La Fille aux Yeux d’Or

agosto 8th, 2012
Tengo que decirlo. Me atraganta esta angustia, tamaño gigante en la garganta. Estoy cansada de pretender y fingir, me volvi una actriz que se cree sus propia actuaciones. Esta nostalgia de querer hablar con la verdad y no poder mover los labios.  En algunos momento apropiados, donde el silencio reina y la calma se siente, me asalta el deseo de poner fin a mi locura. Entonces, prefiero tu calma. Aunque yo me pierda en el torbellino de pensamientos, tengo que aceptar las nubes negras en mi cabeza, yo las puse ahí. Perdonarme por ti y olvidarlo por los dos. Cerrar mis ojos que hablan sin querer y abrazarte, como siempre.
Aceptarlo, por aceptarlo es tirarme al vacio, sin ninguna garantía de que alguna vez vuelva a esta prisión de hielo. Quiero correr, pero me siento tan agusto en el sillón de la sala contigo. Quiero gritar, pero prefiero guardar silencio, estamos viendo tele. Quiero pedirte perdón, mil veces decirte que lo siento. Nunca más amor, fue algo aislado. Queme ese puente, olvide esos caminos. Borre cualquier prueba, pero la conciencia me tortura como un gusano ciego que se come cualquier cosa parecida a la felicidad. Me siento tan alejada de ti, porque mi corazón solo quiero darte un abrazo y compensarte. Fue un error, cualquier cosa.

Una noche que se me borro el anillo de compromiso, varios tequilas seguidos, fue cualquier cosa. Fue una parte que edite para que no salga en nuestra película, un secreto que no te puedo enseñar porque me apena. Quiereme así, con este silencio en el pecho y con todo el arrepentimiento del mundo en el corazón. –No volverá a pasar, no volverá a pasar-… piensa sin saber que tanto esfuerzo en intentar no decirlo, cuando alguien ya más lo hizo… pero el decidió obviarlo porque al igual que yo, la comodidad era un estorbo, era la lucha eterna por ser feliz. Al menos lo fuimos, -eso parece en las fotos que ponemos en el facebook en un intento descarado por aparentar… 

Margarita de Mango (somos)

julio 4th, 2012
Somos. Algo debemos ser, porque nos hemos encontrado al menos por una noche. Con la cantidad suficiente de alcohol y de estrellas fugaces, nos encontramos sin mirarnos. Nos amamos con la luz encendida, porque al final de cuenta esta tan lejos el amor que nos conformamos con esto. No necesito saber la lista de corazones rotos ni esas historias  sacadas de un libro de ciencia ficción. Basta con esto, con cualquier cosa que sea, esta atracción que solo necesito un par de miradas y bastante tequila. Quiero que sea generico y barato, rico e involvidable. A mi no me tenes que envolver, ni yo tengo que analizarte. Por esta noche, somos y mañana por la mañana fuimos. Si quieres te acordas, si no decimos que fue culpa de las margaritas.  Mientras nos vamos caminando, descalzos y de la mano, la brisa juega con mi vestido, nos reímos como tontos sin poder recordar de que. Debajo de una palmera, nos besamos como ingenuos, nadie nos ve; ni siquiera la luna llena. 
Me retas a nadar, no tenemos vestidos de baño; mientras nos volvemos peces de arrecife, exploramos algo muy parecido al amor que solo los corazones tontos creen. Me tocas con tus manos llenas de arena, me dibujas un vestido que se borra con el agua. Nos besamos mil veces, porque tengo sed de tus labios de agua. Entonces, no me guardo nada. Todo te lo doy, porque cuando amanezca será otro día. Esta noche no pertenecemos, nada más la biología toma el control. Y me dices cosas que no recuerdo y te susurro poemas tontos que invento, nada tiene sentido pero no lo podemos notar. Estamos borrachos, esa es la excusa del día siguiente. La luna nos mira con curiosidad entre las nubes; y piensa… “claro siempre es culpa de las margaritas de mango”…

