Mañana

Enero 18th, 2016

3c6037234439c86e6a6e3345746c4644Suena el teléfono para romper el silencio profundo del amanecer. A estas alturas tengo claro que antes de la 5, no hay ninguna llamada buena. Las malas noticias son pájaros de mal agüero que se paran en los almendros y se cagan en los parabrisas de los carros. Antes de encender la luz y buscar las pantuflas escucho como hablas bajo y tranquilo, como sueles hacer cuando estas de verdad alterado. Tienes esa virtud tan increíble de dirigir el barco, aún este con la proa llena. Es una llamada terriblemente corta, sin que haya preguntas de tu parte. Nada más lo entiendes, como se entiende las cosas si se esta más dormido que despierto. Te sientas en la cama, a sabiendas que estoy tan despierta como tú. Me frotas la parte baja de la espalda, y me das un beso en el pelo. He pensado en mil escenarios distintos  antes de abrir los ojos. – Ya? pregunto sabiendo que no podía ser otra cosa.

Te abrazo con fuerza, antes de levantarme de la cama, sin querer empiezo a llorar, porque apenas si puedo empezar a entender todo lo que ha cambiado nuestro mundo. No recuerdo como llegamos al hospital, pero justo antes de que el reloj llegará a las 5:39am no había nada que hacer… de verdad nada. Se había ido.

 

Amor de lejos

Agosto 29th, 2014

tumblr_naaur5LGhl1qz8rpeo1_1280

No quiero abrir los ojos, te digo susurrando. Tan bajito como un secreto. -Sabes que puedes quedarte, te lo he dicho un millón de veces. Encontraremos la manera… digo sin saber cómo, mientras mis dedos cerrados parecen más un candado que una puerta abierta. Pero aún no tengo la dirección, aunque me he partido el coco, no veo la lógica de poder detenerte a mi lado. Se que habrá alguna posibilidad  esperando la oportunidad, antes de que tu avión se marche sin boleto de regreso. Se cobijan en brazos, mientras se dimensiona la textura de su piel debajo de los edredones. Con sus dedos dibuja sus costillas y cuenta una vez más, las vértebras tímidas que se sabe de memoria. Camina por su estomago y aguarda en sus caderas. Besa su pelo desordenado, siempre con los ojos cerrados, para obviar la luz de la mañana que entra como una promesa entre las persianas.

Se saben muy bien la rutina, claro hasta pronto dicen. Un par de correos todos los días, que se van haciendo cortos y concisos. Antes de lo esperado, escriben porque tienen y no porque quieren. Ahorrar todo el verano para vivir tan solo un mes juntos. Añorando tus brazos, recibo amantes fugaces. Sin miramientos ni falsas expectativas, con tu retrato en la mesita de noche. Para que de entrada sepan que yo pertenezco solamente a ti. Para tener un punto de comparación que superes por varias millones de estrellas. Es una locura, esto de vivir añorando tu amor de verano. Pero para que darle tantas vueltas, ya casi es verano otra vez. Solo falta un par de meses… y esta vez será NYC.

Ambición

Julio 14th, 2014

Estoy en el fondo. Para que escribo que te amo en los vidrios empañados. Hace días que no te veo, ni siquiera de lejos. Las cosas siguen saliendo sin control. No temas, esto será un caos, no hay manera de evitarlo. Es un fracaso anunciado, un remolino que da miles de vueltas hasta consumirse por completo, como aquel perro que se murde la cola. Cuanto tiempo espere una chispa, una complicidad tuya, algo más que silencio que se pega como esta niebla al muelle. Herrumbre soy. Antes de ti, era de carne.

