Isla Bonita

Julio 28th, 2014

9536ae58787aeab9a740455f955d3d5fQue puedo decir a estas alturas, para salir de la sospecha de culpable. Absolutamente nada. Tienes derecho a pensar lo peor de mi, como si de ser cierto significará de alguna manera que te deje de querer. Acaso no puedo hablar, sin que bajen rayo eléctricos que partan la poca confianza aunque sepamos de entrada que somos un  par de piedras . Es un tramite, la promesa de intentarlo, las peores acciones se hacen con las mejores intensiones.

Has ido minando poco a poco mi confianza, en un fin de semana se ha terminado. No puedo mantener la mirada, mucho menos una conversación decente. Ha sido demasiado la exigencia, la culpabilidad que no se lava con ningún jabón antibacterial. Entonces lees lo que quieres leer, quien puede detenerte si hace rato que pasamos distraídos la señal de ALTO. Vamos mi amor, creeme esta vez. Al final yo tan solo creo que el amor esta lleno de baches y promesas. Esto es lo que hay, te digo con la premisa de que no será suficiente para ganar una oportunidad. Amarro pacientemente mi amor fallido a un ancla sin cadena. Me desconozco, soy un pájaro en un islote de piedras. Ya no me quiere, digo telepáticamente cada día que pasa y tu sigues guardando silencio.

Santo

Octubre 17th, 2013

e98177925_99829_d883e8d069cc-post

La devoción sin reservas es un pecado que nunca he tenido. Yo guardo siempre debajo del hábito de amarte día y noche, una admiración secreta. Sale a relucir cada vez que me nace servirte desayuno y me hace sonreír siempre que me llamas. Esa admiración se ha mantenido intacta mucho tiempo, más que el amor carnal que en algún momento nos consumió. Donde me perdía en un mar de cobijas y en que ninguna pelicula logramos ver completa sin rodar por el sillón. Después del enamoramiento, de la relación y del tiempo, se mantuvo esa complicidad de adorarte como hombre y como amigo. Tu nombre sabia a cielo de verano sin nubes, a arcoiris recién formado en la playa. Sabia a noche de estrellas y a queque de chocofresa de spoon.

Sin embargo, cualquier cosa que  se cimienta en roca puede ceder. Y mi admiración ilusa tan solo me sirvió para nublar mis sentidos y un día cualquiera perder por completo la devoción. Bajar al santo, apedrear la iglesia, quemar el altar y correr lo más lejos posible de él. Como fui apagando las luces de emergencia, hasta ceder el control de la situación. Tanto te admira la gente que es un twist imaginarte así. Un heróe caido en desgracia. Tu soberbia te ciega, la mentira te consume. Ya no eres dulce, pero si fueras amable es suficiente. Destruyes a dos manos lo que alguna vez duro tiempo y esfuerzo en hacerse. No me interesa lo que piensen los démas, esta vez no es una pelea de fin de semana porque no sacaste la basura. Esta vez me estas fallando con toda la premeditación del mundo. Estas ignorando las consecuencias de tus actos. Borrando con el dedo las leyes y poniendo en peligro a tu familia. El santo al que le prendía candelas, era un lobo con piel de oveja. Nuestro ejemplo esta chueco, la linea esta quebrada, la mentira contamina nuestra agua que corre por las venas abiertas. Un ecologista que tira basura al suelo cuando nadie lo ve.  La admiración se evaporo en una nube de sorpresa y yo solo alcance a decirte: – Por amor a Dios Rodrigo!  Que es esto? 