Como recuperar el control remoto

junio 25th, 2012

En el fondo yo que estar con ella es una perdida de tiempo. Algunas veces, entre reclamos y miradas de reproche, noto  lo terriblemente infeliz que es. Y abro la puerta, y tan solo atino a decirle que se marche. Porque se que soy cobarde, y se que no se va a ir todavía. Es simple, me he acostumbrado terriblemente a su presencia. Esa mujer con que no hago otra cosa mas que discutir se ha vuelto una rutina, comparable con el tabaco. Algunas veces quiero irme, sin despedirme de nadie. Nada mas perderme y volver a aquel tiempo que no era mas que una amiga de fines de semana. Pero no, a la puta, en que momento Alejandrina dejo el cepillo de dientes y uso mis camisas viejas de piyama. Un día nada mas saque una copia extra de las llaves, le cedí la mitad del closet y me acostumbre a ver abarrotado el baño con un ejercito de cremas y lociones de frambuesa. El tiempo fue pasando y un día era navidad, y nos dimos regalos caros. Empezamos a llenar álbumes de fotos. Entonces me gustaba su aroma, sus piernas larguiruchas y sus lunares traviesos. Me gustaba el empaque, Alejandrina siempre ha sido de buen ver, amable y bastante entretenida. Pero yo no la ame, es más nunca lo he hecho. Me gusta el empaque, pero nunca me he esforzado por leer el contenido. Alejandrina no es la mujer de mi vida. No es mas de una relación de fin de semana, que se alargo tiempo indefinido. Y ella lo sabe, que yo estoy vacio. Que no tengo nada más que darle que no sean dolores de cabezas y una copia de las llaves. Alejandrina no se va, porque cree que yo soy un proyecto de ciencia y que con mucho amor e interés algún día va a quitar mi apatía. Y ese es mi problema, que al final del día no me importa. No me confundo, se que Alejandrina, aun con sus piernas kilométricas y su olor delicioso de frambuesa no es lo mío. Un día de estos se va a cansar de mi actitud de mierda y se va a ir. Yo voy a ayudarle a salir por la puerta con las cosas, voy a pedirle la copia de las llaves y le voy a desear buena suerte. Me gustaría después de todo ser su amigo, antes de esto éramos algo parecido. No soy un hijueputa cualquiera, me gustaría verla feliz de la vida.  Caminando descalza por la arena, con ese bebe que tanto quiere y con esa boda digna de una princesa inglesa. 
El martes pasado en un frustado acto de valentía, le digo, justo antes de dormir, que me he enamorado de alguien más… Tan solo para terminar definitivamente. Me ha pedido un nombre y yo por decirle algo le dije que se llamaba Alejandra.  Se sorprendió, y solo repetí algunas frases oportunas. Me termino creyendo,  salió en un mar de lagrimas, jalando cajas de dvds y pidiendo las camisas de piyama. – Si te las podes llevar todas. Alejandrina me tiro la puerta y me mando a la misma mierda. Entonces me tiro al sillón y cuando me doy cuenta de que por fin recupere el juego de llaves y rompí  para siempre con Alejandrina, no me siento  nada mal. Me siento tranquilo, feliz de recuperar el control de la tv.

Zorrita

junio 30th, 2011

Yo me enamore de Manuel y no crei que el amor pudiera ser diferente. Era eso, esperar a vernos, con cualquier excusa. Sin mucha prisa, que me tomara la mano en la fila del cine y un beso dormilón de buenas noches en mi almohada. Me encariñe a sus brazos, a sus silencios y sus puntos suspensivos. Aunque me asustaba su silencio de días. Cuando nunca nada parecía molestarle, hasta que tiraba un par de piedras filosas. Sus excesos y carencias me parecían encantadoras, ahora apenas puedo soportarlo. Pero al final de todo, somos nosotros, con tantos planes inconclusos y con el futuro a la vuelta de la esquina. Lo amo, tengo que amarlo cada vez que interpreto sus silencios y concluyo sus frases.
En cambio Andrés es maravillosamente diferente. Sensible y directo, puedo hablar con el de teatro como de politica. Con el puedo ser yo, sin ningun filtro y con poquito maquillaje. Hablamos hasta cansarnos, me gusta oir sus argumentos, su voz pausada y segura. Odiamos el reloj despertador. Podemos rodar por la cama toda la noche, aunque en la mañana me ruegue para que no vaya a trabajar. Cocina rico y lava bien los platos. No tiene un plan B, vive un dia a la vez y el futuro lo pinta cada día, si es que tiene ganas. Tiene los dedos llenos de pintura y resina, es el encanto de ser un rebelde sin causa. Pero vuela tan alto, que dudo que toque el suelo. Lo amo porque es fácil soñar con Andrés, hasta parecemos chiquillos de escuela que dibujan corazones en cuadernos
Yo no puedo escoger. Son como el día y la noche. Quien puede escoger si esta la posibilidad remota de que nadie se de cuenta. Si soy lo suficientemente precavida y todo calza, nadie lo sabrá. Últimamente las reuniones se vuelven mas largas, tanto asi que el se da cuenta que llego porque me ve al dia siguiente. Lo peor es que me voy a quedar sin santo y sin limosna. Todo lo que quiero es tomar la decisión correcta. Aunque últimamente no quiero ni pensar, solo rodar por la cama de Andrés y dormir plácidamente con Manuel. Mientras beso a uno, tengo la necesidad estilo síndrome de abstinencia del otro. Mis promesas no valen nada. Atrapada en el medio, sin posibilidad de escoger. Me siento como una completa zorra ( pero eso si, una muy enamorada…)


