Jazz

Diciembre 5th, 2012
Me voy a partir las venas con una galleta soda.  El jazz se vuelve más triste a medida que tu ausencia se nota. Octubre y su mania de jugar con una manguera gigante Mientras se desnudan miles de margaritas, a mi no me interesa eso de estar mal enamorada ni comer toneladas de mierda. Es parte de todo, esta caida en picada es contraparte de volar a la luna con alitas de abejón. Es que fuimos cualquier cosa, lo digo como un hecho comprobado sin lugar a equivocarme. Los acordes se vuelven tan azules como el cielo.
Me gusta disfrutar el sentimiento. Todo el dolor. Vomitar corazones y eructar tristeza. Me gusta que no me puedas olvidar ni aunque uses cantidades industriales de cloro y espatulas para quitar mis huellas dactilares. Me gusta saber que yo te supero en un par de semana y con un nuevo romance. Y aun asi, te digo que soy muy frágil para una relación. Aun asi mirandote a los ojos, con la frialdad de un cubito de hielo, te digo que nos esperemos para que las cosas valgan la pena. Envio todas las señales equivocadas, esperando tan solo a que te vayas. Dramatizo como una actriz en plena obra de teatro. Mientras te digo que tomemos café, sin ninguna intensión de pasar la tarde con la ropa puesta nos perdemos sin salir de casa. Caminamos descalzos por nubes de algodón porque por hoy todo el universo depende de nuestras caderas. Entonces te hago preguntas capciosas, pruebas tediosas para darme cuenta si estamos ante uno más del montón. Entonces te hago la pregunta, que divide a todos los demás de algo que vale la pena… y a vos te gusta el jazz? 


El ruido de las cosas al caer

Noviembre 28th, 2012
Carolina tenia ese brillo de 100 amaneceres impregnado en la piel. Para mi nunca se evidencio, pero el lo noto desde que la conocio. Yo tan solo lo presencie y aunque intente deterner el tren, hicieron click de inmediato. Carolina y Manuel tienen esas maneras de ser tan identicas que aburren. Y quizas por eso siempre me recordo Caro a Manuel y viceversa. Era extraño, pero los hilos del destino estaban muy enredados.  Yo era la novia de toda la vida de Manuel, nos transábamos, como si se tratara de una bolsa de valores. Era cordialidad en bolsita de té, mismo circulo de amigos y su habilidad de siempre hacerme reír. Aun sin estar enamorada perdidamente de él, me llegue a encariñar. Lo suficiente como para dar el siguiente paso lógico. – Me gustaría que conocieras a mi hermana.- Claro Carolina no se llevo nada, yo misma lo empaque en cajas y lo puse en la puerta. Tuve muchas señales, la conexión instantanea, la misma necedad por las leyes ambientales y toda esa basura politica de la cual Manuel adoraba hablar por horas. Carolina y Manuel tenian muchas cosas en común. Y yo nada más era un puente. Tuve tanta certeza, que ni siquiera fue opcional quedarme. Tanta evidencia solo me hizo hacer cumplir mi promesa, quiero que seas feliz con o sin mi.

Se gustaban como niños de kinder, apenas si podian disimularlo. Con los ojos arrugados de sonreír y la sonrisa apagada si no llegaba alguno de los dos. Eso es una sentencia de muerte, muy certera para mi lógica ciega de que se gustaban. No pude verlos más de un mes separados. Aunque claro, nadie me pasaria por encima. Yo misma tenia que irme y sin más aspavientos, dejar que el destino hiciera lo suyo. Yo le dije, lo unico que quiero es que seas feliz. Y si el conocio a una mujer de 100 amaneceres en la piel, como me podia oponer a eso. Aunque claro, todo tenia que hacerlo rápido. Como si se tratara de un corte a la yugular. Esa noche, justo antes de dormir le dije que me iba. Nos despedimos como siempre. Lo que Manuel no sabia entonces era que el viaje de emergencia se iba a a largar mucho más que un mes… me voy porque Manuel sin saberlo pertenece a Carolina.

