Hablale al blog

marzo 4th, 2010


No es justo escribirte impersonalmente, solo porque nos hemos soltado la mano. Estas ausente sin moverte de lugar y yo estoy segura sin saber siquiera porque. No deberías creer que mi corazón únicamente habla en la distancia, como un cobarde que escribe cartas de amor sin dirección. El únicamente te extraña. Me he prometido a mi misma no entregarla, mas si no quedara suficiente para escribirte, no seria cierto nuestro tiempo. Te la entrego aunque estés ausente, aunque no me leas y aunque no estés seguro que te estoy hablando a ti. No estoy en contra del destino, porque fue el mismo que nos hizo encontrarnos como ciegos en un laberinto.

Los sueños continúan intactos, la vida sigue normal sin ti; mas mi corazón guarda silencio, quizás porque a nadie le interesa que hable un corazón que solo sabe escribir. Para mi eres el conejo de la luna, me sirve verte presente de vez en cuando. Tener a pizcas para saborearte todo, sentirte con solo cerrar mi mano vacía y enviarte un beso Express con solo pensarlo. Y yo tendré que ser fuerte, aunque mi corazón sea mudo y no acepte que esta vez tengo la razón. Yo no quiero confundirte, únicamente terminar este dictado, levantarme para irme y no tocar este teclado mas…

Nosotros

febrero 24th, 2010


Somos seres diferentes, dijiste alguna vez. Y mientras tu resaltabas con un marcador negro nuestras diferencias reales yo ponía atención, para así citarte como lo estoy haciendo. Las mujeres y los hombres somos diferentes. A las mujeres se les enseña a atar cordones a los hombres a soltarlos. A ellas les gustan los lazos, los hombres no necesitamos envoltura siquiera. Las mujeres tienen varillas que levantan, los hombres apenas si tienen faja.

Desde pequeñas, juegan barbies. Como títeres de juguete que llevan una vida soñada. En cambio, nosotros llevamos pequeñas cantidades de tierra en camiones amarillos. Tu eres limpia y coqueta, yo soy mas tosco y descuidado. No quisiera generalizar Aurelia, pero somos razas distintas con corazones opuestos… afirmaste como quien dice una verdad universal sin estar consiente de ello.

Pues yo no soy tan diferente a ti, respondí escogiendo con tiempo mis palabras. Sabiendo que tu especialidad era contra decirme, dije de una vez: te pareces a mi porque te quiero. No debería decirlo como argumento, pero nuestros corazones son tan iguales, que puedo leerte como un periódico viejo. Se lo que significa toda esa hablada de las diferencias, se que te escudas es separar una cosa de la otra. A mi me gustan los nudos, porque se mantienen, me gustan las barbies por la ropa que usan, me gusta escucharte como si fueras Maradona, me gusta que seas diferente a mi e igual al mismo tiempo, me gusta que te escudes en tonterías para no decir lo que piensas. Me gusta que seas mi hombre y yo sea tu mujer… y me gusta que seamos tan diferentes para estar tan completos…

Si ya no hay nada que hacer
para nosotros, ni modo

es mejor que te vayas antes de que
terminen los aplausos y caiga el telón

Los corazones rojos

febrero 17th, 2010

Se que no es suficiente, un deseo. Ni lo ha sido ni lo puede ser, los deseos a las estrellas fugaces, los pozos mágicos y candelas de cumpleaños no son suficiente para cumplirlo. Ni siquiera para que flote la esperanza en flor de que funcione. Yo quisiera quedarme contigo. Poder sentir el corazón tan rojo como tu, tan fuerte como tu, tan seguro como tu. Mas mi corazón esta mudo. No dice NADA, absolutamente nada, ni siquiera una tos incomoda en el silencio.
Yo te quiero, pero no como tu quisieras. Te quiero con calma, sin prisa, como quiere el mar a la arena. Te quiero como lo primero, aunque no exista ninguna lista de prioridades. Mas tu no crees que sea amor. Tu quieres rabietas y escenas en la puerta. Quieres celos y margaritas. Mas yo ya no puedo darte eso, ya no puedo quererte como si nunca hubiera querido. No puedo tener los mismos errores, no puedo ser iluso ni pensar hipostáticamente. Y yo deseo, que tu entendieras esta vez. Que en vez de disculparme contigo, puedas saber que apesar de todo yo te quiero mas no puedo quedarme contigo, no asi.
Lo he escrito un millón de veces. He gastado una fortuna en monedas que terminan en las fuentes, no he cerrado los ojos varias noches contando las estrellas fugaces; a muchisimas candelitas de cumpleaños se lo he pedido en secreto. Mas aun no ha sucedido. He deseado tanto que pase, he pensado hipoteticamente que suceda. Y ahora se que un deseo no es suficiente. Uno termina enamorándose de quien menos espera, no importan las intensiones ni los deseos. Estoy enamorado de otro, dijo tu corazón rojo. Y mi corazón continuo mudo, como si las estrellas fugaces se hubieran ido y no quedara otra candela de cumpleaños por soplar. Con el tiempo mi corazón fue rojo, valiente y fuerte, no hubo que desear nada, simplemente llego…