ccede1e095_d3982e489dd_5be0d-post

Botella

Esta ambición de hacerte tan feliz, es tan ambigua y desteñida como cualquier trapo usado. No puedo estar contigo viendo las olas pasar. Yo tengo que ahogarme en el egoísmo de tenerte conmigo y solo conmigo. Quizás no somos tan idénticos como creímos, somos dos extraños que no se conocen nada. Adiós, por cada perla perdida en las piedras. Te busco como un loco, pero ya no estas ni debajo de mis uñas, te amo en esta oscuridad que llega apenas se muere el sol. En medio del aguacero, a punto de morir de fiebre te prometo que si salgo de esta, voy a ir a buscarte. No me importa las consecuencias, voy a ir por ti. No me importa si han pasado dos días o mil años. Solo para que me desprecies una vez más, solo para que respondas con indiferencia. Solo para que esta ambición vuelta demonio, me de la estocada final en el borde de la cabeza. Fue un accidente, se ha resbalado borracho.

Zoey

Junio 27th, 2014

Hubiera pensado que  no eras real. Hasta que un viernes te conocí con la sorpresa en las mejillas y el verano en la enagua.  Me enamore como un tonto cuando soltaste tu pelo y y cayeron ramitas de chocolate. Serpientes caoba dormidas en tu espalda. En un abrir y cerrar de ojos, yo que siempre fui bueno en matemáticas olvide las probabilidades y las derivadas, los riesgos y los decimales. Yo olvide todo cuando con sus labios cereza hablo y el mundo guardo silencio.

Era tan indiferente, como una marciana que salió de paseo y olvido la empatía en el otro par de pantalones. Ella no era de este mundo por eso siempre tuve sin pretextos ni excusas buscar su amor, día con día. Como cuando se cuida un jardín de amapolas nuevas hasta que llega el invierno. Tanta agua paso por sus raíces tiernas que se ablando, me dijo que . Que egoísta, porque aquel jardín de amapolas que siempre fueron estacas sin flor se hizo un barrial crudo y peligroso.

Ide

Tenía que ser así. Me arrancaste del suelo, como una amapola sin raíces que la llevan a morir en un florero. Me tomaste sin permiso, me arrebataste de todo lo que yo quería hacer, porque después de conocerte entendí que no quería seguir sin tu atención y cuidados. Quería volar contigo. No me interesaba seguir las señales de tránsito ni las aceras estrechas. No mi amor, yo temblé de miedo cuando el cascarón de mi casco marciano se fragmento con tu dulzura. Y creí todas esas cosas que decías. Quizás si valía la pena eso de intentarlo. Me asusta pensar que solo existió en mi cabeza. Entonces me entregue a ti, sin pensar en el golpe ni en las acuerdos prenupciales. Yo me entregue a ti como una tonta cegada por el exceso de tu amor, que como un aguacero de invierno destruyo cualquier barrera y pretexto.

Hicimos el amor mientras dibujábamos planos de la casa imaginaria en la que nunca viviríamos, comprábamos millas de avión al destino que nunca llegaríamos juntos. Estaba tan enamorada de ti que no vi el declive, el desenlace ni la caída. Estaba tan perdida en quedarme con tu atención y amistad que te dije que sí  porque creí que eso era el paso a seguir.

Yo lo acepte, porque también quería ver el jardín de amapolas por florecer que tanto me hablabas; pero creo que es evidente las estacas eran varillas de construcción enterradas en un charco. Nunca floreció mi amor, no teníamos con qué.

Servicio Militar

Junio 20th, 2014

Era una obligación, hasta ese momento la única regla que conociamos era tener las faldas por dentro del uniforme. Apenas si podíamos hablar sin que tímidmente quitáramos la cara. Hola, decíamos sin pensar en la despedida. A mi me gustas descalzo, por eso no te imagine nunca con botas de soldado y cara de niño asustado. Considerado, amable, sonriente, completo; balas de amor eterno en un corazón sin blindaje.