Recortes

Noviembre 14th, 2012
Yo me sali de las lineas. Se me borraron muy fácil, como la tinta se pega a los dedos. Entonces corte la tela, sin seguir lineas ni indicaciones. No podia equivocarme y lo hice. No habian segundas oportunidades en el kit de costura. Yo no pense en cuidarme los dedos, para que quiero un dedal. Pense entonces, sin saber que algún día tendría que empezar de nuevo. -Más vale malo conocido, que bueno por conocer.
No sabia coser hasta que me vi en la necesidad de hacerlo. No quedo como esperaba. Los hilos salidos, las costuras a la mitad y los botones sueltos. Yo me sali de los patrones porque crei que no los necesitaba, que cualquier cosa podriamos superar. Porque supuse que la distancia  se lavaba con agua de jabón y que el tiempo no era más que un ovillo de hilo que podia esperarnos. Entre recortes de tiempos mejores y varios años de ser amigos, yo me entregue a ti, como una costurera a las telas.
Te ame mucho, esperando que las distancias se cortaran con cartas cortas, las excusas eran muy frecuentes y los besos casi siempre eran de despedida. Porque a mi el tiempo siempre se me iba muy despacio y muy rapido, como cuando uno cose en maquina. Te ame porque siempre me dejaste crear sin pensar en la funcionalidad de las cosas, porque tus ojos siempre encontraron mis ojos y cuando necesite aprobación, sin más que decir, me la diste como un paquete de tela nueva. Te ame porque teniamos gustos muy iguales y corazones que se entendían como viejos amigos. Porque esos brazos tan largos, para los que  cosí tantos abrigos y ese cuello tan hermoso para el que teji tantas bufandas, eran de mi modelo favorito. Y aun hoy, hace falta cerrar un poco los ojos para verte ahí lleno de alfileres y con lineas de tiza esperando costuras.
Yo solo puedo darte recortes, ya no hay tela que cortar. Los alfileres, botones y tizas estan guardados en la gaveta. El modelo esta con otra costurera y yo que no pense nunca en dejarte atrás, lo hago mientras bordo un hasta luego en mi almohada. 

Deseo

Noviembre 7th, 2012
Di mi corazón hace muchos años. Pero no medi las consecuencias, se extravio en el cambio de casa y antes de saber como estaba empacando para volver. Estaba quebrada, como una vajilla que se tira del borde de la mesa. -Dime que todo va a estar bien- mientras imaginaba alguna escena de Casa Blanca. Pero yo no soy una pelicula, mucho menos Casa Blanca. Yo estoy bien, nadie me tiene que prometer que voy a salir de esta. Si yo misma entre de cabeza a aquí, salgo de culo pero salgo. El corazón te lo podes dejar, le dije al eco del apartamento que nunca tuvo cosas. Mientras siga latiendo, me es indiferente quien lo guarde. Esta polaridad de menos y más. Hay solo dos variables y ninguna funciona. –No puedo estar con alguien que no me hace compañía.
Yo tan solo deseo, como si mi vida fuera un queque de cumpleaños. Cada vez que soplo se mueven las posibilidades como un móvil de tubitos. Estamos tan destinados a encontrarnos, como las olas que chocan solo una vez en la arena. Ya no puedo darte eternidades ni promesas. Apenas si puedo decirte que aprovechemos esta noche, que no va a durar más el encanto que un par de margaritas. Yo que voy a vomitar corazones mientras me tomo un elixir de amor eterno que sabe más a tequila que a certeza.  No se ni cuando, ni como ni porque. Pero se, con una certeza que no acepta dudas que todo tiene una razón de ser. Y va a tener una explicación tantos atardeceres de espera. Mientras suspiro escuchando Drexler que dice que somos dos cargas opuestas buscando lo mismo. Veo de nuevo Casa Blanca, en piyamas y con pantuflas. Con el deseo simple de compartir mis palomitas.- Hay un tiempo para cada cosa.

