Lineal

Octubre 15th, 2012
La energia de Olga era como una sol en miniatura. Su piel tenia esa carga electromagnetica que guardan las sonrisas y las buenas acciones, esa energía positiva que tenían las caritas felices. Por eso era extraño verla así, con las lagrimas asomandose por sus ventanas. Hace días que no topaba con la suerte de coincidir en la casa, parecian más compañeros de cuarto que esposos. Esos horarios nocturnos incompatibles con sus tiempo libre. Habia sido cualquier cosa, y ella aunque no lo admitiera sentia que habia sido su culpa. Lo habia dejado pasar. Como si ella lo hubiera empujado con las dos manos a las vias de aquel tren. Porque todo empezo a pequeña escala, con sorbitos tímidos de coquetería. Ella falto en sus noches y en sus días. Poco importa decir los motivos, ahora todo sonaba a excusa. Ella no estaba ahi para decirle buenos días. Ni para servir su cena y mirar juntos la televisión. Busca un responsable y sabe que es mil veces más sencillo pensar que fue su culpa. Olga no se imagina lejos de el. Aunque no se logre imaginar tampoco estar de nuevo muy cerca ni felices. Fue algo dramatico darse cuenta que Rodrigo tenia novia. Y no solo una novia, si no que estaba enamorado. Lo sabe por las arrugas de cerrar los ojos, si esta exageradamente feliz. Rodrigo no solo le habia fallado, si no que si estaba enamorado de ella, ya no lo estaba de Olga. Era claro, porque en algun momento del camino, estuvieron muy enamorados. La energia de Olga estaba por los suelos, Rodrigo no dejaba de llamarla y no tenia ningun lugar al cual llegar por la noche. Mientras espera el ultimo tren a Heredia, la traiciona la costumbre. -La falsa idea de que las cosas van a ser mejor, tan solo porque Rodrigo lo dice. Entonces recuerda su promesa – hasta que la muerte lo separe- en las buenas y en la malas- y el sol miniatura  de su piel morena parece una luna de hielo de tanta tristeza junta. -Rodrigo quiere solucionar las cosas, todo ha sido un evento lineal-  intenta repetirse para justificar la falta. -Que al fin de cuenta también es suya. La rendición es completa cuando por fin contesta el telefono y dice con voz comprensiva, como si no hubiera pasado nada: Los dos fallamos amor mío, hablemos, llego dentro de 20 minutos.

Nubarrón

Octubre 1st, 2012

Por todo el mundo viaje y tan solo quería estar en tu sillón. Quiero morir y ser aire, vivir en una nube y estar  en el cielo.. No tengo nada que perder porque todo esta ahí, esperando a que haga explosión. Todo el tiempo me pasa, mientras hago fila en el supermercado, cuando duermo me arropo con el reflejo de tus ojos negros. No me interesa este universo ni la eternidad de universos que hay en un parpadeo. A mi solo me interese recuperarte, sabiendo de antemano que eso ya no es posible.Es tu nombre, eres tu, todo lo que piensas, todo en lo que crees y en lo que no. Todo lo que hago es solo para traer de vuelta. Lo hago todo el tiempo. Si el cielo existe, es justo el lugar que estés tu. Donde quiera que sea eso.

Vale la pena buscarte en esta infinidad porque debajo de este pecho, adentro de estas costillas, cerca de mis pulmones, esta mi corazón latiendo al compás cosmico del tuyo. Algunas veces siento que no puedo más. La tentación de saber que todo puede terminar en un segundo. Entonces recuerdo que te prometi que iba a seguir. Y me permito llamar de nuevo a tu contestadora para oir por tres segundos tu voz.  Cuantos atardeceres más tendre que ver sin ti, cuantos días más seguiran para mi turno. Como hago para seguir el camino si se que no estas ahi adelante. Mientras camino arrastrando los pies, guardando conchas en mis bolsillos, se que aun no puedo parar de caminar. Por supuesto que puedo disimular, pero la procesión va por dentro. Y algunas veces que hay muchos días soleados seguidos, invento alguna nube gris. Entonces, tantas nubes se vuelven lluvia que va lavando con poco esta resignación. -Cada vez que veo una nube pienso en lo mucho que te extraño- desde que volaste sin escalas al cielo.

