Cuidado con la bicicleta

Junio 27th, 2013
Debes tener mucho cuidado. Te lo advierto, tengo en los hombros una colección de amores disueltos y corazones rotos que guardo entre silencios abiertos y preguntas muy puntuales. He fallado muchas veces, he dejado ir buenas oportunidades. Y si me he caido tantas veces seguidas es tan solo el motivo por el cual ahora puedo tener este balance que me deja ir hacia delante. Y que mejor compañera de viaje que ella. Avanzamos como dos locos en bicicleta, aunque hayan colinas o sea una carretera de concreto. Antes de conocer a Catalina, estaba casi bastante seguro que las relaciones no funcionaban más que para un par de fines de semana.Su encanto derrite mantequilla sin proponerselo e ilumina cualquier noche como un bombillo de 75 walts. Facilmente puede sonreír como un ramo de rosas abiertas o escuchar por horas con la misma paciencia de un par de audífonos. Quizás es el tiempo que hemos recorrido o sus manos que modelan mis actitudes. Su amor saca lo mejor de mi y yo nada más no quiero volver, no quiero dejar, no quiero fallar. Somos dos arboles que unieron sus raices hace mucho tiempo y ahora solo estamos en el mismo lugar, donde tenias que estar. Al menos por el momento. La advertencia no es para ella, si no para mis malas mañas y el miedo que se burla de mi cara de tonto, de esos tontos que compran flores y firman largas dedicatorias. Porque Catalina se merece todo mi cariño y bondad en todo el trayecto que Dios nos deje avanzar en nuestras respectivas bicicletas.

Control

Marzo 4th, 2013
Yo quiero tener el control. Dice el ego.
Quiero ser la dueña absoluta de tus labios. A mi no me interesa que le hables a todas las mujeres del mundo, claro soy una persona bastante racional le puedes escribir lo que quieras. Pero tus labios los quiero para mi. No creo que sea mucho pedir, que tus labios solo jueguen con lo míos. Y que todos los besos que te doy, sean suficientes. Si quieres más, puedo duplicar la cantidad cuando gustes.
Puedes irte todo el tiempo que quieras, pero a mi me dejas tus labios para estar tranquila. Claro, podes salir sin boca, recorrer el mundo mudo y hablar con señas. Y por supuesto disfrutalo mucho amor mío,  no soy nada celosa . He pensado incluso que puedo compartir tus labios, -no es cierto no lo he pensado. Pero aún así, siendo para mi no negociable eso de compartir, tengo que aguantarme. Hacerme la desentendida y confiar en que te quedes con mis labios sinceros. No quiero andar por ahi, buscando otros labios para comparaciones ni para travesuras. 
Pero se que no tengo el control, es miedo puro. Cada ladrón juzga por su condición y tengo miedo de que si pruebas otros labios te gusten más, como si fuera un nuevo sabor de helado. Prefiero tener valentía y dejar que uses tus labios con quien quieras. El control no es más una sabotaje de los baratos. Por eso, le doy libertad absoluta a tus labios y valentía a mi corazón, freno a mi ego y una palmada en la espalda a mi madurez. Creo por primera vez, que confiar es el camino correcto.

