Escribir

octubre 22nd, 2012
A mi me encanta leerte. Adoro cuando se abre alguna ventana que diga: “hola”. Aunque sea para cualquier cosa. No puedo evitar que despierte mi interés.. claro yo puedo ser tan cordial como tu. Guardarme la intensidad para escojer bombillos y ser tan amable como un yerbera rosada. Pero me gusta leerte, porque se hace evidente que me gustas. No puedo explicar porque nuestras conversaciones, son jeroglíficos en las nubes de los atardeceres. No tengo que buscar palabras, es un sentimiento. Basta con provocarlo. No me provoca hablar, solo sentirte. Para mi la maravilla es leerte cuando estamos lejos y si tengo la dicha de verte, guardar las palabras  para luego, mientras las estrellas fugaces se enredan en la hamaca. Para que decir lo que es evidente. Las palabras se las lleva el viento con un soplido, pero las letras se impregnan en la carne. Se que no deberia, no puedo, no quiero, no es correcto y todo ese tipo de cosas que se dicen de la boca para afuera, pero uno nunca realmente obedece. 
Por eso cuando estamos juntos hablan nuestras costillas si nos abrazamos o nuestros labios en un beso. Yo realmente amo tu silencio, donde la respiración se hace un mar de aire y tus ojos marrones tan hermosos se miran en mis ojos. Todo el universo queda en silencio, porque no hay nada más que decir, si tus brazos me sostienen. Tan solo de escribir, con la punta de los dedos sobre la arena, cuanto te quiero. Vamos a la luna ida y vuelta. Y cuando sea tiempo de marchar, usemos las letras para tratar de decir lo que no decimos, cada vez que nos vemos y hablan tan solo nuestros corazones. Escribanos más seguido lindo…

Flor rebelde

octubre 17th, 2012
Lo haré siempre a mi manera. Cualquiera que sea y aunque lo intentes yo prometo nunca escucharte. No puedo seguir otro camino que no sea el mio, el que se abre debajo de las ramas de los arboles. Las huellas las borra el mar y si alguna vez miro atrás, solo yo entiendo las constelaciones que han sido mi techo.
Yo soy asesina y madre de todas las ideas que cruzan por mi mente. Como una diosa  de espirales mudas que caen al mismo punto. No me interesa las opiniones de los demás, que al final de todo están de más. Cuando algo llega a mis oidos es cuando más sorda quisiera estar. No creo en que las personas escarmentamos por cabeza ajena, por eso me empeño en no mirar la escaladilla de errores propios. Así como nadie debe interferir en los mios, yo intento cerrar la boca y darles todo el espacio que me gustaría. Quizas por eso las conexiones son limitadas, porque la libertad esta impregnada de soledad. Mi camino no puede ser entendido ni transitado por ninguna persona, por eso no justifico ni explico mi accionar. Tomo las decisiones que creo pertinentes en el momento y porque no escucho a nadie, se que todos mis tropiezos son propios. Y me gusta esa manera de no complacer a nadie que no sea yo. De no amar por completo a un ser, sin amarme primero por completo. Tengo una relación conmigo misma, que algunas veces descuide por correr en tacones detrás de alguna promesa de papel periódico. La relaciones vienen y van, los amigos los escojo dependiendo de la ocasión como si fuera un par de zapatos. Los romances casi por orden alfabético. Unicamente abro la puerta para recibir guirnaldas d vibras positivas, las intrigas y el veneno choca con la puerta.
A mi todas las medias naranjas me sirven solo para hacer el jugo de desayuno, todos los romances fugaces me sirven de almohadas y todas las opiniones de los demás me sirven para un carajo. Por eso, guarda tu saliva y tus buenas intensiones. Que yo soy a mi manera, soy  tan solo una flor con garras…
Imaginado escuchando My Way de Sinatra
Flor