Tragedia Griega

Septiembre 19th, 2012

Yo guardo una historia de amor. Justo en la mesita de noche en la parte que dejo los aretes y esta el reloj despertador. Algunas veces se cae al suelo y guarda polvo, hasta que sale a relucir en algunas de esas conversaciones nostalgicas que tienen los necios.  He escrito tantas veces su nombre en la arena, como si estos dedos hayan sido creados para repetir infinitamente las letras de su nombre. He gastado irremediablemente el tiempo escribiendo y se ha convertido en mi palabra favorita. No solo me pasa cuando escribo, sus poderes se hacen evidentes con solo pronunciarla. Como un conjuro de luna que empieza en los labios y termina en la lengua. El es mi historia de amor, aunque solo sea una palabra.
 Hace tiempo que mi historia de amor se esfumo, porque las flores nocturnas no duran más que una noche. No conozco nada que dure para siempre… nada ni siquiera el dolor. Aveces la gente pregunta, y yo no se que responder. Nada más sucedió, no cuestione el destino cuando choco conmigo, no tengo que hacerlo ahora que la tragedia se lo ha llevado con sus hilos. La fatalidad y la felicidad son pájaros hermanos que corren por el cielo. Al menos yo lo tuve en mis manos,  solo para verlo desvanecerse. Después de la misa, después del funeral, los nueves días y los aniversarios, yo tengo la sensación de que decir su nombre me va a dar alguna respuesta. El tiempo hace nido en mi cabeza y cada vez se me hace más difícil recordar su voz. Daría cualquier cosa por oler de nuevo su camisa o besar sus labios de melocotón en almíbar. Yo guardo una historia de amor, que termina cada vez que leo su lapida y caigo en cuenta de que me estoy volviendo loca. No hay historia de amor, es tragedia griega pura.


1. Po-e-ma

Septiembre 10th, 2012
Soy una tonta. Pero es que me gustaban las palabras dulces, tanta azúcar daña los dientes, quien iba a decir que la fecha de caducidad era más pronto que la de un paquete de cereal abierto. Soy una tonta. Pero es que me emborrachaba de tus labios en cada beso y siempre queria el siguiente. Soy una tonta. Porque nunca me alcanzo el tiempo, y el reloj corría a ritmo de maratón -ya eran las 8 y como suele pasar, tenia que volver. Soy una tonta. Porque crei que tus manos eran llaves para todas mis puertas, que solo se ajustarian a mis senos y que en tu cama la unica mujer que dormía contigo era yo. Soy una tonta. Porque para mi el placer y el amor eran la misma cosa, como el amor y la amistad; -revuelva en partes iguales con agua y alcohol. Porque soy una tonta y tu eres otro tonto.
Te amo y todo pero no puedo seguir suspirando cada vez que leo alguna historia con tinte cursi. Te amo y todo pero ya no tenemos quince. Te amo y todo, pero no es suficiente llevar esta doble vida, donde a nadie engañan nuestras maltrechas excusas. Te amo y todo, pero no estas conmigo, no duermes en mi cama ni vives en mi casa. Te amo y todo pero odio no poder llegar nunca a ningun  lugar, siempre tengo que empujar con las dos manos para que las cosas sucedan. Te amo y todo, pero si dependiera de ti en alguna manera todo se arruinaría como un castillo de naipes en una tormenta tropical. Te amo y todo pero no solo de amor vive la gente. Te amo y todo, peor me da pena tener que justificar como si fueras un niño a medio criar. Te amo y todo, pero si de verdad me quieres te voy a pedir que cumplas es promesa desteñida que aun usas para lastimarme el ego. Vete por la puerta de emergencia, sin ningun drama y sin mirar atrás.

