Inoportuna

febrero 25th, 2013
No era un buen momento. Lo ultimo que ocupaba era encontrarme a una niña más complicada que un paquete de spaguettis crudos. La comparación no va al caso, pero no soy bueno escribiendo. Mucho menos hablando de Catalina, causante directa de mi leve retardo. La lengua se hace nudo, las palabras peces resbaladizos que saltan medios completos y las letras, bueno las letras apenas si puedo mantener una oración a la vez.Tengo que admitirlo. Rara vez Catalina me habia parecido interesante. Quizás tenia una personalidad atrayente pero ni siquiera lo considere. Eran otras prioridades y Catalina antes que un romance de curso, era la mejor redactora que habia llegado. Que iba a tener ganas de enredarme con la única niña de la clase que sabia literatura inglesa. Yo intente esquivar la como balas de oso de gomitas, ser reservado como un periódico abierto y ser sutil como un atardecer en verano. Y por más que intente no caerme de bruces por sus hermosas pestañas en abanico ni por su moño desarreglado, me ha caído como un tonto que en lugar de caer, vuela. Y no era un buen momento, era el momento. La despedida o la reincidencia no son problemas del día. Todo nace y todo se agota, quien puede pensar que Catalina con la misma insolencia con que llego se marchará a Barcelona la próxima semana. Y ella me habla de su viaje, como si fuera otro hombre. Uno que ama profundamente. De nuevo caemos en el mismo punto, quiero que se quede conmigo. Pero me gusta más verla feliz por eso, bajo protesta le ayudo a hacer maletas. No hay manera de reternerla, es por eso que esta mañana hablamos que no podemos seguir así. Es por esto que a partir del proximo mes me marcharé con ella y con su nuevo novio, Barcelona.

Eran más bien los días 
de arriar las velas. 
Toda señal a mi alrededor 
decía: cautela. 
Cuánta estrategia incumplida 
aquella noche sin luna 
tu, por ejemplo, 
tan bienvenida 
y tan 
inoportuna…

 Jorge Drexler

Linda

febrero 18th, 2013
Mientras llora como una magdalena picando cebolla, sabe que esta vez es la definitiva. Aquella atracción que le daban miles de remolinos en los calzones, no es más que un espejismo. Se enamoro de un príncipe que resulto ser un bruto. Que contradicción verse en las fotos tan juntos y no ser más que dos extraños que pagan la renta. La intimidad no convino nunca con los planes futuros y antes de lo esperado, se fue con la velocidad de un rayo. Raúl se caso con ella porque era tan linda y esperaba secretamente que nunca cambiara. Ella por su parte, espero que el compromiso eterno lo hiciera sentar cabeza. No más enredos absurdos ni miradas extrañas en la caja del supermercado.
Tiene la cualidad de tener control de sus sentimientos, por lo que sabe que esta vez Raúl por mucho ha fallado y tan solo tiene que cortar definitivamente la linea. No es la primera vez que le quiebran el corazón, pero sabe lo desgastante del proceso. Aunque claro Raúl era una promesa con tinte de siempre. En sus alas abiertas, como una gaviota que se sacude el polvo, sabe que mejores tiempos vendrán. Algún día tendría que quedar en evidencia. Entonces se hace claro el porque de la perdida y la imposibilidad de lograr el préstamo de la casa. El amor que aguantaba cualquier cosa, como si fuera la telaraña en la que bailan los elefantes, se rompió con tanta fragilidad que quedamos perplejos. Y ella, aun con el corazón triste y la capa caída, sabia que era mejor que Raúl se marchará cuanto antes. Si los hombres son como las olas del mar, vienen y van.

Esporádico*

enero 2nd, 2013
El amor es algo tan raro. No ha sido nada, mantenia con la misma tristeza de un niño cuando se cae un cono al suelo. Han sido un par de cosas en común, mucho tiempo a la par y esa sonrisa que tenia todo el día con verlo. Tanta tentación y coqueteo para que terminara como un choque de tren. Yo me he forjado en el hierro caliente. Los golpes y los martillazos han tenido que ser así para lograr enderezarme. Algunas veces me doblo, no puedo más. Entonces sin ser una pendeja y como las personas adultas acepto que la unica manera de estar contigo es conformarme con esto. Rayamos con crayolas en papel blanco. Que facil que es hablar sin pensar y prometer por prometer. Tranquila, todo va a salir bien dices como quien toca las teclas de un piano. Me aruña tanta tristeza, pero asi son los amores de papel periódico. Si estamos destinados todo esto va a pasar sin el menor esfuerzo, voy a dejar de forzar las cosas. Lo digo como una promesa, que dura hasta que te veo. Entonces se me olvida lo esporadico y lo eterno y solo quiero morder tus labios y abrazar tu espalda. No me interesa, no me importa y puedo contra todo el mundo. Piensa mi corazón cada vez que nos perdemos en beso atardecer.
*fig.Que es ocasional, sin ostensible enlace con antecedentes ni consiguientes.
feliz año nuevo 🙂