Esta noche soy tu Lucia!

abril 4th, 2010


Estar contigo y estar con alguien es tan diferente. Siempre ha sido asi. Gustavo ha tenido un millon de vitudes que nadie mas en todo la galaxia podria tener al mismo tiempo. Como si el tiempo se hubiera quedado en sus pestañas y su corazón hubiera ganado todas las guerras del mundo, sin saberlo. Aveces lo encuentro, siempre en alguien diferente. Y cuando lo veo en los ojos de el, entiendo que lo encontre de nuevo en todo el universo. No se cuanto tiempo se quedara esta vez. Algunos dias nada mas lo se. Otros se ha ido la ilusión tan pronto como espuma de jabón. Se ha gastado el amor y ni siquiera queda suficiente para otro dia mas. Entonces me vuelvo indiferente, porque ya no estas conmigo. Rompo corazones como conchas delgaditas. Y salgo en tu busqueda, hasta sentirme segura que encuentro a Gustavo o al menos algo de el en alguien. Siento ilang ilang en el aire, mariposas amarillas en el cielo y el latir de su corazón en las manos.

Yo se que es Gustavo. Entre todas las personas diferentes .Porque encontrarlo es soñar y con los otros es cerrar los ojos y hacerse el dormido. Es como pensar que las besos dulces son iguales a los besos de despedida Creer que las noches con estrellas se comparan con las que lluviosas. Punto de comparación, no existe. Es el dia y la noche.Porque cualquier puede tener mi cuerpo, porque ya mi corazón no esta disponible. Y por eso es un bueno estar con alguien que lo entienda. Y si no lo entiende entonces quiero alguien que no le importe. Puedo besar al desconocido. Igual ni siquiera mi nombre se aprenden. Hoy me llamo Lucia, me gusta ese nombre. Estoy en mi cama, pensando en Gustavo, deseando que esta noche el desconocido lo traiga de vuelta. Cuando enciendo un cigarro, por suerte el ultimo de la noche, el desconocido dice que si alguna vez me he enamorado. No me gustan las preguntas personales, mas le respondo la verdad, que si. – Y si quieres saber que puede enamorar a una puta como yo es simple, estoy enamorada de su escencia de menta e ilang ilang. El desconocido sonrie en la oscuridad, tal como lo haria el.


si alguna ves fui ave de paso
lo fui para enredarme ahi en tus brazos
si alguna ves fui bello y fui bueno
fue enrededo en tu cuello y en tus senos
si alguna ves fui sabio en amores
lo aprendi de tus labios cantores
si alguna ves ame si alguna dia despues de amar ame
fue por tu amor Lucia

Amore Amor (Como conoci a Rebeca)

enero 17th, 2010


Tu amor es algún medicamento placebo con sabor a tictac de naranja. El orden no afecta el resultado, mas si yo tan solo hubiera tenido la conclusión que me ha quedado en la mesa, como una servilleta mojada; hubiera deseado conocerte en otro mundo, esa es la base de todo. Yo me siento dichoso de tenerte, al menos en mi mesa esta noche. A nadie te pareces, desde que yo te conozco.
Enciendes un cigarro, mientras yo pido dos cervezas más. El humo gris se pierde en el smog de San José, igual como se pierden todas las palabras que quiero decirte y no parecen apropiadas.

Es muy temprano para levantarse y tarde para el dormir. Esta noche me gaste todo el pago en ti, como siempre pasa las quincenas. Y yo quiero rescatarte, aunque tu digas que eres una empresaria de tu cuerpo. Me gusta verte como hoy, que no te maquillaste dramaticamente, no tienes una peluca y puedo llamarte Rebeca, en lugar de Shantalla. Tienes los aretes del mes pasados puestos y yo estoy seguro que tienes las orejas mas bellas del mundo.

No entiendo como los demás no lo ven, cuando pasan sin notarte siquiera. Con cuanta gente te acuestas, sin saber que eres la mujer mas completa; cuanta gente te insulta, sin entender la magnitud de tu corazón. A nadie te pareces desde que yo te amo. Cuanta personas ven el caparazón y no tu esencia de eucalipto que se expande por la calle. Esta noche somos como los demás.
Hablamos, reímos y nos besamos. Yo te propongo que vivas conmigo, como siempre pasa cuando estoy borracho y tu no dices nada; únicamente miras el reloj. Te tienes que ir; igual te pido que te quedes.Tu me das un beso de despedida, uno de novia y no de puta. Quemo el ultimo cartucho; cuando te pregunto, si queres ser mi novia. Dices que si y me haces el hombre mas feliz del mundo.

