Almohadon

Marzo 25th, 2013
Este no es el final. Es el comienzo. Yo prometo no soltarte de la mano, ni aunque nos encontremos mil postes de luz seguido. Se que no es la primera vez que te prometo algo, algunas veces no he cumplido y otras lo he olvidado por completo. Pero tu entiendes, que prometo con la intensión de cumplirlo a cabalidad. Porque quiero tantas cosas contigo, que mi lengua no hace caso a mis posibilidades. Porque cuando miro las estrellas, quiero oir tu voz hablando de constelaciones. Por eso, caigo en prometerte mil cosas, absurdas o posibles, cualquier cosa. Y tu que entiendes, tu que me miras con visión de rayos x. Que me desarmas como un rompecabezas de los fáciles y sabes que lo nuestro no es consumirnos como fuego, si no durar como cuando uno cocina frijoles sin tener prisa.

Yo se que te quiero, mucho. Pero no se para que. Para que te dibujo mil promesas, te miento si me conviene y te digo la verdad a medias si hace que te quedes. Tu cuerpo un mi almohadón. Tu piel es de agua y tengo tanta sed, que te tomaria de un solo sorbo. Quedate aunque no sea tan sincero mi amor, aunque tenga anclas por abrazos y sal en la punta de las venas. Quedate aunque tenga miedo de que me dejes de querer.  Dejame cerrarte los ojos a besos, jurarte amor debajo de las estrellas, morderte la boca como una fresa madura y dormir contigo hasta que nos despierte el sol. Ella sabe entender mis lagunas mentales, mis mentiras de niño y mi mala memoria. Nos entendemos tan bien, una pareja normal de almohadones…

No sere una mujer perfecta de las que volteas al ver pasar 
no sere alta y maravillosa pero se lo que puedo hacer 
no sabre andar como una princesa ni vivir como en alta sociedad 
y no se engañar a tu corazon pero se que te puedo hacer 
feliz… Julieta V.

Motivo

Enero 9th, 2013
Que no quede nada adentro de mi. Quiero diluirme con el mar, para  limpiarme con agua y sal; que se extinga para siempre cualquier chispa que no se haya resignado a ser ceniza. Si uno desea  estar lleno, pues yo deseo estar vacía. Para que no quede nada ni bueno ni malo. Cambiar desde la raíz y seguir siempre siendo esencialmente yo.
Tambien me gustaria que existiera la manera en la que no tuviera que soltarlo de las dos manos. Para siempre era mucho tiempo, pero tenia que tomar la desición y mantenerla, a como diera lugar. Me tentaba cambiar de opinión. pero si lo hacia tan solo un segundo se iban a formar pequeñas grietas en la pecera. Y antes de lo esperado, con el tiempo correcto y los segundos acumulados se iba a crear una duda tan grande. Que irremediablemente lo iba a extrañar, porque los sentimientos no se racionalizan. Por suerte el tiempo jugaba a mi favor y cada día borraba con sol las marcas de lasntintas de todo lo que alguna vez se escribimos, con tiza en la acera. Muy pronto la sustitución logica de presente por pasado se dio de forma natural. Antes de lo esperado el agua que entro como un rio al mar, salio por los conductos lagrimales, gota por gota. Se quedo sola, se quedo desnuda, se quedo sin agua de sal por dentro. Se quedo vacia, se quedo sin miedo, se quedo limpia: feliz de que valiera la pena soltar la orilla y nadar mar adentro. Aveces mira atrás sabiendo que siempre tendrán una sucesión de noches de verano en donde dormidos en su hamaca hicieron planes contando estrellas fugaces. Se perdona haber sido crédula y algunas veces mientras nada en la misma oscuridad, se perdona recordar el sentimiento porque le deja esa sonrisa en los labios. Tan bello que es el amor cuando esta nuevo y limpio, murmura debajo de alguna constelación la está esperando el motivo por el cual no se cumplieron nunca las promesas de la hamaca. El motivo que hace que todo valga la pena… al menos por el momento.

