicidad que alguna vez me diste  en la arena mojada. Me morí para renacer de nuevo sin el mínimo rasguño y con el corazón intacto.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=3x2ABSAMVno[/youtube]

La última Gaseosa Carbonatada

febrero 14th, 2014

223ceeef_cb5de1cb0bb1_fc0341-post

Una vez me prometiste la luna, varios asteroides y algunos planetas de los pequeños. Y yo me maraville con tu atención, con ese amor de helado de fresa que poco faltaba para ser un milkshake de yogurt. Una noche basto para darme cuenta que estaba completamente loca por ti. Eras la última coca de este y varios desiertos. Tu amor, aunque más simple que una papaya verde era mío y eso en aquel momento era suficiente. Era una flor tan bella que nació en medio de la nada, nunca tuvo raíces ni abono. Solo belleza efímera. -Aprovecha, porque durará poco- como las estrellas fugaces que se entregan y se olvidan en un segundo.

Yo no necesitaba promesas tuyas. Con solo el tono de voz era suficiente. Para firmar todas las negociaciones sin leer siquiera. Yo no necesitaba nada, estaba deslumbrada con tu luz y paciencia. Todo lo que hablamos esa noche se lo llevo la brisa. Las palabras se tomaron de las manos y terminaron por quedar pegadas a las conchas de los cangrejos ermitaños. Este amor bobo que me hace desear tu felicidad por encima de cualquier cosa y que con solo escuchar tu nombre me hace sonrojar en automático. Como me gusta tu sonrisa.- Mientras hablas de cualquier cosa, que poco viene al caso- quisiera besarte. Sentirte como bronceador en mis brazos, gastarte de tanto tocarte. Morderte los labios como un mango maduro y vibrar como un celular en silencio, si tan solo sonríes. Por eso quiero pedirte que cuando te vayas, lo lleves contigo. Todo este amor raro y sin sentido que nació bajo la luna llena, es una sonrisa compartida, un par de olas que revientan en la orilla. Poder secar mi cabello en tu camisa mientras me cuentas otra de esas historias bonitas, abrazados como tontos. Eres la última, aunque haya un millón más…

– .-

    Archivos