No me dejes de querer

mayo 13th, 2013
Llegas en medio de la noche, deslizandote como una sombra en la oscuridad. Llevas los zapatos en la mano y con un silencio magistral abres la puerta principal. De puntillas y cerca de la pared entras más como un fantasma, que como un borracho. Yo te espero, con los ojos abiertos, aunque mis parpados esten cerrados. Ultimamente jugamos así. Me hago la dormida y tu te haces el sobrio. Te acurrucas conmigo, aún con el olor de tabaco en la camisa y el sudor seco en la frente. Me abrazas de la cintura y tomas mi cabello de almohada. Me hueles, como si mi tristeza fuera tan dulce como la crema de vainilla que tanto te gustaba. Como sabes que estoy despierta como un buho, me susurras que lo sientes. Uno la mano que esta en mi espalda con la que rodea mi cintura, entonces me abrazas. Comodos no estamos, apuesto que se te duerme la mano en 5 minutos. Pero ultimamente así es como te puedo tener en mi cama, diciendo que lo sientes y que no volverá a pasar. Este amor de setiembre no es más que un atardecer apunto de morir.  Cuanto más durará el encanto, si hace rato esta encendida la luz de la batería. – No me dejes de querer, te respondo cuando se que estas dormido. Esa necesidad de un abrazo antes de dormir, me deja aguantar cualquier cosa. No hay droga en el mundo más poderosa que el miedo a no tenerte. Que importan estos juegos mentales y enredos de espaguetis, si al final de la noche me quieres lo suficiente como para volver a casa.

Ayer

mayo 6th, 2013
Del cinismo de Andrea guindan avalorios pequeños como aretes gitanos en sus orejas. Daba el efecto de ser aquella mujer de pechos pequeños y sonrisa esquiva, muy llena de aceite de coco, puesto que le resbalaba cualquier opinión. Antes de su caparazón de sarcasmo, se consideraba bastante sensiblera y media dulcera, como una empanadita de chiverre con miel. Sin embargo las cosas cambian, la gente se va y viene y Andrea lo de cabrona consagrada le quedo a las mil maravillas.
Ella se acostumbro a no repetir. A olvidar cualquier destello, a no creer ninguna promesa y hacerse experta inventora. Se consideraba una jugadora, aunque era en realidad nadie le interesaba lo suficiente para estar más de 15 minutos en el juego. Toda esa lista de amores fallidos, no era más que un reflejo de que no estaba lista para abrirse. Desfilaron por su colchón amantes izquierdos, derechos y ambidiestros. Todos se despidieron del portón y olvidaron el camino de regreso. Su cinismo era proporcional a la tristeza que tenia por extrañar infinitamente a Rodrigo. Es facil eso de ser una malparida. No se quiere a nadie más por  querer al otro.

En las relaciones amorosas hay dos fases que se suceden casi sin solucion de continuidad: una, en la que despues de las discusiones es mejor reconciliarse de inmediato, ya que al fin y al cabo el reencuentro no puede aplazarse demasiado; y otra en la que conviene aprovechar la primera discusion que se tercie como pretexto para la ruptura, ya que esta es inevitable.

Pestaña

abril 22nd, 2013
Estoy tan enamorada. Lo digo como una afirmación y no como una contrariedad. Es entendible que al verme vencida por tu inminente partida, se pueda si quiera pensar que hemos perdido el tiempo. Sin embargo, no recuerdo haber gastado en nada mejor un verano. Yo me entregue a ti, sin tener la seguridad de un grillete y la paz de una jaula. Me enamore de un pájaro mientras volabamos por el cielo. Como puedo si quiera pensar en bajar el ritmo, o en retenerte, cuando nunca he estado más segura de que quiero verte feliz. Completo. Lleno. Es muy facil decirlo, por decirlo. Pero nada me haria más feliz que verte feliz.Aunque eso implique muchas cosas, que aun ni siquiera han pasado, por lo cual no deberia ni siquiera imaginar. 
No se si estas acá, si queres lo mismo que yo. Pero no necesito que sea reciproco, me nace del centro como un arbol que encorva las raíces para encontrar agua. Mi amor se marcha lejos y yo me siento tan bendecida de haberte tenido todo este tiempo digo mientras nos abrazamos en la entrada del aeropuerto. Cuantas veces me ha visto despedirme de mis romances de verano, con el pasaporte listo y maleta de rodines en la mano.
La distancia de medio mundo, no será más que una excusa de las baratas para terminar lo que nunca empezó. Yo asegurare estar enamorada, justo en el momento que están emocionalmente no disponibles. Así en la infinidad de mi cama vacía pensaré que mi soledad no es más que una espera. Al final del día, los estoy esperando a todos y me quedaré con cualquiera que regrese. Entonces el próximo verano llegará otro y yo usaré el mismo abanico de pestañas que resulta con todos. – Me gusta que no tengamos boleto de regreso-