3:1 Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa
bajo el sol:
3:2 un tiempo para nacer y un tiempo para morir,
un tiempo para plantar y un tiempo para arrancarlo plantado;
3:3 un tiempo para matar y un tiempo para curar,
un tiempo para demoler y un tiempo para edificar;
3:4 un tiempo para llorar y un tiempo para reír,
un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar;
3:5 un tiempo para arrojar piedras
y un tiempo para recogerlas,
un tiempo para abrazarse
y un tiempo para separarse;
3:6 un tiempo para buscar
y un tiempo para perder,
un tiempo para guardar y un tiempo para tirar;
3:7 un tiempo para rasgar y un tiempo para coser,
un tiempo para callar y un tiempo para hablar;
3:8 un tiempo para amar y un tiempo para odiar,
un tiempo de guerra
y un tiempo de paz. 

La manera

Octubre 24th, 2012

Cuando Alonso se fue yo no sabia lo que me importaba. Hasta que cerro la puerta y quedo mucho espacio, demasiado. De un momento a otro tuve que empacar su ropa, abrazar su madre y cuidar sus flores. Es dificil imaginarse esas cosas, porque siempre son fuera de base. En su pecho de donde salian infinidad de mangueras era mío, como un cojin con caja de resonancia incluida. Esos labios que partían el frio de cuidados intensivos era mi desvelo. Esos brazos palidos con olas de tinta azulada, era remos de madera. Porque ese hombre que estaba en estado de coma, habia sido mi delirio. Y yo lo amo, al Alonso lo amo. Y eso no es negociable. -Un palpito fuerte senti cuando murió. Como si mi corazón lo hubiera adivinado en plena madrugada, era una espina que crecia con la voracidad de un árbol y se ha quedado el arbol en mi centro para llenar el vacio con dolor crudo.- La gente joven tambien se muere y de cualquier cosa, pensé mientras llevaba un arreglo de claveles, era increible para mi leer su nombre en la tarjeta. Más aun, que la gente me abrazara y me dijera que todo iba a estar bien.  Poco recuerdo de aquel trance,  quizás el olor a incienso, los abrazos largos y los pañuelos que nunca fueron suficientes.
 Se fue Alonso  y tuve que hacer medio paquete de espaguetis y ordenar pizzas personales. Terminamos, porque aun no hay llamadas de tan larga distancia. Por que antes de gritar en la cima de una montaña, la tragedia nos hizo guardar silencio. Eramos migajas de tostadas añejas. Aunque nunca  habiamos hablado de eternidades ni siquiera notado lo unido que éramos, fue de a poquitos, sin pensarlo mucho. Se fue acumulando el tiempo y ahora va a durar para siempre. El no pertenecia aquí, el era un pez vela y yo nada más nade con el, mientras la corriente nos daba miles de vueltas. La manera de recodar, es amar. Por siempre y para siempre. No tengo tristeza, no guardo nada en mis bolsillos. Todo lo que necesito lo tengo acá, dice mientras con su dedo señala el centro de su pecho, donde esta el el árbol que crecio en medio de la nada…

– Si quieres saber cuanto te quiero, cuenta las olas del mar mi pez vela-  

Flor rebelde

Octubre 17th, 2012
Lo haré siempre a mi manera. Cualquiera que sea y aunque lo intentes yo prometo nunca escucharte. No puedo seguir otro camino que no sea el mio, el que se abre debajo de las ramas de los arboles. Las huellas las borra el mar y si alguna vez miro atrás, solo yo entiendo las constelaciones que han sido mi techo.
Yo soy asesina y madre de todas las ideas que cruzan por mi mente. Como una diosa  de espirales mudas que caen al mismo punto. No me interesa las opiniones de los demás, que al final de todo están de más. Cuando algo llega a mis oidos es cuando más sorda quisiera estar. No creo en que las personas escarmentamos por cabeza ajena, por eso me empeño en no mirar la escaladilla de errores propios. Así como nadie debe interferir en los mios, yo intento cerrar la boca y darles todo el espacio que me gustaría. Quizas por eso las conexiones son limitadas, porque la libertad esta impregnada de soledad. Mi camino no puede ser entendido ni transitado por ninguna persona, por eso no justifico ni explico mi accionar. Tomo las decisiones que creo pertinentes en el momento y porque no escucho a nadie, se que todos mis tropiezos son propios. Y me gusta esa manera de no complacer a nadie que no sea yo. De no amar por completo a un ser, sin amarme primero por completo. Tengo una relación conmigo misma, que algunas veces descuide por correr en tacones detrás de alguna promesa de papel periódico. La relaciones vienen y van, los amigos los escojo dependiendo de la ocasión como si fuera un par de zapatos. Los romances casi por orden alfabético. Unicamente abro la puerta para recibir guirnaldas d vibras positivas, las intrigas y el veneno choca con la puerta.
A mi todas las medias naranjas me sirven solo para hacer el jugo de desayuno, todos los romances fugaces me sirven de almohadas y todas las opiniones de los demás me sirven para un carajo. Por eso, guarda tu saliva y tus buenas intensiones. Que yo soy a mi manera, soy  tan solo una flor con garras…
Imaginado escuchando My Way de Sinatra
Flor

