Ingeniero

Mayo 22nd, 2013
Tienes esa facilidad para matemáticas que encantaría a cualquier calculadora por mucho. Sin querer me he valido de tu corazón gigante y tu ingenio maravilloso para hacer andar desde ruedas con medidas exactas y sueños que van tan alto como aviones jets. Se que es una locura, las probabilidades no favorecen a los locos y mucho menos a los enamorados. Pero por esta vez, vamos a olvidarnos de lo que suele pasar y pensemos que seremos la excepción a la regla. Tu encanto no ha hecho más que sacar toda mi dulzura como semillas de sandia que germinan en cualquier lugar. Nace del centro de mi corazón, darte mi atención, mostrarme sin restricciones y sin reservas. Igual contigo siento que puedo ser yo misma, dos locos tirando piedritas al río mientras hablan de cualquier cosa. Entonces si tengo frio, me das un abrazo mientras que cada vez que dices algo lindo, te doy un beso. Y así son nuestras tardes, mirando atardeceres o contando estrellas fugaces que pasan encima de las nubes.
No necesito tu aprobación, pero me gusta tener tu opinión. Somos dos niños grandes que se hacen compañía y que antes de dormir se mandan mensajes bonitos de buenas noches. No puedo darte más que esto, aunque ya no tenga reserva ni filtros, esto es todo lo que hay disponible. Estamos en la misma página, sintonía de sentir el corazón como tambores de carnaval. La racionalidad absoluta, la dejo en el asiento trasero, cada vez que te veo llegar. Porque antes que cualquier titulo y cualquier etiqueta, eres mi amigo, la razón absoluta de mi sonrisa y por mucho mi ingeniero favorito. Que arregla desde maquinas complicadas hasta corazones rebeldes.

Ayer

Mayo 6th, 2013
Del cinismo de Andrea guindan avalorios pequeños como aretes gitanos en sus orejas. Daba el efecto de ser aquella mujer de pechos pequeños y sonrisa esquiva, muy llena de aceite de coco, puesto que le resbalaba cualquier opinión. Antes de su caparazón de sarcasmo, se consideraba bastante sensiblera y media dulcera, como una empanadita de chiverre con miel. Sin embargo las cosas cambian, la gente se va y viene y Andrea lo de cabrona consagrada le quedo a las mil maravillas.
Ella se acostumbro a no repetir. A olvidar cualquier destello, a no creer ninguna promesa y hacerse experta inventora. Se consideraba una jugadora, aunque era en realidad nadie le interesaba lo suficiente para estar más de 15 minutos en el juego. Toda esa lista de amores fallidos, no era más que un reflejo de que no estaba lista para abrirse. Desfilaron por su colchón amantes izquierdos, derechos y ambidiestros. Todos se despidieron del portón y olvidaron el camino de regreso. Su cinismo era proporcional a la tristeza que tenia por extrañar infinitamente a Rodrigo. Es facil eso de ser una malparida. No se quiere a nadie más por  querer al otro.

En las relaciones amorosas hay dos fases que se suceden casi sin solucion de continuidad: una, en la que despues de las discusiones es mejor reconciliarse de inmediato, ya que al fin y al cabo el reencuentro no puede aplazarse demasiado; y otra en la que conviene aprovechar la primera discusion que se tercie como pretexto para la ruptura, ya que esta es inevitable.

Almohadon

Marzo 25th, 2013
Este no es el final. Es el comienzo. Yo prometo no soltarte de la mano, ni aunque nos encontremos mil postes de luz seguido. Se que no es la primera vez que te prometo algo, algunas veces no he cumplido y otras lo he olvidado por completo. Pero tu entiendes, que prometo con la intensión de cumplirlo a cabalidad. Porque quiero tantas cosas contigo, que mi lengua no hace caso a mis posibilidades. Porque cuando miro las estrellas, quiero oir tu voz hablando de constelaciones. Por eso, caigo en prometerte mil cosas, absurdas o posibles, cualquier cosa. Y tu que entiendes, tu que me miras con visión de rayos x. Que me desarmas como un rompecabezas de los fáciles y sabes que lo nuestro no es consumirnos como fuego, si no durar como cuando uno cocina frijoles sin tener prisa.

Yo se que te quiero, mucho. Pero no se para que. Para que te dibujo mil promesas, te miento si me conviene y te digo la verdad a medias si hace que te quedes. Tu cuerpo un mi almohadón. Tu piel es de agua y tengo tanta sed, que te tomaria de un solo sorbo. Quedate aunque no sea tan sincero mi amor, aunque tenga anclas por abrazos y sal en la punta de las venas. Quedate aunque tenga miedo de que me dejes de querer.  Dejame cerrarte los ojos a besos, jurarte amor debajo de las estrellas, morderte la boca como una fresa madura y dormir contigo hasta que nos despierte el sol. Ella sabe entender mis lagunas mentales, mis mentiras de niño y mi mala memoria. Nos entendemos tan bien, una pareja normal de almohadones…

No sere una mujer perfecta de las que volteas al ver pasar 
no sere alta y maravillosa pero se lo que puedo hacer 
no sabre andar como una princesa ni vivir como en alta sociedad 
y no se engañar a tu corazon pero se que te puedo hacer 
feliz… Julieta V.

