Mía

mayo 20th, 2012

Para empezar, debes de saber que he cambiado. Ha cambiado mi cuerpo y mi alma se ha ido de viaje. En algun momento sucedio y nada más todo tuvo sentido. Fue como la pagina que esta después de los clasificados con todas las soluciones de los acertijos. Era una rutina en donde no nos importaba lo suficiente para intentarlo de verdad ni queriamos salir de nuestra falsa zona de comodidad. El collar de conchas rosadas que alguna me regalaste en el viaje al Caribe me lo recordaba. Lo use hasta convertirlas en blanco, se gasto a cuentagotas y un día se reventó la cuerda. Intente decírtelo en aquellos viajes camino a la playa donde los dos guardábamos silencio, escuchando todos los discos de Soda. Tanto que decirte y ninguna intensión de hacerlo. Era más fácil mirar por la ventana y contar las nubes.
 Y tu me pedias algo más, era fatal saber que no podia darte algo que no tenia. La felicidad empieza por casa y yo era tan infeliz, perdida en complacerte, desviviendome por absorberte como una esponja amarilla. Esta tan enamorada, aunque no sabia si era de ti o del otro cuerpo al lado de la cama. Me gustaba tu compañia, nuestra complicidad que combinaba con las cortinas. Para mi no habia nada más ni nadie más. No puedo entender en que momento nos aburrimos y nada más dejamos de ser amigos. Era una amalgama de gustos muy parecidos y un álbum gordo de fotos que tomaba con la kodak 540 automática, siempre fuimos en realidad gatos callejeros que caminaban por los techos y buscaban la manera de saltar a la luna. Antes de que me vaya, a perseguir cometas y comer helados de nieve, me alegra estar tan segura que te dejo porque es lo mejor y que este amor tan loco se hizo amapola y se enraizó en la cerca. Me voy, para volver a encontrarme con las conchas rosadas, amarme como nunca antes nadie me amo y ser tan mía como fui tuya para ser de verdad feliz. Lo demás esta de demás.

Momo

noviembre 17th, 2011

Yo nunca crei que pudiera amar a otra persona. Menos que pudiera amar a alguien hasta el infinito. Hasta que paso, acostada en el pasto. Escuche como crecen sus raíces, como revientan sus semillas, como corre el agua todo el subsuelo.  Era semilla dentro de mi.  De alguna manera,  extraña y maravillosa, esa semilla de rosa en botón se abrió y yo me convertí en mama. Es difícil imaginar mi estomago sin estrias rosadas o mis brazos sin esas manchitas que se quedaron para siempre después del setimo mes. Este cuerpo que ya no es de niña, si no de mujer. Con mis caderas abiertas y la cintura de faja.Ya no como tan despacio, como solía hacerlo. No duermo mucho, solo lo suficiente. El sueño es tan ligero que podría escuchar caer un alfiler en la otra habitación.

 Atras quedaron esas fiestas estrambóticas, ahora me desvelo por cambiar un pañal o cantar canciones de cuna. Soy una experta en medir la temperatura ideal de la leche o en sacar colicos. Me ha llenado mil veces de vomito y alguna que otra vez de baba. Soy como un limpión. Ya no compro para mi, ahora todo son medias pequeñitas y overoles de rayas. El niño crece a pasos de gigantes y antes de lo esperado, ha dicho su primera palabra; momo. De la nada, como si hubiera esperado meses con la m y la o en las encias, hoy lo escupió. Y yo me di cuenta, que no tenia un hijo, si no que tenia un momo. El amor es tan mágico como las estrellas y tan nuevo como un amanecer. 