SelvaQuien lo diría Luis Diego, tu que no matas una mosca aprendiendo de fusiles. Que extraña época, cuando no podíamos parar de sonreír. Nos comimos el sol de un mordisco y se nos salía la luz por los ojos. Tantas hormonas se volvian chispas efervescentes en besos lentos y apasionados. Acaso podíamos concentrarnos en algo más que no fuera los diecisiete recién cumplidos. Las estrellas se reflejaban en el lago, que para esas tardes de octubre no eran más que un espejo. Dos chicos enamorados se asoman para sonreír a los peces. Dime que no va a cambiar nada, que aunque te manden al corazón de la selva y se arrolle una anaconda amarilla en tus tobillos, aunque no hayan lagos con estrellas y solo charcos con sapos. No te olvidarás de mi. Dime Luis Diego, que aunque pasen dos mil años en un día, siempre vamos a estar aquí, en medio del pasto. Muy asustados para pasar a la siguiente base. Tus manos pertenecen a mis caderas, no a esas granadas. Mis labios rezan por ti, para que ninguna bala te alcance, para que no te persiga ninguna araña detrás de la puerta. Voy a escribirte, con la misma necedad del sol que ama con constancia al mar. Dije sin saber que 365 son muchas cartas por hacer. Un año no es nada, dijiste sin saber que nunca nos volveríamos a ver igual. Mi niño dorado se fue a la selva, pero regreso un soldado con botas y charcos.

Rendida

Diciembre 16th, 2013

6d0d7269317_1f4642_7b63f58c4-post

 

Esa luz que tiene tu sonrisa me tiene encandilada. Si no te veo soy dura y  entiendo a la perfección. Pero si llega sin previo aviso, me ciega y no puedo recordar otra cosa que no sean tus besos. La luz brilla por encima de tus mentiras, de tu poco compromiso y los grandes espacios vacíos que sueles dejar para no responder lo verdaderamente importante. Me es dificil no deslumbrarme por la cantidad de cualidades y proyectos en común. Es aún más difícil dar el paso definitivo y romper con esos lazos invisibles que crearon tus abrazos, cuando caíamos como piedras a la cama, los lunes. Siempre los lunes, único día que por horario podíamos vernos. Me fui acomodando al espacio que me  diste, como una palmera que se queda enana por nacer en una maceta diminuta. Soñe alguna vez, que echáramos raíces sobre la arena, como almendros viejos que retan a la marea.

Yo voy a ponerme la corona, la misma que se me cae cada vez que me dices algo lindo y por esta vez, no voy a pensar en las hormigas que corren por todo mi pecho. Entran a la colmena de mis senos y hacen nido en mi corazón. Tanta dulzura no ha hecho otra cosa que gastar mis fibras y ser sustituidas por camino de hormigas fieras que se encienden al mínimo contacto. Un mensaje me hace mierda, una llamada baja mis defensas. Un mensaje privado me derrite y un correo me mata. Nunca te abriste, era puro paquete. Te dejo ir, no porque he bajado los brazos, si no porque acepto que esa luz y dulzura, simplemente no funcionan con esos espacios vacíos que sueles dejar . Se acabo la batalla, agito la banderita blanca al viento. Me rindo pacíficamente, aunque me piquen las hormigas en el pecho.

La primera vez

Septiembre 16th, 2013

Debajo de ese corazón de mantequilla con miel, que se derrite completamente con toda tu atención y amor, estoy yo. La expectativa me gana y aunque esta vez dije que no cederia tan fácil me ha ganado tu dulzura. Quiero que hablemos bonito todos los días. Aunque hayan miles de cosas en medio, yo no veo el momento de estar sin zapatos viendo tele. Que importa si el control remoto no sirve y si el abanico de la sala esta en lento. Poco relevante es el tiempo o la hora cuando estoy contigo. Si contigo, eres mi permiso personal para dejar cualquier eventualidad de lado. Contigo, la persona con la que más me gusta hablar en toda la galaxia. Mientras miro mi pecho pequeño, debajo del uniforme, me siento tan chiquilla es cierto. Soy muy afortunada que en mi inexperiencia amorosa haya encontrado al primer intento el amor verdadero. Si los principes azules existen, deben ser como tú.