 

Cualquier sabor

Octubre 14th, 2013

_6e_883b4eee76f265f6_905ec80-post

Loretta no es más que una soñadora. De esas que suspiran por inercia y se ven todas las repeticiones de telenovela. Alguna vez con la juventud de sombrero y las piernas largas de flamingo playero juró amor eterno al calor de un amor que fácilmente podría derretir roca volcánica. Pero eso de jurar y cumplir, es una fantasía. La rutina del lunes hizo que muy pronto el fuego volcánico que quemaba cualquier cosa, se hiciera pequeño, compacto, ideal para asar tortillas y malvaviscos por las noches. Raúl amaba a Loretta, pero en el fondo el la pasaba bien con cualquier sabor. El amaba la compañía y las atenciones y Loretta era dificil de superar. Pero aveces aparecía la oportunidad, con pestañas largas y sin muchas preguntas. -La ame, al comienzo.  Le cumplí lo que pude. Pero no creía en el compromiso, Loretta era mi favorita, mi helado de vainilla. Y yo se lo dije, Loretta mi amor, tienes que entender. -No hay nada que entender -repuso. Y después de un par de veces, me dejo. Fácil se fue por la puerta y la que no podía vivir sin mi, sigue su vida normal sin saludarme siquiera. Que cinismo.

Tantas novelas románticas ha leido que le han lavado el cerebro. Y yo aveces salgo, solo por esa compañia y atención. No por la caza y la presa, si no por esa atención. Si la pudiera hacer entender, que no la dejo de querer. No es machismo, es un poco de entendimiento, tan solo un poco. Puedo salir a cenar con otras mujeres, pero bueno me gusta que solo me cocine ella. Puedo besar a otras, pero solo con ella me gusta dormir abrazados. Las otras son conquistas, cualquier cosa. Nadie esta comparando… tú tanto te indignas que sean más jovenes que tú. Con decirte que ni en eso había reparado. Por favor Loretta, no me cierres la puerta. Entiende que tan solo busco, lo que necesito. Ningún animal caza con la panza llena.Loretta parece de piedra. No atiende mis llamadas y si me apenas si me saluda. Parece mentira que entre tanta gente, solo ella es justo el helado de vainilla que me gusta…

Aliche

Abril 1st, 2013
Se esconde debajo de los cojines, como si fuera su fortaleza personal. Es que hay que admitirlo para ser tan solo una gata callejera con bigotes partidos y manchas blancas de espirales; es toda una faraona egipcia. A mi nunca me han gustados los gatos, ni siquiera Garfield era de mi agrado. Me imagine que los gatos, solo comian atunes o para mi desconocimiento absoluto, lasañas. Claro, por eso me extraño su fasinación por la zanahoria y por jugar con el papel aluminio. Aliché no era una gata cualquiera, era una guerrera que lloro hasta que la encontramos como una bolita de pelo negro con rayas blancas. La cola negra y una punta blanca como si la hubiera metido en un frasquito de corrector.
Cuando veo tele, ella llega como una sombra, se desliza por mis piernas y sube como si se tratara de una escalera. Se queda cuanto tiempo guste, para luego irse, con el mismo misterio con el que llego. Aliche me enseño a amar, a usar mi corazón completo. A dormir con un león pequeñito y a sonreir con solo ver las espirales. Era tanta su belleza, que como si se tratara de una famoso murió sin causa conocida. Una muerte tan misteriosa como Marilyn Monroe, sin saber como nos toco enterrarla y ver nacer un “no me olvides” con la misma fuerza que esos ojos verdes vieron tantas veces el amanecer. Como la amaba crei que era mia, sin saber que nunca fue de nadie más que de su belleza increíble y amor incondicional.