Luna Llena

diciembre 19th, 2012
Un día me encontre con tus ojos verdes, sin aviso previo. Como una bengala que se enciende para dar la luz de emergencia. Asi me empece a hundir de a poquitos, sin saberlo el iceberg que se asomaba en su timida sonrisa habia abierto el caparazón. Y tan solo era el comienzo del fin. Tu sabes Dios mío que las cosas no son como yo quisiera, ni como deberian ser. Sin embargo no me puedo quejar. He sido amiga de la luna cuando camino regreso a casa. Algunas veces camino con los tacones en la mano, por debajo de las palmas saltando charcos como un sapo.
He tomado tantas decisiones incorrectas que perdí el rumbo, oh Dios mio he perdido el norte. Ya no se para donde voy y aqui estoy esperando el bus a ningun lugar. Con la ficha de espera en una ventanilla de Migración y Extranjeria. Hasta que encontre esos ojos verdes que me hablaban de otra vida, otro destino. Y yo pense que era la definitiva. Cai en sus redes como un pez borracho. No tienes que cambiar lo que ya esta hecho, dame aceptación pura y llana aceptación. Esos ojos tan verdes, no eran más que una ironía. Tanto que te pedi Dios mío el milagro que me canse de esperar. Y con el primero que dijo vamonos, me fui. Entonces la luna me despidio con un pañuelito, mientras el carro se iba a toda velocidad por el camino de regreso. Ya no quedaba nada en mi, ni siquiera un suspiro.

Escribir

octubre 22nd, 2012
A mi me encanta leerte. Adoro cuando se abre alguna ventana que diga: “hola”. Aunque sea para cualquier cosa. No puedo evitar que despierte mi interés.. claro yo puedo ser tan cordial como tu. Guardarme la intensidad para escojer bombillos y ser tan amable como un yerbera rosada. Pero me gusta leerte, porque se hace evidente que me gustas. No puedo explicar porque nuestras conversaciones, son jeroglíficos en las nubes de los atardeceres. No tengo que buscar palabras, es un sentimiento. Basta con provocarlo. No me provoca hablar, solo sentirte. Para mi la maravilla es leerte cuando estamos lejos y si tengo la dicha de verte, guardar las palabras  para luego, mientras las estrellas fugaces se enredan en la hamaca. Para que decir lo que es evidente. Las palabras se las lleva el viento con un soplido, pero las letras se impregnan en la carne. Se que no deberia, no puedo, no quiero, no es correcto y todo ese tipo de cosas que se dicen de la boca para afuera, pero uno nunca realmente obedece. 
Por eso cuando estamos juntos hablan nuestras costillas si nos abrazamos o nuestros labios en un beso. Yo realmente amo tu silencio, donde la respiración se hace un mar de aire y tus ojos marrones tan hermosos se miran en mis ojos. Todo el universo queda en silencio, porque no hay nada más que decir, si tus brazos me sostienen. Tan solo de escribir, con la punta de los dedos sobre la arena, cuanto te quiero. Vamos a la luna ida y vuelta. Y cuando sea tiempo de marchar, usemos las letras para tratar de decir lo que no decimos, cada vez que nos vemos y hablan tan solo nuestros corazones. Escribanos más seguido lindo…

Pájaros

octubre 3rd, 2012

Siempre falto poco, como cuando uno se toma de las manos y aun así no se llenan los espacios. Te tenía, aunque en realidad lo único que tuve fue la ilusión de que esta vez, con todo en contra, nos fueramos lejos a conocer otros cielos. Te tuve, pero nunca pude contarte como mio, porque eras de otro nido. Fue algo fugaz, bastaba abrir las alas para que sucediera. Hablamos entre lineas, dando miles de vueltas para llegar a un punto muerto, siempre desentendidos. Hablando hipotéticamente , con  miradas de aprobación, de esas que parecen leer la mente. No éramos nada, pero nos tomábamos de las manos si nadie nos ve. -Seamos algo dijiste, digamos amigos.- Sabiendo todas mis limitaciones de memoria, yo contigo siempre sentí que volaba. Por eso era fácil entrar al laberinto de no tener nada y darlo todo. Pensar que así fue que te tuve sin tenerte. Habia un hilo rojo atado en nuestros dedos. Y aunque se enredaban intensiones en las palabras y se escondía para todos los demás, ahi estaba nuestro vuelo, como una chispa cerca de un galón de gasolina.