Arena

abril 8th, 2013
Yo te voy a escribir. Como pasa todos los dias, que dibujo media sonrisa por cualquier cosa. Y cada vez que camino por la arena voy contando olas. Escribir para que se borre con cualquier cosa, para divertir a los almendros que no tienen nada que hacer. Mientras un cangrejo intenta hacer  puntos suspensivos a lo que ya es punto final.

Tanta soledad en el viento, tan solo destroza las olas. Y despues de dar vueltas, contar caracoles y mecerme en hamacas aún busco el camino. Tengo que esperarte en la orilla como un lagarto tomando el sol o mejor olvidarte de tajo y sin excusas, abrir mis alas y salir volando sin rumbo y sin regreso como una golondrina sin GPS.

Y si hago lo mismo que tu, durmiendo en otros brazos, repitiendo las mismas promesas como un guión que se repite mil veces. El mismo encanto, el mismo timo. Y si hoy duermo con alguien y mañana con alguien diferente, asi como lo haces tu. Que tal si juego con las negras, entonces tu me sigues con las blancas? -El tablero es la arena nena, dice el cangrejo mientras dibuja dos puntos extras a cada punto final…

Gato

marzo 27th, 2013
Me gusta que me acaricies la espalda mientras vemos el noticiero. Adoro que me mires secretamente mientras me visto a media luz y tener a disposición tus hermosas orejas cuando te cuento alguna tontería. Soy un gato que se habia acostumbrado a comer y a irse a caminar por los techos contando estrellas. Me he acostumbrado a la soledad de no abrirme con nadie, que no sea por medio de preguntas hipoteticas e historias absurdas.
En el momento que cae mi atención decido marcharme, sin despedirme, claro los gatos no se nos da eso de las despedidas. Yo nada más se que no quiero encariñarme demasiado y lo hago, maldición, ni querer, eso es el comienzo. No me gusta el contacto con personas no sinceras, sin embargo los cabrones siempre son más entretenidos que los buenos. Y como mi falsa indiferencia de mover la cola y marcharme sin explicaciones, paso yo quizás por una cabrona egocentrica egoísta. Por eso, esos juegos de poder me parecen más aburrido que leer la guía telefónica. A mi no me digas mentiras, ahorremonos eso de pretender. No pensemos de más, yo te creo y eres inocente hasta que se demuestre lo contrario. A mi me gusta que me mimes, porfavor no tengas otros gatos cerca. No quiero que otras gatas lleguen por mi whiskas. Yo nada más dejo que tu me acaricies la espalda y solo contigo me gusta acurrucarme a ver tele. Es cierto no dejo de ser gato, sigo siendo hermética, comiendo atún hasta llenarme y caminando solita por tu tejado a media luna. Pero prefiero por mucho tu compañia y si tengo que escoger el mejor lugar para mirar las estrellas es tu ventana. Es más en algunos momentos creo que es posible, un romance entre gatos y perros. Quizás estoy alucinando, demasiado atún.