Para el corazón que se fue, para el que se llego y para el que vendra…

Fe

febrero 13th, 2010

Siempre tuviste fe; pero no en el lugar correcto. Tuviste fe de que él cambiara y se encargara de la casa. Fe de que cuando los niños crecieran se hicieran hombres de bien. Fe ciega en que algún día, un golpe de suerte mejoraría todo. Ya no vivirían en ese callejón húmedo, donde la tristeza herrumbra el techo y la necesidad gotea por siempre, mojando todo lo seco. Nuestra casa no eran mas que dos cuartos, insuficiente para todos los inquilinos. Eramos niños, eramos muchos, eramos hermanos. Por las noches encendias una candela al rezar, para que los santos movieran sus ojos hacia nosotros y cumplieran su palabra. Para que mañana por la mañana, pudieras cambiar de trabajo o al menos conseguir uno. Para que llegara la prosperidad a nuestra mesa y las oportunidades abrieran sus alas como golondrinas al amanecer.
Mas nunca se cumplieron los milagros. Se gastaron ciento de candelas a los santos de cera que volvieron estatuas negras por el humo. Cada vez rezabas mas, como si eso hiciera alguna diferencia. Te convertiste es un murmullo, con los ojos cerrados delante de un santo indiferente. No imagino si toda la fe que tuviste en el transcurso de tu vida hubiera estado puesta en ti. No en los hombres, no en los hijos se fueron y los pocos que se quedaron. No en un santo de cera ni en un rosario de plástico. Si no simplemente que creyeras en ti, así como crees en los demás. El milagro no era irnos del callejón, era que tu dejaras de esperar imposibles y fueras feliz. Yo ya no enciendo candelas ni hago novenas, los santos no cumplen unicamente con fe, tambien piden trabajo y sueños altos. Yo sigo teniendo fe, pero esta vez esta puesta en mi.

She is leaving on a Jet Plane

enero 15th, 2010


Tu sabes que no me gustan las despedidas. Mucho menos los finales que quedan tan lejanos al termino feliz. Mientras calculo el espacio exacto que ocupas cuando mis brazos rodean por completo tu espalda. No quiero que se quede afuera un detalle y se que lo voy a recordar, como se recuerda una noche con lluvia de estrellas fugaces o un atardecer sin nubes. Porque ha pasado un millón de veces. Y siempre quedo yo, agitando la mano aunque no me veas. Se pierde un carro por las calles, las mismas que nos sabemos de memoria.

No quiero ver ni una sola de tu maletas en la puerta. No quiero sentir que falta alguien en mi cama, ni que mañana cuando despierte, estarás en un avión; quizás muy muy lejos de aquí. Tu me dices que todo va a estar bien, con la convicción intacta. Como si varios miles de kilómetros, se recorrieran en bicicleta o como si alguna vez pudiera ir a verte sin avisar. Eso suena, como si nos siguiéramos encontrando casualmente o si cada cumpleaños tuyo estuviera yo en la lista de invitados. Quisiera pensar que esta vez sera diferente; que hablaremos muy seguido, que me escribirás cartas bonitas y que de vez en cuando enviaremos fotografías. Mas se que no es suficiente, esta largo de ser suficiente.
Quiero guardar tu olor en un frasco, quiero sentir tus manos con solo cerrar las mías, quiero que sea fácil dejarte ir; no quiero que te arrepientas de ir tras la oportunidad; que se abre como las alas de una mariposa azul que se pierde en la orilla.
Es por tu bien, me digo constantemente entre dientes, mientras todo el mundo habla del futuro. Yo únicamente se que el pasado no es opcional, el presente tiene horas contada y el futuro es tan atemorizan te como una hoja en blanco. No me gustan las despedidas, mucho menos si eres tu el que se va. Entonces tu me dices, que nos veremos mañana, me das un beso corto como los de diario y me dices que te busque una película de vampiros. Se que son patrañas y que solo tu me haces reír, cuando quiero llorar.

No me voy a despedir, te digo mecánicamente en la puerta, apenas escucho llegar el taxi al aeropuerto. -No me voy a ir del todo, dijiste como una promesa; sin considerar siquiera que ya lo había escuchado antes, porque los amores vienen y van, como aviones en el cielo…

All my bags are packed, I’m ready to go,
I’m standing here outside your door,
I hate to wake you up to say good-bye.
But the dawn is breakin’,
It’s early morn,
The taxi’s waitin’
He’s blowin’ his horn,
Already I’m so lonesome I could die.

