Como recuperar el control remoto

junio 25th, 2012

En el fondo yo que estar con ella es una perdida de tiempo. Algunas veces, entre reclamos y miradas de reproche, noto  lo terriblemente infeliz que es. Y abro la puerta, y tan solo atino a decirle que se marche. Porque se que soy cobarde, y se que no se va a ir todavía. Es simple, me he acostumbrado terriblemente a su presencia. Esa mujer con que no hago otra cosa mas que discutir se ha vuelto una rutina, comparable con el tabaco. Algunas veces quiero irme, sin despedirme de nadie. Nada mas perderme y volver a aquel tiempo que no era mas que una amiga de fines de semana. Pero no, a la puta, en que momento Alejandrina dejo el cepillo de dientes y uso mis camisas viejas de piyama. Un día nada mas saque una copia extra de las llaves, le cedí la mitad del closet y me acostumbre a ver abarrotado el baño con un ejercito de cremas y lociones de frambuesa. El tiempo fue pasando y un día era navidad, y nos dimos regalos caros. Empezamos a llenar álbumes de fotos. Entonces me gustaba su aroma, sus piernas larguiruchas y sus lunares traviesos. Me gustaba el empaque, Alejandrina siempre ha sido de buen ver, amable y bastante entretenida. Pero yo no la ame, es más nunca lo he hecho. Me gusta el empaque, pero nunca me he esforzado por leer el contenido. Alejandrina no es la mujer de mi vida. No es mas de una relación de fin de semana, que se alargo tiempo indefinido. Y ella lo sabe, que yo estoy vacio. Que no tengo nada más que darle que no sean dolores de cabezas y una copia de las llaves. Alejandrina no se va, porque cree que yo soy un proyecto de ciencia y que con mucho amor e interés algún día va a quitar mi apatía. Y ese es mi problema, que al final del día no me importa. No me confundo, se que Alejandrina, aun con sus piernas kilométricas y su olor delicioso de frambuesa no es lo mío. Un día de estos se va a cansar de mi actitud de mierda y se va a ir. Yo voy a ayudarle a salir por la puerta con las cosas, voy a pedirle la copia de las llaves y le voy a desear buena suerte. Me gustaría después de todo ser su amigo, antes de esto éramos algo parecido. No soy un hijueputa cualquiera, me gustaría verla feliz de la vida.  Caminando descalza por la arena, con ese bebe que tanto quiere y con esa boda digna de una princesa inglesa. 
El martes pasado en un frustado acto de valentía, le digo, justo antes de dormir, que me he enamorado de alguien más… Tan solo para terminar definitivamente. Me ha pedido un nombre y yo por decirle algo le dije que se llamaba Alejandra.  Se sorprendió, y solo repetí algunas frases oportunas. Me termino creyendo,  salió en un mar de lagrimas, jalando cajas de dvds y pidiendo las camisas de piyama. – Si te las podes llevar todas. Alejandrina me tiro la puerta y me mando a la misma mierda. Entonces me tiro al sillón y cuando me doy cuenta de que por fin recupere el juego de llaves y rompí  para siempre con Alejandrina, no me siento  nada mal. Me siento tranquilo, feliz de recuperar el control de la tv.