Confianza

Octubre 31st, 2012
Me dices tantas cosas y yo no creo ninguna. Te conozco tan bien, que no puedes engañarme ni enredarme con esas historias que se ponen en las muñecas y atan mucho más tiempo del que deberían. Tanta dulzura y galantería no son más que algún reflejo de tiempos mejores, donde yo no solo te amaba si no que te creia profundamente. Algunas veces llegamos al momento de que siento que tenemos que ceder para que el barco no se vaya a flote. Nos alejamos un tiempo, con la excusa de ser mejor amigos. Amigos que duermen juntos. Amigos que no soportar el compromiso y se escudan en ser amigos.
Sin querer volvemos a la normalidad, a tus mismas mentiras lineales y corbatas circulares. Mientras me maquillo las ojeras pienso en nosotros y  el sentimiento de que no es suficiente, de que ya no es suficiente, de que esto ha pasado mil veces y va a pasar mil más. Sin desearlo, la resignación va mejor con las cortinas de la sala. Y yo no creo nada de lo que dices, quiero hacerlo. A mi no me engañas, yo se lo que haces y te dejo hacerlo. Me toca hacerme la desentendida, porque cuando hablamos nada más no nos entendemos. Tu sinceridad es afilar la lengua y apuntar con una pistola de argumentos, cualquier cosa que te diga. Habla menos y diga más. Piensa menos y calla más. Hagamos la pantomina de un falso esfuerzo, lo mínimo para que más. Quieres que me abra el pecho con un cubierto, pero yo soy reservada. Sin que sepas mis sentimientos en estado puro, es más fácil jugarme la carta de ser solo amigos. Amigos que se enredan y no van a ningun lado. Amigos que duermen con otros amigos. Amigos que no se creen ni una letra pero se extrañan. Amigos que no pueden estar juntos, pero no saben estar separados. Amigos que no tienen que definir nada ni dar explicaciones. Esas relaciones de gente grande que hay que ser muy tarados para creer que van a llegar a algún otro lugar que no sea este mierdero.


Pata de Rana

Junio 20th, 2012
Estoy tan cansada de tener el mundo en mis hombros. No soy fuerte, soy una pajilla que se dobla con verla. Pero tengo que olvidarlo y seguir. Voy taconeando por ahi, de una reunión a otra. Mientras intento mantener un poco más el equilibrio para que nada se caiga al suelo. Solo tengo que aguantar un poco, esperar a que llegue alguien a prestarme ayuda con el monton de cajas que se amontonan en mis manos, mientras con la punta del pie sostengo la puerta. Solo tengo que sonreir,  y hacerla creible porque ponerse a llorar es muy facil. Es algo de todos los dias, ponerme las pilas nuevas y luchar hasta caer agotada en la almohada. Y lo hago, aunque al final no signifique nada y sea solo otra hormiga cansada  del hormiguero. Lo hago, porque aunque te hayas llevado muchas cosas; la determinación no me la quitas ni con cloro ni con jabón azul. Yo voy a demostrarte que puedo hacerlo. Aunque me parta el lomo, y me toque tomar cada vez más responsabilidad paulatinamente. Es raro decirlo, pero lo más facil de luchar a brazo partido es demostrarte a vos, mi valor.  
No soy mujer para ti, pero siempre me conforme con poco. Bastaba que lo sintieras, para que yo lo dejara pasar. Ahora eso no me importa, tengo otras mariposas azules en la cabeza.  Pero por sobre todo, me esfuerzo y lo hago porque puedo y para muy pronto hacer lo que quiero.Ahorita nada más deseo sumergirme al fondo del mar y ver a los submarinos pasar. No tener zapatos ni tacones, unicamente patas de rana para nadar más rico. Nadar de arrecife a arrecife y llorar lagrimas dulces de felicidad. -Dios me esta probando-, digo cada vez que miro el salvapantallas con algun destino paradisiaco. Las palmeras me saludas, las olas hawaianas se abren y los delfines saltan formando un corazón. Sonrio, porque se que afuera de estas cuatro paredes grises, hay un mar inmenso casi o tanto como mi determinación de irme de San Jose  y vivir por siempre jamás en la orilla.

