Marzo 26th, 2015

ff463b2a5fc1b9f04445e01c11e64ac0Fue un enredo de abrazos y puntos suspensivos,  sin horario ni propósito. Y pensar que por poco nos quedamos como un par de tontos que se saludaban de lejos por las mañanas, cuando salíamos a medir el borde de la playa.

Tan cambiante como menguante, tan sonriente como creciente. Tiempo correcto, tiempo bendito que corre como una garza en maratón de manglares. En el agua transparente se ve todo hasta el fondo de barro. Están locos y felices con las manos entrelazadas como raíces de chayotes tiernos en pleno invierno.  Anda mi amor, que nos estamos muriendo derretidos con el mismo drama de las chocolates a medio día. Imposible no sonreír, cada vez que te menciono.

Te lo juro, por todas las amapolas que se mueren contentas frente al mar. Te lo prometo por todos los hasta luego del mundo, te lo recuerdo por todos los chayotes que nadie alcanza en el techo y mueren vírgenes y tostados por el sol de Guanacaste. Difícil decirlo e imposible cumplirlo, vamos a terminar para ser más felices, para no limitarnos ni cerrarnos. Seremos dos pájaros  que se fueron en vías opuestas, sin saber el camino de regreso. Solo el punto de partida, que era una equis en la arena, hecha con el dedo gordo del pie, como si hubiéramos enterrado un tesoro y no una cascara de naranja.

-Hasta luego…

Equis

Septiembre 24th, 2014

94c0_323e7854e1f85d4b1d793f0-post

Yo te copiaba la tarea, porque siempre fuiste bueno en matemáticas, álgebra y geometría. Tu letra era tan legible y clara que era aún más fácil sacar copias. Yo que siempre ostente sin ningún mérito los cuadernos llenos de dibujos y mensajes secretos, fui salvada varios años por tus apuntes y esa paciencia de monje budista que tenías conmigo justo antes de los exámenes. Entonces tenía que aprender en un par de día lo que nunca me intereso en un par de meses. En verdad que el colegio fue un requisito más y gracias a que me jalaste con las dos manos fue que pude lograrlo. Entonces un día, después de leer todos los resúmenes me robaste un beso. Me asuste. Cambie contigo y te evite. Igual ya era casi bachillerato. Nos saludamos en la graduación y quedo pendiente hablar del beso. Nos hicimos grandes, nos hicimos viejos. Hemos cambiado y no hemos cambiado. Sigo siendo la misma niña del cole enamorada sin saberlo de ti.

Extraño estar contigo en la alfombra copiando materia, mientras intentabas de la manera más dulce y piadosa hacerme entender cual es el verdadero valor de la x. El tiempo paso en un abrir y cerrar de ojos. Queriamos correr pero no sabíamos que los caminos se abrían en laberintos. Los horarios se hicieron estrechos y las excusas abundantes. Hace un mes exacto que me recibiste en tu casa. Estaba el árbol de navidad, la misma alfombra de siempre y el sillón verde musgo que desde hace un par de años era café chocolate. Era una casualidad completa, pasar por tu casa y encontrarte. Cambiamos números, claro, uno de estos días. Como si tuviéramos comprado el tiempo del mundo. Al mes siguiente, cambiaron los planes. Otra vez más me dejaste sin entenderlo. Quiero tener paciencia infinita para perdonarme nunca adivinar contigo el valor de la x.

Amor de lejos

Agosto 29th, 2014

tumblr_naaur5LGhl1qz8rpeo1_1280

No quiero abrir los ojos, te digo susurrando. Tan bajito como un secreto. -Sabes que puedes quedarte, te lo he dicho un millón de veces. Encontraremos la manera… digo sin saber cómo, mientras mis dedos cerrados parecen más un candado que una puerta abierta. Pero aún no tengo la dirección, aunque me he partido el coco, no veo la lógica de poder detenerte a mi lado. Se que habrá alguna posibilidad  esperando la oportunidad, antes de que tu avión se marche sin boleto de regreso. Se cobijan en brazos, mientras se dimensiona la textura de su piel debajo de los edredones. Con sus dedos dibuja sus costillas y cuenta una vez más, las vértebras tímidas que se sabe de memoria. Camina por su estomago y aguarda en sus caderas. Besa su pelo desordenado, siempre con los ojos cerrados, para obviar la luz de la mañana que entra como una promesa entre las persianas.