Lineal

octubre 15th, 2012
La energia de Olga era como una sol en miniatura. Su piel tenia esa carga electromagnetica que guardan las sonrisas y las buenas acciones, esa energía positiva que tenían las caritas felices. Por eso era extraño verla así, con las lagrimas asomandose por sus ventanas. Hace días que no topaba con la suerte de coincidir en la casa, parecian más compañeros de cuarto que esposos. Esos horarios nocturnos incompatibles con sus tiempo libre. Habia sido cualquier cosa, y ella aunque no lo admitiera sentia que habia sido su culpa. Lo habia dejado pasar. Como si ella lo hubiera empujado con las dos manos a las vias de aquel tren. Porque todo empezo a pequeña escala, con sorbitos tímidos de coquetería. Ella falto en sus noches y en sus días. Poco importa decir los motivos, ahora todo sonaba a excusa. Ella no estaba ahi para decirle buenos días. Ni para servir su cena y mirar juntos la televisión. Busca un responsable y sabe que es mil veces más sencillo pensar que fue su culpa. Olga no se imagina lejos de el. Aunque no se logre imaginar tampoco estar de nuevo muy cerca ni felices. Fue algo dramatico darse cuenta que Rodrigo tenia novia. Y no solo una novia, si no que estaba enamorado. Lo sabe por las arrugas de cerrar los ojos, si esta exageradamente feliz. Rodrigo no solo le habia fallado, si no que si estaba enamorado de ella, ya no lo estaba de Olga. Era claro, porque en algun momento del camino, estuvieron muy enamorados. La energia de Olga estaba por los suelos, Rodrigo no dejaba de llamarla y no tenia ningun lugar al cual llegar por la noche. Mientras espera el ultimo tren a Heredia, la traiciona la costumbre. -La falsa idea de que las cosas van a ser mejor, tan solo porque Rodrigo lo dice. Entonces recuerda su promesa – hasta que la muerte lo separe- en las buenas y en la malas- y el sol miniatura  de su piel morena parece una luna de hielo de tanta tristeza junta. -Rodrigo quiere solucionar las cosas, todo ha sido un evento lineal-  intenta repetirse para justificar la falta. -Que al fin de cuenta también es suya. La rendición es completa cuando por fin contesta el telefono y dice con voz comprensiva, como si no hubiera pasado nada: Los dos fallamos amor mío, hablemos, llego dentro de 20 minutos.

Nubarrón

octubre 1st, 2012

Por todo el mundo viaje y tan solo quería estar en tu sillón. Quiero morir y ser aire, vivir en una nube y estar  en el cielo.. No tengo nada que perder porque todo esta ahí, esperando a que haga explosión. Todo el tiempo me pasa, mientras hago fila en el supermercado, cuando duermo me arropo con el reflejo de tus ojos negros. No me interesa este universo ni la eternidad de universos que hay en un parpadeo. A mi solo me interese recuperarte, sabiendo de antemano que eso ya no es posible.Es tu nombre, eres tu, todo lo que piensas, todo en lo que crees y en lo que no. Todo lo que hago es solo para traer de vuelta. Lo hago todo el tiempo. Si el cielo existe, es justo el lugar que estés tu. Donde quiera que sea eso.

Vale la pena buscarte en esta infinidad porque debajo de este pecho, adentro de estas costillas, cerca de mis pulmones, esta mi corazón latiendo al compás cosmico del tuyo. Algunas veces siento que no puedo más. La tentación de saber que todo puede terminar en un segundo. Entonces recuerdo que te prometi que iba a seguir. Y me permito llamar de nuevo a tu contestadora para oir por tres segundos tu voz.  Cuantos atardeceres más tendre que ver sin ti, cuantos días más seguiran para mi turno. Como hago para seguir el camino si se que no estas ahi adelante. Mientras camino arrastrando los pies, guardando conchas en mis bolsillos, se que aun no puedo parar de caminar. Por supuesto que puedo disimular, pero la procesión va por dentro. Y algunas veces que hay muchos días soleados seguidos, invento alguna nube gris. Entonces, tantas nubes se vuelven lluvia que va lavando con poco esta resignación. -Cada vez que veo una nube pienso en lo mucho que te extraño- desde que volaste sin escalas al cielo.