Puente

Enero 7th, 2013
Mis sonrisas son inspiradas por ti. Aunque no lo acepte ni lo cuestione, así es. Porque gracias a ti, late mi corazón completo. Y toda esa dualidad de bien y mal, no son más que una moneda de 100 que da vueltas como un trompo de madera. Aveces creo que puedo aguantarme, a tan solo estar aquí. La distancia viene y va, pero yo estoy aca para ti. No te das cuenta de mis miradas y si lo haces tienes la delicadeza de no hacerlo evidente. Siempre me has permitido hacer puentes y cruzar puertas. Aunque haya pasado varias lunas llenas y hayas encontrado a otra persona, no puedo dejar que eso me afecte. Igual te amo, no cambia nada. Quiero que seas feliz, conmigo o sin mi. 
A mi no me interesa recuperarte ni tener tu atención de nuevo, yo con solo mirarte y un par de casualidades me es suficiente. Los demás pueden extrañarse de mi actitud tan casual, es cierto que ya no puedo cruzar puentes ni abrir puertas. Pero puedo verte, aveces. Las casualidades son llaves y vigas que guardo por si algún día llega el día. Lo espero en secreto, sin la menor intensión de sabotear las cosas. Nada más estoy en el banco de suplentes, porque prefiero ser tu opción a jugar de titular en cualquier otro equipo. Sigo construyendo puentes, cada vez que te miro. Aunque no haya más que vacio, en la minima posibilidad de que alguna vez te decidas a atravesarlos. Yo lo unico que tengo es la ilusión. Un par de miradas son suficientes, te amo, pienso en la manera de que esto no suene a excusa pobre de mujer perdidamente enamorada. Es que lo amo, por eso lo hago. – Pero tanto esfuerzo haciendo puentes de varilla y concreto para cruzar abismos absurdos, cuando el pobre desgraciado lo que queria era ir subir al cielo como un cohete espacial. Yo les hice puentes a quien ocupaba una escalera. 

Media

Diciembre 26th, 2012

Yo era la media derecha y vos la media izquierda. Un hecho cierto, tanto como los hilos sueltos que se toman de las manos dando vueltas en la secadora. Partiendo del hecho que siempre seremos izquierda y derecha, no se cuanto tiempo más podre esperarte acá. Estoy en el mismo lugar en que me dejaste, en relaciones que no van a ningun lugar y sin mayor cambio notorio que el cambio de año en los calendario de la pared. Me he quedado esperando, como si tuvieramos algo a que volver. Si todo se ha mojado, como un castillo de papel, que quedo hecho pure despues de mil aguaceros. Y aun así, sabiendo que no hay manera de antemano, secretamente pienso alguna excusa a medias. Tan solo para derribarla con un soplido. Mi versión mental de deshojar margaritas.

Yo quisiera poder despertarme un día sin que seas el punto de comparación. Porque es algo tonto, querer alejarme de ti pero esperar paciente a que un día cualquiera regreses. Camino lento por si me quieres alcanzar, y constantemente miro sobre el hombro por si andas cerca, esperarte.  Ya un “lo siento” no es suficiente, ya no puedo darme el lujo de desconectar mi cabeza para rodar por tu cama. Pasa el tiempo, y algunas veces se me olvida el orden. Quien era derecha y quien izquierda?.  Estuvimos alguna vez enamorados? o todo fue una sucesión de imagenes contrapuestas, música de elevador, conversaciones que hacian juego con atardeceres y caer en cuenta que por primera vez, me entregue con un lazo de regalo. Caminar lento es quizas lo mejor que puedo hacer, porque cada dia que pasa y se que no vienes por mi es un recordatorio de que hasta las medias calcetas se pueden perder por siempre
Mi media naranja
la hicieron jugo,
mis medias calcetas
se hicieron pelusa
y mi media luna
cuando paso el tiempo
se hizo completa 🙂

Recortes

Noviembre 14th, 2012
Yo me sali de las lineas. Se me borraron muy fácil, como la tinta se pega a los dedos. Entonces corte la tela, sin seguir lineas ni indicaciones. No podia equivocarme y lo hice. No habian segundas oportunidades en el kit de costura. Yo no pense en cuidarme los dedos, para que quiero un dedal. Pense entonces, sin saber que algún día tendría que empezar de nuevo. -Más vale malo conocido, que bueno por conocer.
No sabia coser hasta que me vi en la necesidad de hacerlo. No quedo como esperaba. Los hilos salidos, las costuras a la mitad y los botones sueltos. Yo me sali de los patrones porque crei que no los necesitaba, que cualquier cosa podriamos superar. Porque supuse que la distancia  se lavaba con agua de jabón y que el tiempo no era más que un ovillo de hilo que podia esperarnos. Entre recortes de tiempos mejores y varios años de ser amigos, yo me entregue a ti, como una costurera a las telas.
Te ame mucho, esperando que las distancias se cortaran con cartas cortas, las excusas eran muy frecuentes y los besos casi siempre eran de despedida. Porque a mi el tiempo siempre se me iba muy despacio y muy rapido, como cuando uno cose en maquina. Te ame porque siempre me dejaste crear sin pensar en la funcionalidad de las cosas, porque tus ojos siempre encontraron mis ojos y cuando necesite aprobación, sin más que decir, me la diste como un paquete de tela nueva. Te ame porque teniamos gustos muy iguales y corazones que se entendían como viejos amigos. Porque esos brazos tan largos, para los que  cosí tantos abrigos y ese cuello tan hermoso para el que teji tantas bufandas, eran de mi modelo favorito. Y aun hoy, hace falta cerrar un poco los ojos para verte ahí lleno de alfileres y con lineas de tiza esperando costuras.
Yo solo puedo darte recortes, ya no hay tela que cortar. Los alfileres, botones y tizas estan guardados en la gaveta. El modelo esta con otra costurera y yo que no pense nunca en dejarte atrás, lo hago mientras bordo un hasta luego en mi almohada. 