Helado de Fresa

Mayo 28th, 2012
Mientras se acuesta en la camilla, intenta pensar en otra cosa. En alguna cosa que la lleve lejos de aquel cuarto tan estéril y limpio de hospital. Mira sus brazos, alguna vez rama de cerezo fuertes; convertidas en ramitas debiles con moretones, una via con un suero que se gasta muy despacito. No es la primera vez que llega a esa misma sala, últimamente se ha repetido muchísimo el escenario. Le es familiar la esperar de su turno en la camilla de la ventana. 
 Su sangre esta gastada, anemia dice en la historia clinica, encerrado en un circulo rojo. Solo por si alguien lo llegara a olvidar. Cada semana llega por una transfusión, aunque la sangre nueva le sienta mejor al menos unos dias. Rodrigo la espera afuera, odia los hospitales, pero no tiene remedio. Alguien tiene que venir y hacerse el fuerte. Aun recuerda el primer desmayo. Fue en algun viaje corto que solian hacer los domingos. Maria Luisa se sintio mal, cayo de espaldas como si hubiera caido en un profundo sueño. Alguna justificación se invento en el camino de regreso. Pero se hacia evidente que tenia que ir pronto al doctor. Pudo disimular un par de meses hasta que Rodrigo la obligo a hacerse todos los exámenes del mundo.
Desde la ventana del hospital, se imagina convertida en pajaro migratorio para viajar sin remedio. Que sus ramas secas se vuelvan alas fuertes, que su tristeza se convierta en aventura, que su amor convertido en viento en contra y su sangre enferma en adrenalina. Pero sabe que tiene que deshacerse de este caparazón que solo le estorba. Hace unas noche se dio cuenta que casi es imposible coger con Rodrigo. Tiene miedo de lastimarla, por lo cual la toca como si fuera de cristal y por mas cuidado que tenga en la mañana salen moretones sin remedio. Igual ella sabe que es darle otro cuerpo, uno con senos de nño y piernas de espaguetti, uno tan débil y blando que se rompería como papel en algún movimiento  Los doctores dicen que el tratamiento no funciona, pero que no hay que dejar de intentarlo. Antes de triste, lo que pasa es aburrida. Acostada en la camilla, Maria Luisa busca consuelo en cerrar los ojos y recordar con el mayor lujo de detalles cuando Rodrigo besaba sus pechos como si fueran helado de fresa. -Pues se me derritieron Rodrigo- le  dice -como si respondiera lo evidente- al enfermero que le cambia la vía. Se ríe de si misma, con la ironía de ver pasar los pájaros tan lejos y no poder seguirlos todavía, aun tiene que despedirse, con lo aburrido que es morirse piensa.

Jueves- Jeudi

Agosto 24th, 2011

No; no es porque esta lloviendo y es jueves. No es porque estoy escuchando tu playlist y porque ultimamente tu recuerdo se ha vuelto mas volatil, como acetona abierta. No, tampoco es porque se me ha estado olvidando muchas cosas y ahora solo quedan las fotos. Ya no recuerdo ni siquiera porque nos separamos. Fueron muchas cosas al mismo tiempo. Nos fuimos de a poquitos, tanto así que en algún momento nada más dejaste de estar. Si nos hablamos, es solamente por pendejos. En esas cosas generalizadas, como los cumpleaños. O pedirnos numeros de telefono, esas olvidables en 5 minutos. Y por alguna casualidad de esas tontas, siempre pasa algo los jueves. Increible pero cierto.

No, no es porque no hay nadie. Ni porque tu preguntas por mi, yo también lo hago cada cierto tiempo. Cosas que hace uno, sin que signifique nada más. No, no es porque siempre estamos ausentes en el mesenger y porque ya no es tan incomodo responder a cierta clase de preguntas. No, tampoco es porque estas saliendo con Vanesa. Ni porque paso siempre por aquel restaurante en donde pegaste la nariz contra el vidrio como un tonto. No es porque estoy vulnerable, ni porque he visto muchas comedias romanticas con finales felices. No, no es nada de eso. No soy tan pendeja como para guardar una ilusión. No es porque te quiero, estoy muy segura que se me fue como la gripe. Lo aseguro, ya eso paso y hace mucho.No, no es porque se me olvido porque terminaste conmigo. Ni porque todavia no ha llegado nadie a recoger el desastre. No, no es por nada de eso. Solo que algunos jueves, aunque diga mil veces que no y lo niegue si me lo preguntas. Algunos jueves…