Inoportuna

Febrero 25th, 2013
No era un buen momento. Lo ultimo que ocupaba era encontrarme a una niña más complicada que un paquete de spaguettis crudos. La comparación no va al caso, pero no soy bueno escribiendo. Mucho menos hablando de Catalina, causante directa de mi leve retardo. La lengua se hace nudo, las palabras peces resbaladizos que saltan medios completos y las letras, bueno las letras apenas si puedo mantener una oración a la vez.Tengo que admitirlo. Rara vez Catalina me habia parecido interesante. Quizás tenia una personalidad atrayente pero ni siquiera lo considere. Eran otras prioridades y Catalina antes que un romance de curso, era la mejor redactora que habia llegado. Que iba a tener ganas de enredarme con la única niña de la clase que sabia literatura inglesa. Yo intente esquivar la como balas de oso de gomitas, ser reservado como un periódico abierto y ser sutil como un atardecer en verano. Y por más que intente no caerme de bruces por sus hermosas pestañas en abanico ni por su moño desarreglado, me ha caído como un tonto que en lugar de caer, vuela. Y no era un buen momento, era el momento. La despedida o la reincidencia no son problemas del día. Todo nace y todo se agota, quien puede pensar que Catalina con la misma insolencia con que llego se marchará a Barcelona la próxima semana. Y ella me habla de su viaje, como si fuera otro hombre. Uno que ama profundamente. De nuevo caemos en el mismo punto, quiero que se quede conmigo. Pero me gusta más verla feliz por eso, bajo protesta le ayudo a hacer maletas. No hay manera de reternerla, es por eso que esta mañana hablamos que no podemos seguir así. Es por esto que a partir del proximo mes me marcharé con ella y con su nuevo novio, Barcelona.

Eran más bien los días 
de arriar las velas. 
Toda señal a mi alrededor 
decía: cautela. 
Cuánta estrategia incumplida 
aquella noche sin luna 
tu, por ejemplo, 
tan bienvenida 
y tan 
inoportuna…

 Jorge Drexler

Derecha

Septiembre 26th, 2012

La mira aproximarse y lo sabe. Es una derecha con solo verla, la rema, la toma y  sale a la orilla. Un circulo que se repíte un millón de veces, lo dice nada más por si alguien necesita saber el número aproximado. Es increíble todos los colores que puede sentir con solo verla saludando. Aunque sabe que su debilidad esta justo en eso, por ser tan transparente como el agua de sal a medio día. Ella le gusta mover sus pestañas de espuma, barrer caracoles y jugar con hojas secas con sus dedos de corriente. Coquetearle mientras la perfección le dure. Ella es derecha y se desliza en toboganes de arcoiris, guardando atardeceres en su falda y perdiendo sandalias por diversión.
Hay días malos y días buenos. Pero de vez en cuando, después de varios días malos seguidos sin verle la pista quiere correr hasta Groenlandia, volverse una botella de plástico vacía destinada a navegar por el pacifico en una corriente tramposa que da mil vueltas para llegar a la misma orilla. Aunque lo piensa no lo dice, y muy pronto olvida la idea. Esta enamorado y mucho. Algunas veces se sienta en la arena a contar los sets. Pero no esta su derecha. Por eso cuando la encuentra, nada más tiene que entrar al agua y nadar con fuerza, correrla con locura y dejarla ir para ir por la siguiente. Algunas veces alguien le dice en que piensa y el sin inmutarse ni caer en cuenta de cuanto le gusta tan solo atina a responder: en mi derecha.

Contigo-Conmigo

Septiembre 17th, 2012
Puedo caminar por minas personales, navegar por aguas infectadas de tiburones y correr descalza por ramitas de limón. Lo haria sin pensarlo, si tu me lo pides. Por que siempre que estoy contigo, creo que podria hacer cualquier cosa. Aunque claro, siempre guardo la reserva de pensar que estamos en el mismo lugar. No somos esclavos de las circunstancias ni relaciones empalagosas que se marchitan. Los demás no nos dejan de mirar, a quien le importa?. Algunas veces te llamo con un beso que se transforma en mariposa, quien puede entender que soy dueña de las mariposas amarillas y tu de los grillos verdes. Yo no pienso mil veces las cosas, las hago. Las cosas pasan porque apretamos el botón de play más seguido. Avanzamos porque vamos rondando de las manos, como nances maduros que se hacen puntos suspensivos.