Luana, no me gustan las despedidas… pero buena suerte! que aquí estamos todos pensando en ti

Eterno

diciembre 28th, 2009


Cada vez que hablas de el, sus ojos se empañan como cristales vaporosos. Mientras mueves con delicadeza el café negro, lo dices con un suspiro certero; quien necesita vivir para siempre…?
Y es que no importa los años que transcurran; para ti el continua entre los arboles de naranja del patio. He notado como cada vez incrementas paulatinamente los detalles, como si el tiempo en lugar de olvidar te hiciera retener cada recuerdo. Porque no importa si esta muerto o esta de viaje, el siempre ha sido la constante y se ha mantenido en el transcurrir del tiempo.
Porque de que sirve llegar a vieja si no puedes contar al historia que prefieras. Me gusta cuando sonríes con solo mencionar su nombre. Como si se escapara al tiempo y a la realidad con tan solo decirlo en voz alta; igual como lo llamaste tantas veces y el venia a ti, con su traje blanco de marinero. Con sus manos saladas y un marcado acento extranjero.
Nunca olvidas un aniversario, aunque hace 5o años no lo celebren. Porque tu decidiste no superarlo, si no quedarte como alguien ausente. Las oportunidades llegaron hasta que un día dejaron de tocar la puerta y se fueron como hojas secas con el viento. Te vestiste de luto, durante varios años; como si alguna vez el luto te pudiera abandonar por completo.
Yo se que siempre cuentas lo mismo. Y se va formando una mentira de formas abiertas. Todos los testigos los ha arrancado el viento, se han ido como el agua que corre al mar. La única que queda aquí, eres tu. Para contar su historia, para suspirar con mencionarlo y para mentir descarada mente. De nada vale llegar a viejo si nadie escucha tus historias y de nada vale vivir para siempre, si la vida es tan corta. Y de nada sirve que tu hables y yo no escriba al menos algo para ti.

Hasta Pronto, Hasta Luego

noviembre 25th, 2009


Para que exista el verano, nace el invierno. Para que nazcan nuevas margaritas tienen que morir las flores pronto y para que seamos felices tenemos que despedirnos. Aunque los enamorados no saben decirse adiós: se acompañan siempre; al menos por un tiempo. Y yo pensare en hacerte collares, mas pronto se ira la idea al olvidar la comodidad de tus brazos y saber que ni siquiera lo usarías, seria quizás un amuleto de mala suerte.

Si tan solo fuésemos capaces de saber cuándo y dónde volveremos a encontrarnos de nuevo, nuestra despedida sería más tierna. Mas asi como llegaste te vas, y nadie puede adivinar la dirección del viento, que hace volar nuestra historia como las hojas secas que no se barren jamás y con el tiempo se hacen esqueletos grises, que alguna vez fueron verdes. Mas tu quieres irte en plena funcion, antes de que caiga el telon y nos hagamos esqueletos tristes.

Los corazones cambian, yo se que sí, pero una parte de mi corazón pertenecerá siempre a ti, asi como pertenecen las flores al verano y la lluvia al invierno, asi como pertenece nuestro tiempo a una historia colectiva, que se escribía intermitentemente. Cada frase, cada cuadro, cada sonido; lo que recuerdes, si es que decides hacerlo porque te pertenece por completo.

Tal vez la próxima vida sea menos injusta, y nos vuelva a poner en el mismo camino… hasta entonces, hasta luego…

La Bailarina

noviembre 9th, 2009


Nuestro amor siempre tendrá mas silencios que palabras. Mas días apagados que noches estrelladas. Habrá mas distancias que cercanía. Siempre habrá mas ensayo que baile. El tiempo no pasa igual, se detiene como un reloj de microondas y avanza perezoso, en lugar de pasar, camina arrastrando los pies.En lugar de hablar, nosotros pensaremos hipoteticamente, siempre hipoteticamente. Mientras yo bailo para ti, todas las noches aunque nunca sea contigo. La tristeza pone sus manos vacías en mi cintura, mientras un suspiro delator se escapa corriendo. Por que no podemos ser como los demás, porque siempre habrán puntos suspensivos, un párrafo suspendido, una hoja por caer al suelo y un silencio profundo, como si estuviéramos en el fondo del mar y un vació infinito que no se lograría plasmar ni aunque desapareciera todo el mundo. Se escapa lo que queda, como la arena entre tus dedos, así cae el tiempo en la botella infinita del pasado. Y yo creo que en nuestros silencios y noches sin luna, nos podemos encontrar sin mirarnos.