Eramos pájaros volando con las alas extendidas, si pasaba contigo toda una tarde. El viento que sopla como si el mundo fuera un queque de cumpleaños, soplaba con dulzura cada vez que cruzabamos miradas. Por encima de las ciudades, picoteando las nubes de algodon de azúcar, corriendo en el parque como palomas vagabundas. Haciendo cualquier cosa, volaba aunque no se despegaran mis pies del suelo. Soy la estrella que vive en los bombillos de alumbrado publico, porque el amor que no deberia existir y existe, sale por mis ojos cada vez que hablamos, es tan difícil disimularlo. Hace rato que no volamos juntos. Ya no hay nada de que hablar, solo se que extraño el cielo y por eso no he soltado el hilo rojo invisible de mis dedos. Por si alguna vez, quieres volar de nuevo.

Sunshine

septiembre 24th, 2012
Guardo en el bolsillo, un atardecer, un encendedor y un puño de estrellas fugaces. Mientras el hielo se va derritiendo en nuestros vasos, guardamos alguna conversación que solo nosotros entendemos. Y yo caigo en cuenta que estamos en arenas movedizas que nos abrazan- al menos para mi- y nos sueltan, entre metáforas escondidas en palabras dichas al azar. Entre las consonates y vocales juegan traviesas nuestras intensiones. Solo quiero interrumpirte para robarte un beso.- Aunque claro, no lo admitiría si alguien lo dice. No hace falta, es evidente para todos menos para ti. 

No necesito más que tu compañia sabor cereza y limón para que todo funcione. Mejor que el café, muchisimo mejor que las bebidas energéticas y té verde caliente. Por eso, cuando terminamos por algún motivo que no recuerdo, me di cuenta que la unica manera de seguir caminando contigo, era hacerme la desentendida. Mientras espero que mires más cerca, moviendo como un abanico las pestañas. Jugando a ser amigos que pasan la tarde hablando de nada, mientras se derrite el hielo en los vasos, con el pasado de cobija y el sol de sombrero. Siento que voy a flaquear, que un  dia de estos voy a abrir la bocota y decirlo. Yo puse los obstáculos y sin querer corri tan rapido que quede sola. No estaba preparada y cada vez que estoy contigo quisiera estarlo. Pero solo siento los bolsillos miedo de alejarme de las arenas movedizas que abrazan y sueltan, de las conversaciones tan tontas que nadie recuerda y de ti, -si de ti por el cual se puede derretir todo el Groenlandia- por esperar a que te decidas a alcanzarme. Aqui estoy Sunshine, esperando esa chispa que hará volar mis labios de gasolina…

Contigo-Conmigo

septiembre 17th, 2012
Puedo caminar por minas personales, navegar por aguas infectadas de tiburones y correr descalza por ramitas de limón. Lo haria sin pensarlo, si tu me lo pides. Por que siempre que estoy contigo, creo que podria hacer cualquier cosa. Aunque claro, siempre guardo la reserva de pensar que estamos en el mismo lugar. No somos esclavos de las circunstancias ni relaciones empalagosas que se marchitan. Los demás no nos dejan de mirar, a quien le importa?. Algunas veces te llamo con un beso que se transforma en mariposa, quien puede entender que soy dueña de las mariposas amarillas y tu de los grillos verdes. Yo no pienso mil veces las cosas, las hago. Las cosas pasan porque apretamos el botón de play más seguido. Avanzamos porque vamos rondando de las manos, como nances maduros que se hacen puntos suspensivos.

 Aunque no quisiera que te equivocaras con este libro. No soy toda azúcar y dulzura. También puedo ser una maldita con proponermelo. No quiero tener que bajar la cabeza para que alguien me pisotee, ni subirla tan arriba que me la puedan cortar. Nada mas quiero ser y que tu tambien seas. Alejemonos del camino trazado corriendo a toda prisa. Vamonos a vivir a marte en un cohete de juguete. Tengamos esa charlas con momentos insondables y sondables. Con juegos de palabras que se pierden en las traducciones. En efecto, no pasa nada cuando uno esta enamorado. Hoy quiero que el sistema se tome el día libre. Forzar el corazón para que las cosas pasen. El miedo y la soledad pueden escapar a volar por el cielo. Nadie se muere de amor, lo peor que pasa es caerse al suelo. Si no lo intentas las cosas nunca cambiaran- por eso se que mi lugar es estar contigo… te amo.