 Aunque no quisiera que te equivocaras con este libro. No soy toda azúcar y dulzura. También puedo ser una maldita con proponermelo. No quiero tener que bajar la cabeza para que alguien me pisotee, ni subirla tan arriba que me la puedan cortar. Nada mas quiero ser y que tu tambien seas. Alejemonos del camino trazado corriendo a toda prisa. Vamonos a vivir a marte en un cohete de juguete. Tengamos esa charlas con momentos insondables y sondables. Con juegos de palabras que se pierden en las traducciones. En efecto, no pasa nada cuando uno esta enamorado. Hoy quiero que el sistema se tome el día libre. Forzar el corazón para que las cosas pasen. El miedo y la soledad pueden escapar a volar por el cielo. Nadie se muere de amor, lo peor que pasa es caerse al suelo. Si no lo intentas las cosas nunca cambiaran- por eso se que mi lugar es estar contigo… te amo.


Feliz Cumpleaños Kaleb

Plop!

Septiembre 12th, 2012

Lucia no era más que una flaca en un millón de flacas. Tenia algo atrayente, como la luz de los bombillos. Sin querer sus piernas larguiruchas eran consideradas sexys. Y muy pronto se aprovecho en batir sus pestañas con lujuria para conseguir las cosas. La flaca tenia el labial de engaño en los labios, pero a nadie le importaba. Se hacia evidente porque todo siempre iba a prisa, porque en algun momento sin precisar nada más se detenia la atracción como si fuera la rueda de chicago.– Que pase el siguiente-
La pasión que despertaba su cuerpo, no duraba más que un fin de semana.  Sus tacones se estaban desgastando de traiciones e intrigas. Se habia vuelto todo lo que criticaba, tanto maquillaje y no podia ocultarlo. La flaca se perdia en el millón flaca con piernas de pajilla y rubia cabellera mientras suspiraba en la ventana por algun idiota.
La soledad hacia juego con sus aretes perlados. La espanta tan solo un poco, mientras se enamora perdidamente en unos cuantos días. Piensa: –esta vez si es la definitiva.-  Y entonces conocio al hermano mayor de Vanesa. David. Justo el dia que dejo de usar los contactos. Se bajo de los zancos-tacones y no tenia maquillaje de fiesta. Solo una piyama de conejos y pantuflas abiertas. Se apeno por supuesto, pero al menos no tuvo que pretender nunca. David la conocio como es y eso es suficiente para sentirse más desnuda que cuando no tiene ropa. Todo va fluyendo porque David lo hace fácil. El tiene paciencia industrial, orejas perfectas que escuchan siempre con atención y un alma tan bella como un océano. Lucia recuerda siempre ese fin de semana. El bronceado de David, el paseo a Santa Teresa, la lluvia necia de octubre. La locura de ir a la playa en una onda tropical. Era primavera que crecia en en la comodidad de usar lentes normales y pasar el fin en piyama y calzones haciendo crucigramas. Cuando un par de meses después, la prueba dio positiva era evidente que la primavera hacer crecer todo con fuerza, hasta bebes.

Si te miras en mis ojos  y en tus ojos me miro, todo queda entre nosotros.
 Love or Leave