Los quiero momos… (tiesos y gordos)

El post de Octubre

noviembre 10th, 2011

Que honesta que es la lluvia. Nada más cae, con la misma gravedad al suelo. Casi siempre, un día nublado, esta lleno de nostalgia y huecos llenos de agua. En un techo de cinc o en una laguna debajo de una palma. Puede ser en el mar o en ropa tendida que por descuido quedo afuera. Cualquier lugar, si todos están debajo del cielo, sirve para que se escurra el agua. Que si llueve poquito o mucho, eso depende de lo que uno se moja. La tierra sedienta la espera con la lengua abierta, aunque aveces se sature y no sepa que hacer con tanto líquido. Entonces, camina por las aceras, lava las calles, moja a las personas y corre cuesta abajo con la tierra. Entra a las casas, destruye puentes débiles y se llevan hasta cosechas. Todo lo cambia de lugar, agua que corre en maratón. Hace barro batido, los jardines de amapolas. Y trillos de piedras, cualquier camino. Los ríos se vuelven mares, y los peces son palos revueltos. Sin cola y sin ojos, por eso no saben por donde van. Daña y lastima, a todos los que están en su cause. Como una costumbre de invierno, hay que subir los muebles y andar con botas de hule.

Las matas están más verdes que nunca, la regadera gigante no olvida un solo rincón y antes de que termine el temporal, no queda centímetro sin recibir agua. El trópico se baña con nubes grises. El viento sopla mientras las gotas caen como semillas de sandia. Sembrando agua en el subsuelo, porque el verano siempre tiene que escurrir la tierra, como lo hacen las raíces de pipa. Este temporal no va a durar para siempre, antes de lo esperado habrá que guardar la sombrilla. No fue tan terrible el invierno, solo fue octubre.

Sirenas

noviembre 3rd, 2011
El tiempo choca una y otra vez, hasta chuparse toda la arena. A Sofia le gusta el mar desde siempre. Desde la punta de sus dedos, con solo tocar el agua salada nace una corriente de agua fria. Sigue siendo la misma sirena por dentro, aunque ya 33 son todo un ramo de abriles. Las responsabilidades han crecido como espuma. Desde que tiene el cuidado absoluto de ella. Ahora sus dotes maternales han salido, como mariposas amarillas. El mundo transcurre entre pastillas amargas y un horario estricto de morfina. Entre discos de Jazz y conversaciones tan largas como un año, aprendió a inyectar y a cocinar sopa- años luz de ser tan rica como las que le daba su abuela . Se han invertido los papeles, y como no hacerlo con todo el amor, si todavía recuerda cuando le cocinaba arepas con coco o la llevaba a la playa los domingo.- Pero eso, si Sofia cuidado entra que la revuelcan. Mójese solo los tobillos.- la sentenciaba desde que llegaban. No hacia caso, se metía corriendo hasta las rodillas, se llenaba de arena y nadaba en el fondo, como un pez encayado. Es ese pacto de tiempo, que tienen las dos Sofias, la vieja y la nueva. Felices como arepas de coco para desayunar  Cercanas y opuestas, como el cielo y la tierra, que solo lo separa distancia.
 El amor que siente por su abuelita es un río dentro del mar, uno que forma espirales y huecos, que recorre el fondo como un pez y nada feliz como una mantaraya. Ya no van a la playa, la enfermedad no les permite mas que una habitación de hospital en la casa. Pero hablan a diario del mar, las dos sirenas, las dos Sofias. La vieja y la nueva, corrientes de agua fría iguales salen de la punta de sus dedos cada vez que entran al mar.

Bonita

mayo 5th, 2011


A mi me gustaba hacer burbujas de jabón para vos hasta que rompiste la burbuja en forma de corazón. Me sentia tan triste que le prometi al mar que nunca me enamoraría de nuevo. No quería nada con nadie. Mi alma esta herida y sali a buscar a caracoles a la orilla del mar. Funciono; hasta que lo conoci debajo de las palmeras desnudas y todo el universo se resumió en un solo latido. Cantaban las olas y el cielo se abria como una sombrilla. Estabamos llenos de arena y con los ojos medios cerrados mientras la brisa salada se volvia tan magica. Pasaste la noche conmigo contando estrellas fugaces. Te escribi canciones y poemas que nadie recuerda a ciencia cierta. Mi tonto, mi cangrejito ermitaño.Somos algun coco olvidado o una conchita de la orilla sin importancia hasta que alguien dice que la tiene. Una historia con arena blanca y muchos vacios.Somos cualquier cosa que la gente pasa y no nota. Y no tienen porque hacerlo, si al final solo nosotros lo sabemos. Como un secreto a viva voz, que se escapo en un suspiro y corrió en una perfecta derecha.