Entonces se caera mi dolor, como si fuera la piel de un tomate en agua hirviendo. Y yo morire de amor, te extrañare mucho pero lo superare. Alguien dice que tanta poesia cursi me esta volviendo tonta.
Puede ser…

A(mar)

Agosto 29th, 2012
Va cayendo todo,  como si se tratara de una gota de lluvia. Recorre su mejilla, resbala por su cuello, pasa corriendo por sus senos, descansa en su ombligo para bajar como un rio por sus piernas y llegar al mar que empieza en sus pies. Tantas gotas juntas forman un pequeño riachuelo que sale de sus ojos de agua. Se duerme, despierta y vuelve a sentir ese cuchillo en pecho. Tan adentro como una espina de limón tierna, porque al final del día le duele. Aunque sus lentes oscuros, sean muy oscuros y sus maquillaje a prueba de agua.  Me hace falta el muy hijueputa… dice en voz alta cuando esta sola.
Se guarda la nostalgia en el bolsillo mientras se despide sin decirlo. -Claro- se pensaban escribir a diario, sin embargo eso no sucede. El maratón de llamadas se vuelve absurdamente caro y en el skype casi nunca esta en verde. Nada más un día dejo de estar ahí y ella dejo de contarlo. No tuvo el valor de cortar con un cuchillo el hilo. Nada más soltaron los extremos y estaban muy lejos para notarlo. Entonces dejo de recordar su olor, sus abrazos, fue olvidando el tono de voz y hasta sus manos. Se fue borrando hasta hacerse algo genérico. El que se fue para Barcelona. Eso fue todo lo que quedo presente, el nombre de su rival.  Una ciudad pudo más que un par de tetas.
Asi como cuando deja de llover de a poquitos y se hace verano de golpe. Entonces aquellos ojos de agua, se secan. Vuelve a estar bien. No sabe en que momento sucede, nada más, un día dejo de doler. No hizo falta que un clavo sacara otro clavo, ni siquiera una despedida. Nada más, el que mucho se ausenta pronto deja de hacer falta. Tanta lluvia existió para ahora contar por centenas los arcoiris. Tanta agua sirvió para lavar esa tristeza percudida que tenia en los antebrazos, para limpiar esa necesidad de estar con alguien. Ahora esta tan limpia, ya el exceso se había quitado y como suele pasar con las plantas después de recibir agua y sol suficiente, estaba creciendo. Nuevas ideas,  como flores en su cabeza. Talvez es porque ahora ella entiende eso de enamorarse de un lugar… desde hace meses esta pensando nada más en nadar en Bali para ser una sirena filipina…

Cangreja

Agosto 15th, 2012
 
Se enredaron las ideas, como raices de mangle que se pierden en el  barro. Y sin verlo venir siquiera pensaste en mi y yo en ti. Me quede cerca de tus pestañas, corrí como una gota de sudor por tu espalda, dormí plácidamente en tu oreja, para nadar por tu torrente sanguíneo, todo eso lo hicimos a escondidas; yo también lo sentia. Jugabamos sobre la arena. Sin cartas ni fichas, solo con intensiones y una que otra mirada de cangrejitos…
Yo se que puedo seducirte y si huyes puedo correr muy rapido para alcanzarte. Entonces antes de que llegues a la espuma, entraría en tu caparazón, me haría un lugar entre tus tenazas y te robaría un beso. Entonces te harás el desentendido, para que ninguna técnica de seducción congrejil funcione. No me hablaras claro y eso tan solo me intrigara más. Jugamos al gato y al ratón, sin saber que mientras corremos entre laberintos subterráneos y latas vacías, se nos van cayendo las armaduras, los caparazones y las excusas. Me tomaste con tus tenazas y no quise estar en ningún otro lugar.
Estoy perdiendo, me volví vulnerable y ya no quiero jugar más.  Sueltame. Yo que me se las reglas de memoria, te prometo no decir nada; amarrarme la lengua y matar el juego, olvidar el secreto. Esta confusión la pondré en una botella que navega a la deriva. -Se enredaron las ideas, los roles, los juegos y las promesas… (las tuyas, las mías y hasta las nuestras)...El amor así romántico solo existe en las novelas de la tele. Piensa, mientras camina para atrás… como buena cangrena.