Tres Meses

Agosto 22nd, 2012
A mi me gustaste por cabrón. Por hijueputa, esa es la verdad. Nunca espere nada de vos y me ha funcionado, Porque hasta el día de hoy, sos cualquier cosa. Te puedo resumir con cualquier comentario con que se use el grado adecuado de sarcasmo y un par de comillas. Era algo que no admitia errores ni perdidas. –Me atrae algo-, admitía cuando era evidente la reincidencia. Porque aunque la fidelidad no era nuestro fuerte, muy pronto me di cuenta que tenias algo, no puedo precisar que es. Nada más, miel y abejas. Todo el tiempo que fue verano.
Habia un candado abierto, hasta que jugando los cerramos y  perdimos la llave. Yo nunca entendi razones y al día de hoy ese episodio es algo borroso, como un dibujo que se salio de las lineas. Todo fue nada, al final tres meses no es mucho, apenas si es algo. Por eso, si alguien me pregunta si te conozco, esta bien decir.. “algo” porque nunca pase de la entrada. Porque todo fue algo cordial y consensual, como un choque de trenes planeado. Todo era algo del momento, un magnetismo de brutos. Fuimos miel y abejas, con más aguijones que azúcar. Por lo mismo que alzamos vuelo, caimos al suelo. Por cabrón y por hijueputa llego un día que siendo cualquier cosa y queriendo solo pasar el rato, las comillas no eran suficientes para hacerlo aceptable. Pasar el rato contigo, era perder el tiempo en valde porque al fin y al cabo eramos un caso perdido. Apenas nos vestíamos no teniamos nada que hablar, eramos un par de cabrones que entienden las indirectas de no responder mensajes y sutilmente deslizarse por la puerta. –Yo te llamo, dije sin tener tu número. Las comillas y el sarcasmo los metí en el saco porque no pensaba dejar nada, ni eso. Ya habia dejado “tres meses”.
– y tres meses son toda una vida 
(pero de abeja)

*Las obreras viven períodos mucho más breves, de menos de tres meses en promedio.

Maracuya

Julio 18th, 2012

Mientras esperaba su turno en aquella sala de espera, mira por la ventana que da a la calle principal. Desde ahí puede ver el parque donde la esperaba Rodrigo. La ironía es un pájaro que siempre se posa en cualquier ventana que mire. Hace días que estaba en una eterna sala de espera, donde quiera que estuviera; quizás porque la espera la tenia por dentro como si se hubiera tragado un reloj de arena y sus manos abrazaban su cintura y el tiempo se escurría entre sus senos y su panza. Cuando terminaba de caer, se daba vuelta y así era el ciclo. –Es algo temporal, nada dura para siempre. Pero no puede negar que esa compañía inesperada que crece mientras espera una fecha en el calendario, hace más fácil el movimiento del reloj de arena imaginario, que se da vuelta de sus senos y panza. Mientras crece una persona como  si fuera una enredadera de maracuyas y ella no es más que una maceta redonda.
Después de que la pesan, le ponen un monitor para escuchar los latidos, termina el ultrasonido y responde varias preguntas genéricas; el doctor la nota decaída. Le pregunta por su estado de animo y sin hacerse de rogar le habla como si fuera un amigo. Hace días nadie le pregunta como se siente, esta tan sola y eso que tiene a una persona dentro. -Estoy triste – Necesitaba sacarlo de adentro… por que si no lo decía, le carcomía como herrumbré a las vigas del puente. Se apena porque el comentario  suena más a niña de quince que a mujer embarazada. Y esta triste porque esta mal enamorada, es evidente.
Se asomaron grandes lagrimas a sus ojos de tierra mojada y agrego: – se que no es el momento, y que no tengo que alterarme doctor, pero así me siento. El doctor le receta caminar para distraerse y descansar porque aun falta tiempo para la fecha, que tome té de hierbas antes de dormir, le explica de nuevo que todo es un proceso hormonal y que hable con su pareja para que la apoye. Le estrecha la mano en la puerta del consultorio. Sale más tranquila, pero la espera continua. Mientras baja las escaleras se le ocurre que quizás lo que siente es  la montaña rusa de emociones con todas las preguntas que se hace cada vez que el reloj vuelve a empezar. De todas las preguntas hay una en particular… porque el imbécil Rodrigo no me devuelve la llamada? es que cree que los maracuyas nacen solos en las macetas redondas? 