La magia y la sal pueden mezclarse sin problema en la espuma blanca que va dejando el mar cuando borra las huellas que osan arruinar su pura arena. Vamos caminando en la playa, pero cada quien por su lado. Tenias que arreglar mi corazón, darle vueltas un par de veces. Para perdernos como una botella en altamar. Yo te prometo que voy a ser siempre yo, aunque ya no tenga la brisa salada en la boca ni el brillo del sol en la piel ni tus besos ni tus manos ni tu alma color oceano cerca. Pero lo que quiero decir, es que voy a ser siempre tuya. Aunque ya no contemos estrellas de noche y parezca que fue hace mil años que paso, si es que no estaba soñando y todo esto es porque me cayo un coco en la cabeza. Yo te prometo que voy a continuar soñando contigo, cada vez que la brisa salada herrumbre un portón. Mientras espero al próximo, sin prisa y sin tiempo, te escribo en la arena versos sin prosa, para que el mar se entretenga al borrarlos por completo y cuento de nuevo las estrellas, solo para recordarte al murmurar constelaciones. Fue tan bonito..en verdad lo fue

Ya no quería nada 
Mi alma estaba herida
 Ya no sentía nada 
Que no fuera dolor 
Salí a buscar problemas 
Por que no creía No creía nada ni siquiera en el amor 
Hasta que apareciste Con tu fantasía 
Y me pediste que cantara esa canción que tanto te sabias
 Y yo te dije Pasa la noche conmigo bonita 
Yo te haré canciones y versos de amores 
Y no quedaran dudas ni dolores en nuestros corazones
 Pasa la noche y quedate mañana todo el día...                                                                                
Bonita Cabas

Quepos

agosto 29th, 2010

Primero vamos saliendo de San Jose. Atras queda la avenida primera y el mercado de la Coca Cola. Pero eso si vamos como si fuera una procesión de Semana Santa. Para llegar a la Sabana vamos como una tortuga en primera. Lento va el trafico. Y entonces pasamos a velocidad de babosa el puente de la platina. Después empieza la pista. No vamos tan rapido, pero antes ibamos muy lento. Las casas, el pasto crecido, los anuncios gigantes, el peaje de 100 colones y el aeropuerto. Continua la calle. Aveces es de 1 carril otras de 2 y parece que en algunos tramos se hace un medio. Hay una desviación en Manolos. La tomás hasta llegar a la represa del Río Grande. Entonces el bus da millones de vueltas, entre precipicios y matas de café. Las curvas del aguacate se hacen eternas. El camino tiene una neblina de bufanda y ojos de gato de perlas.

Se llega a Atenas para continuar bajando. Los arboles, los ríos, los pájaros, las estrellas y la doble linea amarilla. Entonces es Orotina, y a la par del camino hay frutas. Mango, sandias y agua de pipa. Pasamos saltando rayuela sobre la linea del tren.
Antes de llegar a Caldera, nos desviamos de nuevo. Ahora todo es seco. El guanacaste, el roble de sabana y el guapinol son parte del paisaje. Entonces llegamos muy cerca del mar. Grandes distancias se recorren en la cresta de una ola. Como peces que se lleva la corriente. El mar continua cerca, y si vas con la ventana abierta es muy probable que te moje el reventar de una ola. Por algo se llama la costanera. Jaco y Parrita pasan rápido, como un suspiro.
Entonces llegamos. Es como si nunca nos hubieramos ido. Aunque llueva y se empañen las ventanas. Aunque haga sol y parezca un horno. Nada ha cambiado, la playa, el sol, la arena, los charcos, las hojas, las almendras huecas y las olas celestes. A mi me gusta quedarme con los recuerdos de las vacaciones, como si se tratara de una concha. Con los atardeceres como joyas y con las estrellas como deseos. A mi me gusta caminar descalza y contar caracoles. La felicidad es tan simple como un viaje y tan cerca como Quepos.