Se saben muy bien la rutina, claro hasta pronto dicen. Un par de correos todos los días, que se van haciendo cortos y concisos. Antes de lo esperado, escriben porque tienen y no porque quieren. Ahorrar todo el verano para vivir tan solo un mes juntos. Añorando tus brazos, recibo amantes fugaces. Sin miramientos ni falsas expectativas, con tu retrato en la mesita de noche. Para que de entrada sepan que yo pertenezco solamente a ti. Para tener un punto de comparación que superes por varias millones de estrellas. Es una locura, esto de vivir añorando tu amor de verano. Pero para que darle tantas vueltas, ya casi es verano otra vez. Solo falta un par de meses… y esta vez será NYC.

Play S

Julio 3rd, 2014

Mientras te espero, me gusta perder el tiempo. Digo las cosas que los démas esperan, juego con las ilusiones como una partida de solitario. Aburrida de no encontrarte en ninguna cama ni en ninguna barra de bar, te extraño. Alguien me dijo que siempre hay compensación, aunque tarde mil años en llegar. Entonces cuando llegues a mi telaraña no sabes lo que te espera. No puedes imaginar lo mucho que te voy amar.

Cuando llegue nuestro primer beso valdrá la pena esta espera. Como peces rebeldes bajo el agua haremos burbujas de corazones. O mejor aún cuando te conozca. Te podré reconocer? Ya te vi antes? Nos reconoceremos en el momento indicado. Brillarás como el sol, se que me tengo que sanar por completo para estar lista para ti. Paciencia para esperar el tiempo correcto y mientras nos dure el amor será perfecto. A mi eso del tiempo ya no me interesa. Quiero nada más que sea del bueno. El que viene con mariposas y verdad en los labios. No necesito que me cures estas heridas, ya están cerradas hace rato. Tenia tanto que arreglar y que apenas estoy poniendo al día la casa. Se que es divertido jugar, mucho tiempo eso hice. Pero he decidido esperarte, no más juegos de gato y ratón. El único juego que me interesa, es jugar gran banco la noche del sábado, como tontos en piyamas. Aveces creo que ya estoy lista, mientras miro el cielo con pantuflas de cebras y reviso por novena vez el celular. Entonces entiendo que al igual que yo quiero que seas paciente me toca a mi esperar a que estés listo para chocar irremediablemente conmigo.

Servicio Militar

Junio 20th, 2014

Era una obligación, hasta ese momento la única regla que conociamos era tener las faldas por dentro del uniforme. Apenas si podíamos hablar sin que tímidmente quitáramos la cara. Hola, decíamos sin pensar en la despedida. A mi me gustas descalzo, por eso no te imagine nunca con botas de soldado y cara de niño asustado. Considerado, amable, sonriente, completo; balas de amor eterno en un corazón sin blindaje.

SelvaQuien lo diría Luis Diego, tu que no matas una mosca aprendiendo de fusiles. Que extraña época, cuando no podíamos parar de sonreír. Nos comimos el sol de un mordisco y se nos salía la luz por los ojos. Tantas hormonas se volvian chispas efervescentes en besos lentos y apasionados. Acaso podíamos concentrarnos en algo más que no fuera los diecisiete recién cumplidos. Las estrellas se reflejaban en el lago, que para esas tardes de octubre no eran más que un espejo. Dos chicos enamorados se asoman para sonreír a los peces. Dime que no va a cambiar nada, que aunque te manden al corazón de la selva y se arrolle una anaconda amarilla en tus tobillos, aunque no hayan lagos con estrellas y solo charcos con sapos. No te olvidarás de mi. Dime Luis Diego, que aunque pasen dos mil años en un día, siempre vamos a estar aquí, en medio del pasto. Muy asustados para pasar a la siguiente base. Tus manos pertenecen a mis caderas, no a esas granadas. Mis labios rezan por ti, para que ninguna bala te alcance, para que no te persiga ninguna araña detrás de la puerta. Voy a escribirte, con la misma necedad del sol que ama con constancia al mar. Dije sin saber que 365 son muchas cartas por hacer. Un año no es nada, dijiste sin saber que nunca nos volveríamos a ver igual. Mi niño dorado se fue a la selva, pero regreso un soldado con botas y charcos.

Bang Bang

Mayo 26th, 2014

e007ef9f121_832c5b5c9799_6f_-post-Bang

– BANG

Estaba equivocada. Me disparaste baby, Era todo cuestión dejar que se enfriará. Lo estábamos intentando y nunca funcionó de verdad mi amor.

