Oído

Junio 29th, 2013
Escuchame. Dejame contarte todo lo que ha pasado, para que decidas por ti mismo que hacer. Es muy fácil eso de remendar con una excusa y ganar un par de meses. Pero yo no quiero ganar tiempo ni arreglar esto con cinta adhesiva. Yo no quiero eso, pero te quiero a ti.
Nos susurramos tantas cosas y uno asume, que no se surruran mentiras. No, si de verdad me quieres. Pero nuestras mentiras eran tan claras como un medio día, lo repetiamos viendonos a los ojos, pegando la punta de la nariz, abrazados como sueteres enredados en la secadora. Enamorados de nuestras mentiras y de la compañía, sonaban tan bien, como música clásica. Canciones de tarde que daban ganas de mover los pies para seguir el ritmo. Y yo me enamore de tu tono de voz y de absolutamente todas tus ideas. No era cierto todo, pero siempre tenias mi corazón y mi oido a disposición.
Escuchame. Dame toda la atención. Se que te engañan tus ojos, mi amor la gente miente. No es cierto lo que dicen. Tienes que cerrar los ojos y escuchar de nuevo la música clásica de las mil promesas que nos hicimos al oído. Yo no te falle, si aún te amo como una tonta. Aunque ahora tengas oidos sordos a mis palabras. Entonces con mis manos te hago un corazón y te mando miles de besos, en algún lado esta sonando nuestra canción, la misma melodia y acordes perfectos. La única canción que no termina, si no que se repite mil veces. Anda mi amor  somos nosotros, rescatame de este silencio que se confunde en sirenas de ambulancias y gritos de vendedores porque me haces falta, como una sombrilla en un aguacero. Anda mi amor, amame de nuevo,  cree mis promesas y cierra los ojos, que lo evidente, no es verdad. Entonces duda de lo que vieron sus ojos. Ella le susurra -Te amo… una vez más, nada que hacer. “Pobrecito, siempre le endulza la oreja”

Ayer

Mayo 6th, 2013
Del cinismo de Andrea guindan avalorios pequeños como aretes gitanos en sus orejas. Daba el efecto de ser aquella mujer de pechos pequeños y sonrisa esquiva, muy llena de aceite de coco, puesto que le resbalaba cualquier opinión. Antes de su caparazón de sarcasmo, se consideraba bastante sensiblera y media dulcera, como una empanadita de chiverre con miel. Sin embargo las cosas cambian, la gente se va y viene y Andrea lo de cabrona consagrada le quedo a las mil maravillas.
Ella se acostumbro a no repetir. A olvidar cualquier destello, a no creer ninguna promesa y hacerse experta inventora. Se consideraba una jugadora, aunque era en realidad nadie le interesaba lo suficiente para estar más de 15 minutos en el juego. Toda esa lista de amores fallidos, no era más que un reflejo de que no estaba lista para abrirse. Desfilaron por su colchón amantes izquierdos, derechos y ambidiestros. Todos se despidieron del portón y olvidaron el camino de regreso. Su cinismo era proporcional a la tristeza que tenia por extrañar infinitamente a Rodrigo. Es facil eso de ser una malparida. No se quiere a nadie más por  querer al otro.

En las relaciones amorosas hay dos fases que se suceden casi sin solucion de continuidad: una, en la que despues de las discusiones es mejor reconciliarse de inmediato, ya que al fin y al cabo el reencuentro no puede aplazarse demasiado; y otra en la que conviene aprovechar la primera discusion que se tercie como pretexto para la ruptura, ya que esta es inevitable.

