Los buenos amantes (Los dias malos siempre vuelven)

noviembre 18th, 2009


Los buenos amantes nunca piensan en la despedida… únicamente tienen el ahora y si hacen planes es como el cielo hace nubes sin quererlo. Y yo entiendo que después de todo siempre estará la soledad, la que nunca se ha ido, pero se ha alejado tan solo un poco cuando tú estás conmigo. Y los días malos nunca se van, siempre regresan. Tantos días buenos seguidos me han hecho creer que esta vez es diferente. Mientras leo tus señales e interpreto tus deseos, el positivismo me ha quebrado en dos. Ya no es suficiente estar contigo sin pensar en la despedida que se augura.
Se que lo que yo quisiera y las opciones disponibles, poco son importantes. Si únicamente es una espiral, que va cayendo como un pájaro herido; aun no se haya tocado por el momento el suelo. Mas no deja de ser humor negro, que aun a estas alturas este pájaro no sepa volar libre por el cielo. Y entre mas quisiera que funcione más rápido se cae todo al suelo. Entre mas cómoda quisiera estar más atrapada me siento y cada vez voy mas presionando las cosas, como si pudiera prevenir que los días malos regresen y nazcan de nuevo así como nubes grises en el cielo.
Y yo no quiero pensar en la despedida, mas lo hago. No quiero seguir volando bajo para evitar caídas y lo hago… pero por encima de todo no quiero preferir a la soledad que me espera desde la puerta, mientras intento darte algunos motivos que te hagan quedarte un rato mas. Y yo se que ya vas de salida, disimulare al menos eso lo hare, y te diré hasta luego. Mientras la soledad regresa, nuevamente con los días malos y los pies siempre sobre la tierra.

Te espero cuando miremos al cielo de noche:
tu allá, yo aquí, añorando aquellos días
en los que un beso marcó la despedida,
Quizás por el resto de nuestras vidas.
Benedetti

Rie, cuando estes triste… llorar es muy facil

Señorita Luna

septiembre 30th, 2009



Yo se que te amo. Eso lo quiero dejar claro y si no lo dije antes es porque esperaba el momento correcto, sin saber que el solo hecho de estar contigo es suficiente para decirlo muchísimas veces. Mas el momento correcto parece que nunca llego, te fuiste antes de que pudiera despedirme. Y quisiera verte despierto, no se para que ni porque… pero las horas se me hacen años desde duermes profundamente en la ala oeste del hospital.

Alguien me reconoce y me saluda, y yo apenas si puedo responder. Hace semanas que estoy a tu lado y aunque nadie me lo ha dicho directamente estoy segura que todos se preguntan que hago aquí. Los periodistas llaman y suenan sus voces condolencias aunque aun lata tu corazón. Me he reusado a ver la pelea, no me gusta imaginarte cayendo al suelo, aunque lo han pasado un millón de veces por la televisión. Cambio rápidamente el canal o últimamente me funciona del todo no conectarme al mundo. No quiero hablar con nadie, mucho menos con la prensa.

Y yo quisiera poner a andar el tiempo para que te recuperes, pero el doctor dice que no vas a despertar, que esta vez no vas a ganar… alguien me reconoce de nuevo, mientras el dolor me carcome junto a tu cama. Es alguien de la prensa, yo dije que no daría entrevistas, mas me promete que será una única pregunta y se ira. Es fácil, cual fue mi mensaje para ti el día de la pelea. Yo lo digo bajito, gana esta ultima vez….