Caemos en la espera, porque aunque hace rato que no te doy nada más que un par de bolsitas de azúcar ni mantengo la mínima ilusión. Se llevo el mar tus besos salados. Me traicionan los sueños inconclusos, esos cuadros a medio pintar que dejaste tirados en mi inconsciente. Me traiciona escuchar sin querer la música de tu mp3. Me traiciona tu silencio inmundo. Por eso valen todas las barricadas del mundo que me he empeñado en construir. Para no ver tu indiferencia de metralla. Te quise y me siento herida.  Me disparaste, lo sabes?. Te gastaste todo el cartucho.  Me mataste, cuando te vi con ella. Fue profundo el disparo. Y me morí en tus pies, tan lejos de la felicidad que alguna vez me diste  en la arena mojada. Me morí para renacer de nuevo sin el mínimo rasguño y con el corazón intacto.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=3x2ABSAMVno[/youtube]

La última Gaseosa Carbonatada

Febrero 14th, 2014

223ceeef_cb5de1cb0bb1_fc0341-post

Una vez me prometiste la luna, varios asteroides y algunos planetas de los pequeños. Y yo me maraville con tu atención, con ese amor de helado de fresa que poco faltaba para ser un milkshake de yogurt. Una noche basto para darme cuenta que estaba completamente loca por ti. Eras la última coca de este y varios desiertos. Tu amor, aunque más simple que una papaya verde era mío y eso en aquel momento era suficiente. Era una flor tan bella que nació en medio de la nada, nunca tuvo raíces ni abono. Solo belleza efímera. -Aprovecha, porque durará poco- como las estrellas fugaces que se entregan y se olvidan en un segundo.

Yo no necesitaba promesas tuyas. Con solo el tono de voz era suficiente. Para firmar todas las negociaciones sin leer siquiera. Yo no necesitaba nada, estaba deslumbrada con tu luz y paciencia. Todo lo que hablamos esa noche se lo llevo la brisa. Las palabras se tomaron de las manos y terminaron por quedar pegadas a las conchas de los cangrejos ermitaños. Este amor bobo que me hace desear tu felicidad por encima de cualquier cosa y que con solo escuchar tu nombre me hace sonrojar en automático. Como me gusta tu sonrisa.- Mientras hablas de cualquier cosa, que poco viene al caso- quisiera besarte. Sentirte como bronceador en mis brazos, gastarte de tanto tocarte. Morderte los labios como un mango maduro y vibrar como un celular en silencio, si tan solo sonríes. Por eso quiero pedirte que cuando te vayas, lo lleves contigo. Todo este amor raro y sin sentido que nació bajo la luna llena, es una sonrisa compartida, un par de olas que revientan en la orilla. Poder secar mi cabello en tu camisa mientras me cuentas otra de esas historias bonitas, abrazados como tontos. Eres la última, aunque haya un millón más…

– .-

Invasión

Enero 30th, 2014

Invanden mi corazónCon el mismo desprecio que una gaviota que se pierde en el mar, yo he aprendido a olvidarte. Olvidar los besos pequeños de despedida y tus dedos caminando por mis esquinas. Poco a poco, he aprendido a dejarte ir, como el alcohol azul que si se deja la tapa abierta, se hace agua. Yo he estado esperando a que regrese tu interés. A que me extrañes porque ya nadie lava tus sábanas con extra de suavizante. A que me escribas porque te nace y no que te limites a contestar mensajes. He aprendido a leerte en la distancia. Y no ha cambiado nada la soledad, duerma en tu cama o en la mía. Siempre están en pie esas paredes blindadas que tantas veces me prometiste abrir de par en par. Y yo camine contigo, sabiendo que tu corazón estaba lejos de mi alcance. Esos silencios tan absolutos pueden borrar cualquier promesa de primavera.- Cualquier promesa, especialmente cuando se hacen y se olvidan al día siguiente- Cualquier promesa tonta, de esas que se susurran borrachos y sin ninguna acción concreta.

