Oído

junio 29th, 2013
Escuchame. Dejame contarte todo lo que ha pasado, para que decidas por ti mismo que hacer. Es muy fácil eso de remendar con una excusa y ganar un par de meses. Pero yo no quiero ganar tiempo ni arreglar esto con cinta adhesiva. Yo no quiero eso, pero te quiero a ti.
Nos susurramos tantas cosas y uno asume, que no se surruran mentiras. No, si de verdad me quieres. Pero nuestras mentiras eran tan claras como un medio día, lo repetiamos viendonos a los ojos, pegando la punta de la nariz, abrazados como sueteres enredados en la secadora. Enamorados de nuestras mentiras y de la compañía, sonaban tan bien, como música clásica. Canciones de tarde que daban ganas de mover los pies para seguir el ritmo. Y yo me enamore de tu tono de voz y de absolutamente todas tus ideas. No era cierto todo, pero siempre tenias mi corazón y mi oido a disposición.
Escuchame. Dame toda la atención. Se que te engañan tus ojos, mi amor la gente miente. No es cierto lo que dicen. Tienes que cerrar los ojos y escuchar de nuevo la música clásica de las mil promesas que nos hicimos al oído. Yo no te falle, si aún te amo como una tonta. Aunque ahora tengas oidos sordos a mis palabras. Entonces con mis manos te hago un corazón y te mando miles de besos, en algún lado esta sonando nuestra canción, la misma melodia y acordes perfectos. La única canción que no termina, si no que se repite mil veces. Anda mi amor  somos nosotros, rescatame de este silencio que se confunde en sirenas de ambulancias y gritos de vendedores porque me haces falta, como una sombrilla en un aguacero. Anda mi amor, amame de nuevo,  cree mis promesas y cierra los ojos, que lo evidente, no es verdad. Entonces duda de lo que vieron sus ojos. Ella le susurra -Te amo… una vez más, nada que hacer. “Pobrecito, siempre le endulza la oreja”

Frank

junio 28th, 2013

Llegas tarde. Después de desembarcar, con la barba de tres semanas y el cuerpo salado de soledad. No te esperaba todavía, que linda sorpresa. Me levantas de un beso. No medias palabra, en la oscuridad de media noche, tan solo adivino que eres tú. Tu olor tan rico, me parecen flores de manzanas verdes con agua de sal. Se siente en toda la casa, con la misma fuerza de un desinfectante de los caros, si no se diluyen en agua.

Nos acurrucamos como ropa sucia, sin saber donde empiezas tu y donde termino yo. Tus brazos son mi almohada favorita mientras que tus labios cuidan mi cuello. De nuestra respiración se hacen olas, que caen sin prisa en nuestra playa. Debajo de las cobijas, con el mar en calma y la noche oscura, hablamos de cualquier cosa mientras nos vamos quedando dormidos. Es dificil recordar que es la excepción y no la regla esto de dormir en nuestra cama. Nos amamos en medio de la calma y la tempestad, como marineros enamorados. Somos seres cíclicos, que suben y bajan mil veces. Con tantas corrientes que nos unen y al mismo tiempo nos separan. La constancia de la marea no sabe de distancias y excusas, yo nada más se que vale la pena, cada vez que llegas, Cierro los ojos para dormir rendida. Será solo dormir, porque soñar contigo por estos días en tierra firme, lo hago con los ojos abiertos.