Las girasoles que esperan

septiembre 27th, 2009

If it takes forever, I will wait for you
For a thousand summers, I will wait for you
Till you’re here beside me, till I’m touching you
And forevermore, sharing our love
Connie Francis

Cuando yo lo conocí, era alguna fecha de diciembre. Tenia que ser porque el viento corría entre los edificios mientras bailaba con los papeles sueltos, las bufandas flojas y las hojas marrones que se soltaban para irse con la brisa navideña. Las personas marchaban con regalos de todos los tamaños y formas.
El viento hacia que mi moño fuera apenas un recuerdo lejano. Llevaba un ramo de girasoles en las manos, para entonces eran mis flores favoritas y las que duraban mas en marchitar se por algún motivo desconocido.
Con mi suerte, empezó a llover y tronar; pero aun faltaba para llegar a mi destino. En la marea de gente, humo y regalos, alguien se detuvo con una sombrilla para preguntarme la hora. Y yo continué en debajo del techo de algún edificio. Y te conocí, hablamos por horas y te fuiste como las nubes de la lluvia.
Y desde entonces la sensacion de invierno subió por mis pies mojados como si nunca se hubiera ido. Era otra vez diciembre, nunca dejo de ser diciembre. Y yo quise buscarte, tal vez este año nos volvamos a encontrar casualmente. Me encontrarías en el mismo lugar que nos conocimos y yo esta vez, te pediría tu nombre.
Porque yo desde que te conocí supe que escribiría únicamente para recordarte aun tenga que esperar miles de veranos yo esperare por ti. El viento anuncia la llegada de la noche, la lluvia termino hace horas pero tu aun no llegas y las girasoles se vuelven pacientes también esperando como todas las noches que nos encontremos casualmente…

Mi alfiletero

marzo 4th, 2009


Yo entiendo que tu no me ames. Que cada vez que haga algo para ti te resulte molesto y sin sentido. Pero yo lo entiendo, de todas las personas del mundo yo lo hago. Se porque no soportas las inyecciones ni las agujas, por eso es una ironía que terminaras conmigo. Cada paso que damos es en falso, porque algún día te iras lejos y te llevaras los días soleados en la maleta. No es que quiera retenerte para que te quedes como un canario sin cielo, pero me gustaría que lo disfrutaras; olvidando la persona que soy y notando todo lo que quiero darte.
Es irónico tu odio a las agujas cuando yo soy costurera de nacimiento. Me gustan los alfileres de colores brillantes, las tijeras enanas y botones sin nombre. Aun cuando ves las agujas cambias de rostro, te vuelves ausente y tal vez por eso nunca me has ido a visitar al trabajo.
La historia de tu vida ha sido muy triste, tal vez por eso es que me he esmerado en repararte parte por parte y nunca me he permitido abandonarte; porque tengo miedo que se salga ese odio que tienes adentro como guata podrida y que solo yo puedo soportarlo. Tu madre te solía castigar con agujas, pero solo cuando te portabas mal. Aveces llegaba sin decirte, cuando estaba profundamente dormido y punzaba tus manos. No quedaba marca, solo un dolor imaginario según tu abuela. Cada vez mas, las agujas formaban parte de tu vida. Y en cuando yo te conocí eras apenas un pobre alfiletero humano, llenos de parches y remiendos.
Por eso ayer que estaba terminando el mantel para tu madre y tu te sentaste sobre mipequeño set de costura, te molestaste mucho. Tal vez porque fue un golpe para tu ego, tal ves por que fue una mínima venganza…
Pero aveces cuando hablas de la soledad que llevas cosida en la espalda, de la tristeza gigante que guardas en el bolsillo; yo solo quisiera que abrieras los ojos y dejaras de ser un maldito alfiletero para volverte un hombre dedal.

Stardust

octubre 10th, 2008


Estamos destinados a permanecer de alguna manera
Nos encontramos en millón de elementos,
Que estaban tirados por el mundo,
Nos encontraremos nuevamente,
Una y otra vez,
Seremos gránulos enanos de cereal
Tierra seca y anaranjada
Amor que es polución pura
Arena para gatos si lo prefieres…
Lo sucio que duerme debajo de la tele…
Azúcar molida que adorna los queques…
Polvo de hadas para que vuelen los niños…
Cocaína pura en la misma raya…
Escarcha caída debajo del mismo árbol…
Ácaros de polvo debajo de un colchón…
Silicio escondido como minas antipersonales en la playa…
Carbón molido en los pulmones negros de los mineros…
Polvo cósmico del B 612

Quieres ser nada conmigo?

Somos, fuimos y seremos el mejor polvo de todos!