Del Bosque

Junio 29th, 2012
Ella siente que algo le hace falta. Quizas unas vacaciones lejos de la bestia de concretos que escupe sus huesos cada vez que puede. Reserva un fin de semana, va sola porque es la única manera de pensar claro. Apenas deja las maletas en el living, sale con sus zapatos deportivos con la convicción de correr, caminar y descubrir ese bosque tropical lluvioso.
Camina por un senderito lleno de hojas secas por encima y húmedas  abajo que de alguna forman hacen un alfombra de bosque que se abre como un tapete enrollado cuesta abajo. Las madera de las gradas ha ido sediendo como una amapola podrida. Por eso, las baja con cuidado, al igual que baja las escaleras en una fiesta elegante si va con tacones. La humedad se ha comido la madera sana y tan solo han quedado laberintos de gusanos hambrientos. Tanta lluvia pudre, tanta tristeza también. La vegetación sube por los troncos de los arboles en enredadera, abrazandolos para comerselos de apoco. Ella es una flor de esas extrañas que caminan descalzas por el naciente de agua. Desde hace poco que aconstumbra correr, en cualquier caso eso piensa ella que hace, aunque su paso se vuelva lento en algunos tramos empinados.  Antes le gustaba correr por el asfalto, donde solo se escucharan los pasos sordos de la goma chocando con la superficie, eso era antes y no ahora.
Encontro el senderito de pura casualidad y es una metafora perfecta que dice todo lo que esta pasando. La naturaleza verde que revive con fuerza despues de botar arboles como si se tratara de fichas de domino. Los senderos vivos que se reusan a dejar de crecer, por eso en cuanto pueden tiran ramas, lianas y hojas tropicales. Las mariposas se posan en las espinas, solo para abrir sus alas azules. Es aquella naturaleza verde, que le sube por los tobillos como hormigas negras con sombreros de hojas, mejor que cualquier calmante. Debajo de las sombra de los arboles que llegan a las nubes y de los pajaros que bajan a saludar por amabilidad, camina por el senderito. No era el camino que tenia pensado, como le suelen pasar a todas las flores danzarinas que conozco. 
El verde la impregno como veneno mortal. No puede volver al cemento, no puede caminar otro sendero. No le gusta las personas, solo los arboles. No disfruta de las pantallas táctiles, prefiera ver una naciente de agua. Era tan solo una caminata, pero ella se enamoro y solo quiso seguir caminando… ahora era del bosque.

Abstracto

Junio 14th, 2012
Ningún cuadro nunca esta terminado. En medio de la noche se levanta,no necesita encender ninguna luz, camina en el laberintos de formas y sombras que cubre un manto de oscuridad la madrugada. Enciende la luz del estudio, sus pupilas se dilatan, toma el cuadro en sus manos. Con sus dedos llenos de pintura seca, buscando ese detalle que no lo deja dormir. El contorno no es tan fuerte como quisiera ni la sombre derecha tiene la misma altura de la izquiera. Nunca va a terminar ningun cuadro, es un inconforme con aires de perfeccionista. Entonces como un salvaje lo tira al piso y lo rompe en pedazos. Lo odia demasiado, no puede terminarlo. En realidad no puede terminar ninguno, se esconde en decir que es un pintor. Cuando en realidad es un impostor, un mentiroso. Porque no puede pintar, es evidente este hecho solo para el. Para todos los demás es arte. Arte abstracto.
Era fácil pintar cuando estaba ella con el. Cuando la musa lo abrazaba por la espalda y le daba un beso sin avisar. Si tan solo hubiera sabido, que sus trazos eran tan cortos. Que su tiempo estaba tan contado. Que sus pestañas no eran pinceles curvos, si no pestañas hermosas. Que en lugar de tocarla con las manos sucias llenas de pintura, se merecía manos limpias y un amante capaz de dormir toda la noche sin levantarse. Mejor que se fue, lastima que aun con la inspiración en sus labios y el cielo en la parte baja de la espalda. -Ningún cuadro esta terminado, ninguno dice mientras limpia sus pinceles con aguarrás a las tres de la mañana.