Angie

mayo 20th, 2013
Yo me tire al agua por vos. Me tire de cabeza, cuando bastaba entrar caminando. En la orilla apenas si llegaba el nivel a los tobillos. Pero no sé medir, nada más me lance, di un salto como acostumbro hacer con las piernas juntas para impulsarme y el corazón entero. Hay que medir, hay que esperar a que las cosas fluyan como un río que baja al mar. Para cumplir lo que se promete, lo minimo que sea. Se salta al agua o no se salta. Claro hay niveles y maneras de entrar, pero siempre será igual salir.
Puede ser un charco de lluvia o un oceano tan profundo. Salte por vos, porque solo así se entrar al agua. Claro hay piedras, corales y conchas, me lastimo mucho más de lo que debería. Me entrego como si tuviera el corazón de hule. Después de caer me sumergo sin saber hasta cuando, sin siquiera esperar a verte en el agua. Aguantemos la respiración que esto solo durara un parpadeo. Lo lindo durará menos que el abrir y cerrar de alas de una mariposa. Será tan poco y tan insignificante, que se perderá en las ondas necias de tirar piedras al fondo. Tan predecible será el fracaso, que termino perdiendo las burbujas, no aguanto más la respiración. Que bruta, me tire de cabeza por vos. Mientras que solo metiste la punta del pie. El agua estaba tan fría, pero uno si se tira de cabeza no calcula. Solo siente, todo de un golpe. Sin más motivación que un salto al vacio. En ese momento no me importo y aún ahora no me importa.  Me acostumbre a nadar en esta soledad que fluye como un río al mar.- No calcule, fui mala en matemática, tu entenderás muchos golpes seguidos en la cabeza-

No me dejes de querer

mayo 13th, 2013
Llegas en medio de la noche, deslizandote como una sombra en la oscuridad. Llevas los zapatos en la mano y con un silencio magistral abres la puerta principal. De puntillas y cerca de la pared entras más como un fantasma, que como un borracho. Yo te espero, con los ojos abiertos, aunque mis parpados esten cerrados. Ultimamente jugamos así. Me hago la dormida y tu te haces el sobrio. Te acurrucas conmigo, aún con el olor de tabaco en la camisa y el sudor seco en la frente. Me abrazas de la cintura y tomas mi cabello de almohada. Me hueles, como si mi tristeza fuera tan dulce como la crema de vainilla que tanto te gustaba. Como sabes que estoy despierta como un buho, me susurras que lo sientes. Uno la mano que esta en mi espalda con la que rodea mi cintura, entonces me abrazas. Comodos no estamos, apuesto que se te duerme la mano en 5 minutos. Pero ultimamente así es como te puedo tener en mi cama, diciendo que lo sientes y que no volverá a pasar. Este amor de setiembre no es más que un atardecer apunto de morir.  Cuanto más durará el encanto, si hace rato esta encendida la luz de la batería. – No me dejes de querer, te respondo cuando se que estas dormido. Esa necesidad de un abrazo antes de dormir, me deja aguantar cualquier cosa. No hay droga en el mundo más poderosa que el miedo a no tenerte. Que importan estos juegos mentales y enredos de espaguetis, si al final de la noche me quieres lo suficiente como para volver a casa.

Cortada de Papel

abril 3rd, 2013
El sentimiento exploto como una piñata con confeti. No quedaron más que pedazos por el suelo y como contener el rio de mocos, lagrimas y excusas que cayeron en balde. La ilusión que no salia jamás de sus labios, salio como una granada en onda expansiva cuando ya no habia vuelta en hoja. Era tanto el dolor que se escurria en las paredes como una sandia reventada. El dolor puro se calmo despues de algun tiempo. La tristeza se sento en el suelo y le acaricio la cabeza hasta que se quedo dormida. Aprendio a olvidar y amar a la distancia la idea que nunca fue. Abandono su deseo de amar y el sueño, como un par de zapatos que ya no le quedan. Camino descalza de regreso.
Queria salir a buscarlo, caminar de nuevo de su mano, dormir en su cama y darle un beso de buenas noches. No queria nada más en el mundo, solo por su deseo inexperto nunca florecio la suerte. Porque creer que la felicidad estaba al lado del niño, era dejar su felicidad propia a la deriva. No eran más que niños que jugaban a perderse en otros labios y olvidarse de mentirillas, bastaba un par de miradas para regresar con la misma promesa. Nosotros creiamos en el siempre que se borraba con la misma facilidad de tiza en la acera y que el nunca no duraba más que tres días. Nos caimos de cabeza y rodamos hasta rasparnos los codos, la barbilla y las rodillas. Teniamos mucha velocidad, ninguna trayectoria y veinte años cumplidos. –Mi amor, te deseo lo mejor del mundo