Quepos

Agosto 29th, 2010

Primero vamos saliendo de San Jose. Atras queda la avenida primera y el mercado de la Coca Cola. Pero eso si vamos como si fuera una procesión de Semana Santa. Para llegar a la Sabana vamos como una tortuga en primera. Lento va el trafico. Y entonces pasamos a velocidad de babosa el puente de la platina. Después empieza la pista. No vamos tan rapido, pero antes ibamos muy lento. Las casas, el pasto crecido, los anuncios gigantes, el peaje de 100 colones y el aeropuerto. Continua la calle. Aveces es de 1 carril otras de 2 y parece que en algunos tramos se hace un medio. Hay una desviación en Manolos. La tomás hasta llegar a la represa del Río Grande. Entonces el bus da millones de vueltas, entre precipicios y matas de café. Las curvas del aguacate se hacen eternas. El camino tiene una neblina de bufanda y ojos de gato de perlas.

Se llega a Atenas para continuar bajando. Los arboles, los ríos, los pájaros, las estrellas y la doble linea amarilla. Entonces es Orotina, y a la par del camino hay frutas. Mango, sandias y agua de pipa. Pasamos saltando rayuela sobre la linea del tren.
Antes de llegar a Caldera, nos desviamos de nuevo. Ahora todo es seco. El guanacaste, el roble de sabana y el guapinol son parte del paisaje. Entonces llegamos muy cerca del mar. Grandes distancias se recorren en la cresta de una ola. Como peces que se lleva la corriente. El mar continua cerca, y si vas con la ventana abierta es muy probable que te moje el reventar de una ola. Por algo se llama la costanera. Jaco y Parrita pasan rápido, como un suspiro.
Entonces llegamos. Es como si nunca nos hubieramos ido. Aunque llueva y se empañen las ventanas. Aunque haga sol y parezca un horno. Nada ha cambiado, la playa, el sol, la arena, los charcos, las hojas, las almendras huecas y las olas celestes. A mi me gusta quedarme con los recuerdos de las vacaciones, como si se tratara de una concha. Con los atardeceres como joyas y con las estrellas como deseos. A mi me gusta caminar descalza y contar caracoles. La felicidad es tan simple como un viaje y tan cerca como Quepos.

Yo ♥ Playa, las nubes, el camino, la espuma, el sol, la arena, las olas, los charcos, la lluvia…. ♥ Quepos! y ya quiere regresar el Proximo finde!!! 🙂

Martes

Mayo 21st, 2010

No tuviste ningun sintoma. Eran todos los dias martes en la mañana desde hace tiempo. La novedad se habia quedado en una maceta y la estabilidad hacia juego con la sala. Los niños, la casa, nosotros. Todo marchaba a la mil maravillas. Yo te lo decia siempre; Puedo estar en mil cosas a la vez, pero contigo todo siempre habia sido importante. Desde que abria los ojos era asi, como si te hubiera llegado a conocer por dentro y no me quedara la mas minima duda de amarte. Me gustaria que me lo hubieras comentado alguna vez. Que me hablaras del vacio que te carcomia como herrumbre. Hubiera preferido al menos en esas cartas de puntos suspensivos que hablan lo que nadie dice de frente.

Y alguien me pregunta por vos; y yo siento como si estuvieras de viaje y pudiera responder : regresa la proxima semana de su viaje a Venezuela. Mas esta vez no hay viaje de negocios, ni besos de bienvenida en el aeropuerto. Esta vez no hay nada, ni siquiera en pie los lirios de los arreglos florales con tarjetas de pesame. Y vos te cansaste, nada mas fue eso. Hoy me preguntaron de que murio. Y yo respondi; porque quiso morirse. Es una lastima que estes muerto, porque aveces creo que te mataria de nuevo. Hoy volvio a ser martes y tu no estabas aqui para contarlo.