Yo ♥ Playa, las nubes, el camino, la espuma, el sol, la arena, las olas, los charcos, la lluvia…. ♥ Quepos! y ya quiere regresar el Proximo finde!!! 🙂

Donde se fue Tisha?

mayo 8th, 2010

Hoy te perdi. Dejaste a esta oveja sin pareja. Soy un zapato derecho, un guante perdido y una media aventurera. Te llevaron lejos de mi y yo pense que iba a ser dificil. Como volver a ser mi, sin ti. No puedo,ni ahorita ni despues puedo. No quiero oir razones ni expliaciones. Poco me importa todo el cielo azul o las estrellas fugaces. Y esta bien se van todos los dias, pero no ha quedado ni una endija en la puerta, esta sellada con cemento nuestro regreso.

No me pude despedir, porque no podia fingir. Queria que me vieras sonriendo y no con lagrimotas a punto de salir. Se que estas mejor, claro que lo se. Pero yo no estoy bien, todavia no. Y es que quien me va a levantar en la mañana, quien va a recibirme cuando llegue y verme reflejada como lo hacia en tus ojos de luna. Y soy una egoista, pero daria todo para estar contigo. Una noche mas, un dia mas, una cena mas… Pero el reloj marco tu hora. Alguien dijo que el cancer habia avanzado, solo estaba tu carapazon, que la inyeccion te durmio primero. Y estaba tu espiritu persiguiendo palomas; sin rumbo, como una mariposa blanca. Estas preciosa, lo se con unas alas blancas y corona arcoiris. Y yo que no me despedi todavia, porque no te has ido. Estas en mis latidos, amor mio. Tengo fe que alguien me diga que estas por ahi.

Que te soltaste y escapaste de la pelona que hace dias te tenia en la vista. Me duele y no hay nada que hacer, me duele y me va a doler porque no estas tu aca, porque ningun arcoiris tendra el mismo color que tu pelaje y ningun can, no importa el que sea podra ser para mi, como tu.


Cuando un amigo se va deja un espacio vacio
que no lo puede llenar la llegada de otro amigo
Adios

vOs

abril 23rd, 2010

Yo a vos te quiero. Como el mar quiere a las piedras. No necesito escribirlo, porque vos lo sabes. Debes saberlo, porque ultimante te envio muchos besos con el viento. Lo sentis aunque mis pasos me llevan al camino opuesto. Y te aprovechas de mi poca voluntad, mientras antes hacia maletas y me despedia con un pañuelo, porque cuando tu me decias que me quedaria, lo hacia automaticamente. Se vacian los tiliches y me acurruco en el sillon azul contigo. Pero no va a pasar, esta vez es diferente. No quieres que me quede y yo no quiero quedar.

Debes aprender a dejarme ir y debo aprender a ser mas dura. Si yo ya no te hablo, no es porque no quiera. Es porque tengo que acostumbrarme a volver al estado original; cuando no estaba tu y tu magia conmigo. Quisiera que fuera mas facil, que vos me entendieras. Es imposible poder dejarte y quedarme al mismo tiempo. Terminar y volver. Separarnos y encontrarnos casualmente. Ser algo mas y despues ser amigos.

Yo pienso en vos, cada vez que hay un arcoiris; cada noche con estrellas, en la parte bonita de las peliculas y hasta cuando veo un gato pasar. No te voy a borrar ahi te quedas, con mis recuerdos y mis inviernos. Aveces me lastima no tenerte otras me alegra. Vos no te mueves a ningun lado, estas conmigo como un palpito. Y puedo soportar esto porque es para estar bien, aunque ahorita quiza no lo este sin ti. Mientras yo todavia te quiera y acepte a la soledad que hace burbujas con el jabon lavaplatos,voy a estar bien. Y si lo repito lo suficiente, voy a creerlo y mientras lavare muchisimas vajillas, ollas y cubiertos.