Llegar tarde

septiembre 3rd, 2012
Algunas veces lo entiendo. Otras no. Es una tontería cambiar el plan original mil veces. pero este camino con tantos recovecos y vueltas, no siempre es una cuesta ni una bajada. Yo camine contigo un recorrido. Varios cumpleaños, aniversarios, meses, años… fue bastante de cualquier manera en que se mida el tiempo. Siempre llegabamos tarde, era nuestro código secreto, como si el destino interpusiera presas y trabajos pendientes. Pero yo esperaba por ti y tu por mi. Por eso cuando te confundiste, de entrada supe que yo no podia ser el segundo plato. No podia esperar más por ti. Y antes de que habláramos, preferi hacer maletas y llamar un taxi. Con la elegancia de irme antes de que echen. Escaparme rapido para que no veas con el maquillaje corrido. Decir de la boca para fuera, que no me interesa y que tu nueva novia es una zorra.
Te solte la mano porque deje de tener la seguridad pura de estar con alguien que me quiere como yo lo quiero. Una duda tuya, me ofende y aunque ese momento estaba dolida, me comporte como toda una dama de guantes y perlas. –Yo no soy opción de nadie, aunque secretamente me hubiera encantado que te quedaras conmigo sin dudas, así como yo pense que estábamos. Los planes futuros nunca crecieron, solo fueron promesas sin nada de tierra. Y segui caminando, pero sin ti.
Un día me pediste que volvieramos, porque creiste que iba a estar aquí, esperando a que tu duda se disipara. Más yo encontre alguien que no duda de mi, alguien que siempre cumple sus promesas. Algun dia cundo llegaramos a viejos ibamos a ser amigos de nuevo, como el plan original de vida. Con hijos de edades parecidad y matrimonios fenomenales. Con toda la vida por delante y todo el tiempo pasado de respaldo.
Sin ningun aviso enfermaste y nunca más te recuperaste. La quimio no pudo borrar tu sonrisa ni en mi aquella pregunta que siempre te quise hacer, aunque ya no tenia derecho. Un día no pudiste más y nada te retuvo a la tierra. Tus alas se abrieron de par en par y te fuiste directo al cielo. Más como dije el plan original  siempre cambia. Y yo como siempre, llegue tarde a decirte, hasta pronto

Tres Meses

agosto 22nd, 2012
A mi me gustaste por cabrón. Por hijueputa, esa es la verdad. Nunca espere nada de vos y me ha funcionado, Porque hasta el día de hoy, sos cualquier cosa. Te puedo resumir con cualquier comentario con que se use el grado adecuado de sarcasmo y un par de comillas. Era algo que no admitia errores ni perdidas. –Me atrae algo-, admitía cuando era evidente la reincidencia. Porque aunque la fidelidad no era nuestro fuerte, muy pronto me di cuenta que tenias algo, no puedo precisar que es. Nada más, miel y abejas. Todo el tiempo que fue verano.
Habia un candado abierto, hasta que jugando los cerramos y  perdimos la llave. Yo nunca entendi razones y al día de hoy ese episodio es algo borroso, como un dibujo que se salio de las lineas. Todo fue nada, al final tres meses no es mucho, apenas si es algo. Por eso, si alguien me pregunta si te conozco, esta bien decir.. “algo” porque nunca pase de la entrada. Porque todo fue algo cordial y consensual, como un choque de trenes planeado. Todo era algo del momento, un magnetismo de brutos. Fuimos miel y abejas, con más aguijones que azúcar. Por lo mismo que alzamos vuelo, caimos al suelo. Por cabrón y por hijueputa llego un día que siendo cualquier cosa y queriendo solo pasar el rato, las comillas no eran suficientes para hacerlo aceptable. Pasar el rato contigo, era perder el tiempo en valde porque al fin y al cabo eramos un caso perdido. Apenas nos vestíamos no teniamos nada que hablar, eramos un par de cabrones que entienden las indirectas de no responder mensajes y sutilmente deslizarse por la puerta. –Yo te llamo, dije sin tener tu número. Las comillas y el sarcasmo los metí en el saco porque no pensaba dejar nada, ni eso. Ya habia dejado “tres meses”.
– y tres meses son toda una vida 
(pero de abeja)

*Las obreras viven períodos mucho más breves, de menos de tres meses en promedio.

