Santo

octubre 17th, 2013

e98177925_99829_d883e8d069cc-post

La devoción sin reservas es un pecado que nunca he tenido. Yo guardo siempre debajo del hábito de amarte día y noche, una admiración secreta. Sale a relucir cada vez que me nace servirte desayuno y me hace sonreír siempre que me llamas. Esa admiración se ha mantenido intacta mucho tiempo, más que el amor carnal que en algún momento nos consumió. Donde me perdía en un mar de cobijas y en que ninguna pelicula logramos ver completa sin rodar por el sillón. Después del enamoramiento, de la relación y del tiempo, se mantuvo esa complicidad de adorarte como hombre y como amigo. Tu nombre sabia a cielo de verano sin nubes, a arcoiris recién formado en la playa. Sabia a noche de estrellas y a queque de chocofresa de spoon.

Sin embargo, cualquier cosa que  se cimienta en roca puede ceder. Y mi admiración ilusa tan solo me sirvió para nublar mis sentidos y un día cualquiera perder por completo la devoción. Bajar al santo, apedrear la iglesia, quemar el altar y correr lo más lejos posible de él. Como fui apagando las luces de emergencia, hasta ceder el control de la situación. Tanto te admira la gente que es un twist imaginarte así. Un heróe caido en desgracia. Tu soberbia te ciega, la mentira te consume. Ya no eres dulce, pero si fueras amable es suficiente. Destruyes a dos manos lo que alguna vez duro tiempo y esfuerzo en hacerse. No me interesa lo que piensen los démas, esta vez no es una pelea de fin de semana porque no sacaste la basura. Esta vez me estas fallando con toda la premeditación del mundo. Estas ignorando las consecuencias de tus actos. Borrando con el dedo las leyes y poniendo en peligro a tu familia. El santo al que le prendía candelas, era un lobo con piel de oveja. Nuestro ejemplo esta chueco, la linea esta quebrada, la mentira contamina nuestra agua que corre por las venas abiertas. Un ecologista que tira basura al suelo cuando nadie lo ve.  La admiración se evaporo en una nube de sorpresa y yo solo alcance a decirte: – Por amor a Dios Rodrigo!  Que es esto? 

 

Calamar con ajo

septiembre 2nd, 2013

Manuel Antoni0

Me ciega el deseo de verte. Al menos verte, que importa si no me hablas. Si verte, Carlos Manuel aunque sea de lejos. Si ya se que las cosas no van bien. Hace rato que no van bien. Separados ni juntos, no funciona. Ya no funciona. Nos hemos perdido en la aurora de la mañana, en estas montañas con neblina y silencio donde cuando el sol decide salir  quema. Nos lleva la corriente y estamos ahogados de nadar en contra . Estamos atados a este amor que habito en nosotros y hoy da más vueltas que una botella vacía de fanta colita. Cangrejos tristes que cuentan las olas y me susurran que esta vez será la definitiva. La selva ama al mar en medio de acantilados y suposiciones de fines de semana. Lo ama, aunque pague mal y no cumpla sus promesas.

Esa humedad que nos abraza como una nube y apenas nos da chance de mirarnos solo un momento entre esos silencios infinitos que no me atrevo a romper. Las olas chocan irremediablemente en los bancos de arena. Mientras que mis miedos se vuelven moustrous de agua salada. Estoy tan lejos de la luz, como un calamar gigante jugando escondido. -Saben más de marte que lo que hay en el fondo del mar, Carlos Manuel. Si tu eres un calamar gigante, entonces yo también-Estoy tan ciega y tan sola, aburrida de que tu amor se haya perdido como una guatuza cuando se enamora de la luna. Cuantos secretos Carlos Manuel, te guarde para siempre. Quisiera verte, fuerte y amable como un manzanillo venenoso que se enraiza en las promesas cumplidas. Sin embargo, no echaste raíces, te curaste de un mal amor. Cuando pudiste te fuiste, el mar borro las huellas, la selva me dijo que te dejará ir fácil porque no eras mío. Me quedo aquí, con todas las estrellas por delante, el mar azul desnudo que me consuela como una niña y con certeza absoluta que mi gran amor siempre será Manuel Antonio.