Mar

febrero 27th, 2013
Algunos días creo que no voy a poder escapar de tu red. Como un pescado que se siente muy a gusto con un anzuelo en la boca. Y es que quien puede entender tu encanto a ciencia cierta, si aún para mi, es cualquier cosa menos sencillo entender tus inesperados cambios de humor.
Me encanta tus besos salados. Como siempre pareces ocupado, vienes y vas mil veces. Tan constante como el sol. Subes y bajas con la misma determinación. En todo el trayecto juegas conmigo como un delfín con una boya. Y yo, solo quiero quedarme acá. Contigo recorriendome como un velero. Subes por mis dedos hasta llegar a mis piernas, quieres pasar con cuidado el remolino de mi ombligo y bordear las montañas pequeñas de mis senos. Entonces nadamos por el mar. Me siento tan libre y tan atrapada, como un marlin negro que corre varios kilometro con el anzuelo sin saberlo. En la libertad de no esperar nada más que una noche, es bella la incertidumbre de tu amor. Me consuela saber que no guardo nada, que esta red no es más que aire y se cae al suelo cuando yo quiera. Solo se que no quiero hacerte daño y que me es indiferente completamente quien marca el paso y quien sigue. No somos merengue ni salsa. Tan solo una posibilidad, mientras nuestras pestañas parecen abanicos españoles, tanta torpeza me parece ternura pura. Mientras tanto el mar nos guarda el secreto y la luna la promesa. Vamos a ver cuanto nos dura el juego le dice a su marinero antes de darle un beso de despedida.

Inoportuna

febrero 25th, 2013
No era un buen momento. Lo ultimo que ocupaba era encontrarme a una niña más complicada que un paquete de spaguettis crudos. La comparación no va al caso, pero no soy bueno escribiendo. Mucho menos hablando de Catalina, causante directa de mi leve retardo. La lengua se hace nudo, las palabras peces resbaladizos que saltan medios completos y las letras, bueno las letras apenas si puedo mantener una oración a la vez.Tengo que admitirlo. Rara vez Catalina me habia parecido interesante. Quizás tenia una personalidad atrayente pero ni siquiera lo considere. Eran otras prioridades y Catalina antes que un romance de curso, era la mejor redactora que habia llegado. Que iba a tener ganas de enredarme con la única niña de la clase que sabia literatura inglesa. Yo intente esquivar la como balas de oso de gomitas, ser reservado como un periódico abierto y ser sutil como un atardecer en verano. Y por más que intente no caerme de bruces por sus hermosas pestañas en abanico ni por su moño desarreglado, me ha caído como un tonto que en lugar de caer, vuela. Y no era un buen momento, era el momento. La despedida o la reincidencia no son problemas del día. Todo nace y todo se agota, quien puede pensar que Catalina con la misma insolencia con que llego se marchará a Barcelona la próxima semana. Y ella me habla de su viaje, como si fuera otro hombre. Uno que ama profundamente. De nuevo caemos en el mismo punto, quiero que se quede conmigo. Pero me gusta más verla feliz por eso, bajo protesta le ayudo a hacer maletas. No hay manera de reternerla, es por eso que esta mañana hablamos que no podemos seguir así. Es por esto que a partir del proximo mes me marcharé con ella y con su nuevo novio, Barcelona.

Eran más bien los días 
de arriar las velas. 
Toda señal a mi alrededor 
decía: cautela. 
Cuánta estrategia incumplida 
aquella noche sin luna 
tu, por ejemplo, 
tan bienvenida 
y tan 
inoportuna…

 Jorge Drexler

Audifono

febrero 20th, 2013
Quiero. Si quiero que te quedes conmigo. Por creo que por primera vez se de que lado voy. Yo izquierda y tu derecha, como deberian ser las cosas. Por que mil veces he estado en el lugar equivocado para reconocer que al menos por este momento las cosas calzan.  Como los audifonos que se enamoran y se encajan en las orejas, para susurrar melodias dulces. Quisiera ser audífono. Para estar abrazado a tu cuello y recorrer con mi piel de plástico tu pecho. Quiero que te quedes conmigo todo el tiempo que quieras, aunque sea por algun enredo cósmico. No quiero tener que guardarte en mi memoria y que seas una historia en sepia. Abrazo la incertidumbre de no tener otra seguridad más que oir tu corazón. Suena como tambores africanos cada vez que es mi almohada. A mi las palabras se me quedan cortas, prefiero las melodías. Entonces te hago poemas con claves de sol y uso el DO RE MI a mi conveniencia. Tu no entiendes y yo menos. Esta vez mi racionalidad se quedo en el otro par de jeans. No importa el desenlace, no es un gasto de energia compartir contigo mi tiempo. Entonces como si fuera el mundo nuestra pista de baile, mi corazón habla con el tuyo ensayando como una banda de rock. Tanto escandalo solo se escucha si guardamos silencio. Se apaga el pensamiento del mañana y solo tengo una oportunidad de bailar. Mis torpes pies no hace otra cosa más que moverse para intentar seguir el ritmo mientras una sonrisa de bruta me invade. Los cachete se ponen colorados y antes de lo esperado, tus labios se encuentran con los míos. Yo izquierda y tu derecha piensa la chica cuando despues de hacer el amor escuchan algun disco. No dicen ni pio, solo escuchan la música con una sonrisa de oreja a oreja…