“La espera me agotó
no se nada de vos
dejaste tanto en mí
En llamas me acosté
y en un lento degradé
supe que te perdí”

Crimen

Amor Tropical

Marzo 19th, 2010

Yo soy una pequeña isla tropical. Tengo un mar dulce y salado, palmeras cocoteras y tengoan arena blanca que de vez en cuando se vuelve dorada. Como toda isla desierta me gusta los puentes para ir a otras islas. Me gustaría ser mas intermedia, mas esta es la parte que se escribe en piedra. Si todos somos una isla, cada isla tiene una realidad diferente y claro en cada una late un corazón caprichoso. Entre todo el oceano pacifico nos encontramos casualmente. Somos islas tropicales que hablan sin decir palabra. Y asi fue como nació nuestro puente y cruzaba yo de vez en cuando a saludarte. Me visitaste y te visite. La marea estaba tan baja que nos llegaba a los tobillos. Y fue algo diario, ir a tu isla y recibirte en la mia.

Y seguimos siendo islas, nada mas que esta vez tenemos un mar de distancia. Yo te quiero, pero ya no quiero quererte. Yo quiero dejar de mirar nuestro puente, dejar de tener tentaciòn de pasarme cuando la marea esta baja. Yo extraño que visites, extraño nuestros puentes imaginarios. No crei que me importara, igual las islas se mueven todos los dias, lo digo desde el centro de mi volcán. Tome un millón de previsiones, esta vez nadie iba a robar los caracoles de mi arena. Por lo visto nunca ha funcionado, no darme del todo, ya que siempre se los llevan y no los devuelven. Pero esta vez, yo te regalo mis caracoles, mis noche con estrellas y todas las bendiciones que pueda llevar el viento. Eres mi isla favorita y cuando el tiempo sea el correcto, si es que se repiten las cosas buenas, nos volveremos a encontrar tan cerca y con la marea tan baja que tendremos que cruzar descalzos para tomarnos de las manos y entonces amarnos màs y mucho mejor que ayer. Hasta Luego mi amore.



Como quieres que te quiera
Si no te tengo aquí
Como quieres que te quiera
Tan lejos ya de mi
Como quieres que te quiera
Si no te das a mi
Como quieres que te quiera
Si se que te perdí

Rosario Flores

No hay amores imposibles, solo amantes cobardes

Marzo 6th, 2010


Yo amo esos ojos marrones desde que se encontraron con los mios. Alguien dijo que eras nueva en la oficina. Se llama Leticia dijo un susurro. Intente ser cordial, ser como otra persona. Mas en continuación con sus ojos marrones tenia un encanto sutil, casi como el olor a canela que salia de su café; la primera reunión que guarde silencio. Porque entonces estaba deslumbrado. Apenas si logre concentrarme lo suficiente para despedirme y salir de la junta.
Poco mi importa el anillo de su mano, ni su sonrisa esquiva y cordial. Leticia había llegado en el momento menos oportuno; era humor negro que llegara justo cuando yo ya había decidido quedarme con Kathy, en la comodidad de una relación estable y con la misma emoción que un ver tele un viernes en la noche. Paso mucho tiempo para que llegara a conocer a Leticia, mas estoy seguro que enamorado siempre he estado de ella. Me parecía que tenia estrellas en las pestañas, lunares mágicos y tetas de quinceañera. Leticia me correspondió en algún momento fue mía, como se poseen las nubes. Sin serlo, sin quererlo, sin pensarlo; era mejor que el sexo, mejor que cualquier raya o mejor que cualquier suerte.
Estoy seguro que amo a Leticia, mas no solo de amor se sostiene las flores. En la vida real estamos destinados a fallar. Como si nuestras carencias únicamente se llenaran con silencios, como si el tiempo se detuviera a esperarnos. Porque no estamos juntos, esa es la pregunta que no esta resuelta. Porque sabemos en el fondo, que tenemos que recorrer el camino separados, mirarnos de vez en cuando y sonreír, para asi tener una vida secreta que transcurre entre café y café. Y me miraras con esos ojos color tristeza, para murmurar me algún secreto tonto que nadie mas entiende en todo el mundo…

Leticia,
uno de estos días
voy a ir por ti…

Hablale al blog

Marzo 4th, 2010


No es justo escribirte impersonalmente, solo porque nos hemos soltado la mano. Estas ausente sin moverte de lugar y yo estoy segura sin saber siquiera porque. No deberías creer que mi corazón únicamente habla en la distancia, como un cobarde que escribe cartas de amor sin dirección. El únicamente te extraña. Me he prometido a mi misma no entregarla, mas si no quedara suficiente para escribirte, no seria cierto nuestro tiempo. Te la entrego aunque estés ausente, aunque no me leas y aunque no estés seguro que te estoy hablando a ti. No estoy en contra del destino, porque fue el mismo que nos hizo encontrarnos como ciegos en un laberinto.