Alguien azul

Octubre 6th, 2012

Somos dos soledades con barreras definidas gustos parecidos que se miran sin hablarse azules hasta los codos esperando más que un parpadeo

Pueden irse por donde vinieron todos los principes azules que velan como centinelas mi puerta. Estoy cansada de verlos aguantar sol y agua esperando por mi. Mientras mi trenza no bajara más al suelo,  ya no hay invitación para que la usen de cuerda y así subir a “rescatarme”. Por eso decidí cortar mi cabello, dejar de usar tacones y salir del castillo por la puerta de atrás.

Ya no soy una princesa, ahora soy una reina. Mientras el calendario casi marca tercer piso, suspirar por un caballero no esta en lista de cosas por hacer. Me he enamorado muchas veces, tanto que perdí la cuenta y ahora dura cada vez menos. La ultima vez duro un parpadeo. Las flores del amor las pueden dejar para más tarde, yo con poder ver la misma película me conformo.

Y me vuelvo todo lo que critico. Me vuelvo genérica, experta en despedidas y en desayunos silenciosos. -Si tan solo  fue una noche-. El drama se gasto, porque alguien dejo la tapa abierta y ahora puedo estar muy triste o decepcionada sin que alguna lagrima se asome a mis ojos. Puedo fingir que no me interesa, cada vez sale más natural. Algunas veces me encuentro con principes por casualidades, sin embargo me parecen terriblemente aburridos y torpes. Quizás, me mata el punto de referencia, el pasado que llevo amarrado a mi mano, como un globo de feria. Cada nuevo romance abusurdo, tan solo hace más dificil volver a confiar. Por eso hay que darse muy poquito, como una burbuja de mayonesa.

Sin querer me la paso asomada a la ventana. Para que cuando llegue el indicado, abrirle la puerta. Sin embargo los principes azules se destiñen muy rápido. Hay que pasar haciendole baños de color y lavarlos con jabón delicado. Dios guarde que un principe azul se vaya en la tanda de paños, porque seria un desastre celeste. -Mientras dobla la ropa, mira por la ventana a un principe azul, robando flores del jardín para la maestra. Tiene las manos sucias de jugar con tierra, pero vale la pena ya tiene tres amapolas. -Los mejores principes azules, son los que se crían. Piensa la reina, mientras dobla la gabacha celeste del kinder.

Feliz Cumpleaños G 🙂

Pájaros

Octubre 3rd, 2012

Siempre falto poco, como cuando uno se toma de las manos y aun así no se llenan los espacios. Te tenía, aunque en realidad lo único que tuve fue la ilusión de que esta vez, con todo en contra, nos fueramos lejos a conocer otros cielos. Te tuve, pero nunca pude contarte como mio, porque eras de otro nido. Fue algo fugaz, bastaba abrir las alas para que sucediera. Hablamos entre lineas, dando miles de vueltas para llegar a un punto muerto, siempre desentendidos. Hablando hipotéticamente , con  miradas de aprobación, de esas que parecen leer la mente. No éramos nada, pero nos tomábamos de las manos si nadie nos ve. -Seamos algo dijiste, digamos amigos.- Sabiendo todas mis limitaciones de memoria, yo contigo siempre sentí que volaba. Por eso era fácil entrar al laberinto de no tener nada y darlo todo. Pensar que así fue que te tuve sin tenerte. Habia un hilo rojo atado en nuestros dedos. Y aunque se enredaban intensiones en las palabras y se escondía para todos los demás, ahi estaba nuestro vuelo, como una chispa cerca de un galón de gasolina.