Cerca de amapola

agosto 26th, 2013
Te di todo el espacio para que te escondieras en falsa cortesía, como una cerca verde de estacas. Siempre te di el beneficio de la duda, sin pensar siquiera que tu sembrabas preguntas y movias los hilos a tu antojo. Yo no era más que un pasatiempo de fines de semana. En los recovecos de los buenos dias y las buenas noches te quedaste. Hablando paja en la cera, debajo de la entrada de amapolas en mi casa, me ganaste sin esfuerzo. Vendes helados en el polo norte y arena en la playa. Especialista en leer deseos y hacer promesas. Cuantas hicimos, que como botones cortados abrieron nunca sus pétalos . Como si se tratará más de una formula matematica que una relación, crecía mi amor ingenuo por ti, fuerte como una amapola. Ahora no hay nada que decir, si tu sabes como mover todo para que no quede la minima pizca de encanto. Cambias las condiciones, tu haces el papel de fiscal y juez al mismo tiempo. No se leerte, me enredo en esos espacios vacios que dejamos para no evidenciar que tu desinterés empieza en cuanto tenemos la ropa puesta.
En bloque editas y mueves las piezas. Pero tanto juegas que no amas. Tanto piensas que no disfrutas. Es cierto, sabes encantar con mover las pestañas pero yo no quiero aprender a jugar así. Me dices que reconsidere mi posición. Estoy segura que es la ultima vez que hablamos en la cera de mi casa. Te cuidas tanto con los detalles que nunca te entregas, enredado en la cerca de estacas verdes. Tan cercano y tan abismalmente lejos. Yo no tengo que reconsiderar, yo entiendo ahora con claridad todo el cuadro. No vale la pena decirlo en voz alta. Me toco perder, claro si la casa siempre gana. Te vas lejos y yo me quedo, como una amapola abierta, en la cerca de estacas.
  -Amor de mis amores, tanto cinismo pudre las amapolas como un palo de agua-

Universo

agosto 14th, 2013

7fed_13e3813c24074cc9017d534-post

Mi amor, que bien que te encontré. Disculpa la tardanza, pero estaba en el lugar equivocado, tan solo para reconocer el correcto. Nadando en la vía láctea y corriendo entre asteroides. Me encanta tu amabilidad y dulzura, tienes toda la gracia en tus pestañas. Es muy fácil creer en tus palabras, pero basta con mirarte siquiera para saber que todo vale la pena. El pasado y futuro si estas en mi presente. Pase tantos desiertos, tantas pruebas y no fui fuerte. Me cai muchisimas veces. Quería encontrarte rápido, porque sin conocerte siempre te espere. Pero cada quien tenia que recorrer su camino, para ser las personas que miran el mismo atardecer. Fabricio, sus manos, sus pestañas. Su acento, su color de piel. Fabricio es un acuario de los bellos.

Esta vez es diferente, al menos por el momento. Tantas previsiones se levantan y antes de notarlo, estoy desnuda con toda la ropa puesta. No guardo absolutamente nada para después. Te amo y no puedo evitar estar feliz con solo verte. Disculpa la tardanza, pero tenia que aprender  a ser paciente para no perder la calma. Amor mío espero que entiendas todas las pruebas perdidas que tuve que llevar para que tan solo por esta noche te entregue todo este amor loco. Creí que nadie lo quería, porque mucho se fueron sin mirar atrás. Aveces me reproche mi entrega, pero sabía que no eran el correcto. En algunos momento, lo crei, te lo digo amor mío. Lo crei, cai sin barreras y confie. Hasta que un día me di cuenta que  no era mi amor. Y empece a buscarte de nuevo. Con paciencia y sin prisa. Llegaste, como un turista más. Fabricio espero que esto no sea un amor de verano. Te lo digo, estoy cósmicamente enamorada de tu estrella.