Linda

febrero 18th, 2013
Mientras llora como una magdalena picando cebolla, sabe que esta vez es la definitiva. Aquella atracción que le daban miles de remolinos en los calzones, no es más que un espejismo. Se enamoro de un príncipe que resulto ser un bruto. Que contradicción verse en las fotos tan juntos y no ser más que dos extraños que pagan la renta. La intimidad no convino nunca con los planes futuros y antes de lo esperado, se fue con la velocidad de un rayo. Raúl se caso con ella porque era tan linda y esperaba secretamente que nunca cambiara. Ella por su parte, espero que el compromiso eterno lo hiciera sentar cabeza. No más enredos absurdos ni miradas extrañas en la caja del supermercado.
Tiene la cualidad de tener control de sus sentimientos, por lo que sabe que esta vez Raúl por mucho ha fallado y tan solo tiene que cortar definitivamente la linea. No es la primera vez que le quiebran el corazón, pero sabe lo desgastante del proceso. Aunque claro Raúl era una promesa con tinte de siempre. En sus alas abiertas, como una gaviota que se sacude el polvo, sabe que mejores tiempos vendrán. Algún día tendría que quedar en evidencia. Entonces se hace claro el porque de la perdida y la imposibilidad de lograr el préstamo de la casa. El amor que aguantaba cualquier cosa, como si fuera la telaraña en la que bailan los elefantes, se rompió con tanta fragilidad que quedamos perplejos. Y ella, aun con el corazón triste y la capa caída, sabia que era mejor que Raúl se marchará cuanto antes. Si los hombres son como las olas del mar, vienen y van.

Maquillaje

enero 21st, 2013

Quiero que me mires como si fuera una santa en un pedestal. Por que mi vestido no tiene el suficiente encaje para envolver mis piernas, es corto y con escote pronunciado, tan solo porque asi te gusta vermeI5]. Pero mi vestido tiene una linea de botones que nace de mi cuello a la parte baja de la espalda. Tan solo tienes que decir las palabras magicas para que se abran mis botones como mariposas de colores. A mi no me pueden engañar esos labios de frambuesa, porque se que todas esas promesas no hacen más que evidenciar lo observador que eres al decir en el momento correcto las frases oportunas. Eres tan egoísta, que me cuesta entender porque te empeñas en reflejarte en mi.
Quiero que me mires como si fuera una copa de cristal en una tienda cara. Quiero tus huellas por todos mis bordes. Tomame con delicadeza y con seguridad. Y yo seré bella para ti, llena de maquillaje e ideas simples como amapolas. Para que ir más alla, si aca mismo esta la zona de comodidad con cobija de lana incluida. Debajo de tus brazos esta lo más parecido al amor que he conocido, al menos por este fin de semana. Quiero que me susurres todas las cosas que vamos a hacer un día que no llegará. Que me tomes de la mano cuando caminamos y que uses esa mirada que tiene los hombres cuando estan realmente enamorados. Entonces yo, la que visto y me desvisto por ti, la que usa maquillaje y tacones para verse como una princesa y la dueña absoluta de mis labios de frambuesa, no le quedará más remedio de usar rimel contra agua para llorar con lagrimas de cocodrilo tu partida. Claro despues de que se abren los botones y se quita el maquillaje no quedamos desnudos, si no con el traje de cinismo puesto. Quiero que me mires como una santa en un pedestal dije cada vez que se cae mi vestido de encaje al suelo. Por que solo por hoy, si tan solo por hoy tienes un pase directo al cielo. Tanto maquillaje en ocultar algo tan simple como que te quiero exactamente como eres;  por suerte uso rubor. Para no hacer evidente la reacción biologica que tienen mis mejillas al verte. Tanto maquillaje, tanto encaje y tantas mariposas.. en tan solo un fin de semana.
El que no entiende una mirada, no entenderá una larga explicación
    Archivos