Confianza

Octubre 31st, 2012
Me dices tantas cosas y yo no creo ninguna. Te conozco tan bien, que no puedes engañarme ni enredarme con esas historias que se ponen en las muñecas y atan mucho más tiempo del que deberían. Tanta dulzura y galantería no son más que algún reflejo de tiempos mejores, donde yo no solo te amaba si no que te creia profundamente. Algunas veces llegamos al momento de que siento que tenemos que ceder para que el barco no se vaya a flote. Nos alejamos un tiempo, con la excusa de ser mejor amigos. Amigos que duermen juntos. Amigos que no soportar el compromiso y se escudan en ser amigos.
Sin querer volvemos a la normalidad, a tus mismas mentiras lineales y corbatas circulares. Mientras me maquillo las ojeras pienso en nosotros y  el sentimiento de que no es suficiente, de que ya no es suficiente, de que esto ha pasado mil veces y va a pasar mil más. Sin desearlo, la resignación va mejor con las cortinas de la sala. Y yo no creo nada de lo que dices, quiero hacerlo. A mi no me engañas, yo se lo que haces y te dejo hacerlo. Me toca hacerme la desentendida, porque cuando hablamos nada más no nos entendemos. Tu sinceridad es afilar la lengua y apuntar con una pistola de argumentos, cualquier cosa que te diga. Habla menos y diga más. Piensa menos y calla más. Hagamos la pantomina de un falso esfuerzo, lo mínimo para que más. Quieres que me abra el pecho con un cubierto, pero yo soy reservada. Sin que sepas mis sentimientos en estado puro, es más fácil jugarme la carta de ser solo amigos. Amigos que se enredan y no van a ningun lado. Amigos que duermen con otros amigos. Amigos que no se creen ni una letra pero se extrañan. Amigos que no pueden estar juntos, pero no saben estar separados. Amigos que no tienen que definir nada ni dar explicaciones. Esas relaciones de gente grande que hay que ser muy tarados para creer que van a llegar a algún otro lugar que no sea este mierdero.


Escribir

Octubre 22nd, 2012
A mi me encanta leerte. Adoro cuando se abre alguna ventana que diga: “hola”. Aunque sea para cualquier cosa. No puedo evitar que despierte mi interés.. claro yo puedo ser tan cordial como tu. Guardarme la intensidad para escojer bombillos y ser tan amable como un yerbera rosada. Pero me gusta leerte, porque se hace evidente que me gustas. No puedo explicar porque nuestras conversaciones, son jeroglíficos en las nubes de los atardeceres. No tengo que buscar palabras, es un sentimiento. Basta con provocarlo. No me provoca hablar, solo sentirte. Para mi la maravilla es leerte cuando estamos lejos y si tengo la dicha de verte, guardar las palabras  para luego, mientras las estrellas fugaces se enredan en la hamaca. Para que decir lo que es evidente. Las palabras se las lleva el viento con un soplido, pero las letras se impregnan en la carne. Se que no deberia, no puedo, no quiero, no es correcto y todo ese tipo de cosas que se dicen de la boca para afuera, pero uno nunca realmente obedece. 
Por eso cuando estamos juntos hablan nuestras costillas si nos abrazamos o nuestros labios en un beso. Yo realmente amo tu silencio, donde la respiración se hace un mar de aire y tus ojos marrones tan hermosos se miran en mis ojos. Todo el universo queda en silencio, porque no hay nada más que decir, si tus brazos me sostienen. Tan solo de escribir, con la punta de los dedos sobre la arena, cuanto te quiero. Vamos a la luna ida y vuelta. Y cuando sea tiempo de marchar, usemos las letras para tratar de decir lo que no decimos, cada vez que nos vemos y hablan tan solo nuestros corazones. Escribanos más seguido lindo…