Hay quienes gastan sentimientos
como jabón lavaplatos
disculpame
porque me estoy quedando
sin espuma

Fe

febrero 13th, 2010

Siempre tuviste fe; pero no en el lugar correcto. Tuviste fe de que él cambiara y se encargara de la casa. Fe de que cuando los niños crecieran se hicieran hombres de bien. Fe ciega en que algún día, un golpe de suerte mejoraría todo. Ya no vivirían en ese callejón húmedo, donde la tristeza herrumbra el techo y la necesidad gotea por siempre, mojando todo lo seco. Nuestra casa no eran mas que dos cuartos, insuficiente para todos los inquilinos. Eramos niños, eramos muchos, eramos hermanos. Por las noches encendias una candela al rezar, para que los santos movieran sus ojos hacia nosotros y cumplieran su palabra. Para que mañana por la mañana, pudieras cambiar de trabajo o al menos conseguir uno. Para que llegara la prosperidad a nuestra mesa y las oportunidades abrieran sus alas como golondrinas al amanecer.
Mas nunca se cumplieron los milagros. Se gastaron ciento de candelas a los santos de cera que volvieron estatuas negras por el humo. Cada vez rezabas mas, como si eso hiciera alguna diferencia. Te convertiste es un murmullo, con los ojos cerrados delante de un santo indiferente. No imagino si toda la fe que tuviste en el transcurso de tu vida hubiera estado puesta en ti. No en los hombres, no en los hijos se fueron y los pocos que se quedaron. No en un santo de cera ni en un rosario de plástico. Si no simplemente que creyeras en ti, así como crees en los demás. El milagro no era irnos del callejón, era que tu dejaras de esperar imposibles y fueras feliz. Yo ya no enciendo candelas ni hago novenas, los santos no cumplen unicamente con fe, tambien piden trabajo y sueños altos. Yo sigo teniendo fe, pero esta vez esta puesta en mi.

Pez

febrero 8th, 2010

Nos conocimos justo donde el mar besa la arena hasta gastarla. Y yo pensé que las estrellas se habían alineado, que la luz de la luna brillaba por encima de las palmeras era un sol de abril y que de alguna manera funcionaria. Eran tus besos salados, tu piel morena como madera y tus ojos azules como el mar el hechizo que me entro como un sorbo de agua; casi hasta los pulmones.
Entonces no lo resolví, nada mas lo prometí; como quien se enamora con los ojos cerrados nada mas escuchando las olas lavar la arena. Entre todos los mares, llegaste al mio. No se cuanto tiempo mas quieras quedarte, no se si debería jugarme todas las cartas o dejar que te lleve la marea. Porque yo nunca en todo mi recorrido me he enamorado de un pez tropical, te dije. Tu sonreíste, apenas si hablabamos para seguir escuchando el mar, viendo las estrellas saludar y las palmeras moverse al compás del viento. Yo no pensé en ponerte en una pecera, ni privarte de tu libertad. Mas tu decidiste venir conmigo. Mi pecera era pequeña y tu no eras un pez de ciudad. Había demasiado cemento para sentir la tierra, mucho humo para respirar y me atrevería a decir que ninguna estrella entre el alumbrado publico que nos rodeaba como una fortaleza.
Quise liberarte, mas tu te quedaste entonces. Como si fueras un pez que nunca ha visto el mar, te decidiste quedar conmigo. Si alguna vez me quisiste se se fue con las infames burbujas que limpiaban tu pecera. Mi adorado pez no podía irse mas no quería quedarse. Y pasaron muchas noches en la que pudiste decirlo, mas no lo hiciste. Muchos días que pudimos hablar siquiera y lo dejaste pasar. Sin saber que esta vez no hay corriente que te lleve lejos de mi ni mar que te salve.
Yo te ame, pequeño pez de colores. Yo quise darte todos los mares juntos en una pecera porque yo creí que el querer era suficiente-, que el amor puede contra todos los pronósticos, que el orden natural no existe, que el agua salada era igual que la dulce. Yo estaba equivocada por intentarlo y tu al dejarme hacerlo. Yo te ame como ama una mujer enamorada y tu fuiste escurridizo como los peces cuando saltan fuera del agua. Ya no me lamento lo nuestro, mi pez … tan solo que ahora para mi eres ceviche.


Quisiera ser un pez
para tocar mi nariz en tu pecera
y hacer burbujas de amor, por donde quiera
ho, pasar la noche entera
mojado en ti, un pez
para bordar de corales tu cintura
y hacer siluetas de amor, bajo la luna
ho, saciar esta locura, mojado en ti
Juan Luis Guerra

    Archivos