Mía

mayo 20th, 2012

Para empezar, debes de saber que he cambiado. Ha cambiado mi cuerpo y mi alma se ha ido de viaje. En algun momento sucedio y nada más todo tuvo sentido. Fue como la pagina que esta después de los clasificados con todas las soluciones de los acertijos. Era una rutina en donde no nos importaba lo suficiente para intentarlo de verdad ni queriamos salir de nuestra falsa zona de comodidad. El collar de conchas rosadas que alguna me regalaste en el viaje al Caribe me lo recordaba. Lo use hasta convertirlas en blanco, se gasto a cuentagotas y un día se reventó la cuerda. Intente decírtelo en aquellos viajes camino a la playa donde los dos guardábamos silencio, escuchando todos los discos de Soda. Tanto que decirte y ninguna intensión de hacerlo. Era más fácil mirar por la ventana y contar las nubes.
 Y tu me pedias algo más, era fatal saber que no podia darte algo que no tenia. La felicidad empieza por casa y yo era tan infeliz, perdida en complacerte, desviviendome por absorberte como una esponja amarilla. Esta tan enamorada, aunque no sabia si era de ti o del otro cuerpo al lado de la cama. Me gustaba tu compañia, nuestra complicidad que combinaba con las cortinas. Para mi no habia nada más ni nadie más. No puedo entender en que momento nos aburrimos y nada más dejamos de ser amigos. Era una amalgama de gustos muy parecidos y un álbum gordo de fotos que tomaba con la kodak 540 automática, siempre fuimos en realidad gatos callejeros que caminaban por los techos y buscaban la manera de saltar a la luna. Antes de que me vaya, a perseguir cometas y comer helados de nieve, me alegra estar tan segura que te dejo porque es lo mejor y que este amor tan loco se hizo amapola y se enraizó en la cerca. Me voy, para volver a encontrarme con las conchas rosadas, amarme como nunca antes nadie me amo y ser tan mía como fui tuya para ser de verdad feliz. Lo demás esta de demás.

puff

diciembre 29th, 2011

Eso de pedir perdón y no dar explicaciones, es una habilidad tuya que has convertido en un arte.  No espero ni siquiera una conversación, estoy cansada, lo admito. Mientras esperamos el menú, quisiera abrirme el pecho con el cuchillo del pan, para que habláramos de verdad. No estas conversaciones que se caen en los mismos puntos y que nunca llegan a acuerdos reales. Quisiera poder escribir como lo he hecho hasta el día de hoy; siempre de manera hipotetica trayendo nombres falsos e historias imaginarias. Mas esta vez, la realidad es tan extraña como la ficción, así que sin coincidencias y con una dosis terrible de destino, y antes de que se termine la botella de vino, empiezo a buscar las palabras, para decirte todo lo que he tenido entre el pecho y la espalda. Pero se que no es aquí el momento que evoca mi mente. Cierro los ojos y estamos acostados en el pasto mirando las nubes pasar. Y no es hoy, es quizás algún ayer. El cielo es celeste a morir y apenas puedo distinguir el frío de diciembre que se mete por las uñas. Hay un globo que sube como un cohete, se escapo para correr a la luna. Siempre me han gustado los globos bailando en las corrientes de viento, subiendo llenitos de helio. Es una ironia que siendo mi metafora favorita, sea lo  que se me ocurre para explicar que paso. Mientras el vino blanco se calienta en la copa, yo solo te digo lo único que te puedo decir hoy. -No esta aquí y no va a volver más…

Las estrellas están ahí, solo tienes que mirarlas
Kurt Cobain

Yo no estoy loco

diciembre 15th, 2011

El olor del café chorreado bailaba por todo el departamento. Pocas veces hacia café. Si lo tomaba era por puro y llano placer. Mario odiaba la mancha del café en los manteles. Pero hoy había un termo lleno de café para ella sola. Tantas cosas detesta, que casi que hay que hacer una lista de condiciones y leyes des proporcionales a cualquier lógica que se tienen que cumplir a cabalidad. Desde que Mario empezo a leer las revistas de salud se prohibieron muchas cosas. Entre ellas el café en ayunas. Cada estudio que respaldaba sus disparatabas teorías, lo recortaba y lo pegaba con un iman en la refri. Lo cual le daba ese aire de desorden de oficina. Hasta se tomaba la molestia de recalcar con fosforecente los datos, como si no pudiera leerlo completo. -Se levanto feliz, se sentia como un sabado, aunque fuera martes. Había servido la mesa; dos tazas y un bollito de pan con mantequilla, huevos con tocienta, y salchichas fritas.