Fue una suerte encontrarnos, con la casualidad de sombrero y el hasta pronto en la puerta. El universo me ha visto mil veces enamorada, jurando amor a cada hombre que me deslumbra. Saltando entre asteroides y deseos, con la única seguridad que nada dura más que un parpadeo. Para el lunes siguiente, Fabricio no será más que una promesa. Fabricio Acuario, bah muy complicado, no va a funcionar jamás. Eso no fue más que un fin de semana.   Desde el próximo martes, yo seguiré esperando por ti mi amor, justo en el medio del universo. 

 

Feliz Cumple Ka. As. y  Mar.

Luis (y yo)

julio 15th, 2013

El pasado ya fue hace rato. Salió sin pensar en el camino de regreso, y así fue. -Vete pero no vuelvas. Se cumplió a cabalidad. No hay que ser muy entendido para saber que no hay vuelta de hoja. Ella mientras terminaba de empacar dimensiono las medidas de la sala, conto los cuadritos de ceremica de las gradas que tantas veces espero. Calculo el espacio exacto que ocupaba el sillón y el tamaño del cuadro que tanto odiaba y no volveria a ver jámas. Esa casa que fue nido de tantas esperanzas y al final de día de muchísimas tristezas.

El era de relaciones serias. Eso era una constante. Las cosas pasajeras pierden el tiempo conmigo. No creo en las segundas oportunidades ni en albergar esperanzas vanas. La rectitud de Luis rayaba con la inflexibilidad del metal. No habia nada que negociar ni finiquitar. Luis daba las condiciones desde el comienzo. Se trataba más de un contrato que de un noviazgo. Siempre sin sorpresas y las cosas de antemano en medio de la frente. Ella amaba su buen corazón pero no podía con sus lineas imaginarias.

Se cumple hasta donde se puede, pero tantas normas no son más que una excusas que se opone justamente a esa rectitud que tanto defiende. Tanta rectitud borra de tajo su naturaleza humana. Incapaz de bajar sus standares,  prefiere perderla, antes de comprender la minima falta. Se siente como un animal enjaulado, quiere verla con ansias locas. Arrancarle la ropa y hacerle el amor en el sillón de la sala, quemarla como el fuego a la madera. Subir por sus piernas como un alpinista borracho, contentar a esa mujer necia y liberal que desea irremediablemente.  Besar sus senos hasta que se duerman sus labios, gastar su terquedad con su dulzura de niño grande. Tomar su cintura con sus manos y cerrar muy fuerte sus dedos para no soltarla más. Amarse como locos. Mientras exploran sus cuerpos, vibran al compás de sus corazones y prometerle rendido después de acabar, todas esas cosas que su orgullo no lo deja ni siquiera considerar.

Cuando ella salio a esperar el taxi a la cera y vio que Luis ni siquiera se asomo por la ventana, supo con una certeza absouta que había tomado la decisión correcta. Cuando ella se fue sin siquiera despedirse ni devolver el juego de llaves Luis supo con una certeza absoluta que había tomado la decisión correcta.

washing machine

julio 8th, 2013

Te conocí sin notarse siquiera, sin introducciones ni saludos. No recordé tu nombre, aunque lo dije en voz alta para intentar memorizarlo. -Mucho gusto. Fue lunes o domingo, cualquier día y cualquier cosa. Iba perdida en el washing machine de mi vida hasta que choque irremediablemente.Conocer personas nunca ha sido mi fuerte. De entrada rara vez hago click. Es necesario convivir un rato para que la primera impresión se disipe y salga mi tímido encanto a relucir. Iniciar las conversaciones no es uno de mis talentos. Así que, siéntete importante si alguna vez te hablé primero. Te amé sabiendo que  te irías pronto. No tenia que encariñarme mucho. Fui cobarde porque  intente en vano esconder mi corazón, jugar como tu lo haces. Pero al fallar tan estrepitosamente me di cuenta que debajo de todo ese miedo, estaba mi valentía escondida.