Me rompes. Tu indiferencia es un martillo, tu desprecio es un taladro. Estoy llena de preguntas y tiempos de espera. Y necesito renunciar a la posibilidad, a estar tan pendiente del teléfono, porque la llamada de larga distancia aún sea en skype nunca entra. El mensaje de buenas noches, nunca llega. Ese cariño que te pido, como hombre de mi vida, no es más que el mínimo esfuerzo. Y te desprecio, detesto tus silencios, tus dudas y tu cinismo. Quiero seguir como si nunca te hubiera conocido. Como si jamás hubiera sido otoño ni primavera, como si fuera lo mismo ir en bicicleta o en avión. Como si medio mundo se cruzará en un suspiro. Como si un correo a media noche firmado con un te extraño no fuera suficiente para quedarme un día más. “Calaveras y diablitos invaden mi corazón…”

Bar

Enero 13th, 2014

bc_b035880b_87023572b7492e5c-postDesde la puerta del bar, pueden cruzar miradas. La cantidad de cerveza hace que no disimule ni un poco cuando por el espejo, lo mira con esa chica. La extraña  que bebe tequila  como un marinero. El sabor de helado del mes, uno nuevo para derretir con todo ese encanto de conquistador venido a menos. Es evidente.  Ella fue el sabor del mes, hace muchos meses atrás. Que ingenua fue, creer que enredarse en las sábanas era puerto seguro para anclar un corazón.

Entonces, lo ignora. Se olvida de la cordialidad y de la pantomima de ser conocidos. Pide más cerveza. Que fría que esta. Casi como el corazón que se disuelve como un cubito dando vueltas. Ese amor tuvo más espuma que malta y más expectativa que cama. Esta dolida, aunque use maquillaje y tenga las pestañas kilométricas. No pueden esconder que en fondo de sus ojos, lo miró.

Desde el fondo y siempre por la derecha, cerca de la ventana, casi como una promesa, Eugenia mira a la calle. Se levanta, casi de puntillas, como si alguien pudiera notar que se le rompió el corazón con la misma fragilidad de un vaso. Hasta hace unos días, aún esperaba poder encontrarlo. Quizás en algún lugar se verían y esa pantomima de ser amigos, daría al menos para  un fin de semana más. Pero esta noche no. Esta noche, el y la chica que ríe alto y bebe tequila como agua, se irán juntos.  Entonces sabe porque esta dolida, porque la sal de sus lágrimas secretas arruina cualquier sorbo de cerveza fría. Lo entiende tres cervezas más adelante. Esta dolida, porque lo siente por él. Ahora si es definitivo, se rompió el hilo y cualquier esperanza se disolvió, poco a poco. La tristeza   es limón y sin querer se vuelve michelada su última cerveza. Al marcharse los enamorados,el tiene que sostener a su nuevo amor, que camina en zic zag. Eugenia sonríe al pensar que el sabor favorito de Eduardo, debe ser ron con pasas.


Santo

Octubre 17th, 2013

e98177925_99829_d883e8d069cc-post

La devoción sin reservas es un pecado que nunca he tenido. Yo guardo siempre debajo del hábito de amarte día y noche, una admiración secreta. Sale a relucir cada vez que me nace servirte desayuno y me hace sonreír siempre que me llamas. Esa admiración se ha mantenido intacta mucho tiempo, más que el amor carnal que en algún momento nos consumió. Donde me perdía en un mar de cobijas y en que ninguna pelicula logramos ver completa sin rodar por el sillón. Después del enamoramiento, de la relación y del tiempo, se mantuvo esa complicidad de adorarte como hombre y como amigo. Tu nombre sabia a cielo de verano sin nubes, a arcoiris recién formado en la playa. Sabia a noche de estrellas y a queque de chocofresa de spoon.

Sin embargo, cualquier cosa que  se cimienta en roca puede ceder. Y mi admiración ilusa tan solo me sirvió para nublar mis sentidos y un día cualquiera perder por completo la devoción. Bajar al santo, apedrear la iglesia, quemar el altar y correr lo más lejos posible de él. Como fui apagando las luces de emergencia, hasta ceder el control de la situación. Tanto te admira la gente que es un twist imaginarte así. Un heróe caido en desgracia. Tu soberbia te ciega, la mentira te consume. Ya no eres dulce, pero si fueras amable es suficiente. Destruyes a dos manos lo que alguna vez duro tiempo y esfuerzo en hacerse. No me interesa lo que piensen los démas, esta vez no es una pelea de fin de semana porque no sacaste la basura. Esta vez me estas fallando con toda la premeditación del mundo. Estas ignorando las consecuencias de tus actos. Borrando con el dedo las leyes y poniendo en peligro a tu familia. El santo al que le prendía candelas, era un lobo con piel de oveja. Nuestro ejemplo esta chueco, la linea esta quebrada, la mentira contamina nuestra agua que corre por las venas abiertas. Un ecologista que tira basura al suelo cuando nadie lo ve.  La admiración se evaporo en una nube de sorpresa y yo solo alcance a decirte: – Por amor a Dios Rodrigo!  Que es esto? 

 

    Archivos