Pero que importa, hizo café y si  no quiere servirse pues va a tener que olerlo al menos. Porque ya tres meses sin cafe, es mucho. -Solo se portaba así, cuando Mario se iba de viaje. Entonces sola, se devoraba varias tazas de café, abria un paquete de galletas de chocolate con coco. Se las comia de tres en tres. Para terminar se fumaba un cigarro en el balcón, descalza y en pleno sol de 11. Un completo disparate si la encontrará Mario así. Comia carne, era solo vegetariana para complacerlo. Olvidaba esas teorías de yoga y vida sana, para comer tacos y tomar coca cola de la regular. Era una falsa, porque toma café como una colombiana. Pero son sus dietas, sus limites tan estrictos y su comportamiento casi al borde de obsesivo compulsivo lo que empaña su manera de ser- excusas de mujer enamorada- . Que importa si hay que cerrar el pan con cinta y no con nudo. O si la ropa se ordena por colores y nunca por telas. No es de interés el orden alfabético ni quitarse los zapatos sucios solo en el baño.- Mario esta loco, piensa mientras recoje las chingas del balcón, bota cualquier vestigio de carne de la refri y dobla la ropa de la secadora.- por colores, eso sí.

Sol

agosto 31st, 2011



Tiene ese brillo que opaca el mismo oro. Como si su alma fuera dorada y se puliera cada vez que respira. No guarda pretextos ni falsos formalismos. Dice siempre lo que piensa y no le gusta los rencores ni los discos piratas. Esas cosas que unen y separan, como el mismo pan con mantequilla. Cree que el Madrid es de color azul con rojo y rara vez lee el periódico completo. Le gustaria ser un arbol, por eso intenta echar raices cada vez que se siente comoda. Sin saber que es un pajaro con las alas abiertas y el pico lleno de semillas. Tiene tantos sueños que no se pone deacuerdo. Un dia va a salvar el mundo, otro solo quiere aprender a tejer. Es tan inconstante como un bus pero esa cualidad le permite ver el mundo en 360. Quiere, pero no lucha lo suficiente. Es una soñadora que no sabe por donde empezar.

Es un planeta aislado dentro de la tierra. No es el B612 definitivamente, pero debe estar algo cerca. Lo sabe mientras mira por la ventana, escuchando una música mental, con el cielo despejado y el sol guindando de la nada. No pertenece a ningún lugar, por eso le gusta viajar alrededor del mundo, bueno de Alajuela a Heredia. Por eso, todos la recuerdan, porque ella no cabe aquí, esta de paso. Es una extraña, con una cara conocida. Un sol lleno de helio que no habla con nadie interesante; mientras se levanta y se duerme con reloj. Lleva todavía la mirada perdida en la calle, contando mariposas y mirando las formas extrañas que toman las ramas cercanas a la autopista. Aplanadas por los camiones. Sonríe y canta en voz bajita, mientras abre un jugo de frutas para desayunar. -Es tan solo una chica y no sabe lo que quiere piensa el sol de la mañana. Ella responde – Es solo un soplido gigante de helio, un planeta solo como yo.. dice la estrofa de la canción que acaba de inventar. Ahora quiere ser cantante…

Algunos pintores transforman el sol en una mancha amarilla y otros transforman una mancha amarilla en el sol Pablo Picasso




* Voy a tomarme unas vacaciones del blog, un abrazo y buenas vibras a todos 🙂
Hasta Pronto



Derecho

julio 5th, 2011

Ahora que te has ido por fin puedo estar conmigo. Es que era tan dificil poder escucharme si tu voz iba y venia como un pajaro perdido. Chocaba contra las ventanas, una y otra vez. Yo podría acostumbrarme a tener siempre ahi, pero tu querias salir. Nunca cortaste tus alas ni te intereso en lo más minimo anidar. Vos estabas de paso, como un amor de verano que se quedo un poco más, hasta mayo. Un pajarito que dijo lo que quería oir; Aunque no pensarás hacer ni pió. Nunca pretendí que dividiéramos las cuentas, eras mi invitado. Aunque vivieras conmigo y te quedaras casualmente todos los días. Y todas tus valijas se acomodaron en el closet y tu cepillo de dientes le hizo compañía al mio. Sin querer tus medias se colaron en la ropa sucia y tu shampoo fue parte del paisaje de la ducha. Te colaste en mis sabanas, hasta que te adueñaste del lado derecho. Tus manias me las sabia de memoria, como un post it mental color amarillo, para no olvidarlas.