Shhhh

octubre 5th, 2008


Eso que no dices y piensas, QQH
lo que guardas debajo de tu lengua,
esta presente entre nosotros
una barrera del tamaño de Saturno
y esa actitud tan tuya
de pasiva agresiva

Aprende a discutir, dije
para que no tengas que tragarte
tus sentimientos como aspirinas, pensé
No es que no hables es que no lo sientes
y yo solo pensé en tu silencio
y no dije nada para no romperlo

Hoy pense en dejarte
y dije te amo muy bajito
un escudo de indiferencia
no te permitio notar mi tristeza
hoy guarde silencio como tu sueles hacer
porque creo que hoy estamos pensando igual

Nada

septiembre 26th, 2008

Fue del tamaño de
La cabeza de un alfiler
mínima, casi invisible
así de pequeño era el agujón;
Antes de verme infectada
por corazones rojos en los ojos,
mariposas en el estomago, subiendo
por mi diafragma al minimo contacto,
sudaba frio y sonreia por nada

Fue una como una diminuta espora maldita
que bailaba en el viento,
antes de llegar a mi vida
pero tu me conquistaste con flores,
seres mortales que agonizaban en la sala
cada sabado por la mañanas
habia una nueva victima,
un ramo de margaritas frescas

Fue nada nuestro comienzo,
Una gota que cruzo con el viento,
el fuego que beso un cigarro,
el hielo amando mi cerveza
una sonrisa cualquiera,
una fecha que recordar
y la estrella fugaz que nadie vio,
pero cumplio todos mis deseos

Un demonio llamado Sofia

septiembre 15th, 2008

Ese día se levanto en otra cama. Tenía miles de preguntas y solo un culpable, Sofía. Busco lo que pudo del vestido de seda de la noche pasada, en un cuarto oscuro por la mañana donde solo se filtraban la luz blanca. Se prometió no llorar más, y se aguanto hasta encontrar las llaves, aun en la puerta. Miro sus talones, rojos y cansados… y tan solo decidió continuar. Salió de un lugar sin nombre y sin cara, donde la gente de bien, pasaban en buses para ir a trabajar. Nadie la esperaba desde hace algún tiempo, su último amante se enamoro… y se marcho. Llevaba todas las cosas que una mujer podía considerar importante, dinero y aretes. Cuando logro encontrar un taxi, lloro desconsoladamente… lloro por la gente que la abandono, lloro por envidia de su último amante, lloro por perderse, lloro por no encontrar sus cigarros, lloro por el desperdicio de vida que llevaba. No logro llegar a casa.

En un trayecto del viaje, cruzaron de frente “El parque”, no sabía dónde estaba o si era una ilusión… pero decidió bajarse y comprobarlo. Camino por la orilla del lago, donde una vez juro amor eterno para siempre y termino en Julio. Quiso correr pero sus tobillos abiertos no la dejaron. Quiso escapar de su destino… pero no había manera iba acabar con Sofía de cualquier manera. Grito y no se escucho nada. El reflejo del lago mostraba alguien diferente, entrada en los 20 desde hace algún tiempo, con un vestido de noche y todo el maquillaje corrido. Antes que alguien la viera decidió cumplir lo que una vez prometió. Camino un poco y tomo un segundo taxi, con dirección al puente de Naranjo. Saco su celular, el cuarto en lo que iba del año, y solo había un número a quien llamar….. Sonó apenas tres veces y contesto su esposa. Fue un sueño despierto. El en el desayunador tomando café y leyendo la sección de economía. Ella lavando los platos y Sebastián viendo dibujos animados. Ella con una sonrisa de tenerlo todo, hasta un atraso… Corto la llamada. Decidió no decirle al taxista para donde se dirigía, se notaba su fanatismo por las imágenes religiosas, que la dejara cerca del puente, de cualquier manera no usaría los tobillos destrozados mas. Agradeció al taxista, pago con un billete de 100 y sonrió, aun no tenia arrugas solo una mala vida.