1+1=3

Junio 4th, 2012
Cálmame los nervios, como si fueras te de manzanilla con menta. No necesito estos enredos mentales ni preguntas hipotéticas para entender que nos hemos metido en algo muy extraño. Porque sin pedir permiso ni opinión siquiera me siento absurda-mente atraída hacia ti. Yo que nunca creí en estas estupideces, que me he burlado miles de veces de las películas cursis y las flores cortadas en diademas envueltas en papel celofán. Yo la señorita grinch del romance, que tuvo una etiqueta para cualquier cosa, me he quedado sin post it. Nada más no se que paso, me enrede como suelen enredarse los ratones blancos de laboratorio con las boas hambrientas. Es un final tan vaticinado y tan predecible como un choque frontal de autos de carrera, mientras la energía viene y va, como olas de un mar salvaje.
Puedo decir miles de razones para ponerme las zapatillas y correr a toda velocidad de aquí. Y se que lo puedo hacer, aun perdidamente enamorada de vos, no tengo la cabeza solo para ponerme sombreros, aun pienso claramente. Pero prefiero quedarme otra noche, que igual cualquiera puede ser la ultima, claro hasta que llegue mediado de mes y tengas irremediablemente que irte. Todas las conversaciones,  las guardo sin querer en algún archivo que espero que se borre de tajo. Que no hay nada peor que intentar guardar memoria como si se tratara de un scrapbook. Es tan lindo, porque no va a durar más que un mes. Es tan intenso porque es improbable y es tan arriesgado porque estamos locos. No tenemos que explicarlo, aunque mis nervios parecen una montaña rusa y tu compañía una poderosa droga con fuertes contra indicaciones. Mientras nos besamos por horas -que tan ricos son tus besos- y solo pensamos con las hormonas; se me calman los nervios de inmediato. Por esta tarde no hay mañana, ni tiquete de avión, ni preguntas sin respuestas, ni relaciones pendientes. Esta tarde el único problema que tenemos es la pizza que vamos a ordenar o la película para alquilar. Todo es tan sencillo, como que uno y uno aveces son dos y otras son tres.

Mía

Mayo 20th, 2012

Para empezar, debes de saber que he cambiado. Ha cambiado mi cuerpo y mi alma se ha ido de viaje. En algun momento sucedio y nada más todo tuvo sentido. Fue como la pagina que esta después de los clasificados con todas las soluciones de los acertijos. Era una rutina en donde no nos importaba lo suficiente para intentarlo de verdad ni queriamos salir de nuestra falsa zona de comodidad. El collar de conchas rosadas que alguna me regalaste en el viaje al Caribe me lo recordaba. Lo use hasta convertirlas en blanco, se gasto a cuentagotas y un día se reventó la cuerda. Intente decírtelo en aquellos viajes camino a la playa donde los dos guardábamos silencio, escuchando todos los discos de Soda. Tanto que decirte y ninguna intensión de hacerlo. Era más fácil mirar por la ventana y contar las nubes.
 Y tu me pedias algo más, era fatal saber que no podia darte algo que no tenia. La felicidad empieza por casa y yo era tan infeliz, perdida en complacerte, desviviendome por absorberte como una esponja amarilla. Esta tan enamorada, aunque no sabia si era de ti o del otro cuerpo al lado de la cama. Me gustaba tu compañia, nuestra complicidad que combinaba con las cortinas. Para mi no habia nada más ni nadie más. No puedo entender en que momento nos aburrimos y nada más dejamos de ser amigos. Era una amalgama de gustos muy parecidos y un álbum gordo de fotos que tomaba con la kodak 540 automática, siempre fuimos en realidad gatos callejeros que caminaban por los techos y buscaban la manera de saltar a la luna. Antes de que me vaya, a perseguir cometas y comer helados de nieve, me alegra estar tan segura que te dejo porque es lo mejor y que este amor tan loco se hizo amapola y se enraizó en la cerca. Me voy, para volver a encontrarme con las conchas rosadas, amarme como nunca antes nadie me amo y ser tan mía como fui tuya para ser de verdad feliz. Lo demás esta de demás.