Ninguna

diciembre 11th, 2008


Estaba amaneciendo en la ciudad,
el sol abria los ojos y empezaba a
asomarse por las ventanas,
iluminando los cuerpos dormidos
debajo de las sabanas,
secando las hojas dormidas

Le habia costado acostumbrarse
a la rutina de prostituta
pero las pastillas la hacian desconectarse
y lo unico que quedaba era un orgasmo fingido
un leve dolor de piernas
y un salario sobre la mesa de noche

Ella no era nadie
ella era ninguna…

Interruptor

octubre 13th, 2008

No puedo apagarlo. Entiendes lo que intento decirte? , no puedo; he tratado de silenciarlo pero cuando se apaga, entonces empieza otro maldito ciclo. Se lo que piensas, que aun no he madurado, que después de este amor tan lleno, ya era para que dejara de pensar en el interruptor; que siempre he sentido en la parte de atrás de la nuca.

Si aun no me vas siguiendo, esto hablando del interruptor de la perfección. No se me ha ocurrido otro nombre mejor y déjame hablar que hoy creo que será la última vez que lo haremos en mucho tiempo. He notado como toda mi vida he estado en los extremos; como si un interruptor subido significara poder llegar a tiempo todos los días, cocinar pavo los domingos, lavar, dormir y comer en un horario perfecto. No me cansa la rutina de la casa; los niños, el colegio, Fabricio con la maestría, el trabajo tranquilo, no tomo más de la cuenta, no tengo la tarjeta en números rojos y hasta creo que Fabri y yo somos amigos nuevamente. Es como si todo fuera perfecto, porque yo lo quiero así. Aun cierro mis ojos y lo siento, Fabri y yo en el cine tomados de la mano, como adolecentes; él me mira de esa manera, con los ojos entrecerrados y una sonrisa y yo me siento feliz, amada y protegida como nunca antes. Entonces lo escucho caer, como una moneda pequeña, que cae en una fuente.
Entonces te llame esa noche, como si aun pudiéramos ser amigos. Nos vimos en una café discreto y sentí otra vez el corazón acelerado, libre; aunque se convirtiera en culpa, cuando entrara en razón. Sabía que todavía no soy capaz de verte sin querer besarte; de hablarte sin decirte te amo, de pensar en nuestra historia sin sonreír o pensar en tu partida sin llorar. Pero te llame y yo sabía lo que pasaría entonces. Me besaste, te bese y nos dejamos llevar. Ese día Fabricio tuvo que salir con los niños a McDonald porque yo me retrase en el “baby shower” imaginario para justificarme.

Siempre ha sido así, a veces tan alto que soy ejemplo a seguir, según mi suegra y a veces tan abajo que no puedo ni mirarme al espejo. Ya he aprendido a vivir con eso, en los extremos; solo deseo que nunca se apague del todo, que siempre se encienda en algún momento… Los errores de mí pasado todo son causan directa del interruptor, desde fumar tabaco, chocar el auto, dejar de estudiar medicina, casarme con Fabricio, queriéndote únicamente a ti.
El interruptor esta encendido, cariño. Otra vez…

Imaginada escuchando
esta vez, de Cafetacuba

y pensado exclusivamente en ti!

Insomnio

septiembre 24th, 2008

Hace días que no logro cerrar los ojos,
llegan en medio de la noche,
tapan mi boca con miedo
atan mi cuerpo con cuerdas de cansancio
toman mis manos vacías
siento sus besos babosos
estoy desnuda otra vez,
tan debil, tan sola
me violan demonios
una y otra vez…
es que quiero volver a dormir
con la conciencia tranquila
la culpa y la moral me lo dificultan,
no puedo respirar,
mi corazón vuelve a latir a prisa
si mi piel siente su toque
no me quedan lágrimas para llorar
Los demonios de mi pasado regresan
cuando el reloj marca las doce,
Ya no vendo mi amor cada noche
ahora solo soy un cascaron de mujer
por los recuerdos de aquellos días
que me hacen nunca olvidar mi pasado
enciendo la luz y rezo
no se si Dios me lograra escuchar,
pero al menos mi corazón se hace ligero
por un momento,
nunca rezo para que se vayan
de alguna manera estoy pagando lo que hice
el castigo de mi pasado regresa
cada noche a la doce, como si fuera
mi ultimo cliente

    Archivos