Eramos pájaros volando con las alas extendidas, si pasaba contigo toda una tarde. El viento que sopla como si el mundo fuera un queque de cumpleaños, soplaba con dulzura cada vez que cruzabamos miradas. Por encima de las ciudades, picoteando las nubes de algodon de azúcar, corriendo en el parque como palomas vagabundas. Haciendo cualquier cosa, volaba aunque no se despegaran mis pies del suelo. Soy la estrella que vive en los bombillos de alumbrado publico, porque el amor que no deberia existir y existe, sale por mis ojos cada vez que hablamos, es tan difícil disimularlo. Hace rato que no volamos juntos. Ya no hay nada de que hablar, solo se que extraño el cielo y por eso no he soltado el hilo rojo invisible de mis dedos. Por si alguna vez, quieres volar de nuevo.

Derecha

Septiembre 26th, 2012

La mira aproximarse y lo sabe. Es una derecha con solo verla, la rema, la toma y  sale a la orilla. Un circulo que se repíte un millón de veces, lo dice nada más por si alguien necesita saber el número aproximado. Es increíble todos los colores que puede sentir con solo verla saludando. Aunque sabe que su debilidad esta justo en eso, por ser tan transparente como el agua de sal a medio día. Ella le gusta mover sus pestañas de espuma, barrer caracoles y jugar con hojas secas con sus dedos de corriente. Coquetearle mientras la perfección le dure. Ella es derecha y se desliza en toboganes de arcoiris, guardando atardeceres en su falda y perdiendo sandalias por diversión.
Hay días malos y días buenos. Pero de vez en cuando, después de varios días malos seguidos sin verle la pista quiere correr hasta Groenlandia, volverse una botella de plástico vacía destinada a navegar por el pacifico en una corriente tramposa que da mil vueltas para llegar a la misma orilla. Aunque lo piensa no lo dice, y muy pronto olvida la idea. Esta enamorado y mucho. Algunas veces se sienta en la arena a contar los sets. Pero no esta su derecha. Por eso cuando la encuentra, nada más tiene que entrar al agua y nadar con fuerza, correrla con locura y dejarla ir para ir por la siguiente. Algunas veces alguien le dice en que piensa y el sin inmutarse ni caer en cuenta de cuanto le gusta tan solo atina a responder: en mi derecha.

Contigo-Conmigo

Septiembre 17th, 2012
Puedo caminar por minas personales, navegar por aguas infectadas de tiburones y correr descalza por ramitas de limón. Lo haria sin pensarlo, si tu me lo pides. Por que siempre que estoy contigo, creo que podria hacer cualquier cosa. Aunque claro, siempre guardo la reserva de pensar que estamos en el mismo lugar. No somos esclavos de las circunstancias ni relaciones empalagosas que se marchitan. Los demás no nos dejan de mirar, a quien le importa?. Algunas veces te llamo con un beso que se transforma en mariposa, quien puede entender que soy dueña de las mariposas amarillas y tu de los grillos verdes. Yo no pienso mil veces las cosas, las hago. Las cosas pasan porque apretamos el botón de play más seguido. Avanzamos porque vamos rondando de las manos, como nances maduros que se hacen puntos suspensivos.

 Aunque no quisiera que te equivocaras con este libro. No soy toda azúcar y dulzura. También puedo ser una maldita con proponermelo. No quiero tener que bajar la cabeza para que alguien me pisotee, ni subirla tan arriba que me la puedan cortar. Nada mas quiero ser y que tu tambien seas. Alejemonos del camino trazado corriendo a toda prisa. Vamonos a vivir a marte en un cohete de juguete. Tengamos esa charlas con momentos insondables y sondables. Con juegos de palabras que se pierden en las traducciones. En efecto, no pasa nada cuando uno esta enamorado. Hoy quiero que el sistema se tome el día libre. Forzar el corazón para que las cosas pasen. El miedo y la soledad pueden escapar a volar por el cielo. Nadie se muere de amor, lo peor que pasa es caerse al suelo. Si no lo intentas las cosas nunca cambiaran- por eso se que mi lugar es estar contigo… te amo.


Feliz Cumpleaños Kaleb

    Archivos