La Fille aux Yeux d’Or

Agosto 8th, 2012
Tengo que decirlo. Me atraganta esta angustia, tamaño gigante en la garganta. Estoy cansada de pretender y fingir, me volvi una actriz que se cree sus propia actuaciones. Esta nostalgia de querer hablar con la verdad y no poder mover los labios.  En algunos momento apropiados, donde el silencio reina y la calma se siente, me asalta el deseo de poner fin a mi locura. Entonces, prefiero tu calma. Aunque yo me pierda en el torbellino de pensamientos, tengo que aceptar las nubes negras en mi cabeza, yo las puse ahí. Perdonarme por ti y olvidarlo por los dos. Cerrar mis ojos que hablan sin querer y abrazarte, como siempre.
Aceptarlo, por aceptarlo es tirarme al vacio, sin ninguna garantía de que alguna vez vuelva a esta prisión de hielo. Quiero correr, pero me siento tan agusto en el sillón de la sala contigo. Quiero gritar, pero prefiero guardar silencio, estamos viendo tele. Quiero pedirte perdón, mil veces decirte que lo siento. Nunca más amor, fue algo aislado. Queme ese puente, olvide esos caminos. Borre cualquier prueba, pero la conciencia me tortura como un gusano ciego que se come cualquier cosa parecida a la felicidad. Me siento tan alejada de ti, porque mi corazón solo quiero darte un abrazo y compensarte. Fue un error, cualquier cosa.

Una noche que se me borro el anillo de compromiso, varios tequilas seguidos, fue cualquier cosa. Fue una parte que edite para que no salga en nuestra película, un secreto que no te puedo enseñar porque me apena. Quiereme así, con este silencio en el pecho y con todo el arrepentimiento del mundo en el corazón. –No volverá a pasar, no volverá a pasar-… piensa sin saber que tanto esfuerzo en intentar no decirlo, cuando alguien ya más lo hizo… pero el decidió obviarlo porque al igual que yo, la comodidad era un estorbo, era la lucha eterna por ser feliz. Al menos lo fuimos, -eso parece en las fotos que ponemos en el facebook en un intento descarado por aparentar… 

Tanto nadar

Agosto 1st, 2012

Estoy enferma, cansada y hastiada hasta más no poder de esto. Lo digo de la manera más impersonal e inapropiada que encuentro, lo digo para que esta tristeza venida a menos sirva de tijera definitiva de cualquier hilo que pueda quedar por ahí. Quiero ya no sentir nada, pero aun no encuentro algo que lo quite definitivamente. Todo es un alivio temporal, como una aspirina para el dolor de cabeza o una curita si se corta con papel filoso.  Quiero no sentir y eso termina siendo el detonante para expandirse en ondas hasta volverse olas gigantes que arrasan la playa.
Quiero que mi corazón olvide que no te quedaste conmigo. Que te fuiste sin despedirte, que no nos debemos nada. Todo esta dicho, todo esta perdonado. Yo solo te he pedido a cambio tu sinceridad, sin saber que cuando dejaban de ser dulces las palabras eran agrias como frijoles malos. Nos hicimos tanto daño que no quedo nada, un día se acabo la reserva, llegamos a fin de mes y no renovamos contrato. Eramos una tormenta tropical llamada “nosotros” sin pies ni cabeza pero con vientos destructivos y  besos adictivos. Ahora somos extraños, que tan relativo decir eso. Si nunca nos conocimos, siempre éramos nosotros en una versión “mejorada”. Nuestros egos luchando con falsas promesas, un espejo demasiado distorsionado del amor y un cuento que se quedo en las estanterías aun siendo ejemplar gratuito. Esto, aquello, cualquier cosa.
Lo único que me consuela, es que no es la primera vez. Porque el tiempo todo lo cura, hasta esto, lo que quiera que sea. Le pongo agua de sal a las cenizas, me escondo en un millón de atardeceres y duermo acurrucada en la arena viendo las olas venir por lo que alguna vez escribiste en la arena…-Tanto nadar para morir en la orilla-… 