Quietos

marzo 11th, 2013
Voy con todo. Se sueltan todas las amarras y dejo de tener miedo de golpe. No me interesa perderte porque no eres mío. Ni me interesa el rumbo colectivo. Somos lineas paralelas que tan solo se miran, como meteoritos que corren a la misma velocidad. Es complicado esto de ir y venir. Quizas es más facil seguir haciendo lo mismo, plantando minas personales como si se tratara de margaritas. Es más fácil tener miedo y escudarse en ser un pájaro de mal agüero.
Quiero lavar con agua de sal, toda la tristeza del pasado. Le doy vuelta al forro reversible que tienen los corazones. Vuelvo a creer en los atardeceres. Me acostumbro poco a poco a verte. Como un gato que llega para que lo mimen y despues de comer atún se va. Cada vez me gusta más tus mimos, es dificil no querer acostumbrarse. Entonces un día cualquiera, no hace falta las barreras. La intensidad  que podía evaporar todo el mar en una nube, da paso a un viento húmedo que mueve las hamacas. Todo el universo nos envuelve de golpe, por solo un momento. Me entrego a la incertidumbre, a la magia de lo incierto. A dejar de hacer preguntas. Me entrego a este amor que no cree en apegos innecesarios. Sin punto de comparación, sin tiempo de salida ni meta de llegada. Solo buenas intensiones, sin promesas exageradas ni hilos finos. Los demás están demás, no hay que pensar más. 
-Dejemonos ir, como nubes naranjas que se miran con media sonrisa en algún atardecer de verano. Quedate quieta, que después del atardecer vienen las estrellas. 

Control

marzo 4th, 2013
Yo quiero tener el control. Dice el ego.
Quiero ser la dueña absoluta de tus labios. A mi no me interesa que le hables a todas las mujeres del mundo, claro soy una persona bastante racional le puedes escribir lo que quieras. Pero tus labios los quiero para mi. No creo que sea mucho pedir, que tus labios solo jueguen con lo míos. Y que todos los besos que te doy, sean suficientes. Si quieres más, puedo duplicar la cantidad cuando gustes.
Puedes irte todo el tiempo que quieras, pero a mi me dejas tus labios para estar tranquila. Claro, podes salir sin boca, recorrer el mundo mudo y hablar con señas. Y por supuesto disfrutalo mucho amor mío,  no soy nada celosa . He pensado incluso que puedo compartir tus labios, -no es cierto no lo he pensado. Pero aún así, siendo para mi no negociable eso de compartir, tengo que aguantarme. Hacerme la desentendida y confiar en que te quedes con mis labios sinceros. No quiero andar por ahi, buscando otros labios para comparaciones ni para travesuras. 
Pero se que no tengo el control, es miedo puro. Cada ladrón juzga por su condición y tengo miedo de que si pruebas otros labios te gusten más, como si fuera un nuevo sabor de helado. Prefiero tener valentía y dejar que uses tus labios con quien quieras. El control no es más una sabotaje de los baratos. Por eso, le doy libertad absoluta a tus labios y valentía a mi corazón, freno a mi ego y una palmada en la espalda a mi madurez. Creo por primera vez, que confiar es el camino correcto.

Calendario

enero 30th, 2013
No estoy disponible, te digo entre lineas. He aprendido de la mejor manera de tener tu atención, es simplemente escondiendo la mía. Funciona fácil esto del romance, como una formula matemática básica.
Y la pregunta del millón, cuando? Pues cuando yo quiera. La conexión esta presente, pero unas cuantas miradas de cangrejo no ameritan de ninguna manera el más minimo cambio en mi calendario. Entonces mientras con toda la frialdad de un cubito de hielo en la Patagonia te digo que quizás el lunes. Me doy cuenta de que me he convertido en lo que alguna vez critique. Podrías jugarte la misma carta, pero a vos te gusta ser dulce y cordial. Tanta dulzura no basta para derretirme, pero si para que cuando tenga espacio en mi calendario y se me antoje verte lo haga.
La reincidencia hace evidente que por mucho eres mi favorito, más no la única opción del menú disponible. No me exijas, no me bloquees y no me hagas cambiar. No me interesa más que la portada. Ahorremonos preguntas y reíamos de cualquier cosa cada vez que nos veamos por ahí. Que diferencia más abismal han marcado las vueltas de los calendarios. Antes, ahora, mañana, nunca… le hago rayones al calendario. No sabré nunca si te quiero o si me convienes, porque al final amores tan grandes se disuelven con agua como una tabcin y salidas de fines de semana que se acumulan con el juego de estar “no disponible” me funcionan más. Algunas noches creo que me podría encariñar, sin embargo no dura la intensión más que una noche. Mientras desayunamos y hablamos del clima me doy cuenta lo aburrido que estar en una relación monógama. Y algunas veces, solo algunas veces quisiera estar así de aburrida contigo, mirando las hojas pasar y escribiendo días juntos, claro lo digo desde el mismo centro de mi corazoncito de lava que tiene un abrigo de hielo.