Que es la edad, si no un número. Nadie puede darse cuenta, tu no me estas robando un beso. Yo te lo doy porque quiero. Aunque sea una chiquilla puedo leerte fácil. Los hombres son iguales, aunque jueguen cromos o estén en la u. Mi vida sería más fácil si pudiera verte todos los días. Mi vida sería más fácil si ya tuviera la mayoría de edad.  Si pudiera crecer en una noche, tres años para ser exactos y ya mañana darte la mujer que duerme en este cuerpo de niña. Alguien dice que estas jugando conmigo. Que no esta bien que me doble la edad.  Pero si lo que quiero contigo, no lo quiero con nadie. La gente es tan amargada, siempre pendiente de los números. Ese perfil bajo, en que por suerte tu sabes mantenernos resulta una maravilla para burlar cualquier control. Nadie sospecha y es que solo nosotros podemos entendernos en esas miradas esquivas que parecen cualquier cosa. El mundo puede venirse encima, te lo digo, estoy decidida a cumplir nuestros sueños, a gastar todos los deseos de las candelas de cumpleaños en tu amor. Estoy segura de que este amor durará para siempre. Por eso es fácil seguir tus indicaciones. Hoy cuando vuelva del cole, pasaré por tu casa. Si hoy, miércoles que no hay moros en la costa. Lo pensé, en el recreo. Pensé  en dejarnos de besos suaves y pasar a lo que sigue… y  como mantequilla con miel al  sol, me derretí de nuevo por tu culpa…

Cerca de amapola

Agosto 26th, 2013
Te di todo el espacio para que te escondieras en falsa cortesía, como una cerca verde de estacas. Siempre te di el beneficio de la duda, sin pensar siquiera que tu sembrabas preguntas y movias los hilos a tu antojo. Yo no era más que un pasatiempo de fines de semana. En los recovecos de los buenos dias y las buenas noches te quedaste. Hablando paja en la cera, debajo de la entrada de amapolas en mi casa, me ganaste sin esfuerzo. Vendes helados en el polo norte y arena en la playa. Especialista en leer deseos y hacer promesas. Cuantas hicimos, que como botones cortados abrieron nunca sus pétalos . Como si se tratará más de una formula matematica que una relación, crecía mi amor ingenuo por ti, fuerte como una amapola. Ahora no hay nada que decir, si tu sabes como mover todo para que no quede la minima pizca de encanto. Cambias las condiciones, tu haces el papel de fiscal y juez al mismo tiempo. No se leerte, me enredo en esos espacios vacios que dejamos para no evidenciar que tu desinterés empieza en cuanto tenemos la ropa puesta.
En bloque editas y mueves las piezas. Pero tanto juegas que no amas. Tanto piensas que no disfrutas. Es cierto, sabes encantar con mover las pestañas pero yo no quiero aprender a jugar así. Me dices que reconsidere mi posición. Estoy segura que es la ultima vez que hablamos en la cera de mi casa. Te cuidas tanto con los detalles que nunca te entregas, enredado en la cerca de estacas verdes. Tan cercano y tan abismalmente lejos. Yo no tengo que reconsiderar, yo entiendo ahora con claridad todo el cuadro. No vale la pena decirlo en voz alta. Me toco perder, claro si la casa siempre gana. Te vas lejos y yo me quedo, como una amapola abierta, en la cerca de estacas.
  -Amor de mis amores, tanto cinismo pudre las amapolas como un palo de agua-