puente de papel maché

julio 25th, 2012
Yo la duda la tengo en la parte baja de la espalda. Tan cocida a mi piel, como si se tratara de un lunar. Por eso dudo constantemente y cuestiono hasta las estrellas fugaces. En mis abismos existenciales, dudo de todo lo que esta ahi; y me siento vacía como una botella en el cesto de reciclaje. Claro cuando estamos mal, es cuando se evidencia lo sola que me haces sentir. Aunque pasemos la noche viendo tele, somos personas muy ausentes. Y yo te digo, estoy aqui. Esperando a que me hables. A que tengamos una conexión de alguna manera. Pero no sucede. Mañana no es mejor que hoy y asi se van consumiendo una cadena seguida de días. Yo dudo, mientras que a ti no te importa hablar. -Todo estará bien- dices de cualquier manera.
Se me bajan las pilas, y solo quiero salir a buscarte. Encontrar el camino que dejaste en la arena, para irme contigo.Algun dia nos vamos a querer de verdad y para siempre. Cuestiono que ese día llegue, lo dudo y mucho . No estas tu, hay alguien igual pero con el corazon vacio. Y esta casa no es la nuestra, aunque tenga nuestras cosas y este en el mismo lugar, estoy en un sueño con los ojos abiertos. No me digas que deje de dudar, porque entonces tendria que dejar de existir. Antes era facil, tener esa duda en la espalda. Porque no dejabas espacio para que creciera. Era algo pequeño, que podia dejar pasar por una peca. Entonces, te mentí. Dude de tu amor tan dulce y me aleje tanto, que encontré otros labios que en lugar de miel tenían veneno. Lo tome hasta la ultima gota, y la culpa me volvio tan distante como tu.  Mientras vemos el ultimo noticiero, justo antes de la novela, te paso el sobre de las pruebas. Lo abres y sonríes mientras me besas la mano. Nos abrazamos casi felices, me tocas la espalda justo donde nace la duda. Y yo mientras te abrazo de vuelta, con mi mejilla en tu pecho, escucho tu corazón feliz por el resultado, pienso en mi infinita deuda cósmica contigo, quizás un positivo sea el puente para dos personas tan lejanas… lo dudo, por supuesto.

Mirame

julio 2nd, 2012

Yo te conozco. Puedo leer esos ojos cada vez que se reflejan en los míos. Cuantos atardeceres mire en el reflejo de tus ojos, cuantas veces dijiste cosas dulces y siempre con color de ciertas, porque no mentías, al menos eso pensaba. No me he podido quedar otro atardecer más. Ahora tan solo es un recuerdo, no se en que momento nos enamoramos, así como no se cuando dejamos de verlo. Puede ser cualquier cosa, abejones borrachos que chocan, hojas de palmera seca que se tocan cuando caen al suelo. Si tan solo se, que te conocía. Porque leía tus ojos, nuestro idioma tan extraterrestre que nadie mas en todo el universo entendía.

Era nuestro súper poder, no necesitábamos más que vernos. Podia haber mucho en medio, pero yo te entendía y creí que tu también lo hacías. Y uno nunca sabe hasta cuando, pueden durar los súper poderes. Uno nada más no entiende hasta cuando va a poder mirarse y entenderse.Yo te conozco y por eso me duele leer tus ojos. Porque aunque no lo digas, se que esto no va a seguir. Nunca hemos hablado ningún idioma conocido, no hay palabras que sirvan de puente. Estamos tan lejos de vernos, y las palabras se vuelven tan vacías. No puedo plasmarlo, tendría que inventar palabras, traducir miradas. Como escribir algo que no se siente. No tengo metáforas validas para hacerme entender por los demás. Se acabo la magia, me dicen tus ojos marrones cada vez que intentas hacer volver aquel interés. Caminamos la playa de regreso y una nube negra nos sigue. Las despedidas son tristes, pero para que algo empiece es preciso que muera. Y como yo te conozco, tanto, se que no es justo retener esos ojos a mi lado. Porque nuevamente te brillan, como cuando me conociste aquella noche. El único detalle es que ya no lo hacen por mi, me esquivan, me evitan y me miran sin querer con la nostalgia de un adiós que escribimos sin querer en la arena, cuando caminando de regreso se hace evidente que nuestras huellas siempre estuvieron demasiado lejos. Lo suficiente para verse de lejos, pero ni remotamente cerca para tocarse.