Superficie

Octubre 10th, 2012
Por encima, tienes esa corteza de queque dulce que convida perfectamente con el café de la tarde. Tanta dulzura no es más que el envoltorio, papel de regalo que se rompe con poco esfuerzo. A todos los podes llevar encantados, pegando las narices al suelo y creyendo obras y bondades de las mil maravillas que dices. Que eso es tan solo la  superficie.
Yo me conozco de memoria todas tus cicatrices, hace falta tan solo que te vea para que te lea entre lineas perfectamente. Yo sigo pensando que aun cuando no lo intentas, te ves terriblemente bien. Creo que inclusive puedo saber que quieres sin que lo digas. A mi la corteza, no me gusta. Esconde por completo, toda tu alma multicolor. Los peces se besan, lo se porque cuento sus burbujas de corazones que suben celosas hasta el cielo.
En el fondo de agua fría, habitan miles de algas existenciales e ideas pequeñitas, como fragmentos de roca. La dulzura de corteza, no es mucho comparada a todas las dimensiones existentes. Que bien lo decia Borgues, uno se da cuenta que esta enamorado cuando se da cuenta que la otra persona es única. Y yo que conozco la superficie a la perfección y muy poco del interior, nada más quiero ponerme las patas de ranas y que me lleves de la mano. No es necesario ser perfecto, basta con que seas tu. Bajo el sol, bajo el mar, en el abismo más profundo del océano. Nada más se siempre tu para tener esa luz que envidian todos los soles juntos. En un arrecife te espero, para que me dejes de dar esa corteza de queque dulce y empieces a llevarme, poco a poco, al fondo.

Pájaros

Octubre 3rd, 2012

Siempre falto poco, como cuando uno se toma de las manos y aun así no se llenan los espacios. Te tenía, aunque en realidad lo único que tuve fue la ilusión de que esta vez, con todo en contra, nos fueramos lejos a conocer otros cielos. Te tuve, pero nunca pude contarte como mio, porque eras de otro nido. Fue algo fugaz, bastaba abrir las alas para que sucediera. Hablamos entre lineas, dando miles de vueltas para llegar a un punto muerto, siempre desentendidos. Hablando hipotéticamente , con  miradas de aprobación, de esas que parecen leer la mente. No éramos nada, pero nos tomábamos de las manos si nadie nos ve. -Seamos algo dijiste, digamos amigos.- Sabiendo todas mis limitaciones de memoria, yo contigo siempre sentí que volaba. Por eso era fácil entrar al laberinto de no tener nada y darlo todo. Pensar que así fue que te tuve sin tenerte. Habia un hilo rojo atado en nuestros dedos. Y aunque se enredaban intensiones en las palabras y se escondía para todos los demás, ahi estaba nuestro vuelo, como una chispa cerca de un galón de gasolina.

Eramos pájaros volando con las alas extendidas, si pasaba contigo toda una tarde. El viento que sopla como si el mundo fuera un queque de cumpleaños, soplaba con dulzura cada vez que cruzabamos miradas. Por encima de las ciudades, picoteando las nubes de algodon de azúcar, corriendo en el parque como palomas vagabundas. Haciendo cualquier cosa, volaba aunque no se despegaran mis pies del suelo. Soy la estrella que vive en los bombillos de alumbrado publico, porque el amor que no deberia existir y existe, sale por mis ojos cada vez que hablamos, es tan difícil disimularlo. Hace rato que no volamos juntos. Ya no hay nada de que hablar, solo se que extraño el cielo y por eso no he soltado el hilo rojo invisible de mis dedos. Por si alguna vez, quieres volar de nuevo.

Derecha

Septiembre 26th, 2012

La mira aproximarse y lo sabe. Es una derecha con solo verla, la rema, la toma y  sale a la orilla. Un circulo que se repíte un millón de veces, lo dice nada más por si alguien necesita saber el número aproximado. Es increíble todos los colores que puede sentir con solo verla saludando. Aunque sabe que su debilidad esta justo en eso, por ser tan transparente como el agua de sal a medio día. Ella le gusta mover sus pestañas de espuma, barrer caracoles y jugar con hojas secas con sus dedos de corriente. Coquetearle mientras la perfección le dure. Ella es derecha y se desliza en toboganes de arcoiris, guardando atardeceres en su falda y perdiendo sandalias por diversión.
Hay días malos y días buenos. Pero de vez en cuando, después de varios días malos seguidos sin verle la pista quiere correr hasta Groenlandia, volverse una botella de plástico vacía destinada a navegar por el pacifico en una corriente tramposa que da mil vueltas para llegar a la misma orilla. Aunque lo piensa no lo dice, y muy pronto olvida la idea. Esta enamorado y mucho. Algunas veces se sienta en la arena a contar los sets. Pero no esta su derecha. Por eso cuando la encuentra, nada más tiene que entrar al agua y nadar con fuerza, correrla con locura y dejarla ir para ir por la siguiente. Algunas veces alguien le dice en que piensa y el sin inmutarse ni caer en cuenta de cuanto le gusta tan solo atina a responder: en mi derecha.
    Archivos