Decidió hacer unas llamadas más, la floristería mando gardenias y azucenas a un céntrico bufete de Cartago, con la leyenda: Hasta Pronto, vas a ser padre. En su sueño lo sintió. Siempre tuvo ese don de adivinar eventos y soñar con los ojos abiertos, aunque nunca tuvo control de eso, tal vez por eso lo supo su amante se iba a enamorar. Más no adivino al accidente ni muerte de la gente que alguna vez quiso. Era un vacio el de no tener nada y contar con todo lo que desea un mortal. Solamente se sentía completa con la cocaína, que dormía su parte de bruja decía ella. Camino hacia el puente. Se sentó en el suelo, y se quito los malditos zapatos que no soportaba más. Pensó en que todavía tenía garantía y sonrió, un cliente menos pensó. Miro el tatuaje que tenía en el tobillo, una enredadera de azucenas y petunias. Las heridas le daban dramatismo al tatuaje, pero nadie lo noto. Se asomo al vacio… mas no sentía miedo. No tenía cocaína desde las seis de la mañana pero no se sentía drogada desde hace algún tiempo. Ya no recordaba nada, ni el desamor, ni con quien dormía y menos lo que tomaba. Decidió buscar un recuerdo para siempre, y decidió quedarse con el día en el parque. Miles de fragmentos de felicidad sintió, solo una única vez. Tiro los zapatos al vacio no se escucho nada, tiro el celular número cuatro al barranco, y seguidamente desapareció Sofía. Los pliegues del vestido no sirvieron de alas. Lo último que vio, fue una ironía… el mismo sueño de la mañana, mas ella era la mujer. Ella contesto el teléfono y regaño a Sebastián por no terminar el desayuno. Tenía pantuflas de lana y le leyó el horóscopo, ventajas de cumplir el mismo día penso…6 de agosto.

Para Sofia, que nace todas las noches y muere todas las mañanas cuando me levanto.

Fragil

septiembre 8th, 2008


No importan las ideas fijas de las gentes… Porque la impotencia de pensar en el desastre de “cámara lenta”: la caída de castillo de cartas que había formado y le decía sueños, los dominós en fila eterna que parecían esperanza o la torre de legos que llegaba al cielo… cada una de las estructuras que alguna vez le dieron sentido o forma alguna a la falsa seguridad que me embargaba antes de hoy.
Como saber la frágil división de la ausencia de motivos a diferencia de la creación de los mismos;

En el abismo de la impotencia esta la línea de la importancia; Hoy me siento impotente por algo no importante… la línea se ha borrado y yo estoy molesta. No es mi fragilidad necesariamente mi mayor debilidad, como solía pensar; es mi fragilidad mi mayor fortaleza porque me hace construir miles de veces la esperanza, mi sueños y mi vida; así cuando la importancia me embargue como hoy, podre dejar de esperar el desastre y yo misma uno a uno derribar cuanto quede de pie, así solo tendré la parte que soportara el peso y la débil caerá con un soplido de viento.

Emo

agosto 8th, 2008

He esperado toda la vida para morirme;
como quien cuenta los días para ir de paseo.
Queria que me llevaras en tus alas al cielo
o al menos poder renacer en otro cuerpo.

Como quien pide un ultimo deseo
pedi que nuestra encuentro fuera emotivo y tierno,
por que de nada vale el dolor que llevo adentro
si lo único que quiero es morirme, eso quiero.

Por eso cuando te vi llegar,
me alegre es cierto,
porque con tu llegada ya no sere ni malo ni bueno
Solo un pobre humano que se pudre en el suelo

Me gustaría despedirme de todos,
Pero llegaste de improviso y sin alas, sin cielo
Por que la muerte no entiende
De años y duelos, solo nos lleva su debido tiempo

Robaste mi alma en un soplido certero,
Como quien roba el dulce al niño,
Y nadie puede defenderlo
Pero era mi destino, yo tenia fecha de vencimiento

Ahora que se elevan mis pies del suelo,
Y dejo atrás el caparazón del cangrejo
Creo que sere feliz,
Por fin se ha cumplido mi sueño

    Archivos