Feliz Cumpleaños Kaleb

1. Po-e-ma

septiembre 10th, 2012
Soy una tonta. Pero es que me gustaban las palabras dulces, tanta azúcar daña los dientes, quien iba a decir que la fecha de caducidad era más pronto que la de un paquete de cereal abierto. Soy una tonta. Pero es que me emborrachaba de tus labios en cada beso y siempre queria el siguiente. Soy una tonta. Porque nunca me alcanzo el tiempo, y el reloj corría a ritmo de maratón -ya eran las 8 y como suele pasar, tenia que volver. Soy una tonta. Porque crei que tus manos eran llaves para todas mis puertas, que solo se ajustarian a mis senos y que en tu cama la unica mujer que dormía contigo era yo. Soy una tonta. Porque para mi el placer y el amor eran la misma cosa, como el amor y la amistad; -revuelva en partes iguales con agua y alcohol. Porque soy una tonta y tu eres otro tonto.
Te amo y todo pero no puedo seguir suspirando cada vez que leo alguna historia con tinte cursi. Te amo y todo pero ya no tenemos quince. Te amo y todo, pero no es suficiente llevar esta doble vida, donde a nadie engañan nuestras maltrechas excusas. Te amo y todo, pero no estas conmigo, no duermes en mi cama ni vives en mi casa. Te amo y todo pero odio no poder llegar nunca a ningun  lugar, siempre tengo que empujar con las dos manos para que las cosas sucedan. Te amo y todo, pero si dependiera de ti en alguna manera todo se arruinaría como un castillo de naipes en una tormenta tropical. Te amo y todo pero no solo de amor vive la gente. Te amo y todo, peor me da pena tener que justificar como si fueras un niño a medio criar. Te amo y todo, pero si de verdad me quieres te voy a pedir que cumplas es promesa desteñida que aun usas para lastimarme el ego. Vete por la puerta de emergencia, sin ningun drama y sin mirar atrás.

Entonces se caera mi dolor, como si fuera la piel de un tomate en agua hirviendo. Y yo morire de amor, te extrañare mucho pero lo superare. Alguien dice que tanta poesia cursi me esta volviendo tonta.
Puede ser…

La Fille aux Yeux d’Or

agosto 8th, 2012
Tengo que decirlo. Me atraganta esta angustia, tamaño gigante en la garganta. Estoy cansada de pretender y fingir, me volvi una actriz que se cree sus propia actuaciones. Esta nostalgia de querer hablar con la verdad y no poder mover los labios.  En algunos momento apropiados, donde el silencio reina y la calma se siente, me asalta el deseo de poner fin a mi locura. Entonces, prefiero tu calma. Aunque yo me pierda en el torbellino de pensamientos, tengo que aceptar las nubes negras en mi cabeza, yo las puse ahí. Perdonarme por ti y olvidarlo por los dos. Cerrar mis ojos que hablan sin querer y abrazarte, como siempre.
Aceptarlo, por aceptarlo es tirarme al vacio, sin ninguna garantía de que alguna vez vuelva a esta prisión de hielo. Quiero correr, pero me siento tan agusto en el sillón de la sala contigo. Quiero gritar, pero prefiero guardar silencio, estamos viendo tele. Quiero pedirte perdón, mil veces decirte que lo siento. Nunca más amor, fue algo aislado. Queme ese puente, olvide esos caminos. Borre cualquier prueba, pero la conciencia me tortura como un gusano ciego que se come cualquier cosa parecida a la felicidad. Me siento tan alejada de ti, porque mi corazón solo quiero darte un abrazo y compensarte. Fue un error, cualquier cosa.

Una noche que se me borro el anillo de compromiso, varios tequilas seguidos, fue cualquier cosa. Fue una parte que edite para que no salga en nuestra película, un secreto que no te puedo enseñar porque me apena. Quiereme así, con este silencio en el pecho y con todo el arrepentimiento del mundo en el corazón. –No volverá a pasar, no volverá a pasar-… piensa sin saber que tanto esfuerzo en intentar no decirlo, cuando alguien ya más lo hizo… pero el decidió obviarlo porque al igual que yo, la comodidad era un estorbo, era la lucha eterna por ser feliz. Al menos lo fuimos, -eso parece en las fotos que ponemos en el facebook en un intento descarado por aparentar… 

    Archivos