si vas a tener los ojos abiertos,
entonces enciende la luz

Corazón de Melón

junio 27th, 2012
Me he inventado ciertas mentiras blancas del que porque no amaneces en mi cama y como estas siempre inlocalizable. Esta negación absurda, empezó desde el momento que la vida se nos termino, porque contigo se murió una parte de mi. -Quien se muere a los veinte?… alguien que vive como si fuera a vivir para siempre. Invento diálogos, muevo pañuelos al viento por tu partida y hasta imagino el siguiente dialogo en la entrada del aeropuerto-Me voy. Este mundo es muy pequeño. Hay miles de cosas que quiero hacer y solo necesito irme para que empiecen a suceder. Algun dia quiero ver un atardecer en Buenos Aires o tomar un cafe en  alguna plaza romana. Me voy porque quiero que me busques.- Hasta luego, repiten en automático mis labios rotos. Tan solo imagino tonterías, debido a esta ausencia tan infinita que me desbarata el animo como papel mojado.
-Te fuiste, a pasear por el mundo. Y a mi me quedo un monton de fósforos quemados.- Digo sin querer, cuando veo tu almohada limpia en mi cama. La única manera que caigo es cuenta, es cuando cada semana cambio las margaritas y leo la placa. Que falsedad, es que no puedes estar muerto si estas de viaje. Algunas veces imagino que es un sacrilegio llevar margaritas a tu sepulcro, porque es como aceptarlo. A todos los podes engañar, pero no a mi… porque yo me morí contigo. Después de llorarte como un mar salado, me seco cualquier nostalgia con la punta del vestido. Ya llore la muerte, ahora voy por la vida.Ahora me toca ser feliz y viajar por este mundo tan pequeño para buscarte en cada atardecer o cafe. Porque yo nada mas se que dentro de mi corazón, en alguna válvula o arteria, esta todo el amor que me diste. Ahora se revolvió con sangre fresca que atraviesa dos corazones. -uno late y el otro me cuida- 

1+1=3

junio 4th, 2012
Cálmame los nervios, como si fueras te de manzanilla con menta. No necesito estos enredos mentales ni preguntas hipotéticas para entender que nos hemos metido en algo muy extraño. Porque sin pedir permiso ni opinión siquiera me siento absurda-mente atraída hacia ti. Yo que nunca creí en estas estupideces, que me he burlado miles de veces de las películas cursis y las flores cortadas en diademas envueltas en papel celofán. Yo la señorita grinch del romance, que tuvo una etiqueta para cualquier cosa, me he quedado sin post it. Nada más no se que paso, me enrede como suelen enredarse los ratones blancos de laboratorio con las boas hambrientas. Es un final tan vaticinado y tan predecible como un choque frontal de autos de carrera, mientras la energía viene y va, como olas de un mar salvaje.
Puedo decir miles de razones para ponerme las zapatillas y correr a toda velocidad de aquí. Y se que lo puedo hacer, aun perdidamente enamorada de vos, no tengo la cabeza solo para ponerme sombreros, aun pienso claramente. Pero prefiero quedarme otra noche, que igual cualquiera puede ser la ultima, claro hasta que llegue mediado de mes y tengas irremediablemente que irte. Todas las conversaciones,  las guardo sin querer en algún archivo que espero que se borre de tajo. Que no hay nada peor que intentar guardar memoria como si se tratara de un scrapbook. Es tan lindo, porque no va a durar más que un mes. Es tan intenso porque es improbable y es tan arriesgado porque estamos locos. No tenemos que explicarlo, aunque mis nervios parecen una montaña rusa y tu compañía una poderosa droga con fuertes contra indicaciones. Mientras nos besamos por horas -que tan ricos son tus besos- y solo pensamos con las hormonas; se me calman los nervios de inmediato. Por esta tarde no hay mañana, ni tiquete de avión, ni preguntas sin respuestas, ni relaciones pendientes. Esta tarde el único problema que tenemos es la pizza que vamos a ordenar o la película para alquilar. Todo es tan sencillo, como que uno y uno aveces son dos y otras son tres.
    Archivos