Derecho

Julio 5th, 2011

Ahora que te has ido por fin puedo estar conmigo. Es que era tan dificil poder escucharme si tu voz iba y venia como un pajaro perdido. Chocaba contra las ventanas, una y otra vez. Yo podría acostumbrarme a tener siempre ahi, pero tu querias salir. Nunca cortaste tus alas ni te intereso en lo más minimo anidar. Vos estabas de paso, como un amor de verano que se quedo un poco más, hasta mayo. Un pajarito que dijo lo que quería oir; Aunque no pensarás hacer ni pió. Nunca pretendí que dividiéramos las cuentas, eras mi invitado. Aunque vivieras conmigo y te quedaras casualmente todos los días. Y todas tus valijas se acomodaron en el closet y tu cepillo de dientes le hizo compañía al mio. Sin querer tus medias se colaron en la ropa sucia y tu shampoo fue parte del paisaje de la ducha. Te colaste en mis sabanas, hasta que te adueñaste del lado derecho. Tus manias me las sabia de memoria, como un post it mental color amarillo, para no olvidarlas.

Aprendí a compartir la almohada contigo, cuando susurrábamos historias sin orden, preguntas al azar y algunas veces hasta decíamos la verdad. Eras tan tierno; más que un ayote cuando hablabas de tus travesuras del cole. De tu novia de la escuela o de cuando te dio paperas. Que al final a quien le importan todas esas cosas que forman figuras abiertas, como cuando se unen los puntos del cielo y se generalizan en estrellas. Yo también le dije mis historias, aunque preferi mil veces escucharlo, como a un personaje de un libro. Pero se abrió una ventana y abriste de par en par tus alas para surcar el cielo. Te ibas y todo quedaba intacto. Yo que nunca, creí en las promesas, porque se rompen ni en las jaulas porque se terminan quedando vacías. Nunca creí que fuera diferente, era algo temporal, como todos los plazos del corazón. Tantas previsiones tome en el pasado, que esta vez no tome ninguna. Eras solo una parte de mi historia, la que se susurra y se dice bajito, como si fueras té de tilo, para el siguiente, el que duerma a mi lado derecho; como un ciclo de lavado eterno.


Triste es querer a alguien y que éste no sepa querer a nadie.. anónimo

Amarillo

Agosto 16th, 2010


Me gustas. Vos lo sabes, cuando me pasas por delante y no puedo disimularlo. Parece que tenes todas las musas en la corbata o que tu sonrisa descuadrada y cinica, cuadra perfectamente en mi idea de sonrisa genuina. Me gusta que tengamos estos silencios, estas pausas, estas conversaciones tan profundas como una mina de carbón y hasta me gustan nuestros retrocesos . Porque yo se que únicamente nosotros, tu y yo en un beso, somos verdaderos.

Me encanta. Cuando me contas cualquier cosa, desde el atardecer que se ve desde tu ventana un martes o tus historias en sepia sobre cualquier cosa. Para mi es indisoluble que lo contes a diario o que olvides que lo hiciste. Porque lo que vos digas, lo intento recodar, porque al formar parte de vos, también forma parte de mi. Como lazos invisibles que se tejen, cada vez que tenes la confianza para decirlo en voz alta. Yo también te cuento mis historias; desde las tristes, hasta las bonitas. Y así vamos rodando el silencio, hasta que caemos dormidos yo en tus brazos y vos en mi espalda.
No se cuanto durara este embrujo. No se hasta que momento te pareceré lo suficientemente interesante para intentarlo. No se hasta cuando podamos compartir tanto amor en tan poquito tiempo. Hoy cada canción parece ser la nuestra, cada buena acción tiene sentido, cada sonrisa cierta y por primera vez cada te amo reciproco. Hoy todo es color de rosa, más a mi me gustaría ver que pasara después. Me encantaría un romance de colores, desde el gris hasta el verde. No conformarme con un corazón redondo, si no con uno tan bello como el tuyo. Uno de verdad, que lata como un tambor, que baile con el mio samba, cada vez que estamos juntos.
Estoy feliz de haberte encontrado, feliz de haberte amado y hasta feliz de nuestra inevitable despedida. Estoy feliz porque te amo y creo que en este tiempo te hice tan feliz como vos a mi.

Look at the stars,
Look how they shine for you,
And everything you do,
Yeah, they were all yellow.

I came along,
I wrote a song for you,
And all the things you do,
And it was called “Yellow.”

Coldplay

    Archivos