Aprendí a compartir la almohada contigo, cuando susurrábamos historias sin orden, preguntas al azar y algunas veces hasta decíamos la verdad. Eras tan tierno; más que un ayote cuando hablabas de tus travesuras del cole. De tu novia de la escuela o de cuando te dio paperas. Que al final a quien le importan todas esas cosas que forman figuras abiertas, como cuando se unen los puntos del cielo y se generalizan en estrellas. Yo también le dije mis historias, aunque preferi mil veces escucharlo, como a un personaje de un libro. Pero se abrió una ventana y abriste de par en par tus alas para surcar el cielo. Te ibas y todo quedaba intacto. Yo que nunca, creí en las promesas, porque se rompen ni en las jaulas porque se terminan quedando vacías. Nunca creí que fuera diferente, era algo temporal, como todos los plazos del corazón. Tantas previsiones tome en el pasado, que esta vez no tome ninguna. Eras solo una parte de mi historia, la que se susurra y se dice bajito, como si fueras té de tilo, para el siguiente, el que duerma a mi lado derecho; como un ciclo de lavado eterno.


Triste es querer a alguien y que éste no sepa querer a nadie.. anónimo

Bonita

mayo 5th, 2011


A mi me gustaba hacer burbujas de jabón para vos hasta que rompiste la burbuja en forma de corazón. Me sentia tan triste que le prometi al mar que nunca me enamoraría de nuevo. No quería nada con nadie. Mi alma esta herida y sali a buscar a caracoles a la orilla del mar. Funciono; hasta que lo conoci debajo de las palmeras desnudas y todo el universo se resumió en un solo latido. Cantaban las olas y el cielo se abria como una sombrilla. Estabamos llenos de arena y con los ojos medios cerrados mientras la brisa salada se volvia tan magica. Pasaste la noche conmigo contando estrellas fugaces. Te escribi canciones y poemas que nadie recuerda a ciencia cierta. Mi tonto, mi cangrejito ermitaño.Somos algun coco olvidado o una conchita de la orilla sin importancia hasta que alguien dice que la tiene. Una historia con arena blanca y muchos vacios.Somos cualquier cosa que la gente pasa y no nota. Y no tienen porque hacerlo, si al final solo nosotros lo sabemos. Como un secreto a viva voz, que se escapo en un suspiro y corrió en una perfecta derecha.


La magia y la sal pueden mezclarse sin problema en la espuma blanca que va dejando el mar cuando borra las huellas que osan arruinar su pura arena. Vamos caminando en la playa, pero cada quien por su lado. Tenias que arreglar mi corazón, darle vueltas un par de veces. Para perdernos como una botella en altamar. Yo te prometo que voy a ser siempre yo, aunque ya no tenga la brisa salada en la boca ni el brillo del sol en la piel ni tus besos ni tus manos ni tu alma color oceano cerca. Pero lo que quiero decir, es que voy a ser siempre tuya. Aunque ya no contemos estrellas de noche y parezca que fue hace mil años que paso, si es que no estaba soñando y todo esto es porque me cayo un coco en la cabeza. Yo te prometo que voy a continuar soñando contigo, cada vez que la brisa salada herrumbre un portón. Mientras espero al próximo, sin prisa y sin tiempo, te escribo en la arena versos sin prosa, para que el mar se entretenga al borrarlos por completo y cuento de nuevo las estrellas, solo para recordarte al murmurar constelaciones. Fue tan bonito..en verdad lo fue

Ya no quería nada 
Mi alma estaba herida
 Ya no sentía nada 
Que no fuera dolor 
Salí a buscar problemas 
Por que no creía No creía nada ni siquiera en el amor 
Hasta que apareciste Con tu fantasía 
Y me pediste que cantara esa canción que tanto te sabias
 Y yo te dije Pasa la noche conmigo bonita 
Yo te haré canciones y versos de amores 
Y no quedaran dudas ni dolores en nuestros corazones
 Pasa la noche y quedate mañana todo el día...                                                                                
Bonita Cabas