Aprendí que puedes decir mil cosas lindas pero muy pocas son ciertas. Sabes mover las cuerdas, eres muy paciente y sabes leer a las personas como si lees el mar. Por eso se que no hay final, nunca salió nuestro barco del muelle. Lindo nuestro tiempo fue y sin ser más que una fina red de amaneceres y atardeceres compartidos que soplaban la vela de las cambiantes intensiones. No tengo melancolía mi amor, no me reprocho nada del pasado. Te quiero y eso no cambió ni está cambiando. Suele pasar, las medias se enredan con las camisas. Y las bufandas se aferran a los vestidos de baño. Los pantalones se confunden con vestidos de tirantes. Hoy volví al washing machine de nuevo. Y mi salvavidas de valentía me hizo tomar por avante el viento de cambio. No era tan malo, cuestión de tener paciencia  como tu me enseñaste, lavar y enjuagar. – Amor fue  cierto, todo pasa por algo.

Mai Tai

julio 3rd, 2013

Abril no ha sido más que una sucesión de días. Apiñados en orden cronológico, con el mismo desdén de ladrillos cuadrados. Mientras los retazos de tela se amontonan en el suelo, abril parece más una niña jugando con una tijera que un mes a punto  de morirse. No queda nada entero, como una galleta soda quebrada. Pero ya te dije la formula secreta; tu preocupate por el ron claro que no faltará el triple sec. Esta noche pondremos lagrimas de lima mezcada con sirope de orgeat para sonreir como brutos. Mientras la granadina nos da un beso certero, una cereza nos dirá lo que queremos oír. Nos sirven dos mai tai y un atardecer muere en el horizonte. Brindo por que algun día me tengo que perdonar haber sido tan cobarde, querer ser tan fría como un cubito y haberte dejado ir tan fácil. Amor perdamonos en el encanto del ron y de una conversación que solo los borrachos entienden. Brindemos porque no nos conocimos de verdad y aun asi nos quisimos.

Anda mi amor, que abril ha sido cualquier cosa. Fuimos felices e ingenuos, como tiene que ser. Perseguimos elefantes y mariposas morphos por igual. Que importa si vamos sin frenos o si la luna no es más que una bola de queso. Al menos yo me entregue y fui sincera. Anda mi amor no pienses de más . No soy un robot, me duele que te vayas. No soy un mueble, pues claro que te voy a extrañar. Nunca te pedi que te quedarás, porque se que no hay más que una tarde de mai tai para nosotros. Porque se apilan los días en un abril que se extiende varios meses. Todos los dias son iguales, voy al mismo lugar a ver morir atardeceres y con la cantidad correcta de ron blanco a escribirte todo lo que te quise decir y nunca te dije.

Cuidado con la bicicleta

junio 27th, 2013
Debes tener mucho cuidado. Te lo advierto, tengo en los hombros una colección de amores disueltos y corazones rotos que guardo entre silencios abiertos y preguntas muy puntuales. He fallado muchas veces, he dejado ir buenas oportunidades. Y si me he caido tantas veces seguidas es tan solo el motivo por el cual ahora puedo tener este balance que me deja ir hacia delante. Y que mejor compañera de viaje que ella. Avanzamos como dos locos en bicicleta, aunque hayan colinas o sea una carretera de concreto. Antes de conocer a Catalina, estaba casi bastante seguro que las relaciones no funcionaban más que para un par de fines de semana.Su encanto derrite mantequilla sin proponerselo e ilumina cualquier noche como un bombillo de 75 walts. Facilmente puede sonreír como un ramo de rosas abiertas o escuchar por horas con la misma paciencia de un par de audífonos. Quizás es el tiempo que hemos recorrido o sus manos que modelan mis actitudes. Su amor saca lo mejor de mi y yo nada más no quiero volver, no quiero dejar, no quiero fallar. Somos dos arboles que unieron sus raices hace mucho tiempo y ahora solo estamos en el mismo lugar, donde tenias que estar. Al menos por el momento. La advertencia no es para ella, si no para mis malas mañas y el miedo que se burla de mi cara de tonto, de esos tontos que compran flores y firman largas dedicatorias. Porque Catalina se merece todo mi cariño y bondad en todo el trayecto que Dios nos deje avanzar en nuestras respectivas bicicletas.