Divorcio

enero 23rd, 2013
Dame con todo. Rompe en mil pedazos las promesas como si fueran jarrones de los feos. Me va a dolor como si fueran jarrones de los caros, pero bueno tu quieres hacerlo hace rato. No tienes que dejar ni un solo fragmento, tienes que quebrarlo hasta hacerlo polvo. Yo que siempre pense tantas ideas preconcevidas y poco convenientes del amor, pensé que tan solo ibamos a durar la eternidad juntos. Claro pues hasta en el cielo pensé que nos ibamos a encontrar.
Ha sido un divorcio de lo que pensé que eramos y de lo que somos. La realidad se enojo con la fantasía, el aburrimiento llego a calmar los animos y la intimidad de mejores amigos se gasto como un frasco de mayonesa. Que cansado esto de terminar definitivamente. La ilusión de la boda y todo este enredo no es más que una burla grabada en dvd. Quisiera volver a ser aquella chica de vestido blanco y ramo rojo que baila vals con un caballero de traje entero. Sin embargo no somos nosotros aquellos chicos. Estamos tan lejos de ese amor que me juraste debajo de las estrellas, esas promesas que nadie recuerda, son tan vacias como latas de aluminio esperando el reciclaje. Por eso, dame con todo. Todo lo que tengas, porque yo se que puedes tirar al suelo todos los jarrones del mundo pero ya nada puede solucionarlo. Nada puede arreglarlo esta vez. Nos gastamos las oportunidades muy rápido. Esta vez no hay ni queque, ni vestido blanco ni champagne, pero por suerte esta vez es la definitiva. Dame con todo, que a mi ya nada me interesa, ya firme- le dice al otrora hombre de su vida por mensaje de texto. 

Luna Llena

diciembre 19th, 2012
Un día me encontre con tus ojos verdes, sin aviso previo. Como una bengala que se enciende para dar la luz de emergencia. Asi me empece a hundir de a poquitos, sin saberlo el iceberg que se asomaba en su timida sonrisa habia abierto el caparazón. Y tan solo era el comienzo del fin. Tu sabes Dios mío que las cosas no son como yo quisiera, ni como deberian ser. Sin embargo no me puedo quejar. He sido amiga de la luna cuando camino regreso a casa. Algunas veces camino con los tacones en la mano, por debajo de las palmas saltando charcos como un sapo.
He tomado tantas decisiones incorrectas que perdí el rumbo, oh Dios mio he perdido el norte. Ya no se para donde voy y aqui estoy esperando el bus a ningun lugar. Con la ficha de espera en una ventanilla de Migración y Extranjeria. Hasta que encontre esos ojos verdes que me hablaban de otra vida, otro destino. Y yo pense que era la definitiva. Cai en sus redes como un pez borracho. No tienes que cambiar lo que ya esta hecho, dame aceptación pura y llana aceptación. Esos ojos tan verdes, no eran más que una ironía. Tanto que te pedi Dios mío el milagro que me canse de esperar. Y con el primero que dijo vamonos, me fui. Entonces la luna me despidio con un pañuelito, mientras el carro se iba a toda velocidad por el camino de regreso. Ya no quedaba nada en mi, ni siquiera un suspiro.
    Archivos