Eva Green

Mayo 23rd, 2011

Deben haber tantos detalles que nadie conoce de vos, como estrellas perdidas en el mapa. Pero a quien le importa lo que abanican tus pestañas o lo dulce que puedes ser si te lo propones. Va siendo en realidad como cualquier cosa, que si uno habla en tu tono se vuelve una historia impresa en papel periódico, de esas que terminan justo debajo de la jaula del perico llenas de cacas. Yo podria hablar de tus ojos color verde; como el bosque tropical que acompaña al mar. Más faltaria oscuridad para que sea la tonalidad correcta. Yo te quise, lo suficiente para saber que nunca te termine de conocer. Solo vi la portada y me gusto. Era simple.
Claro, es que tu y yo nos parecemos, siempre lo pensé. Ademas de escuchar los mismos discos y ser zurdos eramos como amantes que corren de la espuma como caracoles ermitaños; eso o somos dos perdedores. Para ti, no es suficiente acostarte con alguien que solo te quiere para cojer. No, tu tienes que sentir el amor infinito y verdadero recorrer sus piernas, que vibre su cuerpo como electricidad . Si no es así, seria una puta corriente. Aunque estés en un putero, tu no te acuestas con putas, solo con “novias enamoradas y tontas”. Por eso dices tantas mentiras, sin perder la compostura. Porque son tan faciles de creer bajo la droga del desencanto.
Pero yo siempre fui parecida a vos. Bien cabrona y nunca caí redondedita. Te quise, pero en el momento que cerrabas la puerta se terminaba el show. Por eso volvías, porque no era constante mi interes, porque a mi no me podías leer. Porque a mi no me intereso conocerte. Porque para mi va siendo lo mismo con quien te acuestes o si no vuelves nunca más. A mi me importa que dejes la tarifa sobre la mesa de noche, antes de dormir cuento todos los dolares que gane, tan verdes como el bosque tropical que acompaña al mar.

Bonita

Mayo 5th, 2011


A mi me gustaba hacer burbujas de jabón para vos hasta que rompiste la burbuja en forma de corazón. Me sentia tan triste que le prometi al mar que nunca me enamoraría de nuevo. No quería nada con nadie. Mi alma esta herida y sali a buscar a caracoles a la orilla del mar. Funciono; hasta que lo conoci debajo de las palmeras desnudas y todo el universo se resumió en un solo latido. Cantaban las olas y el cielo se abria como una sombrilla. Estabamos llenos de arena y con los ojos medios cerrados mientras la brisa salada se volvia tan magica. Pasaste la noche conmigo contando estrellas fugaces. Te escribi canciones y poemas que nadie recuerda a ciencia cierta. Mi tonto, mi cangrejito ermitaño.Somos algun coco olvidado o una conchita de la orilla sin importancia hasta que alguien dice que la tiene. Una historia con arena blanca y muchos vacios.Somos cualquier cosa que la gente pasa y no nota. Y no tienen porque hacerlo, si al final solo nosotros lo sabemos. Como un secreto a viva voz, que se escapo en un suspiro y corrió en una perfecta derecha.


La magia y la sal pueden mezclarse sin problema en la espuma blanca que va dejando el mar cuando borra las huellas que osan arruinar su pura arena. Vamos caminando en la playa, pero cada quien por su lado. Tenias que arreglar mi corazón, darle vueltas un par de veces. Para perdernos como una botella en altamar. Yo te prometo que voy a ser siempre yo, aunque ya no tenga la brisa salada en la boca ni el brillo del sol en la piel ni tus besos ni tus manos ni tu alma color oceano cerca. Pero lo que quiero decir, es que voy a ser siempre tuya. Aunque ya no contemos estrellas de noche y parezca que fue hace mil años que paso, si es que no estaba soñando y todo esto es porque me cayo un coco en la cabeza. Yo te prometo que voy a continuar soñando contigo, cada vez que la brisa salada herrumbre un portón. Mientras espero al próximo, sin prisa y sin tiempo, te escribo en la arena versos sin prosa, para que el mar se entretenga al borrarlos por completo y cuento de nuevo las estrellas, solo para recordarte al murmurar constelaciones. Fue tan bonito..en verdad lo fue

Ya no quería nada 
Mi alma estaba herida
 Ya no sentía nada 
Que no fuera dolor 
Salí a buscar problemas 
Por que no creía No creía nada ni siquiera en el amor 
Hasta que apareciste Con tu fantasía 
Y me pediste que cantara esa canción que tanto te sabias
 Y yo te dije Pasa la noche conmigo bonita 
Yo te haré canciones y versos de amores 
Y no quedaran dudas ni dolores en nuestros corazones
 Pasa la noche y quedate mañana todo el día...                                                                                
Bonita Cabas

    Archivos