Ruleta

junio 26th, 2013
Sabemos utilizar la estrategia amorosa solo cuando no estamos enamorados. Entonces antes de que pase el evento, empiezo el ritual de conquista. Desfila el maquillaje de fiesta, tacones altos y vestidos cortos (muy cortos) de encaje que enseñan los muslos y que disimula la pena. Esta noche iremos al casino a jugar ruleta o quizás una cena a la luz de las velas. Por esas cosas del destino,  compartimos algo más que el cinismo. Tenemos el mismo cumpleaños, quizás por eso es valido pensar que tenemos la misma estrella de Libra. Esos juegos mentales y estrategias rara vez funcionan con alguien nos queda de maravilla. Jugamos al gato y al ratón sin saber cual tiene garras y cual bigotes.
Me gusta jugar  a estar enamorados, tomarnos una botella de vino caro, mientras nos arrancamos la ropa para besarnos hasta gastar por completo las energías. Somos tan buenos finjiendo que se necesita ser un cínico avanzado para saber que fue calentura de fin de semana. Nos amamos como adolescentes. Jurando amor eterno y otras barbaridades, esas cosas que solo funcionan en los amaneceres de los sábados. Mientras me besas el cuello yo olvidare que es un juego, es un calentamiento. Nos decimos lo que queremos oír de nuestras ideas preconcebidas del amor y compañía. El vestido corto de encaje se ve divino en el piso de tu cuarto de hotel. El vino deja de hacer efecto. Otra vez es de día. No hay que ser muy entendedor para saber que no vamos a cambiar números de teléfono ni correos. Amor mío, eran las dos de la mañana y teniamos hambre…

Angie

mayo 20th, 2013
Yo me tire al agua por vos. Me tire de cabeza, cuando bastaba entrar caminando. En la orilla apenas si llegaba el nivel a los tobillos. Pero no sé medir, nada más me lance, di un salto como acostumbro hacer con las piernas juntas para impulsarme y el corazón entero. Hay que medir, hay que esperar a que las cosas fluyan como un río que baja al mar. Para cumplir lo que se promete, lo minimo que sea. Se salta al agua o no se salta. Claro hay niveles y maneras de entrar, pero siempre será igual salir.
Puede ser un charco de lluvia o un oceano tan profundo. Salte por vos, porque solo así se entrar al agua. Claro hay piedras, corales y conchas, me lastimo mucho más de lo que debería. Me entrego como si tuviera el corazón de hule. Después de caer me sumergo sin saber hasta cuando, sin siquiera esperar a verte en el agua. Aguantemos la respiración que esto solo durara un parpadeo. Lo lindo durará menos que el abrir y cerrar de alas de una mariposa. Será tan poco y tan insignificante, que se perderá en las ondas necias de tirar piedras al fondo. Tan predecible será el fracaso, que termino perdiendo las burbujas, no aguanto más la respiración. Que bruta, me tire de cabeza por vos. Mientras que solo metiste la punta del pie. El agua estaba tan fría, pero uno si se tira de cabeza no calcula. Solo siente, todo de un golpe. Sin más motivación que un salto al vacio. En ese momento no me importo y aún ahora no me importa.  Me acostumbre a nadar en esta soledad que fluye como un río al mar.- No calcule, fui mala en matemática, tu entenderás muchos golpes seguidos en la cabeza-
    Archivos