Expreso

Abril 11th, 2012
El cada mañana llega por un café. El sol puede estar ahi o perderse, de igual manera aunque lluevan perros y gatos, necesita expreso . La gran mayoría del tiempo llega solo o en su defecto con la amante de turno, al menos hay que reconocerle eso a Andrés, que siempre da desayuno. Mira con atención los cristales de los vasos, la manera que estan colocados los cubiertos, siendo especialmente estricto con su café mañanero. No puede estar rechinado, ni hervido, ni pasado de agua, ni ralo, ni frio, ni muy caliente. Por lo cual, nunca se le queda bien, como suele pasar con la mayoria de cosas. Andres es un maldito inconforme, que raya con ser un come mierda venido a menos. 
Ya todos en la cafetería lo saben, es por eso que lo saludan por su nombre y su fama de ser un cliente pega es ampliamente   reconocida. Por lo cual, a la chica nueva le toca atenderlo. Cuando llega por la orden, se miran. Se reconocen y sin quererlo Claudia se sonroja fácilmente. No disimula nada y se le queda viendo directamente a la plaquita del nombre, que justamente esta encima de sus senos.Se saludan, como conocidos muy lejanos Ella apunta apurada la orden, esta incomoda pero no le dará gusto. Antes de retirarse de la mesa, la llama por su nombre por cualquier cosa. -Tanto dice Claudia, que lo va a gastar-  Mientras se aleja, el le mira descaradamente el trasero y las piernas. No puede ni le interesa disimularlo.
Mientras llena las azucareras los mira por los espejos. Están mirando a los otros clientes con desdén, tomando  sus pequeñísimas taza de café, alzando sus dedos meñiques; ni que fuera champag. No hablan mucho. Ya la transacción paso, el alcohol perdió su encanto. Se imagina que conversación más aburrida deben tener. El clima, los titulares de la nación, esas conversaciones tribales que no sirven para nada.  Antes de terminar de poner el azúcar moreno, sonríe porque recuerda aquel famoso desayuno…

Agua

Diciembre 1st, 2011

Carmela tenia la mala costumbre, de pequeña, de aguantar la respiración hasta que se cumplieran sus demandas. Aveces se desmayaba, con las mandibulas apretadas y los puños cerrados. Era tanto la malacrianza, que nada se podia hacer más. Su personalidad tan efervecente y su caracter de lija, creo en todos los demás una especie de paciencia sobrehumana. Si Carmela, esta de malas, simplemente se espera. Y despues de que aguanta el aire, lo más que puede, hasta casi caer. Claro que lucharon para que no fuera tan malcriada. Pero en algun momento se dieron por vencidos. Es que es más testaruda que una cabra. De tanto que aguantaba la respiración, se le desarrollaron grandes pulmones.

Por eso, cuando entro al agua sus pies se convirtieron en aletas y su piel en escamas. Nadaba desde el amanecer hasta entrada la noche. Piscina tras piscina, como una sirena olímpica que irremediablemente iba de un lado a otro. Nadie volvió a lidiar con su carácter de mierda, ahora ella solo le interesaban dos cosas. Nadar con sus pulmones gigantes y rosados. Y Rodrigo. Tanto le gustaba nadar que entro al equipo de natación. No tenia la constancia para ser deportista, pero si muchas ganas de pasar con Rodrigo, el hijo del entrenador.

No le interesaba ganar medallas, solo escurrirse como un pez. Carmela era una delfina que nadaba mariposa. El mal carácter se le fue limpiado, claro fue necesario mucha agua de cloro y sal, para que se quitará todo ese herrumbre que la carcomía. Cuando aguanta la respiración, es justo después del entrenamiento, cuando se sumerge al fondo con Rodrigo. Y se besan como dos delfines, soltando burbujitas de corazones, como corrientes de agua fría que se enamoran y hacen remolinos. Se toman de las manos, se abrazan como principiantes y aguantan las respiración lo más que puedan. Que para su mala suerte, les toco vivir en la superficie y no ser peces enamorados de arrecife, como secretamente sueña Carmela.

Images of broken light which dance before me like a million eyes,
They call me on and on across the universe.
Thoughts meander like a restless wind inside a letter box,
They tumble blindly as they make their way across the universe

    Archivos