Protagonista

abril 3rd, 2011


Llega con la cara blanca. De verdad tanto maquillaje no le ayuda, pero quien puede decir nada. Solo piensa escuchar a la gente de arriba. Pero no hay una escalera lo suficientemente grande, como para que al menos llegue un murmullo. Le gusta ser el centro de atención, aunque nadie le dijo que el centro era un lugar tan vacio. Solo se ven estrellas, materia vacia y uno que otro planeta, que ni siquiera saludan solo bailan como trompos. Pasa tan aburrida, por eso le gusta verse tan radiante, blanca como el queso y redonda como una bolincha. Su vestido negro es tan largo que cubre todo el cielo; la noche no es mas que una tela oscura para que la luna se vea mejor.
Su luz entra en cualquier endija, cruza cualquier ventana y proteje cualquier amor fugaz. Aveces mira a los amantes de la arena, esos que se besan hasta el cansancio. La chica dibuja un corazón, y el le dibuja una sonrisa. La brisa tan salada, las palmeras tan bailarinas y ella, un testigo más. La luna esta segura que los deseos a las estrellas fugaces son una vil mentira, porque ya se cuentan por millones y nada ni un solo deseo se ha cumplido. Sentada en el medio de la nada, con las rodillas cruzadas y las manos abiertas mira a los demas, sintiendose tan fuera del planeta. Una vez se enamoro del mar, pero cada vez que se acercaba, las mareas cambiaban de lugar. Los peces se alejaban a los arrecifes profundos y los pescadores lloraban lagrimas saladas de mar de tanta desgracia. El mar, era tan paciente que se conformo con verla cada noche. Alguna veces le envia nubes saladas y ella se sente tan feliz que ilumina la arena como escarcha. Quizas alguna estrella le cumpla su deseo, el de caer irremediablemente al oceano. Para ser la arena mas blanca de todas, arena lunar de verdad. Para convertirse en una playa, para sentir siempre al mar con ella. No ser una testigo en el centro de la nada, si uno una protagonista como aquella chica de la playa.

I don’t look in the mirror
I don’t like what I see staring back at me
Everything is clearer
I’ll never see what you see
It’s not me
So beautiful and free
I’ll never be what you need
I can’t help it at all
I was born so beautiful
But now I’m ugly
My love was so beautiful
But now I’m ugly
SP.

Parcial

febrero 22nd, 2011


Dura casi un segundo. Sube como una corriente, cae tan rapido como un rayo. Quema como un fosforo y se siente como un palpito. Es un par de latidos se termina; se empieza a normalizar el ritmo cardiaco y las pupilas dejan de estar dilatadas. Se deja de flotar, para tener ambos pies en el suelo. Aunque dura tan poco, es suficiente para que perdure. Esa es la magia de la primera impresión. Aveces no sucede, bastan meses o años, para que un dia, despues de vernos para estudiar miles de veces, nada más pase. Quizas fue el café fuerte que me acelero el corazón; pensaste mientras yo te leia algebra lineal con desgano, en pantuflas y con una camisa vieja.

Entonces fue evidente, el brillo en tus ojos. Como te delataban, casi como un grito de luz, como una mirada que busca un complice o una estrella escondida en tu cabeza. Y yo estoy muy cansada para esto, digo en mi cabeza, mientras pongo una servilleta de divisor. Entonces, lo siento yo tambien. Si pudiera describirlo exactamente, no tendria gracia. Aunque lo más cercano seria, tirarse a una piscina de agua fria. Ver una estrella fugaz en la playa, o una flor bailando con el viento hasta aterrizar con los petalos abiertos. Entonces la flecha se hace expansiva, cuando no hay nada que decir. Nos quedamos atrapados, mientras los palpitos conversan tranquilamente. Me siento tan comoda contigo, en pantuflas y piyama. Es matematico, se abre una flor en algun lugar, nace una ola perfecta en alguna playa y nuestra oportunidad solo se transforma en una mariposa blanca. Al menos el flechazo duro, lo suficiente para regalarte este intento de poesia. Nos extraño… aunque haya sido tan minimo como quiz parcial.

Playa

enero 20th, 2011

Va saliendo el sol,
y la linea del horizonte se dibuja con lapiz
Me gustan como las estrellas
se van a la cama despues de ser testigos
nuestra manta hecha de noche
se dobla en 4 partes

No se si es un sueño
o un amanecer en la playa
pero me gustas
tanto como una sandia fria
Las olas besan la orilla
como yo beso tus labios

somos conchas enterradas en la arena,
pajaron sin nido
flotando por ahi
somos, peces de colores
nadando en corales secretos
haciendo burbujitas de corazon

*Feliz 2011 🙂

    Archivos