Los sueños continúan intactos, la vida sigue normal sin ti; mas mi corazón guarda silencio, quizás porque a nadie le interesa que hable un corazón que solo sabe escribir. Para mi eres el conejo de la luna, me sirve verte presente de vez en cuando. Tener a pizcas para saborearte todo, sentirte con solo cerrar mi mano vacía y enviarte un beso Express con solo pensarlo. Y yo tendré que ser fuerte, aunque mi corazón sea mudo y no acepte que esta vez tengo la razón. Yo no quiero confundirte, únicamente terminar este dictado, levantarme para irme y no tocar este teclado mas…

Los corazones rojos

Febrero 17th, 2010

Se que no es suficiente, un deseo. Ni lo ha sido ni lo puede ser, los deseos a las estrellas fugaces, los pozos mágicos y candelas de cumpleaños no son suficiente para cumplirlo. Ni siquiera para que flote la esperanza en flor de que funcione. Yo quisiera quedarme contigo. Poder sentir el corazón tan rojo como tu, tan fuerte como tu, tan seguro como tu. Mas mi corazón esta mudo. No dice NADA, absolutamente nada, ni siquiera una tos incomoda en el silencio.
Yo te quiero, pero no como tu quisieras. Te quiero con calma, sin prisa, como quiere el mar a la arena. Te quiero como lo primero, aunque no exista ninguna lista de prioridades. Mas tu no crees que sea amor. Tu quieres rabietas y escenas en la puerta. Quieres celos y margaritas. Mas yo ya no puedo darte eso, ya no puedo quererte como si nunca hubiera querido. No puedo tener los mismos errores, no puedo ser iluso ni pensar hipostáticamente. Y yo deseo, que tu entendieras esta vez. Que en vez de disculparme contigo, puedas saber que apesar de todo yo te quiero mas no puedo quedarme contigo, no asi.
Lo he escrito un millón de veces. He gastado una fortuna en monedas que terminan en las fuentes, no he cerrado los ojos varias noches contando las estrellas fugaces; a muchisimas candelitas de cumpleaños se lo he pedido en secreto. Mas aun no ha sucedido. He deseado tanto que pase, he pensado hipoteticamente que suceda. Y ahora se que un deseo no es suficiente. Uno termina enamorándose de quien menos espera, no importan las intensiones ni los deseos. Estoy enamorado de otro, dijo tu corazón rojo. Y mi corazón continuo mudo, como si las estrellas fugaces se hubieran ido y no quedara otra candela de cumpleaños por soplar. Con el tiempo mi corazón fue rojo, valiente y fuerte, no hubo que desear nada, simplemente llego…

Para el corazón que se fue, para el que se llego y para el que vendra…

Ir o no ir….

Febrero 6th, 2009


Hoy empiezan las construcciones de Poasito… y yo estoy aqui. Me muero de ganas de ir.. aunque este haciendo mucho frio. Pero el universo ha puesto bastantes barreras y creo que aunque quiera, no podre ir. Si es cierto estoy un toque enferma, pero nada que no haya pasado antes… los cursos que llevo este cuatri estan bastantes pesados y aunque lo ideal hubiera sido avanzar los proyectos a tiempo; aun no llegan las instrucciones por lo que no podemos iniciar, nuestra pequeña e imaginaria campaña publicitaria completa.

Yo se que me tengo que quedar, haciendo nada por lo visto….esperando, revisando el correo cada quince minutos. Y me da colera, porque las cosas mas sencillas, siempre son las que se complican primero. Igual mañana tengo el chance de irme, aunque sea en un bus corriente pero sin ese trabajo… que al rato llega o no llega como puedo irme? Uy es que la palabra responsabilidades la siento en los hombros… yo se que no es el fin del mundo, y que van a ver otras costrus eso si, pero no hay como un motivo invencible, por el que me tenga que resignar a no ir pero tampoco por el que tenga que quedarme a hacer nada.
Ultimamente tambien he atravesado, la crisis de carrera, diria yo. Siento que esto no es lo mio aunque me gusta montones. Quisiera ir y encontrarme la olla al final del arcoiris, comprar el boleto ganador de la loteria… etc. Aunque al mismo tiempo se que no seria feliz, porque me gusta trabajar en publi.

Como este año, si Dios quiere termino la carrera, tambien he estado pensando que va a pasar conmigo. Donde voy a trabajar, no se… que voy a hacer con mi vida; porque todo se esta transformando sin querer y aunque el cambio es parte de la vida, no puedo dejar de pensarlo como si eso ayudara en algo. No se que quiero hacer, no se adonde ir… solo se que hoy por primera vez en toda mi vida me resigne pudiendo decir que si. Podria creerme responsable y sentirme mejor, pero ahorita no quiero sentir nada; solo que me manden el trabajo y hacerlo lo mejor que pueda. Por cierto hoy estoy a mitad de año para cumplir años, porque faltan exactos seis meses… muy pronto para la crisis de los 22 jajaja
Como que termino siendo esos post que solo yo entiendo…

La foto es de Quepos, que tome ahora en vacas… para que tengan paz! jajaja

    Archivos