Maracuya

Julio 18th, 2012

Mientras esperaba su turno en aquella sala de espera, mira por la ventana que da a la calle principal. Desde ahí puede ver el parque donde la esperaba Rodrigo. La ironía es un pájaro que siempre se posa en cualquier ventana que mire. Hace días que estaba en una eterna sala de espera, donde quiera que estuviera; quizás porque la espera la tenia por dentro como si se hubiera tragado un reloj de arena y sus manos abrazaban su cintura y el tiempo se escurría entre sus senos y su panza. Cuando terminaba de caer, se daba vuelta y así era el ciclo. –Es algo temporal, nada dura para siempre. Pero no puede negar que esa compañía inesperada que crece mientras espera una fecha en el calendario, hace más fácil el movimiento del reloj de arena imaginario, que se da vuelta de sus senos y panza. Mientras crece una persona como  si fuera una enredadera de maracuyas y ella no es más que una maceta redonda.
Después de que la pesan, le ponen un monitor para escuchar los latidos, termina el ultrasonido y responde varias preguntas genéricas; el doctor la nota decaída. Le pregunta por su estado de animo y sin hacerse de rogar le habla como si fuera un amigo. Hace días nadie le pregunta como se siente, esta tan sola y eso que tiene a una persona dentro. -Estoy triste – Necesitaba sacarlo de adentro… por que si no lo decía, le carcomía como herrumbré a las vigas del puente. Se apena porque el comentario  suena más a niña de quince que a mujer embarazada. Y esta triste porque esta mal enamorada, es evidente.
Se asomaron grandes lagrimas a sus ojos de tierra mojada y agrego: – se que no es el momento, y que no tengo que alterarme doctor, pero así me siento. El doctor le receta caminar para distraerse y descansar porque aun falta tiempo para la fecha, que tome té de hierbas antes de dormir, le explica de nuevo que todo es un proceso hormonal y que hable con su pareja para que la apoye. Le estrecha la mano en la puerta del consultorio. Sale más tranquila, pero la espera continua. Mientras baja las escaleras se le ocurre que quizás lo que siente es  la montaña rusa de emociones con todas las preguntas que se hace cada vez que el reloj vuelve a empezar. De todas las preguntas hay una en particular… porque el imbécil Rodrigo no me devuelve la llamada? es que cree que los maracuyas nacen solos en las macetas redondas? 


Mirame

Julio 2nd, 2012

Yo te conozco. Puedo leer esos ojos cada vez que se reflejan en los míos. Cuantos atardeceres mire en el reflejo de tus ojos, cuantas veces dijiste cosas dulces y siempre con color de ciertas, porque no mentías, al menos eso pensaba. No me he podido quedar otro atardecer más. Ahora tan solo es un recuerdo, no se en que momento nos enamoramos, así como no se cuando dejamos de verlo. Puede ser cualquier cosa, abejones borrachos que chocan, hojas de palmera seca que se tocan cuando caen al suelo. Si tan solo se, que te conocía. Porque leía tus ojos, nuestro idioma tan extraterrestre que nadie mas en todo el universo entendía.

Era nuestro súper poder, no necesitábamos más que vernos. Podia haber mucho en medio, pero yo te entendía y creí que tu también lo hacías. Y uno nunca sabe hasta cuando, pueden durar los súper poderes. Uno nada más no entiende hasta cuando va a poder mirarse y entenderse.Yo te conozco y por eso me duele leer tus ojos. Porque aunque no lo digas, se que esto no va a seguir. Nunca hemos hablado ningún idioma conocido, no hay palabras que sirvan de puente. Estamos tan lejos de vernos, y las palabras se vuelven tan vacías. No puedo plasmarlo, tendría que inventar palabras, traducir miradas. Como escribir algo que no se siente. No tengo metáforas validas para hacerme entender por los demás. Se acabo la magia, me dicen tus ojos marrones cada vez que intentas hacer volver aquel interés. Caminamos la playa de regreso y una nube negra nos sigue. Las despedidas son tristes, pero para que algo empiece es preciso que muera. Y como yo te conozco, tanto, se que no es justo retener esos ojos a mi lado. Porque nuevamente te brillan, como cuando me conociste aquella noche. El único detalle es que ya no lo hacen por mi, me esquivan, me evitan y me miran sin querer con la nostalgia de un adiós que escribimos sin querer en la arena, cuando caminando de regreso se hace evidente que nuestras huellas siempre estuvieron demasiado lejos. Lo suficiente para verse de lejos, pero ni remotamente cerca para tocarse.

si vas a tener los ojos abiertos,
entonces enciende la luz

    Archivos