Gracias por participar

Agosto 19th, 2013
Al comienzo de solo pensarte, se sentia como un abrazo. Me embargaba una alegría de tonta como hormigas subiendo por un caramelo abandonado. Poco faltaba para que mi mandíbula se trabara de tanto mantener la sonrisa. Al fin, alguien entendia mis chistes y  los contaba aún mejores. Ese alguien tenia la sonrisa más increíble que he visto jamás. Eran muchas cosas en común. Todo calzaba sin presión de ningún tipo. Todo fluía como corrientes submarinas del pacifico. Eramos la misma corriente, el mismo cielo abierto. Fuimos mar, fuimos cangrejos, fuimos estrellas, fuimos ola, fuimos palmera, fuimos arena dorada… todo lo que querás imaginarte lo fuimos. Y así como paso, dejo de pasar. Ahora vamos sin la necesidad de anclarnos, solo la decisión de seguir, puedo estar feliz de haber sido parte de esa corriente. De conocerte un poquito y dejar que entraras en mi corazón tan raro y loco.
Pienso en todos los viajes que nunca vamos a hacer. En las millas imaginarias que compramos en oferta, desde la almohada justo antes de dormir.  En todas las calles que no cruzamos y en todos los sueños que se quedaron en planos. Esperando esa persona correcta. Te pareces es cierto y quizás lo fuiste por un tiempo. Lo que nos duro la miel esta bien. Fue lo que Dios quiso, todo el tiempo que nos presto.
Mientras el desamor llega, lo espero con la misma paciencia que el agua para hacer té. Intento cada día que la resignación llegue, que sea suficiente para no mirar atrás ni por curiosidad. Gracias a Dios que nos encontramos, que corrimos millas mar adentro y que fallamos. Pienso en la corriente  submarina y se siente como rayos de sol. Pienso en vos y solo me acuerdo de tu sonrisa. No tengo nada más en mis bolsillos que gratitud infinita por nuestros atardeceres compartidos. Cada comienzo llega del final del otro.

Universo

Agosto 14th, 2013

7fed_13e3813c24074cc9017d534-post

Mi amor, que bien que te encontré. Disculpa la tardanza, pero estaba en el lugar equivocado, tan solo para reconocer el correcto. Nadando en la vía láctea y corriendo entre asteroides. Me encanta tu amabilidad y dulzura, tienes toda la gracia en tus pestañas. Es muy fácil creer en tus palabras, pero basta con mirarte siquiera para saber que todo vale la pena. El pasado y futuro si estas en mi presente. Pase tantos desiertos, tantas pruebas y no fui fuerte. Me cai muchisimas veces. Quería encontrarte rápido, porque sin conocerte siempre te espere. Pero cada quien tenia que recorrer su camino, para ser las personas que miran el mismo atardecer. Fabricio, sus manos, sus pestañas. Su acento, su color de piel. Fabricio es un acuario de los bellos.

Esta vez es diferente, al menos por el momento. Tantas previsiones se levantan y antes de notarlo, estoy desnuda con toda la ropa puesta. No guardo absolutamente nada para después. Te amo y no puedo evitar estar feliz con solo verte. Disculpa la tardanza, pero tenia que aprender  a ser paciente para no perder la calma. Amor mío espero que entiendas todas las pruebas perdidas que tuve que llevar para que tan solo por esta noche te entregue todo este amor loco. Creí que nadie lo quería, porque mucho se fueron sin mirar atrás. Aveces me reproche mi entrega, pero sabía que no eran el correcto. En algunos momento, lo crei, te lo digo amor mío. Lo crei, cai sin barreras y confie. Hasta que un día me di cuenta que  no era mi amor. Y empece a buscarte de nuevo. Con paciencia y sin prisa. Llegaste, como un turista más. Fabricio espero que esto no sea un amor de verano. Te lo digo, estoy cósmicamente enamorada de tu estrella.

Fue una suerte encontrarnos, con la casualidad de sombrero y el hasta pronto en la puerta. El universo me ha visto mil veces enamorada, jurando amor a cada hombre que me deslumbra. Saltando entre asteroides y deseos, con la única seguridad que nada dura más que un parpadeo. Para el lunes siguiente, Fabricio no será más que una promesa. Fabricio Acuario, bah muy complicado, no va a funcionar jamás. Eso no fue más que un fin de semana.   Desde el próximo martes, yo seguiré esperando por ti mi amor, justo en el medio del universo. 

 

Feliz Cumple Ka. As. y  Mar.

    Archivos