Y aunque yo ya no conozca tu cuerpo, y tu sonrisa este apagada; te llamaré por otro nombre entonces. Yo pensare en el amor que guardo debajo de la lengua, con solo recordarte. Y esa noche, como todas las noches bailare con un desconocido, que gasta mis caderas y busca sexo. Y yo pensare que eres tu, como siempre me quedare en silencio, porque únicamente así te siento de nuevo. En algún momento entrecerrando los ojos y con la cantidad de alcohol suficiente, susurrare nuestra frase: “Siempre tendremos mas silencios que palabras, mas espinas que rosas y mas amor que tiempo”… Y si todo sale bien mi compañero de baile, me dejara creer que eres tu y no respondera absolutamente nada.

“baila conmigo y asi
mezclemos nuestros colores…”
Miranda

La pintura toxica

noviembre 4th, 2009

Hay quienes no tienen centro. Personas empujadas a los extremos del si y del no. O el cielo quema o moja, pero nunca es azul. Yo lo supe conforme crecía, no es ninguna sorpresa. Siempre he sido implacable respecto a encontrar luz o manchas, mas nunca para ver todo el cuadro. Me acostumbre a tomar posición aunque no se requiera. Llevo pros y contras como galletas de avena, por eso considero que el rol de abogado del diablo me quedaría a la perfección. Cuando yo lo conocí , encontré detalles como si se tratara de una paleta infinita de colores; donde cada matiz nuevo cambiaba el color, el cuadro y hasta la sensacion. Claramente tenia muchisimos detalles en blanco hueso que lograban que me entusiasmara. Era el motor para escribirle hasta tarde y el principal motivo por la que me quede con el tantos años.

Mas en todo ese blanco, habían diminutas manchas. Algunas rojas otras verdes y muy pocas, oscuras. Diré oscuro porque negro es imposible determinarlo a ciencia cierta. Al comienzo fue una lucha contra mi negatividad y mi positivismo absurdo. Cada día quería mandarlo a la mierda y estar con el todo el tiempo posible. Odiaba que no me llamara cuando decía que lo haría, mas cuando lo hacia olvidaba la hora acordada. Empece a enojarme y contentarme por tiempo indefinido, hasta que un día se termino el NO y únicamente quedaba un rosado, redondo y hermoso SI. El único problema de que se fuera mi lado negativo, fue todo el tiempo que tuve que esperar para que el positivismo se gastara y entendiera que el ya no era blanco, si no un manchón de crayolas que únicamente me llamaba los viernes en la noche y se iba antes del desayuno.

Cada nueva persona que llega, me hace lidiar con mi teoría de: blanco-oscuro. Desearía poder ser una cebra. Para ser las dos cosas al mismo tiempo. Dejar de ilusionarme con una hoja en blanco y aprender a apreciar los dibujos existentes. Quisiera dejar de dudar y cuestionar.O peor aun de justificar e idealizar. Deseo empezar a hablarte claro y decirte SI, sabiendo las consecuencias directas de mis trazos. No importa que todo termine oscuro, arruinado y mojado; al menos esta vez recojeria los pinceles en el momento correcto, recordare nuestros trazos y guardaría nuestros colores.

Imaginado leyendo
El pintor de Batallas, Arturo Perez Reverte

Puerta al cielo

octubre 30th, 2009


Hoy se abrio la puerta al cielo, dijiste una tarde desteñida de Octubre. Yo no lo entendi entonces, estaba aun asimilando la noticia. El tiempo ha pasado de una manera cruel, fue lo primero que pense. Tantas veces pense en llamarte, mas nadie lo hizo. Siempre fue un pendiente, una felicitacion por correo, una conversación por meseger cada tres meses y ya. Eramos amigos, se suponia.
Habian pasado años antes de que finalmente pasaramos por un cafe, como en los viejos tiempos. Pero esta vez no habia nada bueno en nuestra conversación. Ya no eres un pendiente, ahora contigo todo es urgentemente importante. Un estado terminal, nunca deja de ser urgente; pense mientras dabas vueltas al cafe sin dejar de escucharte.
Ha sido el cancer, dijiste como si se tratara de una persona. Y yo esperaba encontrar palabras en el servilletero, para decirte lo unico que puedo decirte. Me quede en silencio un momento y lo primero que dijiste despues de darme la noticia fue; hoy se abrio una puerta al cielo.
Mire las nubes de algodon que tapaban debilmente al sol, pero una de todas tenia un hermoso color dorado, como si ahi estuviera la puerta de oro al cielo. Una vez habiamos tenido esa conversacion, hace mucho meses, hace muchos años. Era un dia feliz y hasta ese momento lo entendi.
Lo primero que dije fue lo siento. Y no porque estes muriendo, si no por todas las puertas al cielo que se abren en las nubes y nadie mas las ve. Las puertas que se van cerrando hasta perderse y por todas las puertas que nunca cruzamos y que siempre procuramos no ver.
Al terminarse el efecto dorado de la nube, nada mas lo dije como si te pidiera azucar… Te amo.


    Archivos